Perú. Acti­vis­tas con­ser­va­do­res gene­ra­ron un ter­cio del deba­te en Twit­ter sobre el caso Sol­si­ret Rodrí­guez

Car­la Díaz/​Resu­men Lati­noa­me­ri­cano /​28 de febre­ro de 2020

Al cum­plir­se diez días del hallaz­go de los res­tos de Sol­si­ret Rodrí­guez, un aná­li­sis de Ojo­Pú­bli­co iden­ti­fi­có que acti­vis­tas con­ser­va­do­res de dis­tin­tos ámbi­tos gene­ra­ron has­ta un ter­cio de las inter­ac­cio­nes sobre el caso en Twit­ter, inclu­yen­do des­in­for­ma­ción y men­sa­jes agre­si­vos hacia la pro­pia víc­ti­ma y con­tra los colec­ti­vos femi­nis­tas que recla­ma­ron por este pre­sun­to femi­ni­ci­dio. Entre los auto­res y adhe­ren­tes a esos men­sa­jes hubo des­de excan­di­da­tos al Con­gre­so por Soli­da­ri­dad Nacio­nal has­ta voce­ros de los gru­pos más acti­vos con­tra el enfo­que de géne­ro que nie­gan la exis­ten­cia de vio­len­cia con­tra la mujer.

Ojo­Pú­bli­co, como par­te de la Sala de Demo­cra­cia Digi­tal, pro­ce­só 51.900 tuits que hicie­ron men­ción a Sol­si­ret Rodrí­guez, des­de el 18 al 25 de febre­ro, reco­lec­ta­dos median­te la herra­mien­ta Trends­map, un soft­wa­re de inte­li­gen­cia social que per­mi­te com­pi­lar los men­sa­jes de las redes socia­les con base en cri­te­rios de bús­que­da espe­cí­fi­ca­men­te cons­trui­dos según el tema a ana­li­zar. 

El pico del deba­te sobre el hallaz­go de Sol­si­ret Rodrí­guez se pro­du­jo el 18 de febre­ro a las 10:27 p.m., con una fre­cuen­cia de publi­ca­cio­nes de has­ta 53 tuits por minu­to. Los hash­tags más men­cio­na­dos fue­ron #Sol­si­ret, #Jus­ti­cia­pa­ra­sol­si­ret, NiU­na­Me­nos y #Ley­Sol­si­ret, pero tam­bién ‑y en menor medi­da- #lavio­len­cia­no­tie­ne­ge­ne­ro, #elfe­mi­nis­mo­ma­ta y #gene­roes­co­rrup­cion. La dis­cu­sión gene­ró has­ta cua­tro comu­ni­da­des, dos de las cua­les mos­tra­ron pos­tu­ras con­ser­va­do­ras y agre­si­vas hacia los colec­ti­vos femi­nis­tas a los que per­te­ne­cía la víc­ti­ma.

El resul­ta­do del aná­li­sis reve­ló que estos gru­pos con­ser­va­do­res emi­tie­ron los dos tuits más com­par­ti­dos sobre el caso de Sol­si­ret: un video publi­ca­do por el escri­tor y acti­vis­ta con­ser­va­dor argen­tino Agus­tín Laje, cono­ci­do por sus libros con­tra las polí­ti­cas de géne­ro, y un tuit que acu­sa del cri­men a las femi­nis­tas, emi­ti­do por una cuen­ta anó­ni­ma deno­mi­na­da Micae­la, que se defi­ne como: “Blan­ca hete­ro­se­xual pri­vi­le­gia­da y con­ser­va­do­ra que opri­me por depor­te”. Sin embar­go, el alcan­ce de sus inter­ac­cio­nes repre­sen­tó solo el 35% de las inter­ac­cio­nes en esa red social.

Por el con­tra­rio, el 64% de inter­ac­cio­nes fue­ron men­sa­jes de apo­yo y soli­da­ri­dad hacia la fami­lia de Sol­si­ret, crí­ti­cas hacia el accio­nar de la Poli­cía Nacio­nal y el Minis­te­rio Públi­co en la bús­que­da de las muje­res des­apa­re­ci­das, y men­sa­jes de defen­sa hacia el movi­mien­to femi­nis­ta. 
 

Dos fren­tes

El aná­li­sis indi­ca que las dos comu­ni­da­des que emi­tie­ron men­sa­jes agre­si­vos o des­in­for­ma­cióm alre­dor del caso tuvie­ron ejes mar­ca­da­men­te dife­ren­cia­dos. Por un lado estu­vo la comu­ni­dad local (24.62%), en la cual se con­cen­tra­ron usua­rios como la cuen­ta deno­mi­na­da ‘Anti­fe­mi­nis­tas Perú’, una de las que más tuits ha gene­ra­do sobre el caso Sol­si­ret; la cuen­ta del colec­ti­vo ‘Con Mis hijos No Te Metas’, que colo­có men­sa­jes agre­si­vos como los hash­tags #Géne­roEs­Co­rrup­ción y #ElFe­mi­ni­mo­Ma­ta; y cuen­tas de voce­ros con­ser­va­do­res como Jor­ge de Lama, vice­pre­si­den­te de la Red Nacio­nal de Abo­ga­dos por la Defen­sa de la Fami­lia (Rena­fam); y Giu­lia­na Calam­bro­gio, exdi­rec­to­ra de la Ofi­ci­na de Edu­ca­ción del Arzo­bis­pa­do de Lima y voce­ra del gru­po ‘Padres en Acción’. 

En este sec­tor tam­bién estu­vo Javier Pache­co, excan­di­da­to del par­ti­do Soli­da­ri­dad Nacio­nal en las últi­mas elec­cio­nes par­la­men­ta­rias, y otros pos­tu­lan­tes de la mis­ma agru­pa­ción polí­ti­ca, como Ale­jan­dro Muñan­te y Euge­nio D’medina Lora, ambos reti­ra­dos de la con­tien­da en su momen­to por el Jura­do Nacio­nal de Elec­cio­nes. 
 
El otro gru­po con­ser­va­dor detec­ta­do en este aná­li­sis (12.28%) se aglu­ti­nó alre­de­dor del men­sa­je en video emi­ti­do por el acti­vis­ta de dere­cha Agus­tín Laje. Allí, Laje hace afir­ma­cio­nes sub­je­ti­vas sobre Andrea Agui­rre, ase­si­na con­fe­sa de Sol­si­ret, y has­ta ase­gu­ra que es una diri­gen­te femi­nis­ta debi­do a que entre sus intere­ses de Face­book hay fan­pa­ges de colec­ti­vos de muje­res. A la fecha este video ha sido retui­tea­do más de 4 mil veces, inclu­so por per­so­na­jes noto­rios del sec­tor con­ser­va­dor y reli­gio­so como Ale­jan­dro Ber­mú­dez, direc­tor del por­tal de noti­cias cató­li­cas Aci­pren­sa, y Car­los Polo, direc­tor en Amé­ri­ca Lati­na del Popu­la­tion Research Ins­ti­tu­te, orga­ni­za­ción auto­de­no­mi­na­da ‘pro­vi­da’.

Ambas comu­ni­da­des se enfo­ca­ron en el pre­sun­to víncu­lo femi­nis­ta de la ase­si­na de Sol­si­ret Rodrí­guez con base en las pági­nas que ella seguía en sus redes socia­les. 

“Eso es irre­le­van­te”, dijo Angé­li­ca Mot­ta, antro­pó­lo­ga e inves­ti­ga­do­ra de la Uni­ver­si­dad Perua­na Caye­tano Here­dia en géne­ro y sexua­li­dad, con­sul­ta­da para este infor­me. “El pun­to es que es una per­so­na, y a tra­vés de las accio­nes de una per­so­na se inten­ta gene­rar un estig­ma hacia todo el movi­mien­to”, 

Para Mot­ta, los dis­cur­sos que se han ver­ti­do con espe­cial énfa­sis en las redes socia­les sobre el ase­si­na­to de Sol­si­ret Rodrí­guez son estra­te­gias dis­cur­si­vas que ape­lan a invi­si­bi­li­zar las rela­cio­nes de poder en el tema de géne­ro. “El patrón sis­té­mi­co en este tipo de vio­len­cia es que se da des­de el polo mas­cu­lino hacia el feme­nino. Que no es hablar de hom­bres y muje­res sola­men­te”, dijo. Según la cate­drá­ti­ca, cuan­do se vio­len­cia de géne­ro, debe­mos pen­sar “en rela­cio­nes de domi­nio, en roles”. 

Al cie­rre de este infor­me, los men­sa­jes agre­si­vos seguían lle­gan­do men­sa­jes direc­tos y en los comen­ta­rios en las redes de la pági­na de Face­book “Bus­ca­mos a Sol­si­ret Rodrí­guez”, pro­mo­vi­da por el entorno de la acti­vis­ta tras su des­apa­ri­ción en agos­to del 2016. (NdE: Ojo­Pú­bli­co reci­bió las cap­tu­ras de esos men­sa­jes, pero no los publi­ca para evi­tar con­tri­buir a su pro­pa­ga­ción).

Este aná­li­sis es par­te de la Sala de Demo­cra­cia Digi­tal, una ini­cia­ti­va regio­nal para moni­to­rear el deba­te públi­co en las redes socia­les en Amé­ri­ca Lati­na, pro­mo­vi­da por la Direc­ción de Aná­li­sis de Polí­ti­cas Públi­cas de la Fun­da­ción Getu­lio Var­gas, de Bra­sil, en alian­za con Che­quea­do en Argen­ti­na; Lin­ter­na Ver­de en Colom­bia y Ojo­Pú­bli­co en el Perú.

Fuen­te: Ojo Publi­co

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: