Colom­bia. Exgue­rri­lle­ros aban­do­nan masi­va­men­te zona de rein­cor­po­ra­ción por con­ti­nua vio­len­cia

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 28 febre­ro 2020

La FARC, el par­ti­do polí­ti­co sur­gi­do del acuer­do de paz en
Colom­bia, anun­ció que 107 excom­ba­tien­tes y fami­lia­res aban­do­na­rán una
zona don­de lle­va­ban a cabo su pro­ce­so de rein­cor­po­ra­ción social y
eco­nó­mi­ca, obli­ga­dos por las ame­na­zas y el ase­si­na­to de 12 anti­guos
rebel­des.

«Se tomó la deci­sión que 62 y 45 fami­lia­res, que inclu­yen meno­res de
edad, se des­pla­za­rán del terri­to­rio a un lugar don­de poda­mos desa­rro­llar
nues­tra rein­cor­po­ra­ción (…) en paz», infor­mó Jesús Are­nas,
repre­sen­tan­te del par­ti­do en la ciu­dad de Mede­llín.

La vio­len­cia que gol­pea a los gue­rri­lle­ros que depu­sie­ron las armas,
tras fir­mar la paz en noviem­bre de 2016, afec­ta espe­cial­men­te al lla­ma­do
Espa­cio de Rein­cor­po­ra­ción Terri­to­rial (ETCR) de Ituan­go, en el
depar­ta­men­to de Antio­quia.

Han sido ase­si­na­dos 12 exmi­li­tan­tes de las FARC y otros varios reci­ben «ame­na­zas pre­ci­sas» cons­tan­te­men­te, dijo Are­nas.

En los últi­mos meses ya habían sali­do 60 exgue­rri­lle­ros hacia
Mede­llín, don­de según Are­nas viven en «con­di­cio­nes muy pre­ca­rias», y con
el nue­vo «des­pla­za­mien­to» ape­nas que­da­rán ape­nas 20 per­so­nas el ETCR de
Ituan­go.

Corre­dor para el trán­si­to de cocaí­na, en esa región con­flu­yen gru­pos
de ori­gen para­mi­li­tar y disi­den­cias de la gue­rri­lla que no se aco­gie­ron
al acuer­do de paz, que son seña­la­dos por auto­ri­da­des como res­pon­sa­bles
de los ata­ques con­tra los excom­ba­tien­tes.

Los miem­bros de la disuel­ta orga­ni­za­ción mar­xis­ta que se vie­ron
for­za­dos a dejar su espa­cio, ini­cia­rán un pro­ce­so de reubi­ca­ción. «Hemos
ela­bo­ra­do un plan de tra­ba­jo a eje­cu­tar en dos meses con el fin de
encon­trar nue­vas tie­rras en otros muni­ci­pios», ase­gu­ró el voce­ro.

«Si en ese tiem­po no tene­mos un sitio, pues tene­mos que traer la
gen­te a algún refu­gio huma­ni­ta­rio, algu­na igle­sia, algu­na escue­la por­que
la vida no da espe­ra en Ituan­go», agre­gó Are­nas.

El 2019 ter­mi­nó como el año mas letal con­tra excom­ba­tien­tes de las
FARC. Según la ONU, fue­ron ase­si­na­dos 77 de ellos, lo que ele­vó la cifra
a 173 crí­me­nes des­de la fir­ma de la paz.

Apo­ya­do por Nacio­nes Uni­das, el acuer­do con­du­jo al desar­me y
des­mo­vi­li­za­ción de 13.000 rebel­des entre com­ba­tien­tes, pre­sos y
mili­tan­tes.

El alto con­se­je­ro para la paz, Emi­lio Archi­la, reac­cio­nó al anun­cio
del par­ti­do de izquier­da. «La reco­men­da­ción del gobierno (…) siem­pre ha
sido que ese espa­cio no se man­ten­ga ahí por pro­ble­mas de segu­ri­dad»,
afir­mó en un video com­par­ti­do a la pren­sa.

De acuer­do con su ofi­ci­na, 2.946 excom­ba­tien­tes se encuen­tran en 24
espa­cios de rein­te­gra­ción en todo el país. El res­to lle­va a cabo
pro­ce­sos indi­vi­dua­les de rein­cor­po­ra­ción.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *