Bra­sil. Vin­cu­la­do a los sin tie­rra: con­ce­jal del PT ase­si­na­do en Pará

Resu­men Lati­noa­me­ri­cano, 27 febre­ro 2020

Otro líder de tra­ba­ja­do­res sin tie­rra fue ase­si­na­do en el esta­do de Pará. Esta vez el cri­men tuvo lugar en la ciu­dad de Ouri­lân­dia do Nor­te, en el sur­es­te de Pará, En medio de la vía públi­ca, Rai­mun­do Pau­lino da Sil­va Fil­ho, cono­ci­do como «Pau­lin­ho do PT», reci­bió un dis­pa­ro en la cabe­za y murió en el acto. Debi­do a las carac­te­rís­ti­cas del deli­to, es evi­den­te que fue una eje­cu­ción.

Pau­lino del PT ha sido con­ce­jal de la ciu­dad dos veces, sien­do su últi­mo man­da­to en el perío­do de 2013 a 2016, y can­di­da­to a dipu­tado de esta­do en 2014. Fue con­si­de­ra­do uno de los mayo­res líde­res popu­la­res de la región.

Pau­lin­ho fue uno de los prin­ci­pa­les líde­res de los tra­ba­ja­do­res rura­les que coor­di­nó la ocu­pa­ción de las 1.200 gran­jas en 2006, don­de 150 fami­lias de la Aso­cia­ción 8 de Março, vin­cu­la­das a la Fede­ra­ción de Agri­cul­to­res Rura­les y Agri­cul­to­res Fami­lia­res del Esta­do de Pará (Feta­gri, aho­ra viven) ‑PA), que han sido sis­te­má­ti­ca­men­te ame­na­za­dos por los agri­cul­to­res, prin­ci­pal­men­te Euti­mio Lip­paus, «pro­pie­ta­rio» de la gran­ja de 1.200, que ya ha coor­di­na­do varios ata­ques con­tra los cam­pa­men­tos.

Pau­lin­ho do PT ya había denun­cia­do las diver­sas ame­na­zas de muer­te hechas por el agri­cul­tor y el aca­pa­ra­dor de tie­rras de la Unión, ya que la gran­ja de 1.200 ocu­pa otras 5.000 hec­tá­reas de tie­rra públi­ca.

Las fami­lias, que ocu­pan la par­te de la gran­ja, con­si­de­ra­da por el INCRA como per­te­ne­cien­te a la Unión, han sufri­do sis­te­má­ti­ca­men­te varios ata­ques e inten­tos de expul­sión vio­len­ta de las tie­rras. A media­dos del año pasa­do, diez fami­lias de los cam­pis­tas sufrie­ron el incen­dio de sus casas en ple­na noche y un gru­po de cua­tro per­so­nas dis­pa­ró armas de fue­go cali­bre .20 en direc­ción a las casas. En abril del mis­mo año, el cam­po ya había sido ata­ca­do cuan­do dos moto­ci­cle­tas, con cua­tro pis­to­le­ros, dis­pa­ra­ron con­tra las casas de otras cua­tro fami­lias a cor­ta dis­tan­cia, en ven­ta­nas y puer­tas, hechas con esco­pe­tas del mis­mo cali­bre. Estos son solo dos ejem­plos de las diver­sas atro­ci­da­des come­ti­das por los agri­cul­to­res de la región.

Según el perió­di­co Cau­sa Ope­ra­ria: «La muer­te de otro líder de los tra­ba­ja­do­res de cam­po, ase­si­na­tos que tuvie­ron un gran aumen­to des­pués del gol­pe, no deja dudas de lo que los tra­ba­ja­do­res nece­si­tan: orga­ni­zar, de inme­dia­to, comi­tés para luchar con­tra el gol­pe y la auto­de­fen­sa. El MST y las orga­ni­za­cio­nes cam­pe­si­nas deben impul­sar las ocu­pa­cio­nes, con­tan­do con el apo­yo públi­co y con­cre­to de otras orga­ni­za­cio­nes popu­la­res como la CUT y los par­ti­dos polí­ti­cos de izquier­da. Solo uni­fi­can­do el movi­mien­to en el cam­po y en la ciu­dad para luchar con­tra el gol­pe y por el derro­ca­mien­to de Bol­so­na­ro será posi­ble lle­var a cabo una amplia movi­li­za­ción que pon­drá fin a la repre­sión en el cam­po y comen­za­rá un pro­ce­so para garan­ti­zar los dere­chos de los sin tie­rra».

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: