Perú. Acti­vis­tas con­ser­va­do­res gene­ra­ron un ter­cio del deba­te en Twit­ter sobre el caso Sol­si­ret Rodrí­guez

Car­la Díaz/​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​28 de febre­ro de 2020

Al cum­plir­se diez días del hallaz­go de los res­tos de Sol­si­ret Rodrí­guez, un aná­li­sis de Ojo­Pú­bli­co iden­ti­fi­có que acti­vis­tas con­ser­va­do­res de dis­tin­tos ámbi­tos gene­ra­ron has­ta un ter­cio de las inter­ac­cio­nes sobre el caso en Twit­ter, inclu­yen­do des­in­for­ma­ción y men­sa­jes agre­si­vos hacia la pro­pia víc­ti­ma y con­tra los colec­ti­vos femi­nis­tas que recla­ma­ron por este pre­sun­to femi­ni­ci­dio. Entre los auto­res y adhe­ren­tes a esos men­sa­jes hubo des­de excan­di­da­tos al Con­gre­so por Soli­da­ri­dad Nacio­nal has­ta voce­ros de los gru­pos más acti­vos con­tra el enfo­que de géne­ro que nie­gan la exis­ten­cia de vio­len­cia con­tra la mujer.

Ojo­Pú­bli­co, como par­te de la Sala de Demo­cra­cia Digi­tal, pro­ce­só 51.900 tuits que hicie­ron men­ción a Sol­si­ret Rodrí­guez, des­de el 18 al 25 de febre­ro, reco­lec­ta­dos median­te la herra­mien­ta Trends­map, un soft­wa­re de inte­li­gen­cia social que per­mi­te com­pi­lar los men­sa­jes de las redes socia­les con base en cri­te­rios de bús­que­da espe­cí­fi­ca­men­te cons­trui­dos según el tema a ana­li­zar. 

El pico del deba­te sobre el hallaz­go de Sol­si­ret Rodrí­guez se pro­du­jo el 18 de febre­ro a las 10:27 p.m., con una fre­cuen­cia de publi­ca­cio­nes de has­ta 53 tuits por minu­to. Los hash­tags más men­cio­na­dos fue­ron #Sol­si­ret, #Jus­ti­cia­pa­ra­sol­si­ret, NiU­na­Me­nos y #Ley­Sol­si­ret, pero tam­bién ‑y en menor medi­da- #lavio­len­cia­no­tie­ne­ge­ne­ro, #elfe­mi­nis­mo­ma­ta y #gene­roes­co­rrup­cion. La dis­cu­sión gene­ró has­ta cua­tro comu­ni­da­des, dos de las cua­les mos­tra­ron pos­tu­ras con­ser­va­do­ras y agre­si­vas hacia los colec­ti­vos femi­nis­tas a los que per­te­ne­cía la víc­ti­ma.

El resul­ta­do del aná­li­sis reve­ló que estos gru­pos con­ser­va­do­res emi­tie­ron los dos tuits más com­par­ti­dos sobre el caso de Sol­si­ret: un video publi­ca­do por el escri­tor y acti­vis­ta con­ser­va­dor argen­tino Agus­tín Laje, cono­ci­do por sus libros con­tra las polí­ti­cas de géne­ro, y un tuit que acu­sa del cri­men a las femi­nis­tas, emi­ti­do por una cuen­ta anó­ni­ma deno­mi­na­da Micae­la, que se defi­ne como: “Blan­ca hete­ro­se­xual pri­vi­le­gia­da y con­ser­va­do­ra que opri­me por depor­te”. Sin embar­go, el alcan­ce de sus inter­ac­cio­nes repre­sen­tó solo el 35% de las inter­ac­cio­nes en esa red social.

Por el con­tra­rio, el 64% de inter­ac­cio­nes fue­ron men­sa­jes de apo­yo y soli­da­ri­dad hacia la fami­lia de Sol­si­ret, crí­ti­cas hacia el accio­nar de la Poli­cía Nacio­nal y el Minis­te­rio Públi­co en la bús­que­da de las muje­res des­apa­re­ci­das, y men­sa­jes de defen­sa hacia el movi­mien­to femi­nis­ta. 
 

Dos fren­tes

El aná­li­sis indi­ca que las dos comu­ni­da­des que emi­tie­ron men­sa­jes agre­si­vos o des­in­for­ma­cióm alre­dor del caso tuvie­ron ejes mar­ca­da­men­te dife­ren­cia­dos. Por un lado estu­vo la comu­ni­dad local (24.62%), en la cual se con­cen­tra­ron usua­rios como la cuen­ta deno­mi­na­da ‘Anti­fe­mi­nis­tas Perú’, una de las que más tuits ha gene­ra­do sobre el caso Sol­si­ret; la cuen­ta del colec­ti­vo ‘Con Mis hijos No Te Metas’, que colo­có men­sa­jes agre­si­vos como los hash­tags #Géne­roEs­Co­rrup­ción y #ElFe­mi­ni­mo­Ma­ta; y cuen­tas de voce­ros con­ser­va­do­res como Jor­ge de Lama, vice­pre­si­den­te de la Red Nacio­nal de Abo­ga­dos por la Defen­sa de la Fami­lia (Rena­fam); y Giu­lia­na Calam­bro­gio, exdi­rec­to­ra de la Ofi­ci­na de Edu­ca­ción del Arzo­bis­pa­do de Lima y voce­ra del gru­po ‘Padres en Acción’. 

En este sec­tor tam­bién estu­vo Javier Pache­co, excan­di­da­to del par­ti­do Soli­da­ri­dad Nacio­nal en las últi­mas elec­cio­nes par­la­men­ta­rias, y otros pos­tu­lan­tes de la mis­ma agru­pa­ción polí­ti­ca, como Ale­jan­dro Muñan­te y Euge­nio D’medina Lora, ambos reti­ra­dos de la con­tien­da en su momen­to por el Jura­do Nacio­nal de Elec­cio­nes. 
 
El otro gru­po con­ser­va­dor detec­ta­do en este aná­li­sis (12.28%) se aglu­ti­nó alre­de­dor del men­sa­je en video emi­ti­do por el acti­vis­ta de dere­cha Agus­tín Laje. Allí, Laje hace afir­ma­cio­nes sub­je­ti­vas sobre Andrea Agui­rre, ase­si­na con­fe­sa de Sol­si­ret, y has­ta ase­gu­ra que es una diri­gen­te femi­nis­ta debi­do a que entre sus intere­ses de Face­book hay fan­pa­ges de colec­ti­vos de muje­res. A la fecha este video ha sido retui­tea­do más de 4 mil veces, inclu­so por per­so­na­jes noto­rios del sec­tor con­ser­va­dor y reli­gio­so como Ale­jan­dro Ber­mú­dez, direc­tor del por­tal de noti­cias cató­li­cas Aci­pren­sa, y Car­los Polo, direc­tor en Amé­ri­ca Lati­na del Popu­la­tion Research Ins­ti­tu­te, orga­ni­za­ción auto­de­no­mi­na­da ‘pro­vi­da’.

Ambas comu­ni­da­des se enfo­ca­ron en el pre­sun­to víncu­lo femi­nis­ta de la ase­si­na de Sol­si­ret Rodrí­guez con base en las pági­nas que ella seguía en sus redes socia­les. 

“Eso es irre­le­van­te”, dijo Angé­li­ca Mot­ta, antro­pó­lo­ga e inves­ti­ga­do­ra de la Uni­ver­si­dad Perua­na Caye­tano Here­dia en géne­ro y sexua­li­dad, con­sul­ta­da para este infor­me. “El pun­to es que es una per­so­na, y a tra­vés de las accio­nes de una per­so­na se inten­ta gene­rar un estig­ma hacia todo el movi­mien­to”, 

Para Mot­ta, los dis­cur­sos que se han ver­ti­do con espe­cial énfa­sis en las redes socia­les sobre el ase­si­na­to de Sol­si­ret Rodrí­guez son estra­te­gias dis­cur­si­vas que ape­lan a invi­si­bi­li­zar las rela­cio­nes de poder en el tema de géne­ro. “El patrón sis­té­mi­co en este tipo de vio­len­cia es que se da des­de el polo mas­cu­lino hacia el feme­nino. Que no es hablar de hom­bres y muje­res sola­men­te”, dijo. Según la cate­drá­ti­ca, cuan­do se vio­len­cia de géne­ro, debe­mos pen­sar “en rela­cio­nes de domi­nio, en roles”. 

Al cie­rre de este infor­me, los men­sa­jes agre­si­vos seguían lle­gan­do men­sa­jes direc­tos y en los comen­ta­rios en las redes de la pági­na de Face­book “Bus­ca­mos a Sol­si­ret Rodrí­guez”, pro­mo­vi­da por el entorno de la acti­vis­ta tras su des­apa­ri­ción en agos­to del 2016. (NdE: Ojo­Pú­bli­co reci­bió las cap­tu­ras de esos men­sa­jes, pero no los publi­ca para evi­tar con­tri­buir a su pro­pa­ga­ción).

Este aná­li­sis es par­te de la Sala de Demo­cra­cia Digi­tal, una ini­cia­ti­va regio­nal para moni­to­rear el deba­te públi­co en las redes socia­les en Amé­ri­ca Lati­na, pro­mo­vi­da por la Direc­ción de Aná­li­sis de Polí­ti­cas Públi­cas de la Fun­da­ción Getu­lio Var­gas, de Bra­sil, en alian­za con Che­quea­do en Argen­ti­na; Lin­ter­na Ver­de en Colom­bia y Ojo­Pú­bli­co en el Perú.

Fuen­te: Ojo Publi­co

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *