Boli­via. Los sin­di­ca­tos decla­ran emer­gen­cia en defen­sa de empre­sas públi­cas

Resu­men Lati­noa­me­ri­cano* /​6 de mar­zo de 2020

La Cen­tral Obre­ra Boli­via­na (COB), que agru­pa a todos los sin­di­ca­tos del país, decla­ró «esta­do de emer­gen­cia» en defen­sa de las empre­sas esta­ta­les, ante denun­cias de sec­to­res labo­ra­les de un pre­sun­to plan de pri­va­ti­za­cio­nes de la dic­ta­du­ra de Jea­ni­ne Áñez.

«Por los acon­te­ci­mien­tos polí­ti­cos, por la supues­ta cri­sis de las empre­sas esta­ta­les, así como por la caí­da de nues­tra eco­no­mía nacio­nal, los tra­ba­ja­do­res de Boli­via a la cabe­za de la COB nos decla­ra­mos en esta­do de emer­gen­cia y pie de lucha», dijo una reso­lu­ción de la cen­tral sin­di­cal.

La reso­lu­ción, apro­ba­da en un amplia­do o reunión sin­di­cal nacio­nal, fue anun­cia­da este 6 de mar­zo a la pren­sa por el líder de la COB, Juan Car­los Hua­ra­chi.

El líder sin­di­cal dijo que los diri­gen­tes de las con­fe­de­ra­cio­nes sin­di­ca­les nacio­na­les coin­ci­die­ron en cali­fi­car como dic­ta­to­rial al régi­men de Áñez, por­que sobre­pa­só su misión tran­si­to­ria elec­to­ral y empren­dió un pro­yec­to de «des­truc­ción de la eco­no­mía y des­co­no­ci­mien­to de los dere­chos labo­ra­les».

Hua­ra­chi afir­mó que el movi­mien­to sin­di­cal boli­viano con­si­de­ra a las empre­sas esta­ta­les un patri­mo­nio nacio­nal que «debe ser defen­di­do con­tra cual­quier inten­to pri­va­ti­za­dor que pre­ten­da un retorno al pasa­do».

Men­cio­nó espe­cí­fi­ca­men­te a las empre­sas esta­ta­les de tele­co­mu­ni­ca­cio­nes, Entel; a la aero­lí­nea BoA y a la petro­le­ra YPFB como «obje­to de una cam­pa­ña para mos­trar­las en una supues­ta cri­sis, como argu­men­to para ser pri­va­ti­za­das».

Entel, empre­sa públi­ca que el Gobierno neo­li­be­ral de Gon­za­lo Sán­chez de Losa­da (1993−1997 /​2002 – 2003) había pri­va­ti­za­do en la déca­da de 1990 y el Gobierno de Evo Mora­les (2006−2019) revir­tió a manos del Esta­do en 2007, fue blan­co de denun­cias de corrup­ción en el últi­mo mes.

BoA, crea­da por Mora­les tras la quie­bra de una anti­gua empre­sa esta­tal tam­bién pri­va­ti­za­da, Lloyd Aéreo Boli­viano, pasa­ba en las dos últi­mas sema­nas por una suer­te de rebe­lión de sus tra­ba­ja­do­res, que denun­cia­ron mala admi­nis­tra­ción de los actua­les eje­cu­ti­vos con el supues­to fin de favo­re­cer a una aero­lí­nea pri­va­da.

YPFB fue obje­to de varios infor­mes de la dic­ta­du­ra que seña­la­ron pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des en la admi­nis­tra­ción de Mora­les, pero has­ta aho­ra no se anun­cia­ron cam­bios fun­da­men­ta­les en su ope­ra­ción, for­ta­le­ci­da des­de la nacio­na­li­za­ción petro­le­ra de 2006.

«No pue­de ser y nos sor­pren­de que en dos o tres meses del actual Gobierno nos digan que hay défi­cit de algu­nas empre­sas que ope­ra­ban exi­to­sa­men­te, como Entel y BoA, o que se denun­cien des­pi­dos masi­vos en YPFB», seña­ló Hua­ra­chi.

Aña­dió que estas preo­cu­pa­cio­nes serán expues­tas en el plie­go peti­to­rio que la COB pre­sen­ta­rá al régi­men de Áñez en los pró­xi­mos días, que en mate­ria sala­rial plan­tea­rá un incre­men­to gene­ral del 10%.

Sput­nik*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: