Chi­le. La dig­ni­dad con­quis­ta­da no tie­ne pre­cio

Por Car­los Azná­rez, des­de Chi­le, Resu­men Lati­noa­me­ri­cano, 4 mar­zo 2020

Otra jor­na­da de movi­li­za­cio­nes en varios pun­tos de la ciu­dad de San­tia­go y alre­de­do­res se vivió este miér­co­les. Como ocu­rrie­ra en la pri­me­ra jor­na­da de la revuel­ta, en octu­bre 2019, los estu­dian­tes secun­da­rios repi­tie­ron la ini­cia­ti­va de “eva­dir” el pago del Metro. A una hora deter­mi­na­da cien­tos de jóve­nes ingre­sa­ron en la esta­ción Pla­za de Armas, y otros lo hacían en San­ta Ana, gene­ran­do nume­ro­sas mues­tras de soli­da­ri­dad del públi­co que a esa hora espe­ra­ba en las esta­cio­nes. Los gri­tos de “Renun­cia Piñe­ra” y el cán­ti­co tan popu­lar de “el que no sal­ta es paco”, se escu­cha­ron duran­te un lar­go rato. 

Coin­ci­den­te­men­te, como sue­le ocu­rrir todas las tar­des de fines de febre­ro y prin­ci­pio de este mes, gru­pos de estu­dian­tes y tam­bién gen­te lle­ga­da des­de algu­nos barrios, se con­cen­tra­ron en los alre­de­do­res de Pla­za de la Dig­ni­dad, lo que de inme­dia­to puso en mar­cha un vio­len­to ope­ra­ti­vo poli­cial. Los cara­bi­ne­ros embis­tie­ron con los “gua­na­cos” lan­za-agua tóxi­ca y otros vehícu­los, gasean­do a dis­cre­ción a cual­quier gru­po de per­so­nas que se movie­ra por las calles ale­da­ñas o por la Ala­me­da. Cre­ció la ten­sión y la gri­te­ría repu­dian­do a esa fuer­za uni­for­ma­da que cuen­ta con la impu­ni­dad de ser pro­te­gi­da por el gobierno, a pesar de las múl­ti­ples denun­cias que acu­mu­lan por par­te de orga­ni­za­cio­nes de dere­chos huma­nos.

Otras mani­fes­ta­cio­nes y tam­bién algu­nas barri­ca­das se pro­du­je­ron en Puen­te Alto, en algu­nos cole­gios y uni­ver­si­da­des de la Capi­tal o en la de Bío Bío, en Con­cep­ción.

Lo cier­to es que el anun­cia­do “mar­zo com­ba­ti­vo” se ha pues­to en mar­cha con todo, y se nota la pre­sen­cia en las calles de la masa estu­dian­til que al ini­ciar sus cla­ses se mani­fies­tan total­men­te soli­da­rios con las con­sig­nas de la revuel­ta. El cli­ma, que se calien­ta día a día, pre­pa­ra el pla­to fuer­te para este fin de sema­na: este jue­ves, habrá una gran movi­da de los estu­dian­tes secun­da­rios nuclea­dos en ACES, en Peña­lo­lén, una comu­na com­ba­ti­va de San­tia­go. El vier­nes, como sue­le ocu­rrir des­de octu­bre pasa­do, es el día en que las pla­zas más impor­tan­tes del país, se lle­nan de miles de per­so­nas que vol­ve­rán a con­cen­trar­se exi­gien­do la sali­da del gobierno del dic­ta­dor Piñe­ra. En Pla­za de la Dig­ni­dad, la Radio del mis­mo nom­bre ha con­vo­ca­do a media tar­de para escu­char des­de los bal­co­nes de la emi­so­ra un con­cier­to del emble­má­ti­co gru­po Illa­pu y del can­tau­tor Nano Stern, lue­go, ven­drá el inten­to de ocu­pa­ción de la Pla­za y como sue­le ocu­rrir, el des­plie­gue de la pri­me­ra línea para evi­tar que los pacos se sal­gan con la suya. Ese día, Val­pa­raí­so, Anto­fa­gas­ta, Con­cep­ción y otros pun­tos álgi­dos de la pro­tes­ta vol­ve­rán a repe­tir mar­chas y tam­bién esce­nas de una par­ti­cu­lar Inti­fa­da a la chi­le­na. 

El sába­do están anun­cia­dos innu­me­ra­bles actos en pobla­cio­nes, algu­nos de ellos liga­dos a la marea femi­nis­ta que des­bor­da­rá la geo­gra­fía chi­le­na el domin­go 8 y el lunes 9 con un paro nacio­nal. Esas dos fechas, se espe­cu­la con cier­ta lógi­ca sal­drán a mani­fes­tar­se cien­tos de miles de muje­res y disi­den­cias, que si fal­ta­ba algo para con­vo­car­las, allí están las des­ca­ra­das y pro­vo­ca­do­ras de Piñe­ra sobre las muje­res aco­sa­das.

Así están las cosas en este Chi­le irre­ve­ren­te, nece­sa­rio, cora­ju­do y ejem­plar para quie­nes quie­ran ima­gi­nar (y apren­der) cómo se pue­de enfren­tar al capi­ta­lis­mo, la «demo­cra­cia» putre­fac­ta y sus rece­tas de muer­te. Este mes se cum­pli­rán 150 días de pelea por la dig­ni­dad, y en vez de remi­tir la olea­da popu­lar, se sigue agi­gan­tan­do sema­na a sema­na. A pesar de que ese enemi­go arti­lla­do se mue­ve en vehícu­los que gene­ran muer­te y repar­ten veneno por doquier, nadie se da el lujo de retro­ce­der. La pri­me­ra línea sigue ganan­do mili­tan­tes y la com­po­si­ción de la mis­ma es poli­cla­sis­ta y con igual­dad de géne­ro. En las pobla­cio­nes, los veci­nos cola­bo­ran pin­tan­do los muros con sus ver­da­des pero tam­bién dan­do bata­lla cuan­do los pacos los pro­vo­can lle­gan­do con pre­po­ten­cia a sus terri­to­rios. En los esta­dios, la uni­dad de las hin­cha­das ofre­ce en cada fecha el espec­tácu­lo de corear el nom­bre del pre­si­den­te pun­tua­li­zan­do que ese “con­chi­su­ma­dre” es idén­ti­co en cri­mi­na­li­dad al dic­ta­dor Pino­chet.

O sea, la revuel­ta sigue viva y en plan de exten­der­se, al igual que ocu­rre con los veci­nos de la Nación Mapu­che, que no deja­ron de exi­gir sus reivin­di­ca­cio­nes des­de mucho tiem­po antes que Chi­le des­per­ta­ra. 

Fren­te a seme­jan­te esce­na­rio es muy pro­ba­ble que el régi­men, que ya ima­gi­na una gran derro­ta en el ple­bis­ci­to del 20 de abril, opte por lle­var la repre­sión a tér­mi­nos inso­por­ta­bles. De hecho, el lunes fue un ejem­plo de has­ta que pun­to están dis­pues­tos a las­ti­mar a quie­nes se mani­fies­tan. A ellos se suman los vehícu­los repre­si­vos que otro Esta­do terro­ris­ta (Israel) le entre­ga­ra para seguir matan­do.

Algu­nos mili­tan­tes hue­len en el aire una posi­ble acción puni­ti­va de gran enver­ga­du­ra, otros susu­rran que el gobierno alien­ta un auto­gol­pe con apo­yo mili­tar y el bene­plá­ci­to de los Esta­dos Uni­dos. Sin embar­go, ante los rumo­res y las pre­dic­cio­nes, la calle no se calla, la pobla­ción sigue acu­mu­lan­do des­pre­cio ante un gobierno corrup­to y ase­sino. El tiem­po trans­cu­rri­do des­de que comen­za­ra la pue­bla­da habla de que los miles de jóve­nes y no tan jóve­nes que man­tie­nen tan desigual bata­lla, no están dis­pues­tos a entre­gar la auto­es­ti­ma con­quis­ta­da. ¿Con eso alcan­za? En los tiem­pos que corren en el con­ti­nen­te, es bas­tan­te.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: