Chi­le. Car­ta Abier­ta a Julio Lei­va Moli­na, Coman­dan­te en Jefe de la Arma­da en Val­pa­raí­so

Resu­men Lati­noa­me­ri­cano 27 de febre­ro de 2020

Sr. Julio Lei­va Moli­na, Coman­dan­te en Jefe de la Arma­da de Chi­le:

Como repre­sen­tan­tes de diver­sas agru­pa­cio­nes que se preo­cu­pan de la defen­sa y pro­mo­ción de los DDHH en Val­pa­raí­so y de la man­ten­ción de la memo­ria his­tó­ri­ca en rela­ción a las atro­ci­da­des come­ti­das en la dic­ta­du­ra cívi­co mili­tar, de la cual lamen­ta­ble­men­te vues­tra ins­ti­tu­ción jugó un rol pre­pon­de­ran­te des­de un pri­mer momen­to, nos per­mi­ti­mos diri­gir­nos a usted a fin de expo­ner lo siguien­te.

Ante el comu­ni­ca­do emi­ti­do por vues­tra ins­ti­tu­ción en rela­ción al inten­to de van­da­li­za­ción del Monu­men­to a los Héroes de Iqui­que en Pla­za Soto­ma­yor, qui­sié­ra­mos emi­tir algu­nas apre­cia­cio­nes.

Enten­de­mos su pesar ante tal suce­so por tra­tar­se de un monu­men­to que recuer­da a per­so­nas que con­for­man par­te de la cons­truc­ción de la memo­ria his­tó­ri­ca del país y de la Arma­da de Chi­le.

Pese a no com­par­tir las moti­va­cio­nes de esa acción, que según regis­tros de videos que cir­cu­lan en redes socia­les fue come­ti­da por un gru­po mino­ri­ta­rio de mani­fes­tan­tes, y que inclu­so moti­vó en una pri­me­ra ins­tan­cia a un sec­tor de ellos deno­mi­na­dos como Pri­me­ra Línea a pro­te­ger a los dos uni­for­ma­dos que cus­to­dia­ban el monu­men­to ante un posi­ble daño físi­co de estos, enten­de­mos esta acción den­tro del mar­co de un esta­lli­do social que ha con­vul­sio­na­do a nues­tro país des­de octu­bre de 2019 y que inter­pe­la a toda la socie­dad en con­jun­to y que nos habla de un males­tar cre­cien­te, si no rabia, de sec­to­res de nues­tro pue­blo ante la acu­mu­la­ción de injus­ti­cias duran­te déca­das. 

Y ante la indig­na­ción que usted a nom­bre de su ins­ti­tu­ción mani­fies­ta, nos nace la pre­gun­ta. ¿Algu­na vez se ha pues­to en el lugar de noso­tros, las víc­ti­mas de la dic­ta­du­ra, per­so­nas de car­ne y hue­so, que sufrie­ron todo el rigor de aquel nefas­to régi­men con per­se­cu­ción, cár­cel, tor­tu­ra y que dejó una secue­la de muer­tes?

Sabe­mos que, a pesar de ser la mayo­ría del alto man­do una nue­va gene­ra­ción a la que no le cupo par­ti­ci­pa­ción en esos hechos, no le es fácil reco­no­cer el papel que le cupo a la Arma­da. Y de ahí nues­tro pesar.

Sí, pues encon­tra­mos lamen­ta­ble que el alto man­do que usted repre­sen­ta se man­ten­ga afe­rra­do a un pasa­do igno­mi­nio­so que ensu­cia a la ins­ti­tu­ción a la que per­te­ne­cen. Bien sabe usted a lo que nos refe­ri­mos, pues si habla­mos de monu­men­tos, la man­ten­ción den­tro de los jar­di­nes del Museo Naval de una esta­tua a José Tori­bio Merino, y no solo eso, que una sala del mis­mo museo lle­ve su nom­bre, cons­ti­tu­ye una afren­ta per­ma­nen­te a las víc­ti­mas de la repre­sión que la dic­ta­du­ra mili­tar ejer­ció en Val­pa­raí­so, y en la cual a Merino le cupo la prin­ci­pal res­pon­sa­bi­li­dad. 

La His­to­ria es cla­ra, y el seguir ensal­zan­do la figu­ra del prin­ci­pal ins­ti­ga­dor del Gol­pe de Esta­do, y lo más gra­ve, de un ofi­cial que rom­pió la cade­na de man­do, pasan­do a lle­var al Almi­ran­te Raúl Mon­te­ro Cor­ne­jo, a la fecha Coman­dan­te en Jefe, auto­pro­cla­mán­do­se él como Coman­dan­te en Jefe de la Arma­da en 1973, cons­ti­tu­ye un pési­mo pre­ce­den­te para quie­nes per­te­ne­cen o se inte­gran a la ins­ti­tu­ción, toda vez que se está fomen­tan­do como un valor el pro­ce­der de Tori­bio Merino en cuan­to a la desobe­dien­cia mili­tar.

Y no solo eso, indi­rec­ta­men­te se está ava­lan­do la repre­sión a quien pien­sa dife­ren­te en cuan­to a la cons­truc­ción de la socie­dad, toman­do en cuen­ta los méto­dos uti­li­za­dos por José Tori­bio Merino y la Arma­da en aquel tris­te perio­do de nues­tra his­to­ria. 

Como víc­ti­mas de la repre­sión, tal como a usted le due­le los hechos acae­ci­dos en el Monu­men­to a los Héroes de Iqui­que, a noso­tros nos due­le la sober­bia de la ins­ti­tu­ción que usted repre­sen­ta en cuan­to al no reco­no­ci­mien­to de la res­pon­sa­bi­li­dad que le com­pe­te a la Arma­da en las tor­tu­ras y des­apa­ri­ción de per­so­nas en cuar­te­les y bar­cos, entre ellos, La Esme­ral­da, y, en con­tra­po­si­ción, el que rin­dan plei­te­sía de ese otro monu­men­to finan­cia­do por un selec­to gru­po de empre­sa­rios, cuyo accio­nar for­ma par­te de las cau­sa­les del actual esta­lli­do social y que solo man­tie­ne abier­ta una heri­da que no pue­de cerrar mien­tras no se haga jus­ti­cia, y que más enci­ma, está eri­gi­da en un espa­cio públi­co que no per­te­ne­ce a la Arma­da, sino a todos los chi­le­nos. 

En base a eso, con altu­ras de miras de vues­tra par­te, una vez más le pedi­mos enca­re­ci­da­men­te que dé el pri­mer paso en el camino de pun­tos de encuen­tro en esta socie­dad divi­di­da, y pro­ce­da a orde­nar el reti­ro de esa esta­tua que tan­to dolor y malos recuer­dos nos pro­vo­ca, en un ges­to de con­ci­lia­ción con la his­to­ria y la memo­ria a la que usted alu­de en la decla­ra­ción que da ori­gen a esta peti­ción, en el enten­di­do ade­más, aun­que parez­ca un eufe­mis­mo, que vues­tra ins­ti­tu­ción le per­te­ne­ce y repre­sen­ta a todos los chi­le­nos, y no tan solo a un sec­tor de la socie­dad.
 

Aten­ta­men­te
 Nel­son Cabre­ra Vás­quez, Colec­ti­vo Cine Fórum, Val­pa­raí­so Eduar­do Morris, Agru­pa­ción Fami­lia­res de Eje­cu­ta­dos Polí­ti­cos, V Región (AFEP) Astrid Oyar­zún, Bri­ga­da de la Memo­ria y los Dere­chos Huma­nos, Val­pa­raí­so Nel­son Aram­bu­rú, Agru­pa­ción de Ex Pre­sos Polí­ti­cos, V Región Javier Rodrí­guez, Agru­pa­ción Ami­gos Miguel Wood­ward Ali­cia Zuñi­ga, Comi­sión Chi­le­na de Dere­chos Huma­nos de Val­pa­raí­so Jai­me Garn­ham, Colec­ti­vo 19 de Noviem­bre­Ma­riano Ramí­rez, Comi­sión de Memo­ria His­to­ri­ca y Difu­sion de Mari­nos Anti­gol­pis­ta­Coor­di­na­do­ra Femi­nis­ta 5 Región­Co­lec­ti­va de Expre­sas Polí­ti­cas del Buen Pas­tor Val­pa­raíso­Coor­di­na­do­ra de Muje­res Val­pa­raísoAr­tu­ro Prez Colec­ti­vo a Babor­San­tia­go Agui­lar Cor­po­ra­ción Mil Tam­bo­res

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: