Bra­sil. Bol­so­na­ro ata­ca refor­ma agra­ria y agri­cul­tu­ra fami­liar con decre­to

Wal­ma­ro Paz /​resu­men Lati­noa­me­ri­cano /​28 de febre­ro de 2020

El jue­ves 20 de febre­ro, vís­pe­ra de Car­na­val, el pre­si­den­te Jair Bol­so­na­ro dio el mayor gol­pe has­ta aho­ra al pro­ce­so de refor­ma agra­ria en cur­so en Bra­sil des­de la crea­ción del Esta­tu­to de la Tie­rra, en 1964.

Publi­ca­do en el Dia­rio Ofi­cial de la Unión (DOU), el decre­to nº 20.252 redu­ce sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te la estruc­tu­ra del Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Colo­ni­za­ción y Refor­ma Agra­ria (INCRA).

El acto extin­gue el pro­gra­ma Tie­rra Sol y otros pro­gra­mas que daban incen­ti­vos a los asen­ta­dos, qui­lom­bo­las [inte­gran­tes de qui­lom­bos, comu­ni­da­des ances­tra­les de afro­des­cen­dien­tes] y comu­ni­da­des agrí­co­las.

De acuer­do con fuen­tes inter­nas en la ins­ti­tu­ción, exis­te un fuer­te pre­jui­cio con­tra esos pro­gra­mas. Algu­nos direc­to­res entien­den que estos son for­mas de dar dine­ro al Movi­mien­to Sin Tie­rra (MST), en vez de trans­fe­rir tec­no­lo­gía y cono­ci­mien­to a los asen­ta­dos de la refor­ma agra­ria y sus fami­lia­res.

Tec­no­lo­gía y desa­rro­llo

Según el pro­pio sitio del INCRA, el “Tie­rra Sol es un pro­gra­ma de fomen­to a la agroin­dus­tria­li­za­ción y a la comer­cia­li­za­ción por medio de la ela­bo­ra­ción de pla­nes de nego­cios, inves­ti­ga­ción de mer­ca­do, con­sul­to­rías, capa­ci­ta­ción en via­bi­li­dad eco­nó­mi­ca, ade­más de ges­tión e implantación/​recuperación/​ampliación de agroin­dus­trias. Tam­bién apo­yan acti­vi­da­des no agrí­co­las como turis­mo rural, arte­sa­nía y agroe­co­lo­gía.

La acción fue crea­da en 2004 y for­ma par­te del Plan Nacio­nal de Refor­ma Agra­ria (PNRA) y del Plan Plu­ri­anual (PPA), que defi­ne los pro­gra­mas prio­ri­ta­rios del Gobierno Fede­ral. Duran­te este perío­do, se entre­ga­ron R$ 44 millo­nes (US$ 9,8 millo­nes) en recur­sos, que pro­pi­cia­ron la implan­ta­ción de 102 pro­yec­tos y bene­fi­cia­ron a 147.000 fami­lias en todo Bra­sil”.

Lo que prue­ba la nece­si­dad del pro­gra­ma para el desa­rro­llo de la agri­cul­tu­ra fami­liar, res­pon­sa­ble por el 70% de los pro­duc­tos ali­men­ti­cios que lle­gan a la mesa de los bra­si­le­ños.

Edu­ca­ción

Por medio del PRONERA, jóve­nes y adul­tos de los asen­ta­mien­tos tie­nen acce­so a cur­sos de edu­ca­ción bási­ca (alfa­be­ti­za­ción, ense­ñan­za fun­da­men­tal y media), téc­ni­co pro­fe­sio­nal de nivel medio, cur­sos supe­rio­res y de pos­gra­do (espe­cia­li­za­ción y maes­tría).

El pro­gra­ma tam­bién capa­ci­ta a edu­ca­do­res para actuar en los asen­ta­mien­tos y coor­di­na­do­res loca­les – mul­ti­pli­ca­do­res y orga­ni­za­do­res de acti­vi­da­des edu­ca­ti­vas comu­ni­ta­rias.

Las accio­nes del pro­gra­ma, que nació de la arti­cu­la­ción de la socie­dad civil, tie­nen como base la diver­si­dad cul­tu­ral y socio-terri­to­rial, los pro­ce­sos de inter­ac­ción y trans­for­ma­ción del cam­po, la ges­tión demo­crá­ti­ca y el avan­ce cien­tí­fi­co y tec­no­ló­gi­co.

Miles de per­so­nas fue­ron alfa­be­ti­za­das por el EJA (Edu­ca­ción de Jóve­nes y Adul­tos) a tra­vés del PRONERA. Cer­ca de 9.000 alum­nos con­clu­ye­ron su secun­da­ria; 5.347 se gra­dua­ron de edu­ca­ción supe­rior en con­ve­nio con uni­ver­si­da­des públi­cas; 1.765 de ellos se con­vir­tie­ron en espe­cia­lis­tas y 1.527 son alum­nos en la Resi­den­cia Agra­ria Nacio­nal.

Fue­ron agró­no­mos, vete­ri­na­rios, peda­go­gos y abo­ga­dos, for­ma­dos a lo lar­go de los años de desa­rro­llo del pro­gra­ma. La mayo­ría de ellos retor­nó a sus comu­ni­da­des pro­por­cio­nan­do un pro­ce­so de desa­rro­llo que lle­vó al sur­gi­mien­to de la agroe­co­lo­gía como pro­gra­ma nacio­nal y nicho de mer­ca­do para los agri­cul­to­res fami­lia­res.

Estos fue­ron los prin­ci­pa­les pro­gra­mas afec­ta­dos por el decre­to del des­man­te­la­mien­to que tam­bién faci­li­tó la regu­la­ri­za­ción de tie­rras mal habi­das por el gran lati­fun­dio y el agro nego­cio.

Foro Nacio­nal de Edu­ca­ción del Cam­po

Preo­cu­pa­dos con los cam­bios que con­tie­ne el decre­to, los inte­gran­tes del Foro Nacio­nal de Edu­ca­ción en el Cam­po divul­ga­ron una nota en defen­sa del dere­cho de la pobla­ción cam­pe­si­na a la edu­ca­ción en su lugar de tra­ba­jo. El Foro des­ta­ca que en el decre­to toda la polí­ti­ca agra­ria que­da subor­di­na­da a la for­mu­la­ción del Minis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, Pecua­ria y Abas­te­ci­mien­to – MAPA, «en espe­cial el des­tino de las tie­rras públi­cas, la selec­ción de fami­lias para asen­ta­mien­to de la Refor­ma Agra­ria, el esta­ble­ci­mien­to de nor­mas y la for­ma­ción de tie­rras des­cen­dien­tes de qui­lom­bos», dice el tex­to.

Lea ínte­gra la nota del Foro Nacio­nal de Edu­ca­ción del Cam­po en defen­sa del PRONERA:

EN DEFENSA DEL PRONERA Y DEL DERECHO A LA EDUCACIÓN DEL CAMPO

El gobierno de Bol­so­na­ro publi­có el 21 de febre­ro de 2020 el Decre­to 10.252÷2020, que cam­bia la estruc­tu­ra regi­men­tal del INCRA. Más que cam­biar la estruc­tu­ra regi­men­tal y de car­gos, el Decre­to alte­ra pro­fun­da­men­te las com­pe­ten­cias de la ins­ti­tu­ción. Esta deja de tener com­pe­ten­cias de for­mu­la­ción. Toda la polí­ti­ca agra­ria que­da subor­di­na­da a la for­mu­la­ción del Minis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, Pecua­ria y Abas­te­ci­mien­to – MAPA, en espe­cial el des­tino de las tie­rras públi­cas, la selec­ción de fami­lias para asen­ta­mien­tos de Refor­ma Agra­ria, el esta­ble­ci­mien­to de nor­mas y la for­ma­ción de gru­pos para ela­bo­ra­ción de estu­dios de iden­ti­fi­ca­ción y demar­ca­ción de tie­rras de des­cen­dien­tes de qui­lom­bos. Entre tan­tas extin­cio­nes de polí­ti­cas coor­di­na­das por el INCRA, el refe­ri­do Decre­to extin­gue la Coor­di­na­ción Gene­ral de Edu­ca­ción del Cam­po y Ciu­da­da­nía, res­pon­sa­ble por la ges­tión del pro­gra­ma Nacio­nal de Edu­ca­ción en la Refor­ma Agra­ria – PRONERA.

Des­pués de 20 años, extin­gue el lugar polí­ti­co de ela­bo­ra­ción y ges­tión de una de las mayo­res polí­ti­cas públi­cas de edu­ca­ción. En Bra­sil des­de el Gol­pe de 2016, el INCRA dejó de con­vo­car a la Comi­sión Peda­gó­gi­ca Nacio­nal, una impor­tan­te ins­tan­cia deli­be­ra­ti­va del Pro­gra­ma. Al comien­zo del gobierno de Bol­so­na­ro, el decre­to que extin­guió todos los Con­se­jos, Comi­sio­nes y otros meca­nis­mos de par­ti­ci­pa­ción social en el gobierno, extin­guió tam­bién la Comi­sión Peda­gó­gi­ca Nacio­nal del PRONERA. El PRONERA es una polí­ti­ca públi­ca for­ja­da por el pro­ta­go­nis­mo de los suje­tos colec­ti­vos del cam­po. Has­ta su crea­ción, no había regis­tro, en la his­to­ria de este país, de los cam­pe­si­nos pro­ta­go­ni­zan­do una polí­ti­ca públi­ca de edu­ca­ción cuya carac­te­rís­ti­ca fun­da­men­tal es la arti­cu­la­ción entre tres suje­tos de terri­to­rios dife­ren­cia­dos, pero que mate­ria­li­zan una nue­va acción del Esta­do: los movi­mien­tos socia­les, sin­di­ca­tos de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras del cam­po, el cuer­po de los ser­vi­do­res del INCRA y las uni­ver­si­da­des.

El Decre­to no con­si­de­ra que el PRONERA, más allá del ins­tru­men­to legal de su crea­ción, se ins­cri­bió en el orde­na­mien­to jurí­di­co del Esta­do bra­si­le­ño, auto­ri­za­do por la Ley 11.947, de 16 de junio de 2009 y por el Decre­to 7.352÷2010 que la regla­men­tó. De acuer­do con la Pes­qui­sa Nacio­nal sobre Edu­ca­ción en la Refor­ma Agra­ria – PNERA, publi­ca­da en 2015 por el IPEA, el Pro­gra­ma fue res­pon­sa­ble por la alfa­be­ti­za­ción, esco­la­ri­za­ción fun­da­men­tal, media y supe­rior de 192.000 cam­pe­si­nos y cam­pe­si­nas en los 27 esta­dos de la Fede­ra­ción.

A par­tir de la vigen­cia del Decre­to, nin­gún órgano guber­na­men­tal será res­pon­sa­ble por la eje­cu­ción del Pro­gra­ma. El Decre­to sim­ple­men­te extin­guió la ins­tan­cia has­ta aquí res­pon­sa­ble. Ante este cua­dro es rele­van­te que el Gobierno res­pon­da a la socie­dad y a los asen­ta­dos por el INCRA, a los asen­ta­dos por el cré­di­to fun­dia­rio y a las pobla­cio­nes de des­cen­dien­tes de qui­lom­bos. Cómo se hará, a par­tir de la vigen­cia del Decre­to, la ges­tión de esa polí­ti­ca:

1. ¿Con qué ins­tan­cias se dia­lo­ga­rá con rela­ción a los desafíos admi­nis­tra­ti­vos de los con­ve­nios y pro­yec­tos en mar­cha?

2. ¿Qué ins­tan­cia será res­pon­sa­ble, en la ins­ti­tu­ción, por la reso­lu­ción, des­tino y eje­cu­ción pre­su­pues­ta­ria de los con­ve­nios y pro­yec­tos en mar­cha?

3. ¿Qué órgano del Gobierno se res­pon­sa­bi­li­za­rá por las cen­te­nas de pro­yec­tos de edu­ca­ción que yacen en los archi­vos del INCRA a la espe­ra de algu­na reso­lu­ción?

Afir­ma­mos que el PRONERA es una polí­ti­ca públi­ca cons­trui­da alre­de­dor del prin­ci­pio de la uni­ver­sa­li­za­ción de la edu­ca­ción públi­ca, cuya ges­tión es com­par­ti­da por el trí­po­de Esta­do ‑uni­ver­si­da­des – movi­mien­tos socia­les y sin­di­ca­les popu­la­res del cam­po. Afir­ma el prin­ci­pio de la par­ti­ci­pa­ción acti­va de los suje­tos en la ela­bo­ra­ción de polí­ti­cas públi­cas con fun­da­men­tos demo­crá­ti­cos. El Decre­to extin­guió una par­te fun­da­men­tal de la polí­ti­ca, sin embar­go, no extin­gui­rá la deu­da que el Esta­do bra­si­le­ño tie­ne con el dere­cho de acce­so de los cam­pe­si­nos a la edu­ca­ción. Tam­po­co extin­gui­rá nues­tra dis­po­si­ción de seguir luchan­do por ese dere­cho, com­po­nen­te de un pro­yec­to de Refor­ma Agra­ria en el país como con­di­ción bási­ca de una socie­dad demo­crá­ti­ca que bus­que supe­rar las ate­rra­do­ras desigual­da­des socia­les que hoy la carac­te­ri­zan. Edu­ca­ción del Cam­po: ¡dere­cho nues­tro, deber del Esta­do!

Bra­si­lia, DF, 25 de febre­ro de 2020

Fuen­te: BdF Rio Gran­de do Sul

Edi­ción: Lean­dro Meli­to e Mar­ce­lo Ferrei­ra

Bra­sil de Fato*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: