Argen­ti­na. ¿Por quién doblan las cam­pa­nas? Doblan por los jui­cios a la «sub­ver­sión» fabril

Lucho Soria /​Resu­men Lati­noa­me­ri­cano /​27 de febre­ro de 2020

El terro­ris­mo de Esta­do, o Esta­do Mili­tar, antes y des­pués del 24 del 76 ata­có a los cen­tros fabri­les simul­tá­nea­men­te a las orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias, que se enfren­ta­ban al blo­que de poder. A 44 años los jui­cios a los empre­sa­rios de la dic­ta­du­ra tie­nen un andar can­sino. Per­kins, Cór­do­ba, Cor­dón Indus­trial de San Loren­zo y Acin­dar, en San­ta Fe y Asti­lle­ros Río San­tia­go en La Pla­ta, ejem­plos de la inves­ti­ga­ción judi­cial para­li­za­da. Recla­mos inter­na­cio­na­les y nacio­na­les por una Jus­ti­cia, de Ver­dad y con Memo­ria.

A 44 años del ini­cio de la dic­ta­du­ra, que se ini­ció con la Masa­cre de Capi­lla del Rosa­rio el 11 de agos­to de 1974, los jui­cios a la repre­sión fabril están en pará­li­sis como era de pre­ver. En Cór­do­ba los ex tra­ba­ja­do­res de Per­kins tie­ne pre­vis­to el 19 de mar­zo un acto en las puer­tas de la fábri­ca para recor­dar a sus com­pa­ñe­ros dete­ni­dos des­apa­re­ci­dos, en un ges­to pre­si­di­do por quien fue­ra su últi­mo secre­ta­rio gene­ral del sin­di­ca­to, Juan Enri­que Villa. Pre­ci­sa­men­te repro­du­ci­mos su tes­ti­mo­nio en el jui­cio de La Per­la, en una sín­te­sis del tex­to del cole­ga cruz­de­le­je­ño Ale­xis Oli­va.

«La pre­sen­cia de los ex obre­ros de la fábri­ca Per­kins, con las fotos de sus com­pa­ñe­ros des­apa­re­ci­dos y ase­si­na­dos por la dic­ta­du­ra en sus pechos, pre­sa­gia­ba que la jor­na­da de ayer en el jui­cio La Per­la – La Ribe­ra iba a ser espe­cial­men­te ilus­tra­ti­va de la com­pli­ci­dad empre­sa­rial con el terro­ris­mo de Esta­do».

Los nom­bres de Pedro Ven­tu­ra Flo­res, Hugo Alber­to Gar­cía, Adol­fo Ricar­do Luján, José Anto­nio Apon­tes, Víc­tor Hugo Gon­zá­lez, Gui­ller­mo Abel Puche­ta y César Jeró­ni­mo Cór­do­ba fue­ron evo­ca­dos por el tes­ti­go Juan Enri­que Villa, quien fue­ra secre­ta­rio gene­ral del Sin­di­ca­to de Per­kins al momen­to del gol­pe de Esta­do, el 24 de mar­zo de 1976.

“Éra­mos un gru­po de com­pa­ñe­ros que asu­mi­mos un tra­ba­jo reivin­di­ca­ti­vo muy fuer­te para recu­pe­rar el gre­mio, que (a prin­ci­pios de los ‘70) esta­ba en manos del sec­tor buro­crá­ti­co, que eran súb­di­tos de la empre­sa. En febre­ro de 1973 gana­mos las elec­cio­nes con la Lis­ta Marrón. La pri­me­ra comi­sión direc­ti­va estu­vo pre­si­di­da por Miguel Ángel Agüe­ra y lue­go me tocó pre­si­dir­la a mí, en una ges­tión inte­rrum­pi­da por el gol­pe del 24 de mar­zo del ‘76”, narró Villa.

Pero la per­se­cu­ción a sus diri­gen­tes había empe­za­do mucho antes, con el levan­ta­mien­to poli­cial de febre­ro de 1974 cono­ci­do como el Nava­rra­zo. El gre­mio de Per­kins mili­ta­ba en la CGT de los Argen­ti­nos, que en Cór­do­ba con­du­cían Agus­tín Tos­co y Ati­lio López. Al ser “nor­ma­li­za­da” por la Inter­ven­ción Fede­ral, los sin­di­ca­tos com­ba­ti­vos con­for­ma­ron la Mesa de Gre­mios en Lucha, para resis­tir a la repre­sión para­mi­li­tar y lue­go a la dic­ta­du­ra.

El tes­ti­go apor­tó al Tri­bu­nal un infor­me –par­te del acer­vo docu­men­tal del Archi­vo de la Memo­ria- de la Poli­cía Fede­ral, fecha­do el 15 de mar­zo del ‘76, que daba cuen­ta de la acti­vi­dad de los sin­di­ca­tos y en el que figu­ra­ban su nom­bre y el de nume­ro­sos inte­gran­tes de ese espa­cio que lue­go serían víc­ti­mas de la repre­sión. Ade­más, pre­sen­tó otro docu­men­to de inte­li­gen­cia pos­te­rior al secues­tro de Gar­cía y Apon­tes, el 18 de mayo del ‘76, que seña­la­ba: “No se des­car­ta la posi­bi­li­dad de que Apon­tes y Gar­cía, por haber sido inte­gran­tes de la Mesa de Gre­mios en Lucha que apo­ya a la izquier­da, hayan sido inte­gran­tes de las orga­ni­za­cio­nes arma­das”.

Ante la des­apa­ri­ción de sus com­pa­ñe­ros, y en el peor momen­to de la dic­ta­du­ra, los tra­ba­ja­do­res de Per­kins hicie­ron una huel­ga de dos días, recor­dó Villa. “Des­pués la empre­sa hacía ir dos veces al día al Ejér­ci­to a la fábri­ca. Hacían una lis­ta, y saca­ban a cua­tro o cin­co com­pa­ñe­ros, los hacían dor­mir en (el cam­po de con­cen­tra­ción de) La Ribe­ra. No les pega­ban y los sol­ta­ban a los dos días, pero eso los ame­dren­ta­ba”, denun­ció. Ade­más, un fun­cio­na­rio de la fábri­ca “habla­ba por telé­fono a las casas de los com­pa­ñe­ros y decía: ‘Mire que el Ter­cer Cuer­po ha pre­gun­ta­do por su mari­do. Tra­te de decir­le que no par­ti­ci­pe en reunio­nes’. Eso es abso­lu­ta com­pli­ci­dad de la empre­sa con la repre­sión”, expli­có. Un refle­jo de no solo de la repre­sión en Per­kins, sino tam­bién en las demás fabri­cas como Fiat, IKa, entre otras. Gran­de Moto­res Die­sel, don­de fue secues­tra­do y ase­si­na­do por el Ejér­ci­to el dele­ga­do Adrián Macha­do, un inol­vi­da­ble com­pa­ñe­ro.

La cau­sa de los Tra­ba­ja­do­res del Cor­dón Indus­trial de San Loren­zo 

La sema­na pasa­da con­ti­nua­ron los tes­ti­mo­nios reque­ri­dos por el fis­cal Adol­fo Villa­te a quie­nes la pro­ta­go­ni­za­ron, o la escri­bie­ron como el Leo­ni­das Noni Ceru­ti. La mis­ma se ini­cio en abril de 2015 cuan­do la Liga Argen­ti­na por los Dere­chos del Hom­bre se cons­ti­tu­ye como que­re­llan­te, toman­do un tra­ba­jo de fami­lia­res y víc­ti­mas del geno­ci­dio, del Espa­cio por la Memo­ria, la Ver­dad y la Jus­ti­cia del Cor­dón Indus­trial de San Loren­zo. Los crí­me­nes inves­ti­ga­dos se come­tie­ron des­de el nor­te del Gran Rosa­rio has­ta Puer­to Gene­ral San Mar­tín, lle­van­do el expe­dien­te el núme­ro 16104, cara­tu­la­do como «Rodrí­guez, Pedro y otros sobre pri­va­ción ile­gal de la liber­tad, ame­na­zas, tor­men­tos y otros». La enca­be­za el nom­bre de quien fue dipu­tado pro­vin­cial del PJ y con­ce­jal del mis­mo par­ti­do en San Loren­zo, quien ya fue con­de­na­do por otro caso de lesa huma­ni­dad en los últi­mos tiem­pos.

Se bus­ca juz­gar a los res­pon­sa­bles de la muer­te y des­apa­ri­ción de 19 mili­tan­tes y diri­gen­tes sin­di­ca­les ocu­rri­das duran­te la últi­ma dic­ta­du­ra, pero tam­bién se inves­ti­gan deli­tos ante­rio­res al gol­pe, come­ti­dos bajo la feroz per­se­cu­ción desata­da en épo­cas de la Tri­ple A. El juez Mar­ce­lo Bai­la­que a car­go de la cau­sa, a pesar del pedi­do de los fami­lia­res de los mili­tan­tes y sin­di­ca­lis­tas que fue­ron ase­si­na­dos en la zona de las fábri­cas del gran Rosa­rio, se nie­ga has­ta aho­ra a ir con­tra los res­pon­sa­bles del poder eco­nó­mi­co que se bene­fi­cia­ron con la repre­sión. Mien­tras, la que­re­lla soli­ci­tó indi­vi­dua­li­zar a la máxi­ma jerar­quía de cada una de las indus­trias del cor­dón con­si­de­ran­do que el rol del poder eco­nó­mi­co fue cla­ve en estas muer­tes.

Con los años, esa pri­me­ra for­ma orga­ni­za­ti­va se reflo­tó duran­te las jor­na­das y movi­li­za­cio­nes de junio-julio de 1975, con­tra el plan eco­nó­mi­co de Rodri­go, cuan­do se con­for­mó la «Coor­di­na­do­ra de Gre­mios en Lucha de la Zona Nor­te del Gran Rosa­rio (1975−1976)”. La inte­gra­ron entre otros petro­quí­mi­cos, quí­mi­cos, jun­to al Fren­te Gre­mial Docen­te, obre­ros de John Dee­re, Hano­mag, Cons­truc­ción, UPCN, Judi­cia­les, Muni­ci­pa­les, Ban­ca­rios, Mer­can­ti­les, Meta­lúr­gi­cos, Sani­dad, Cera­mis­ta, Vil­ver (V. Cons­ti­tu­ción y Rosa­rio), Sul­fa­cid. La Mesa Pro­vi­so­ria levan­tó el lema “Si los patro­nes coor­di­nan para explo­tar, los tra­ba­ja­do­res coor­di­na­mos para erra­di­car la explo­ta­ción.” Una bre­ve repli­ca de la nota publi­ca­da en el por­tal del Sin­di­ca­to de Obre­ros y Emplea­dos Petro­quí­mi­cos Uni­dos.

Otra cau­sa en cur­so es la de Acin­dar que con­ti­núan con las cita­cio­nes a inda­ga­to­ria a los impu­tados, ini­cia­da el año pasa­do con lo cual se pue­de infe­rir que has­ta el juez fede­ral Mar­ce­lo Bai­la­que los impu­te pasa­rá un pro­lon­ga­do tiem­po. Lo mis­mo que sea ele­va­da a jui­cio oral y públi­co. Cabe pre­ci­sar que la fra­se acu­ña­da «sub­ver­sión fabril» o «gue­rri­lla fabril» fue pro­nun­cia­da por Ricar­do Bal­bín, cuan­do comen­zó la repre­sión en las fábri­cas de la región. Sin olvi­dar que el Minis­tro del Inte­rior de Isa­bel Perón, Alber­to Roca­mo­ra, lo deno­mi­nó “Ope­ra­ti­vo Ser­pien­te Roja del Para­ná”, y jus­ti­fi­có el mis­mo para com­ba­tir el lla­ma­do «com­plot de la Indus­tria Pesa­da».

Con rela­ción a la repre­sión com­par­ti­mos una tra­mo de la nota de Ale­jan­dro Jalins­ki en el «Cohe­te a la Luna». «Cita una defi­ni­ción de la espe­cia­lis­ta espa­ño­la Libia Are­nal Lona en un semi­na­rio en Flac­so, en su sede por­te­ña, al pre­sen­tar su libro para juz­gar los crí­me­nes eco­nó­mi­cos con­tra la huma­ni­dad, y dia­lo­gar sobre el jui­cio a Ford.

Seña­la que a lo lar­go de la sen­ten­cia se afir­ma la exis­ten­cia de una estre­cha alian­za y con­ver­gen­cia ideo­ló­gi­ca entre éli­tes empre­sa­ria­les y mili­ta­res que ata­ca­ba al mis­mo tiem­po a la deno­mi­na­da «sub­ver­sión» y al movi­mien­to obre­ro (sien­do un bino­mio indi­so­cia­ble).»

Una defi­ni­ción recha­za­da por quie­nes en la déca­da de los seten­ta esta­ban en con­tra de la insur­gen­cia arma­da y aho­ra la pro­lon­gan. En sus perió­di­cos escri­bían «esa comi­sión inter­na es pro rusa o pro chi­na».

No al muro de impu­ni­dad

Pre­ci­sa­men­te días pasa­dos los dipu­tados Matil­de Brue­ra y Car­los del Fra­de pre­sen­ta­ron sen­dos pro­yec­tos para con­for­mar comi­sio­nes inves­ti­ga­do­res de los res­pon­sa­bles de la repre­sión a san­gre y fue­go.

“Acto­res eco­nó­mi­cos, empre­sa­rios o empre­sas, que pro­mo­vie­ron, eje­cu­ta­ron, faci­li­ta­ron, con­tri­bu­ye­ron, se bene­fi­cia­ron o par­ti­ci­pa­ron de algu­na for­ma en los deli­tos de lesa huma­ni­dad en San­ta Fe”. Soli­ci­ta la dipu­tada pro­vin­cial por el Fren­te de Todos, Matil­de Brue­ra, en su pro­yec­to de ley.

Por su lado, el jefe del blo­que del Fren­te Social y Popu­lar Car­los del Fra­de vol­vió a pedir­le a la Cáma­ra de Dipu­tados que inte­gre una comi­sión inves­ti­ga­do­ra por la Ver­dad, la Memo­ria y la Jus­ti­cia que iden­ti­fi­que a los cóm­pli­ces civi­les del terro­ris­mo de Esta­do en la pro­vin­cia y a las empre­sas que se bene­fi­cia­ron o le die­ron apo­yo eco­nó­mi­co, téc­ni­co, polí­ti­co o logís­ti­co-. La ini­cia­ti­va par­la­men­ta­ria es la ter­ce­ra en seis años.

En tan­to en enero, la Rela­to­ría Espe­cial sobre Dere­chos Eco­nó­mi­cos, Socia­les, Cul­tu­ra­les y Ambien­ta­les (Redes­ca) de la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos (CIDH), recla­mó la pues­ta en vigen­cia de la ley Res­pon­sa­bi­li­dad Empre­sa­rial en deli­tos de lesa huma­ni­dad, san­cio­na­da en el 2015.

Una vuel­ta de pági­na

«Toda la Argen­ti­na debe dar vuel­ta una pági­na, que nos dis­tan­ció mucho tiem­po por la incon­duc­ta de algu­nos», con­si­de­ró el pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez, al enca­be­zar en Cam­po de Mayo el acto de des­pe­di­da del con­tin­gen­te que cum­pli­rá fun­cio­nes en la Fuer­za de las Nacio­nes Uni­das para el Man­te­ni­mien­to de la Paz en Chi­pre (Unficyp). Acom­pa­ña­do en la cere­mo­nia por el minis­tro de Defen­sa, Agus­tín Ros­si, el jefe de Esta­do sub­ra­yó que hoy se pue­de decir que los «hom­bres y muje­res de las Fuer­zas Arma­das han naci­do como ofi­cia­les en la demo­cra­cia». «Yo lo cele­bro y no va en detri­men­to de nadie. Muchos ofi­cia­les tra­ba­ja­ron en la ins­ti­tu­cio­na­li­dad y para la demo­cra­cia», aña­dió Alber­to Fer­nán­dez ante la nue­va cúpu­la mili­tar, que según lo pre­vis­to será pues­ta en fun­cio­nes la sema­na que vie­ne. Tres días des­pués pidió dis­cul­pas. Una pro­pues­ta en un con­tex­to de recon­ci­lia­ción como lo deman­da el San­to Padre en nota publi­ca­da por esta agen­cia,  res­pal­da­da por Eduar­do Duhal­de y Car­los Menen, entre otros.

Obvio que la defi­ni­ción del Pre­si­den­te gene­ró rabia de la mili­tan­cia de dere­chos huma­nos, fami­lia­res, un par de sin­di­ca­tos, mien­tras otros guar­da­ron un calla­do silen­cio, y en este caso que se pon­ga el sayo quien le que­pa, en cam­bio otros lo res­pal­da­ron al inter­pre­tar lo de cam­biar la pági­na de la his­to­ria.

Lo de Nora Cor­ti­ñas mar­co un antes y des­pués a la hora de asu­mir defi­ni­cio­nes. En ese con­tex­to una Jus­ti­cia, de Ver­dad y con Memo­ria, pue­de rever­tir este pano­ra­ma de por quien doblan las cam­pa­nas. No solo por los jui­cios a la gue­rri­lla fabril, sino a los jui­cios de lesa huma­ni­dad, como aco­tó al ser con­sul­ta­do por esta agen­cia un inte­gran­te de la Jus­ti­cia Fede­ral, en una ron­da de con­sul­ta a jue­ces y fis­ca­les para esta nota. Por­que la Memo­ria es rebel­día con­tra el olvi­do y la impu­ni­dad. El desafío esta plan­tea­do.

ANRed*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: