La tra­ma detrás de la lis­ta de 12.000 nazis argen­ti­nos encon­tra­da por casua­li­dad

Ser­gio Pin­ta­do /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​4 de mar­zo de 2020

La lis­ta con 12.000 nom­bres de per­so­nas y empre­sas que apo­ya­ban a Adolf Hitler des­de Argen­ti­na rati­fi­ca la mag­ni­tud de la orga­ni­za­ción que el nazis­mo tenía en el país sud­ame­ri­cano. Ade­más, refuer­za la inves­ti­ga­ción sobre la trian­gu­la­ción finan­cie­ra que vin­cu­la­ba a Hitler con Bue­nos Aires y un ban­co sui­zo.

El hallaz­go de una lis­ta con 12.000 per­so­nas que des­de Argen­ti­na apo­ya­ban las acti­vi­da­des del nazis­mo abre nue­vas posi­bi­li­da­des para la inves­ti­ga­ción del apo­yo que el régi­men de Adolf Hitler tenía en el país sud­ame­ri­cano, dijo a Sput­nik Ariel Gel­blung, direc­tor del Cen­tro Simon Wie­senthal Lati­noa­mé­ri­ca.

El repre­sen­tan­te de la orga­ni­za­ción no guber­na­men­tal des­ta­có el valor del docu­men­to encon­tra­do de for­ma for­tui­ta por el inves­ti­ga­dor argen­tino Pedro Fili­puz­zi en un edi­fi­cio públi­co en el que anti­gua­men­te fun­cio­na­ba el Ban­co Ger­má­ni­co de Amé­ri­ca del Sur, una ins­ti­tu­ción finan­cie­ra ale­ma­na que ope­ra­ba en Argen­ti­na. En la actua­li­dad, sus sedes son ocu­pa­das por ofi­ci­nas admi­nis­tra­ti­vas del Minis­te­rio del Inte­rior argen­tino y sucur­sa­les del ofi­cial Ban­co Nación.

Tras hacer­se de la docu­men­ta­ción, Fili­puz­zi deci­dió entre­gar­la al Cen­tro Simón Wie­senthal en Argen­ti­na. Los inte­gran­tes de la orga­ni­za­ción dedi­ca­da a com­ba­tir el anti­se­mi­tis­mo com­pro­ba­ron que se corres­pon­día con el rele­va­mien­to hecho en 1941 por la Comi­sión de Inves­ti­ga­ción de Acti­vi­da­des Anti­ar­gen­ti­nas, una comi­sión par­la­men­ta­ria para inves­ti­gar las pre­sun­tas ope­ra­cio­nes nazis en terri­to­rio argen­tino.

Gel­blung recor­dó que la comi­sión había alla­na­do la sede de la Unión Ale­ma­na de Gre­mios, una ins­ti­tu­ción que fun­cio­na­ba en Bue­nos Aires des­de 1939 y se pre­sen­ta­ba como una filial argen­ti­na del Fren­te Ale­mán del Tra­ba­jo, la orga­ni­za­ción sin­di­cal nazi de Ale­ma­nia. Duran­te el alla­na­mien­to, la comi­sión obtu­vo de los esta­tu­tos una lis­ta de per­so­nas afi­lia­das o rela­cio­na­das, con las que final­men­te ela­bo­ró la lis­ta que se difun­de aho­ra.

La des­apa­ri­ción de la lis­ta de las 12.000 per­so­nas ocu­rrió en 1943 cuan­do un gol­pe de Esta­do mili­tar en Argen­ti­na —cono­ci­do como ‘la Revo­lu­ción del 43’— deci­die­ra alla­nar el Con­gre­so y, entre otras cosas, des­truir las copias del lis­ta­do. El hallaz­go de Fili­puz­zi demos­tró que no todas las copias habían sido des­trui­das, como se creía.

Gel­blung indi­có que en la lis­ta apa­re­cen los nom­bres de muchos inte­gran­tes de la impor­tan­te colec­ti­vi­dad ale­ma­na que exis­tía en la Argen­ti­na de la épo­ca. Varios, sos­tu­vo, «tenían mucha lle­ga­da en dis­tin­tos círcu­los de poder, sobre todo entre 1930 y 1938 y de 1943 en ade­lan­te». Tam­bién apa­re­cen empre­sas como los ban­cos ale­ma­nes que ope­ra­ban en Argen­ti­na o el con­glo­me­ra­do empre­sa­rial IG Far­ben, cono­ci­do por ser el res­pon­sa­ble de pro­veer el gas Zyklon‑B, uti­li­za­do para la eje­cu­ción de judíos y otras víc­ti­mas del nazis­mo.

Parte de la lista con 12.000 simpatizantes del nazismo en Argentina encontrada en la actualidad

© FOTO : CENTRO SIMÓN WIE­SENTHAL­Par­te de la lis­ta con 12.000 sim­pa­ti­zan­tes del nazis­mo en Argen­ti­na encon­tra­da en la actua­li­dad

Cómo se finan­cia­ba al nazis­mo des­de Argen­ti­na

El direc­tor del Cen­tro Simón Wie­senthal Lati­noa­mé­ri­ca acla­ró que «no todos los 12.000 que figu­ran en la lis­ta envia­ron dine­ro a Sui­za», aun­que «todos los que envia­ron dine­ro están inclui­dos en la lis­ta».

En efec­to, la apa­ri­ción del regis­tro pue­de refor­zar un recla­mo que la orga­ni­za­ción man­tie­ne des­de 1997, cuan­do comen­zó a recla­mar la inves­ti­ga­ción del ori­gen de fon­dos del ban­co sui­zo Cre­dit Suis­se, data­dos de su ante­ce­sor Sch­wei­ze­ris­che Kre­di­tans­talt, y que según la orga­ni­za­ción reci­bía fon­dos pro­ve­nien­tes de nazis argen­ti­nos y de fon­dos expro­pia­dos a los judíos en Ale­ma­nia.

«Dada la for­ma en que se plan­tea­ba la polí­ti­ca y la eco­no­mía inter­na­cio­nal, Hitler no podía hacer­se de dóla­res. Por eso envia­ba dine­ro a Argen­ti­na, don­de se con­ver­tía en dóla­res e iban de nue­vo hacia Ale­ma­nia», expli­có Gel­blung. Sui­za era el inter­me­dia­rio para esa trian­gu­la­ción.

Fina­li­za­da la gue­rra, las cuen­tas del Sch­wei­ze­ris­che Kre­di­tans­talt fue­ron inter­dic­tas por los Alia­dos, a la espe­ra de que apa­re­cie­ran sus pro­pie­ta­rios. Sin embar­go, hacer el recla­mo ape­nas cul­mi­na­da la gue­rra «era apa­re­cer con un car­tel lumi­no­so dicien­do ‘soy nazi”», iro­ni­zó Gel­blung. Por ese moti­vo, las cuen­tas per­ma­ne­cie­ron inmó­vi­les y, tiem­po des­pués, «ese capi­tal sir­vió para crear Cre­dit Suis­se».

«Noso­tros des­de hace muchí­si­mo tiem­po veni­mos pidien­do que el Cre­dit Suis­se nos abra la posi­bi­li­dad de inves­ti­gar el ori­gen de los fon­dos de esas cuen­tas. Nun­ca lo hizo y sabe­mos, de for­ma extra­ofi­cial, que muchos de los here­de­ros ori­gi­na­les de esas cuen­tas están pre­sen­tán­do­se a pedir el dine­ro», sos­tu­vo Gel­blung.

Sput­nik*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *