El gobierno espa­ñol aumen­ta la ven­ta de armas a Ara­bia Sau­dí – La otra Anda­lu­cía

En el pri­mer semes­tre de 2018, el últi­mo con Mariano Rajoy en La Mon­cloa, el 10,8% de las expor­ta­cio­nes de armas esta­ta­les fue­ron a Ara­bia Sau­dí, su ter­cer mejor clien­te mun­dial. Un año des­pués, solo el 0,95% del arma­men­to espa­ñol aca­bó en Riad, que bajó al núme­ro 13 en la lis­ta de com­pra­do­res. Tan drás­ti­ca caí­da se debió al cam­bio de polí­ti­ca que impu­so Pedro Sán­chez al lle­gar al poder. Pero el gri­fo, que nun­ca se cerró del todo, se ha reabier­to y las expor­ta­cio­nes vuel­ven a manar, aun­que con “res­tric­cio­nes”. Nación Anda­lu­za ha deun­cia­do públi­ca­men­te y ante Fis­ca­lía el trá­fi­co de arma­men­to que se pro­du­ce des­de El Far­gue (Gra­na­da) hacia el puer­to de Motril, sin que la Fis­ca­lía haya vis­to indi­cios de deli­to ni ries­go para la pobla­ción en esta acti­vi­dad ¿Casua­li­dad?

El Gobierno remi­tió ayer al Con­gre­so las esta­dís­ti­cas de expor­ta­ción de mate­rial de defen­sa y doble uso corres­pon­dien­tes al año 2018 y al pri­mer semes­tre de 2019. Estos datos debían publi­car­se cada seis meses, pero la lar­ga eta­pa de inte­ri­ni­dad polí­ti­ca ha demo­ra­do año y medio su difu­sión. Se tra­ta, por tan­to, del pri­mer infor­me sobre las expor­ta­cio­nes espa­ño­las de armas des­de la lle­ga­da de Pedro Sán­chez al poder en junio de 2018. Estos son sus pun­tos más des­ta­ca­dos:

Caí­da en 2018, subi­da en 2019. Espa­ña ven­dió mate­rial de Defen­sa por 3.720,4 millo­nes de euros en 2018, lo que supu­so una dis­mi­nu­ción del 14,4% res­pec­to al año ante­rior. No cabe atri­buir esa caí­da al nue­vo Gobierno, pues entre enero y junio de ese año, gober­nan­do el PP, ya dis­mi­nu­yó el 16,5%. Por el con­tra­rio, en el pri­mer semes­tre de 2019, con el Eje­cu­ti­vo socia­lis­ta, las expor­ta­cio­nes suma­ron 2.413 millo­nes, un 41,5% más que en el mis­mo perio­do del año ante­rior. Más de la mitad de las expor­ta­cio­nes de armas espa­ño­las (68,4% en 2018 y 55,8% en 2019) tie­nen como des­tino paí­ses de la OTAN o la UE. En torno al 85% de las ven­tas corres­pon­den al sec­tor aero­náu­ti­co y, en par­ti­cu­lar, a la empre­sa Air­bus.

Menos ven­tas a Riad. Las ven­tas a Ara­bia Sau­dí supo­nen el capí­tu­lo más espi­no­so de las expor­ta­cio­nes de armas, como prue­ba el hecho de que la pri­me­ra cri­sis inter­na­cio­nal del Gobierno de Sán­chez se pro­du­je­ra por el ama­go de can­ce­lar la entre­ga de 400 bom­bas de pre­ci­sión ven­di­das por el Gobierno del PP a Ara­bia Sau­dí. Des­de el ini­cio de la gue­rra de Yemen, en 2015, Riad ha sido uno de los mejo­res clien­tes de la indus­tria mili­tar espa­ño­la. En el pri­mer semes­tre de 2018 ocu­pó la ter­ce­ra posi­ción, con 183,4 millo­nes, el 10,8% del total. Ese año lo aca­bó con 235,3 millo­nes (6,3%), bajan­do al sex­to pues­to. Entre enero y julio pasa­do, con 23,5 millo­nes (0,95%), ya no esta­ba ni siquie­ra entre los 10 pri­me­ros.

Auto­ri­za­cio­nes apar­ca­das. La caí­da se debió a que en el segun­do semes­tre de 2018, pri­me­ro del Gobierno del PSOE, no se auto­ri­zó nin­gún nue­vo con­tra­to. Se tra­tó, sin embar­go, de un fre­na­zo tem­po­ral pues, entre enero y junio del año pasa­do, se die­ron 15 nue­vas licen­cias por 216 millo­nes. Ade­más, aun­que aún no figu­ra en la esta­dís­ti­ca ofi­cial, se fir­mó el con­tra­to de cin­co cor­be­tas del asti­lle­ro públi­co Navan­tia por 1.800 millo­nes, por lo que Riad vol­ve­rá a los pri­me­ros pues­tos del ran­king de clien­tes en un futu­ro pró­xi­mo.

No a las “armas leta­les”. Fuen­tes de la Secre­ta­ría de Esta­do de Comer­cio ase­gu­ran que “no ha habi­do un embar­go a Riad, ni una revo­ca­ción de licen­cias ya con­ce­di­das o un blo­queo de las nue­vas”. Lo que ha habi­do, reco­no­cen, es “una ralen­ti­za­ción” de las auto­ri­za­cio­nes, pues “se ha reque­ri­do más infor­ma­ción a las empre­sas” y se han estu­dia­do las ope­ra­cio­nes “caso por caso”. No se ha anu­la­do nin­gún con­tra­to y se ha per­mi­ti­do la entre­ga de los ya auto­ri­za­dos, inclu­so con “rec­ti­fi­ca­dos”, que pue­den supo­ner amplia­cio­nes. En 2018 se ven­die­ron a Riad armas, muni­cio­nes, bom­bas y direc­cio­nes de tiro por 110 millo­nes y has­ta julio de 2019, por 10. Ade­más, se entre­ga­ron 21 pie­zas de arti­lle­ría y un mor­te­ro. Según Comer­cio, no se ha auto­ri­za­do nin­gún “con­tra­to nue­vo de arma­men­to letal”; es decir, armas de fue­go y muni­ción de dis­tin­tos cali­bres. Una empre­sa espa­ño­la fir­mó a fina­les del año pasa­do un con­tra­to para sumi­nis­trar a cor­to pla­zo pro­yec­ti­les por 150 millo­nes a Riad que no ha sido auto­ri­za­do.

Emi­ra­tos, socio de coa­li­ción. Las res­tric­cio­nes impues­tas a Riad se apli­can tam­bién a Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos (EAU), su socio de coa­li­ción en Yemen. En 2018, se auto­ri­za­ron ven­tas por 278 millo­nes. El año pasa­do se apro­bó la ven­ta de muni­ción por valor de 13,5 millo­nes pero, según Comer­cio, se tra­ta de gra­na­das fumí­ge­nas e ilu­mi­nan­tes, no de armas leta­les. En 2018, se vetó la entre­ga de una par­ti­da de 16.000 bom­bas de avia­ción car­ga­das con tri­to­nal por 176,7 millo­nes.

Can­ce­la­cio­nes con Vene­zue­la. Al con­tra­rio que con Riad, Espa­ña ha sus­pen­di­do cua­tro licen­cias ya apro­ba­das para Cara­cas: man­te­ni­mien­to de heli­cóp­te­ros (2,8 millo­nes de euros), sumi­nis­tros para un avión Cess­na (660.000 euros) y sis­te­mas elec­tro­óp­ti­cos (nue­ve millo­nes). Y tam­bién ha dene­ga­do la amplia­ción de un con­tra­to de moder­ni­za­ción de carros de com­ba­te. Todo ello, por “la ines­ta­bi­li­dad inter­na” del país y la “fal­ta de reco­no­ci­mien­to por par­te del Gobierno espa­ñol de las auto­ri­da­des recep­to­ras de los pro­duc­tos”; en alu­sión al régi­men de Madu­ro.

Adiós a Irán. Tehe­rán, que fue uno de mejo­res clien­tes de los pro­duc­tos espa­ño­les de doble uso (civil y mili­tar) ha deja­do de ser­lo, pese al levan­ta­mien­to de las san­cio­nes de la UE en 2016. Si ese año las ven­tas suma­ron 36,2 millo­nes, en 2018 baja­ron a 3,3. Washing­ton no solo ame­na­za a las empre­sas que comer­cian con Irán, sino a los ban­cos que finan­cian estas ope­ra­cio­nes.

Fuen­te: www​.elpais​.es

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *