Chi­le. Car­ta Abier­ta a Julio Lei­va Moli­na, Coman­dan­te en Jefe de la Arma­da en Val­pa­raí­so

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 27 de febre­ro de 2020

Sr. Julio Lei­va Moli­na, Coman­dan­te en Jefe de la Arma­da de Chi­le:

Como repre­sen­tan­tes de diver­sas agru­pa­cio­nes que se preo­cu­pan de la defen­sa y pro­mo­ción de los DDHH en Val­pa­raí­so y de la man­ten­ción de la memo­ria his­tó­ri­ca en rela­ción a las atro­ci­da­des come­ti­das en la dic­ta­du­ra cívi­co mili­tar, de la cual lamen­ta­ble­men­te vues­tra ins­ti­tu­ción jugó un rol pre­pon­de­ran­te des­de un pri­mer momen­to, nos per­mi­ti­mos diri­gir­nos a usted a fin de expo­ner lo siguien­te.

Ante el comu­ni­ca­do emi­ti­do por vues­tra ins­ti­tu­ción en rela­ción al inten­to de van­da­li­za­ción del Monu­men­to a los Héroes de Iqui­que en Pla­za Soto­ma­yor, qui­sié­ra­mos emi­tir algu­nas apre­cia­cio­nes.

Enten­de­mos su pesar ante tal suce­so por tra­tar­se de un monu­men­to que recuer­da a per­so­nas que con­for­man par­te de la cons­truc­ción de la memo­ria his­tó­ri­ca del país y de la Arma­da de Chi­le.

Pese a no com­par­tir las moti­va­cio­nes de esa acción, que según regis­tros de videos que cir­cu­lan en redes socia­les fue come­ti­da por un gru­po mino­ri­ta­rio de mani­fes­tan­tes, y que inclu­so moti­vó en una pri­me­ra ins­tan­cia a un sec­tor de ellos deno­mi­na­dos como Pri­me­ra Línea a pro­te­ger a los dos uni­for­ma­dos que cus­to­dia­ban el monu­men­to ante un posi­ble daño físi­co de estos, enten­de­mos esta acción den­tro del mar­co de un esta­lli­do social que ha con­vul­sio­na­do a nues­tro país des­de octu­bre de 2019 y que inter­pe­la a toda la socie­dad en con­jun­to y que nos habla de un males­tar cre­cien­te, si no rabia, de sec­to­res de nues­tro pue­blo ante la acu­mu­la­ción de injus­ti­cias duran­te déca­das. 

Y ante la indig­na­ción que usted a nom­bre de su ins­ti­tu­ción mani­fies­ta, nos nace la pre­gun­ta. ¿Algu­na vez se ha pues­to en el lugar de noso­tros, las víc­ti­mas de la dic­ta­du­ra, per­so­nas de car­ne y hue­so, que sufrie­ron todo el rigor de aquel nefas­to régi­men con per­se­cu­ción, cár­cel, tor­tu­ra y que dejó una secue­la de muer­tes?

Sabe­mos que, a pesar de ser la mayo­ría del alto man­do una nue­va gene­ra­ción a la que no le cupo par­ti­ci­pa­ción en esos hechos, no le es fácil reco­no­cer el papel que le cupo a la Arma­da. Y de ahí nues­tro pesar.

Sí, pues encon­tra­mos lamen­ta­ble que el alto man­do que usted repre­sen­ta se man­ten­ga afe­rra­do a un pasa­do igno­mi­nio­so que ensu­cia a la ins­ti­tu­ción a la que per­te­ne­cen. Bien sabe usted a lo que nos refe­ri­mos, pues si habla­mos de monu­men­tos, la man­ten­ción den­tro de los jar­di­nes del Museo Naval de una esta­tua a José Tori­bio Merino, y no solo eso, que una sala del mis­mo museo lle­ve su nom­bre, cons­ti­tu­ye una afren­ta per­ma­nen­te a las víc­ti­mas de la repre­sión que la dic­ta­du­ra mili­tar ejer­ció en Val­pa­raí­so, y en la cual a Merino le cupo la prin­ci­pal res­pon­sa­bi­li­dad. 

La His­to­ria es cla­ra, y el seguir ensal­zan­do la figu­ra del prin­ci­pal ins­ti­ga­dor del Gol­pe de Esta­do, y lo más gra­ve, de un ofi­cial que rom­pió la cade­na de man­do, pasan­do a lle­var al Almi­ran­te Raúl Mon­te­ro Cor­ne­jo, a la fecha Coman­dan­te en Jefe, auto­pro­cla­mán­do­se él como Coman­dan­te en Jefe de la Arma­da en 1973, cons­ti­tu­ye un pési­mo pre­ce­den­te para quie­nes per­te­ne­cen o se inte­gran a la ins­ti­tu­ción, toda vez que se está fomen­tan­do como un valor el pro­ce­der de Tori­bio Merino en cuan­to a la des­obe­dien­cia mili­tar.

Y no solo eso, indi­rec­ta­men­te se está ava­lan­do la repre­sión a quien pien­sa dife­ren­te en cuan­to a la cons­truc­ción de la socie­dad, toman­do en cuen­ta los méto­dos uti­li­za­dos por José Tori­bio Merino y la Arma­da en aquel tris­te perio­do de nues­tra his­to­ria. 

Como víc­ti­mas de la repre­sión, tal como a usted le due­le los hechos acae­ci­dos en el Monu­men­to a los Héroes de Iqui­que, a noso­tros nos due­le la sober­bia de la ins­ti­tu­ción que usted repre­sen­ta en cuan­to al no reco­no­ci­mien­to de la res­pon­sa­bi­li­dad que le com­pe­te a la Arma­da en las tor­tu­ras y des­apa­ri­ción de per­so­nas en cuar­te­les y bar­cos, entre ellos, La Esme­ral­da, y, en con­tra­po­si­ción, el que rin­dan plei­te­sía de ese otro monu­men­to finan­cia­do por un selec­to gru­po de empre­sa­rios, cuyo accio­nar for­ma par­te de las cau­sa­les del actual esta­lli­do social y que solo man­tie­ne abier­ta una heri­da que no pue­de cerrar mien­tras no se haga jus­ti­cia, y que más enci­ma, está eri­gi­da en un espa­cio públi­co que no per­te­ne­ce a la Arma­da, sino a todos los chi­le­nos. 

En base a eso, con altu­ras de miras de vues­tra par­te, una vez más le pedi­mos enca­re­ci­da­men­te que dé el pri­mer paso en el camino de pun­tos de encuen­tro en esta socie­dad divi­di­da, y pro­ce­da a orde­nar el reti­ro de esa esta­tua que tan­to dolor y malos recuer­dos nos pro­vo­ca, en un ges­to de con­ci­lia­ción con la his­to­ria y la memo­ria a la que usted alu­de en la decla­ra­ción que da ori­gen a esta peti­ción, en el enten­di­do ade­más, aun­que parez­ca un eufe­mis­mo, que vues­tra ins­ti­tu­ción le per­te­ne­ce y repre­sen­ta a todos los chi­le­nos, y no tan solo a un sec­tor de la socie­dad.
 

Aten­ta­men­te
 Nel­son Cabre­ra Vás­quez, Colec­ti­vo Cine Fórum, Val­pa­raí­so Eduar­do Morris, Agru­pa­ción Fami­lia­res de Eje­cu­ta­dos Polí­ti­cos, V Región (AFEP) Astrid Oyar­zún, Bri­ga­da de la Memo­ria y los Dere­chos Huma­nos, Val­pa­raí­so Nel­son Aram­bu­rú, Agru­pa­ción de Ex Pre­sos Polí­ti­cos, V Región Javier Rodrí­guez, Agru­pa­ción Ami­gos Miguel Wood­ward Ali­cia Zuñi­ga, Comi­sión Chi­le­na de Dere­chos Huma­nos de Val­pa­raí­so Jai­me Garnham, Colec­ti­vo 19 de Noviem­bre­Ma­riano Ramí­rez, Comi­sión de Memo­ria His­to­ri­ca y Difu­sion de Mari­nos Anti­gol­pis­ta­Coor­di­na­do­ra Femi­nis­ta 5 Región­Co­lec­ti­va de Expre­sas Polí­ti­cas del Buen Pas­tor Val­pa­raíso­Coor­di­na­do­ra de Muje­res Val­pa­raísoAr­tu­ro Prez Colec­ti­vo a Babor­San­tia­go Agui­lar Cor­po­ra­ción Mil Tam­bo­res

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *