Bra­sil. Vin­cu­la­do a los sin tie­rra: con­ce­jal del PT ase­si­na­do en Pará

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 27 febre­ro 2020

Otro líder de tra­ba­ja­do­res sin tie­rra fue ase­si­na­do en el esta­do de Pará. Esta vez el cri­men tuvo lugar en la ciu­dad de Ouri­lân­dia do Nor­te, en el sur­es­te de Pará, En medio de la vía públi­ca, Rai­mun­do Pau­lino da Sil­va Filho, cono­ci­do como «Pau­linho do PT», reci­bió un dis­pa­ro en la cabe­za y murió en el acto. Debi­do a las carac­te­rís­ti­cas del deli­to, es evi­den­te que fue una eje­cu­ción.

Pau­lino del PT ha sido con­ce­jal de la ciu­dad dos veces, sien­do su últi­mo man­da­to en el perío­do de 2013 a 2016, y can­di­da­to a dipu­tado de esta­do en 2014. Fue con­si­de­ra­do uno de los mayo­res líde­res popu­la­res de la región.

Pau­linho fue uno de los prin­ci­pa­les líde­res de los tra­ba­ja­do­res rura­les que coor­di­nó la ocu­pa­ción de las 1.200 gran­jas en 2006, don­de 150 fami­lias de la Aso­cia­ción 8 de Março, vin­cu­la­das a la Fede­ra­ción de Agri­cul­to­res Rura­les y Agri­cul­to­res Fami­lia­res del Esta­do de Pará (Feta­gri, aho­ra viven) ‑PA), que han sido sis­te­má­ti­ca­men­te ame­na­za­dos por los agri­cul­to­res, prin­ci­pal­men­te Euti­mio Lip­paus, «pro­pie­ta­rio» de la gran­ja de 1.200, que ya ha coor­di­na­do varios ata­ques con­tra los cam­pa­men­tos.

Pau­linho do PT ya había denun­cia­do las diver­sas ame­na­zas de muer­te hechas por el agri­cul­tor y el aca­pa­ra­dor de tie­rras de la Unión, ya que la gran­ja de 1.200 ocu­pa otras 5.000 hec­tá­reas de tie­rra públi­ca.

Las fami­lias, que ocu­pan la par­te de la gran­ja, con­si­de­ra­da por el INCRA como per­te­ne­cien­te a la Unión, han sufri­do sis­te­má­ti­ca­men­te varios ata­ques e inten­tos de expul­sión vio­len­ta de las tie­rras. A media­dos del año pasa­do, diez fami­lias de los cam­pis­tas sufrie­ron el incen­dio de sus casas en ple­na noche y un gru­po de cua­tro per­so­nas dis­pa­ró armas de fue­go cali­bre .20 en direc­ción a las casas. En abril del mis­mo año, el cam­po ya había sido ata­ca­do cuan­do dos moto­ci­cle­tas, con cua­tro pis­to­le­ros, dis­pa­ra­ron con­tra las casas de otras cua­tro fami­lias a cor­ta dis­tan­cia, en ven­ta­nas y puer­tas, hechas con esco­pe­tas del mis­mo cali­bre. Estos son solo dos ejem­plos de las diver­sas atro­ci­da­des come­ti­das por los agri­cul­to­res de la región.

Según el perió­di­co Cau­sa Ope­ra­ria: «La muer­te de otro líder de los tra­ba­ja­do­res de cam­po, ase­si­na­tos que tuvie­ron un gran aumen­to des­pués del gol­pe, no deja dudas de lo que los tra­ba­ja­do­res nece­si­tan: orga­ni­zar, de inme­dia­to, comi­tés para luchar con­tra el gol­pe y la auto­de­fen­sa. El MST y las orga­ni­za­cio­nes cam­pe­si­nas deben impul­sar las ocu­pa­cio­nes, con­tan­do con el apo­yo públi­co y con­cre­to de otras orga­ni­za­cio­nes popu­la­res como la CUT y los par­ti­dos polí­ti­cos de izquier­da. Solo uni­fi­can­do el movi­mien­to en el cam­po y en la ciu­dad para luchar con­tra el gol­pe y por el derro­ca­mien­to de Bol­so­na­ro será posi­ble lle­var a cabo una amplia movi­li­za­ción que pon­drá fin a la repre­sión en el cam­po y comen­za­rá un pro­ce­so para garan­ti­zar los dere­chos de los sin tie­rra».

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *