Boli­via. Los sin­di­ca­tos decla­ran emer­gen­cia en defen­sa de empre­sas públi­cas

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​6 de mar­zo de 2020

La Cen­tral Obre­ra Boli­via­na (COB), que agru­pa a todos los sin­di­ca­tos del país, decla­ró «esta­do de emer­gen­cia» en defen­sa de las empre­sas esta­ta­les, ante denun­cias de sec­to­res labo­ra­les de un pre­sun­to plan de pri­va­ti­za­cio­nes de la dic­ta­du­ra de Jea­ni­ne Áñez.

«Por los acon­te­ci­mien­tos polí­ti­cos, por la supues­ta cri­sis de las empre­sas esta­ta­les, así como por la caí­da de nues­tra eco­no­mía nacio­nal, los tra­ba­ja­do­res de Boli­via a la cabe­za de la COB nos decla­ra­mos en esta­do de emer­gen­cia y pie de lucha», dijo una reso­lu­ción de la cen­tral sin­di­cal.

La reso­lu­ción, apro­ba­da en un amplia­do o reu­nión sin­di­cal nacio­nal, fue anun­cia­da este 6 de mar­zo a la pren­sa por el líder de la COB, Juan Car­los Hua­ra­chi.

El líder sin­di­cal dijo que los diri­gen­tes de las con­fe­de­ra­cio­nes sin­di­ca­les nacio­na­les coin­ci­die­ron en cali­fi­car como dic­ta­to­rial al régi­men de Áñez, por­que sobre­pa­só su misión tran­si­to­ria elec­to­ral y empren­dió un pro­yec­to de «des­truc­ción de la eco­no­mía y des­co­no­ci­mien­to de los dere­chos labo­ra­les».

Hua­ra­chi afir­mó que el movi­mien­to sin­di­cal boli­viano con­si­de­ra a las empre­sas esta­ta­les un patri­mo­nio nacio­nal que «debe ser defen­di­do con­tra cual­quier inten­to pri­va­ti­za­dor que pre­ten­da un retorno al pasa­do».

Men­cio­nó espe­cí­fi­ca­men­te a las empre­sas esta­ta­les de tele­co­mu­ni­ca­cio­nes, Entel; a la aero­lí­nea BoA y a la petro­le­ra YPFB como «obje­to de una cam­pa­ña para mos­trar­las en una supues­ta cri­sis, como argu­men­to para ser pri­va­ti­za­das».

Entel, empre­sa públi­ca que el Gobierno neo­li­be­ral de Gon­za­lo Sán­chez de Losa­da (1993−1997 /​2002 – 2003) había pri­va­ti­za­do en la déca­da de 1990 y el Gobierno de Evo Mora­les (2006−2019) revir­tió a manos del Esta­do en 2007, fue blan­co de denun­cias de corrup­ción en el últi­mo mes.

BoA, crea­da por Mora­les tras la quie­bra de una anti­gua empre­sa esta­tal tam­bién pri­va­ti­za­da, Lloyd Aéreo Boli­viano, pasa­ba en las dos últi­mas sema­nas por una suer­te de rebe­lión de sus tra­ba­ja­do­res, que denun­cia­ron mala admi­nis­tra­ción de los actua­les eje­cu­ti­vos con el supues­to fin de favo­re­cer a una aero­lí­nea pri­va­da.

YPFB fue obje­to de varios infor­mes de la dic­ta­du­ra que seña­la­ron pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des en la admi­nis­tra­ción de Mora­les, pero has­ta aho­ra no se anun­cia­ron cam­bios fun­da­men­ta­les en su ope­ra­ción, for­ta­le­ci­da des­de la nacio­na­li­za­ción petro­le­ra de 2006.

«No pue­de ser y nos sor­pren­de que en dos o tres meses del actual Gobierno nos digan que hay défi­cit de algu­nas empre­sas que ope­ra­ban exi­to­sa­men­te, como Entel y BoA, o que se denun­cien des­pi­dos masi­vos en YPFB», seña­ló Hua­ra­chi.

Aña­dió que estas preo­cu­pa­cio­nes serán expues­tas en el plie­go peti­to­rio que la COB pre­sen­ta­rá al régi­men de Áñez en los pró­xi­mos días, que en mate­ria sala­rial plan­tea­rá un incre­men­to gene­ral del 10%.

Sput­nik*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *