Bra­sil. Bol­so­na­ro ata­ca refor­ma agra­ria y agri­cul­tu­ra fami­liar con decre­to

Wal­ma­ro Paz /​resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​28 de febre­ro de 2020

El jue­ves 20 de febre­ro, vís­pe­ra de Car­na­val, el pre­si­den­te Jair Bol­so­na­ro dio el mayor gol­pe has­ta aho­ra al pro­ce­so de refor­ma agra­ria en cur­so en Bra­sil des­de la crea­ción del Esta­tu­to de la Tie­rra, en 1964.

Publi­ca­do en el Dia­rio Ofi­cial de la Unión (DOU), el decre­to nº 20.252 redu­ce sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te la estruc­tu­ra del Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Colo­ni­za­ción y Refor­ma Agra­ria (INCRA).

El acto extin­gue el pro­gra­ma Tie­rra Sol y otros pro­gra­mas que daban incen­ti­vos a los asen­ta­dos, qui­lom­bo­las [inte­gran­tes de qui­lom­bos, comu­ni­da­des ances­tra­les de afro­des­cen­dien­tes] y comu­ni­da­des agrí­co­las.

De acuer­do con fuen­tes inter­nas en la ins­ti­tu­ción, exis­te un fuer­te pre­jui­cio con­tra esos pro­gra­mas. Algu­nos direc­to­res entien­den que estos son for­mas de dar dine­ro al Movi­mien­to Sin Tie­rra (MST), en vez de trans­fe­rir tec­no­lo­gía y cono­ci­mien­to a los asen­ta­dos de la refor­ma agra­ria y sus fami­lia­res.

Tec­no­lo­gía y desa­rro­llo

Según el pro­pio sitio del INCRA, el “Tie­rra Sol es un pro­gra­ma de fomen­to a la agro­in­dus­tria­li­za­ción y a la comer­cia­li­za­ción por medio de la ela­bo­ra­ción de pla­nes de nego­cios, inves­ti­ga­ción de mer­ca­do, con­sul­to­rías, capa­ci­ta­ción en via­bi­li­dad eco­nó­mi­ca, ade­más de ges­tión e implantación/​recuperación/​ampliación de agro­in­dus­trias. Tam­bién apo­yan acti­vi­da­des no agrí­co­las como turis­mo rural, arte­sa­nía y agro­eco­lo­gía.

La acción fue crea­da en 2004 y for­ma par­te del Plan Nacio­nal de Refor­ma Agra­ria (PNRA) y del Plan Plu­ri­anual (PPA), que defi­ne los pro­gra­mas prio­ri­ta­rios del Gobierno Fede­ral. Duran­te este perío­do, se entre­ga­ron R$ 44 millo­nes (US$ 9,8 millo­nes) en recur­sos, que pro­pi­cia­ron la implan­ta­ción de 102 pro­yec­tos y bene­fi­cia­ron a 147.000 fami­lias en todo Bra­sil”.

Lo que prue­ba la nece­si­dad del pro­gra­ma para el desa­rro­llo de la agri­cul­tu­ra fami­liar, res­pon­sa­ble por el 70% de los pro­duc­tos ali­men­ti­cios que lle­gan a la mesa de los bra­si­le­ños.

Edu­ca­ción

Por medio del PRONERA, jóve­nes y adul­tos de los asen­ta­mien­tos tie­nen acce­so a cur­sos de edu­ca­ción bási­ca (alfa­be­ti­za­ción, ense­ñan­za fun­da­men­tal y media), téc­ni­co pro­fe­sio­nal de nivel medio, cur­sos supe­rio­res y de pos­gra­do (espe­cia­li­za­ción y maes­tría).

El pro­gra­ma tam­bién capa­ci­ta a edu­ca­do­res para actuar en los asen­ta­mien­tos y coor­di­na­do­res loca­les – mul­ti­pli­ca­do­res y orga­ni­za­do­res de acti­vi­da­des edu­ca­ti­vas comu­ni­ta­rias.

Las accio­nes del pro­gra­ma, que nació de la arti­cu­la­ción de la socie­dad civil, tie­nen como base la diver­si­dad cul­tu­ral y socio-terri­to­rial, los pro­ce­sos de inter­ac­ción y trans­for­ma­ción del cam­po, la ges­tión demo­crá­ti­ca y el avan­ce cien­tí­fi­co y tec­no­ló­gi­co.

Miles de per­so­nas fue­ron alfa­be­ti­za­das por el EJA (Edu­ca­ción de Jóve­nes y Adul­tos) a tra­vés del PRONERA. Cer­ca de 9.000 alum­nos con­clu­ye­ron su secun­da­ria; 5.347 se gra­dua­ron de edu­ca­ción supe­rior en con­ve­nio con uni­ver­si­da­des públi­cas; 1.765 de ellos se con­vir­tie­ron en espe­cia­lis­tas y 1.527 son alum­nos en la Resi­den­cia Agra­ria Nacio­nal.

Fue­ron agró­no­mos, vete­ri­na­rios, peda­go­gos y abo­ga­dos, for­ma­dos a lo lar­go de los años de desa­rro­llo del pro­gra­ma. La mayo­ría de ellos retor­nó a sus comu­ni­da­des pro­por­cio­nan­do un pro­ce­so de desa­rro­llo que lle­vó al sur­gi­mien­to de la agro­eco­lo­gía como pro­gra­ma nacio­nal y nicho de mer­ca­do para los agri­cul­to­res fami­lia­res.

Estos fue­ron los prin­ci­pa­les pro­gra­mas afec­ta­dos por el decre­to del des­man­te­la­mien­to que tam­bién faci­li­tó la regu­la­ri­za­ción de tie­rras mal habi­das por el gran lati­fun­dio y el agro nego­cio.

Foro Nacio­nal de Edu­ca­ción del Cam­po

Preo­cu­pa­dos con los cam­bios que con­tie­ne el decre­to, los inte­gran­tes del Foro Nacio­nal de Edu­ca­ción en el Cam­po divul­ga­ron una nota en defen­sa del dere­cho de la pobla­ción cam­pe­si­na a la edu­ca­ción en su lugar de tra­ba­jo. El Foro des­ta­ca que en el decre­to toda la polí­ti­ca agra­ria que­da subor­di­na­da a la for­mu­la­ción del Minis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, Pecua­ria y Abas­te­ci­mien­to – MAPA, «en espe­cial el des­tino de las tie­rras públi­cas, la selec­ción de fami­lias para asen­ta­mien­to de la Refor­ma Agra­ria, el esta­ble­ci­mien­to de nor­mas y la for­ma­ción de tie­rras des­cen­dien­tes de qui­lom­bos», dice el tex­to.

Lea ínte­gra la nota del Foro Nacio­nal de Edu­ca­ción del Cam­po en defen­sa del PRONERA:

EN DEFENSA DEL PRONERA Y DEL DERECHO A LA EDUCACIÓN DEL CAMPO

El gobierno de Bol­so­na­ro publi­có el 21 de febre­ro de 2020 el Decre­to 10.252÷2020, que cam­bia la estruc­tu­ra regi­men­tal del INCRA. Más que cam­biar la estruc­tu­ra regi­men­tal y de car­gos, el Decre­to alte­ra pro­fun­da­men­te las com­pe­ten­cias de la ins­ti­tu­ción. Esta deja de tener com­pe­ten­cias de for­mu­la­ción. Toda la polí­ti­ca agra­ria que­da subor­di­na­da a la for­mu­la­ción del Minis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, Pecua­ria y Abas­te­ci­mien­to – MAPA, en espe­cial el des­tino de las tie­rras públi­cas, la selec­ción de fami­lias para asen­ta­mien­tos de Refor­ma Agra­ria, el esta­ble­ci­mien­to de nor­mas y la for­ma­ción de gru­pos para ela­bo­ra­ción de estu­dios de iden­ti­fi­ca­ción y demar­ca­ción de tie­rras de des­cen­dien­tes de qui­lom­bos. Entre tan­tas extin­cio­nes de polí­ti­cas coor­di­na­das por el INCRA, el refe­ri­do Decre­to extin­gue la Coor­di­na­ción Gene­ral de Edu­ca­ción del Cam­po y Ciu­da­da­nía, res­pon­sa­ble por la ges­tión del pro­gra­ma Nacio­nal de Edu­ca­ción en la Refor­ma Agra­ria – PRONERA.

Des­pués de 20 años, extin­gue el lugar polí­ti­co de ela­bo­ra­ción y ges­tión de una de las mayo­res polí­ti­cas públi­cas de edu­ca­ción. En Bra­sil des­de el Gol­pe de 2016, el INCRA dejó de con­vo­car a la Comi­sión Peda­gó­gi­ca Nacio­nal, una impor­tan­te ins­tan­cia deli­be­ra­ti­va del Pro­gra­ma. Al comien­zo del gobierno de Bol­so­na­ro, el decre­to que extin­guió todos los Con­se­jos, Comi­sio­nes y otros meca­nis­mos de par­ti­ci­pa­ción social en el gobierno, extin­guió tam­bién la Comi­sión Peda­gó­gi­ca Nacio­nal del PRONERA. El PRONERA es una polí­ti­ca públi­ca for­ja­da por el pro­ta­go­nis­mo de los suje­tos colec­ti­vos del cam­po. Has­ta su crea­ción, no había regis­tro, en la his­to­ria de este país, de los cam­pe­si­nos pro­ta­go­ni­zan­do una polí­ti­ca públi­ca de edu­ca­ción cuya carac­te­rís­ti­ca fun­da­men­tal es la arti­cu­la­ción entre tres suje­tos de terri­to­rios dife­ren­cia­dos, pero que mate­ria­li­zan una nue­va acción del Esta­do: los movi­mien­tos socia­les, sin­di­ca­tos de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras del cam­po, el cuer­po de los ser­vi­do­res del INCRA y las uni­ver­si­da­des.

El Decre­to no con­si­de­ra que el PRONERA, más allá del ins­tru­men­to legal de su crea­ción, se ins­cri­bió en el orde­na­mien­to jurí­di­co del Esta­do bra­si­le­ño, auto­ri­za­do por la Ley 11.947, de 16 de junio de 2009 y por el Decre­to 7.352÷2010 que la regla­men­tó. De acuer­do con la Pes­qui­sa Nacio­nal sobre Edu­ca­ción en la Refor­ma Agra­ria – PNERA, publi­ca­da en 2015 por el IPEA, el Pro­gra­ma fue res­pon­sa­ble por la alfa­be­ti­za­ción, esco­la­ri­za­ción fun­da­men­tal, media y supe­rior de 192.000 cam­pe­si­nos y cam­pe­si­nas en los 27 esta­dos de la Fede­ra­ción.

A par­tir de la vigen­cia del Decre­to, nin­gún órgano guber­na­men­tal será res­pon­sa­ble por la eje­cu­ción del Pro­gra­ma. El Decre­to sim­ple­men­te extin­guió la ins­tan­cia has­ta aquí res­pon­sa­ble. Ante este cua­dro es rele­van­te que el Gobierno res­pon­da a la socie­dad y a los asen­ta­dos por el INCRA, a los asen­ta­dos por el cré­di­to fun­dia­rio y a las pobla­cio­nes de des­cen­dien­tes de qui­lom­bos. Cómo se hará, a par­tir de la vigen­cia del Decre­to, la ges­tión de esa polí­ti­ca:

1. ¿Con qué ins­tan­cias se dia­lo­ga­rá con rela­ción a los desa­fíos admi­nis­tra­ti­vos de los con­ve­nios y pro­yec­tos en mar­cha?

2. ¿Qué ins­tan­cia será res­pon­sa­ble, en la ins­ti­tu­ción, por la reso­lu­ción, des­tino y eje­cu­ción pre­su­pues­ta­ria de los con­ve­nios y pro­yec­tos en mar­cha?

3. ¿Qué órgano del Gobierno se res­pon­sa­bi­li­za­rá por las cen­te­nas de pro­yec­tos de edu­ca­ción que yacen en los archi­vos del INCRA a la espe­ra de algu­na reso­lu­ción?

Afir­ma­mos que el PRONERA es una polí­ti­ca públi­ca cons­trui­da alre­de­dor del prin­ci­pio de la uni­ver­sa­li­za­ción de la edu­ca­ción públi­ca, cuya ges­tión es com­par­ti­da por el trí­po­de Esta­do ‑uni­ver­si­da­des – movi­mien­tos socia­les y sin­di­ca­les popu­la­res del cam­po. Afir­ma el prin­ci­pio de la par­ti­ci­pa­ción acti­va de los suje­tos en la ela­bo­ra­ción de polí­ti­cas públi­cas con fun­da­men­tos demo­crá­ti­cos. El Decre­to extin­guió una par­te fun­da­men­tal de la polí­ti­ca, sin embar­go, no extin­gui­rá la deu­da que el Esta­do bra­si­le­ño tie­ne con el dere­cho de acce­so de los cam­pe­si­nos a la edu­ca­ción. Tam­po­co extin­gui­rá nues­tra dis­po­si­ción de seguir luchan­do por ese dere­cho, com­po­nen­te de un pro­yec­to de Refor­ma Agra­ria en el país como con­di­ción bási­ca de una socie­dad demo­crá­ti­ca que bus­que supe­rar las ate­rra­do­ras des­igual­da­des socia­les que hoy la carac­te­ri­zan. Edu­ca­ción del Cam­po: ¡dere­cho nues­tro, deber del Esta­do!

Bra­si­lia, DF, 25 de febre­ro de 2020

Fuen­te: BdF Rio Gran­de do Sul

Edi­ción: Lean­dro Meli­to e Mar­ce­lo Ferrei­ra

Bra­sil de Fato*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *