Méxi­co. Uni­ver­si­dad Nico­laí­ta se suma al paro nacio­nal de muje­res

Ernes­to Mar­tí­nez Elo­rria­ga /​Resu­men Latinoamericano/​5 de mar­zo de 2020

More­lia, Mich. Lue­go de anun­ciar que la Uni­ver­si­dad Michoa­ca­na de San Nico­lás de Hidal­go (UMSNH) se suma­rá al paro nacio­nal de muje­res el pró­xi­mo 9 de mar­zo, el rec­tor de esta casa de estu­dios, Raúl Cár­de­nas Nava­rro, mani­fes­tó que de 2013 a la fecha sólo seis estu­dian­tes nico­laí­tas han denun­cia­do el aco­so y la vio­len­cia de géne­ro ante las auto­ri­da­des uni­ver­si­ta­rias.

En con­fe­ren­cia de pren­sa comen­tó que han habi­do dece­nas de denun­cias anó­ni­mas de alum­nas a tra­vés de los lla­ma­dos “ten­de­de­ros” colo­ca­dos en las facul­ta­des de Medi­ci­na y de Dere­cho, en lo que pro­fe­so­res, tra­ba­ja­do­res admi­nis­tra­ti­vos y alum­nos son seña­la­dos de come­ter aco­so sexual.

“Hay que seña­lar que las denun­cias anó­ni­mas no pro­ce­den, es por ello que invi­ta­mos a todas las afec­ta­das y afec­ta­dos a que pre­sen­ten su denun­cia ante las auto­ri­da­des de la UMSNH, don­de serán aten­di­das no sólo por el área jurí­di­ca, sino tam­bién por el secre­ta­rio gene­ral y el rec­tor en caso de no ser aten­di­das”, indi­có.

Cár­de­nas Nava­rro anun­ció un pro­gra­ma de pre­ven­ción y capa­ci­ta­ción que per­mi­ti­rá revi­sar el pro­to­co­lo de géne­ro para que sea más efec­ti­va la san­ción a quie­nes agre­dan y aco­sen a estu­dian­tes. Acla­ró que el pro­fe­sor de la Facul­tad de Dere­cho que aco­só a una alum­na de la uni­ver­si­dad nico­laí­ta hace algu­nas sema­nas, y que fue difun­di­do por redes socia­les, fue des­pe­di­do de esta casa de estu­dios.

En tan­to, el secre­ta­rio sec­cio­nal del Sin­di­ca­to de Pro­fe­so­res de la Uni­ver­si­dad Michoa­ca­na (SPUM) de la Facul­tad de Dere­cho, Miguel Maxi­mi­liano Guz­mán, pidió al direc­tor del plan­tel reti­rar los men­sa­jes que las jóve­nes colo­ca­ron en los muros de la ins­ti­tu­ción este miér­co­les.

A tra­vés de un docu­men­to, el repre­sen­tan­te sin­di­cal seña­ló que los men­sa­jes son anó­ni­mos y no fir­man los denun­cian­tes, “lo cual afec­ta el honor y el nom­bre de algu­nos maes­tros.

“Al care­cer de fir­ma o nom­bre del autor no pue­de tener nin­gún valor o sus­ten­to legal, y por ende, pue­de ser usa­do de mane­ra indis­cri­mi­na­da por alum­nos que de algu­na mane­ra han repro­ba­do o no acu­den perió­di­ca­men­te a sus cla­ses, lo que pro­vo­ca una des­ave­nen­cia con los maes­tros”.

Fuen­te: La Jor­na­da

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *