Colom­bia. Exgue­rri­lle­ros aban­do­nan masi­va­men­te zona de rein­cor­po­ra­ción por con­ti­nua vio­len­cia

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 28 febre­ro 2020

La FARC, el par­ti­do polí­ti­co sur­gi­do del acuer­do de paz en
Colom­bia, anun­ció que 107 excom­ba­tien­tes y fami­lia­res aban­do­na­rán una
zona don­de lle­va­ban a cabo su pro­ce­so de rein­cor­po­ra­ción social y
eco­nó­mi­ca, obli­ga­dos por las ame­na­zas y el ase­si­na­to de 12 anti­guos
rebel­des.

«Se tomó la deci­sión que 62 y 45 fami­lia­res, que inclu­yen meno­res de
edad, se des­pla­za­rán del terri­to­rio a un lugar don­de poda­mos desa­rro­llar
nues­tra rein­cor­po­ra­ción (…) en paz», infor­mó Jesús Are­nas,
repre­sen­tan­te del par­ti­do en la ciu­dad de Mede­llín.

La vio­len­cia que gol­pea a los gue­rri­lle­ros que depu­sie­ron las armas,
tras fir­mar la paz en noviem­bre de 2016, afec­ta espe­cial­men­te al lla­ma­do
Espa­cio de Rein­cor­po­ra­ción Terri­to­rial (ETCR) de Ituan­go, en el
depar­ta­men­to de Antio­quia.

Han sido ase­si­na­dos 12 exmi­li­tan­tes de las FARC y otros varios reci­ben «ame­na­zas pre­ci­sas» cons­tan­te­men­te, dijo Are­nas.

En los últi­mos meses ya habían sali­do 60 exgue­rri­lle­ros hacia
Mede­llín, don­de según Are­nas viven en «con­di­cio­nes muy pre­ca­rias», y con
el nue­vo «des­pla­za­mien­to» ape­nas que­da­rán ape­nas 20 per­so­nas el ETCR de
Ituan­go.

Corre­dor para el trán­si­to de cocaí­na, en esa región con­flu­yen gru­pos
de ori­gen para­mi­li­tar y disi­den­cias de la gue­rri­lla que no se aco­gie­ron
al acuer­do de paz, que son seña­la­dos por auto­ri­da­des como res­pon­sa­bles
de los ata­ques con­tra los excom­ba­tien­tes.

Los miem­bros de la disuel­ta orga­ni­za­ción mar­xis­ta que se vie­ron
for­za­dos a dejar su espa­cio, ini­cia­rán un pro­ce­so de reubi­ca­ción. «Hemos
ela­bo­ra­do un plan de tra­ba­jo a eje­cu­tar en dos meses con el fin de
encon­trar nue­vas tie­rras en otros muni­ci­pios», ase­gu­ró el voce­ro.

«Si en ese tiem­po no tene­mos un sitio, pues tene­mos que traer la
gen­te a algún refu­gio huma­ni­ta­rio, algu­na igle­sia, algu­na escue­la por­que
la vida no da espe­ra en Ituan­go», agre­gó Are­nas.

El 2019 ter­mi­nó como el año mas letal con­tra excom­ba­tien­tes de las
FARC. Según la ONU, fue­ron ase­si­na­dos 77 de ellos, lo que ele­vó la cifra
a 173 crí­me­nes des­de la fir­ma de la paz.

Apo­ya­do por Nacio­nes Uni­das, el acuer­do con­du­jo al desar­me y
des­mo­vi­li­za­ción de 13.000 rebel­des entre com­ba­tien­tes, pre­sos y
mili­tan­tes.

El alto con­se­je­ro para la paz, Emi­lio Archi­la, reac­cio­nó al anun­cio
del par­ti­do de izquier­da. «La reco­men­da­ción del gobierno (…) siem­pre ha
sido que ese espa­cio no se man­ten­ga ahí por pro­ble­mas de segu­ri­dad»,
afir­mó en un video com­par­ti­do a la pren­sa.

De acuer­do con su ofi­ci­na, 2.946 excom­ba­tien­tes se encuen­tran en 24
espa­cios de rein­te­gra­ción en todo el país. El res­to lle­va a cabo
pro­ce­sos indi­vi­dua­les de rein­cor­po­ra­ción.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: