Argen­ti­na. ¿Por quién doblan las cam­pa­nas? Doblan por los jui­cios a la «sub­ver­sión» fabril

Lucho Soria /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​27 de febre­ro de 2020

El terro­ris­mo de Esta­do, o Esta­do Mili­tar, antes y des­pués del 24 del 76 ata­có a los cen­tros fabri­les simul­tá­nea­men­te a las orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias, que se enfren­ta­ban al blo­que de poder. A 44 años los jui­cios a los empre­sa­rios de la dic­ta­du­ra tie­nen un andar can­sino. Per­kins, Cór­do­ba, Cor­dón Indus­trial de San Loren­zo y Acin­dar, en San­ta Fe y Asti­lle­ros Río San­tia­go en La Pla­ta, ejem­plos de la inves­ti­ga­ción judi­cial para­li­za­da. Recla­mos inter­na­cio­na­les y nacio­na­les por una Jus­ti­cia, de Ver­dad y con Memo­ria.

A 44 años del ini­cio de la dic­ta­du­ra, que se ini­ció con la Masa­cre de Capi­lla del Rosa­rio el 11 de agos­to de 1974, los jui­cios a la repre­sión fabril están en pará­li­sis como era de pre­ver. En Cór­do­ba los ex tra­ba­ja­do­res de Per­kins tie­ne pre­vis­to el 19 de mar­zo un acto en las puer­tas de la fábri­ca para recor­dar a sus com­pa­ñe­ros dete­ni­dos des­apa­re­ci­dos, en un ges­to pre­si­di­do por quien fue­ra su últi­mo secre­ta­rio gene­ral del sin­di­ca­to, Juan Enri­que Villa. Pre­ci­sa­men­te repro­du­ci­mos su tes­ti­mo­nio en el jui­cio de La Per­la, en una sín­te­sis del tex­to del cole­ga cruz­de­le­je­ño Ale­xis Oli­va.

«La pre­sen­cia de los ex obre­ros de la fábri­ca Per­kins, con las fotos de sus com­pa­ñe­ros des­apa­re­ci­dos y ase­si­na­dos por la dic­ta­du­ra en sus pechos, pre­sa­gia­ba que la jor­na­da de ayer en el jui­cio La Per­la – La Ribe­ra iba a ser espe­cial­men­te ilus­tra­ti­va de la com­pli­ci­dad empre­sa­rial con el terro­ris­mo de Esta­do».

Los nom­bres de Pedro Ven­tu­ra Flo­res, Hugo Alber­to Gar­cía, Adol­fo Ricar­do Luján, José Anto­nio Apon­tes, Víc­tor Hugo Gon­zá­lez, Gui­ller­mo Abel Puche­ta y César Jeró­ni­mo Cór­do­ba fue­ron evo­ca­dos por el tes­ti­go Juan Enri­que Villa, quien fue­ra secre­ta­rio gene­ral del Sin­di­ca­to de Per­kins al momen­to del gol­pe de Esta­do, el 24 de mar­zo de 1976.

“Éra­mos un gru­po de com­pa­ñe­ros que asu­mi­mos un tra­ba­jo rei­vin­di­ca­ti­vo muy fuer­te para recu­pe­rar el gre­mio, que (a prin­ci­pios de los ‘70) esta­ba en manos del sec­tor buro­crá­ti­co, que eran súb­di­tos de la empre­sa. En febre­ro de 1973 gana­mos las elec­cio­nes con la Lis­ta Marrón. La pri­me­ra comi­sión direc­ti­va estu­vo pre­si­di­da por Miguel Ángel Agüe­ra y lue­go me tocó pre­si­dir­la a mí, en una ges­tión inte­rrum­pi­da por el gol­pe del 24 de mar­zo del ‘76”, narró Villa.

Pero la per­se­cu­ción a sus diri­gen­tes había empe­za­do mucho antes, con el levan­ta­mien­to poli­cial de febre­ro de 1974 cono­ci­do como el Nava­rra­zo. El gre­mio de Per­kins mili­ta­ba en la CGT de los Argen­ti­nos, que en Cór­do­ba con­du­cían Agus­tín Tos­co y Ati­lio López. Al ser “nor­ma­li­za­da” por la Inter­ven­ción Fede­ral, los sin­di­ca­tos com­ba­ti­vos con­for­ma­ron la Mesa de Gre­mios en Lucha, para resis­tir a la repre­sión para­mi­li­tar y lue­go a la dic­ta­du­ra.

El tes­ti­go apor­tó al Tri­bu­nal un infor­me –par­te del acer­vo docu­men­tal del Archi­vo de la Memo­ria- de la Poli­cía Fede­ral, fecha­do el 15 de mar­zo del ‘76, que daba cuen­ta de la acti­vi­dad de los sin­di­ca­tos y en el que figu­ra­ban su nom­bre y el de nume­ro­sos inte­gran­tes de ese espa­cio que lue­go serían víc­ti­mas de la repre­sión. Ade­más, pre­sen­tó otro docu­men­to de inte­li­gen­cia pos­te­rior al secues­tro de Gar­cía y Apon­tes, el 18 de mayo del ‘76, que seña­la­ba: “No se des­car­ta la posi­bi­li­dad de que Apon­tes y Gar­cía, por haber sido inte­gran­tes de la Mesa de Gre­mios en Lucha que apo­ya a la izquier­da, hayan sido inte­gran­tes de las orga­ni­za­cio­nes arma­das”.

Ante la des­apa­ri­ción de sus com­pa­ñe­ros, y en el peor momen­to de la dic­ta­du­ra, los tra­ba­ja­do­res de Per­kins hicie­ron una huel­ga de dos días, recor­dó Villa. “Des­pués la empre­sa hacía ir dos veces al día al Ejér­ci­to a la fábri­ca. Hacían una lis­ta, y saca­ban a cua­tro o cin­co com­pa­ñe­ros, los hacían dor­mir en (el cam­po de con­cen­tra­ción de) La Ribe­ra. No les pega­ban y los sol­ta­ban a los dos días, pero eso los ame­dren­ta­ba”, denun­ció. Ade­más, un fun­cio­na­rio de la fábri­ca “habla­ba por telé­fono a las casas de los com­pa­ñe­ros y decía: ‘Mire que el Ter­cer Cuer­po ha pre­gun­ta­do por su mari­do. Tra­te de decir­le que no par­ti­ci­pe en reunio­nes’. Eso es abso­lu­ta com­pli­ci­dad de la empre­sa con la repre­sión”, expli­có. Un refle­jo de no solo de la repre­sión en Per­kins, sino tam­bién en las demás fabri­cas como Fiat, IKa, entre otras. Gran­de Moto­res Die­sel, don­de fue secues­tra­do y ase­si­na­do por el Ejér­ci­to el dele­ga­do Adrián Macha­do, un inol­vi­da­ble com­pa­ñe­ro.

La cau­sa de los Tra­ba­ja­do­res del Cor­dón Indus­trial de San Loren­zo 

La sema­na pasa­da con­ti­nua­ron los tes­ti­mo­nios reque­ri­dos por el fis­cal Adol­fo Villa­te a quie­nes la pro­ta­go­ni­za­ron, o la escri­bie­ron como el Leo­ni­das Noni Ceru­ti. La mis­ma se ini­cio en abril de 2015 cuan­do la Liga Argen­ti­na por los Dere­chos del Hom­bre se cons­ti­tu­ye como que­re­llan­te, toman­do un tra­ba­jo de fami­lia­res y víc­ti­mas del geno­ci­dio, del Espa­cio por la Memo­ria, la Ver­dad y la Jus­ti­cia del Cor­dón Indus­trial de San Loren­zo. Los crí­me­nes inves­ti­ga­dos se come­tie­ron des­de el nor­te del Gran Rosa­rio has­ta Puer­to Gene­ral San Mar­tín, lle­van­do el expe­dien­te el núme­ro 16104, cara­tu­la­do como «Rodrí­guez, Pedro y otros sobre pri­va­ción ile­gal de la liber­tad, ame­na­zas, tor­men­tos y otros». La enca­be­za el nom­bre de quien fue dipu­tado pro­vin­cial del PJ y con­ce­jal del mis­mo par­ti­do en San Loren­zo, quien ya fue con­de­na­do por otro caso de lesa huma­ni­dad en los últi­mos tiem­pos.

Se bus­ca juz­gar a los res­pon­sa­bles de la muer­te y des­apa­ri­ción de 19 mili­tan­tes y diri­gen­tes sin­di­ca­les ocu­rri­das duran­te la últi­ma dic­ta­du­ra, pero tam­bién se inves­ti­gan deli­tos ante­rio­res al gol­pe, come­ti­dos bajo la feroz per­se­cu­ción des­ata­da en épo­cas de la Tri­ple A. El juez Mar­ce­lo Bai­la­que a car­go de la cau­sa, a pesar del pedi­do de los fami­lia­res de los mili­tan­tes y sin­di­ca­lis­tas que fue­ron ase­si­na­dos en la zona de las fábri­cas del gran Rosa­rio, se nie­ga has­ta aho­ra a ir con­tra los res­pon­sa­bles del poder eco­nó­mi­co que se bene­fi­cia­ron con la repre­sión. Mien­tras, la que­re­lla soli­ci­tó indi­vi­dua­li­zar a la máxi­ma jerar­quía de cada una de las indus­trias del cor­dón con­si­de­ran­do que el rol del poder eco­nó­mi­co fue cla­ve en estas muer­tes.

Con los años, esa pri­me­ra for­ma orga­ni­za­ti­va se reflo­tó duran­te las jor­na­das y movi­li­za­cio­nes de junio-julio de 1975, con­tra el plan eco­nó­mi­co de Rodri­go, cuan­do se con­for­mó la «Coor­di­na­do­ra de Gre­mios en Lucha de la Zona Nor­te del Gran Rosa­rio (1975−1976)”. La inte­gra­ron entre otros petro­quí­mi­cos, quí­mi­cos, jun­to al Fren­te Gre­mial Docen­te, obre­ros de John Dee­re, Hano­mag, Cons­truc­ción, UPCN, Judi­cia­les, Muni­ci­pa­les, Ban­ca­rios, Mer­can­ti­les, Meta­lúr­gi­cos, Sani­dad, Cera­mis­ta, Vil­ver (V. Cons­ti­tu­ción y Rosa­rio), Sul­fa­cid. La Mesa Pro­vi­so­ria levan­tó el lema “Si los patro­nes coor­di­nan para explo­tar, los tra­ba­ja­do­res coor­di­na­mos para erra­di­car la explo­ta­ción.” Una bre­ve repli­ca de la nota publi­ca­da en el por­tal del Sin­di­ca­to de Obre­ros y Emplea­dos Petro­quí­mi­cos Uni­dos.

Otra cau­sa en cur­so es la de Acin­dar que con­ti­núan con las cita­cio­nes a inda­ga­to­ria a los impu­tados, ini­cia­da el año pasa­do con lo cual se pue­de infe­rir que has­ta el juez fede­ral Mar­ce­lo Bai­la­que los impu­te pasa­rá un pro­lon­ga­do tiem­po. Lo mis­mo que sea ele­va­da a jui­cio oral y públi­co. Cabe pre­ci­sar que la fra­se acu­ña­da «sub­ver­sión fabril» o «gue­rri­lla fabril» fue pro­nun­cia­da por Ricar­do Bal­bín, cuan­do comen­zó la repre­sión en las fábri­cas de la región. Sin olvi­dar que el Minis­tro del Inte­rior de Isa­bel Perón, Alber­to Roca­mo­ra, lo deno­mi­nó “Ope­ra­ti­vo Ser­pien­te Roja del Para­ná”, y jus­ti­fi­có el mis­mo para com­ba­tir el lla­ma­do «com­plot de la Indus­tria Pesa­da».

Con rela­ción a la repre­sión com­par­ti­mos una tra­mo de la nota de Ale­jan­dro Jalins­ki en el «Cohe­te a la Luna». «Cita una defi­ni­ción de la espe­cia­lis­ta espa­ño­la Libia Are­nal Lona en un semi­na­rio en Flac­so, en su sede por­te­ña, al pre­sen­tar su libro para juz­gar los crí­me­nes eco­nó­mi­cos con­tra la huma­ni­dad, y dia­lo­gar sobre el jui­cio a Ford.

Seña­la que a lo lar­go de la sen­ten­cia se afir­ma la exis­ten­cia de una estre­cha alian­za y con­ver­gen­cia ideo­ló­gi­ca entre éli­tes empre­sa­ria­les y mili­ta­res que ata­ca­ba al mis­mo tiem­po a la deno­mi­na­da «sub­ver­sión» y al movi­mien­to obre­ro (sien­do un bino­mio indi­so­cia­ble).»

Una defi­ni­ción recha­za­da por quie­nes en la déca­da de los seten­ta esta­ban en con­tra de la insur­gen­cia arma­da y aho­ra la pro­lon­gan. En sus perió­di­cos escri­bían «esa comi­sión inter­na es pro rusa o pro chi­na».

No al muro de impu­ni­dad

Pre­ci­sa­men­te días pasa­dos los dipu­tados Matil­de Brue­ra y Car­los del Fra­de pre­sen­ta­ron sen­dos pro­yec­tos para con­for­mar comi­sio­nes inves­ti­ga­do­res de los res­pon­sa­bles de la repre­sión a san­gre y fue­go.

“Acto­res eco­nó­mi­cos, empre­sa­rios o empre­sas, que pro­mo­vie­ron, eje­cu­ta­ron, faci­li­ta­ron, con­tri­bu­ye­ron, se bene­fi­cia­ron o par­ti­ci­pa­ron de algu­na for­ma en los deli­tos de lesa huma­ni­dad en San­ta Fe”. Soli­ci­ta la dipu­tada pro­vin­cial por el Fren­te de Todos, Matil­de Brue­ra, en su pro­yec­to de ley.

Por su lado, el jefe del blo­que del Fren­te Social y Popu­lar Car­los del Fra­de vol­vió a pedir­le a la Cáma­ra de Dipu­tados que inte­gre una comi­sión inves­ti­ga­do­ra por la Ver­dad, la Memo­ria y la Jus­ti­cia que iden­ti­fi­que a los cóm­pli­ces civi­les del terro­ris­mo de Esta­do en la pro­vin­cia y a las empre­sas que se bene­fi­cia­ron o le die­ron apo­yo eco­nó­mi­co, téc­ni­co, polí­ti­co o logís­ti­co-. La ini­cia­ti­va par­la­men­ta­ria es la ter­ce­ra en seis años.

En tan­to en enero, la Rela­to­ría Espe­cial sobre Dere­chos Eco­nó­mi­cos, Socia­les, Cul­tu­ra­les y Ambien­ta­les (Redes­ca) de la Comi­sión Inter­ame­ri­ca­na de Dere­chos Huma­nos (CIDH), recla­mó la pues­ta en vigen­cia de la ley Res­pon­sa­bi­li­dad Empre­sa­rial en deli­tos de lesa huma­ni­dad, san­cio­na­da en el 2015.

Una vuel­ta de pági­na

«Toda la Argen­ti­na debe dar vuel­ta una pági­na, que nos dis­tan­ció mucho tiem­po por la incon­duc­ta de algu­nos», con­si­de­ró el pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez, al enca­be­zar en Cam­po de Mayo el acto de des­pe­di­da del con­tin­gen­te que cum­pli­rá fun­cio­nes en la Fuer­za de las Nacio­nes Uni­das para el Man­te­ni­mien­to de la Paz en Chi­pre (Unficyp). Acom­pa­ña­do en la cere­mo­nia por el minis­tro de Defen­sa, Agus­tín Ros­si, el jefe de Esta­do sub­ra­yó que hoy se pue­de decir que los «hom­bres y muje­res de las Fuer­zas Arma­das han naci­do como ofi­cia­les en la demo­cra­cia». «Yo lo cele­bro y no va en detri­men­to de nadie. Muchos ofi­cia­les tra­ba­ja­ron en la ins­ti­tu­cio­na­li­dad y para la demo­cra­cia», aña­dió Alber­to Fer­nán­dez ante la nue­va cúpu­la mili­tar, que según lo pre­vis­to será pues­ta en fun­cio­nes la sema­na que vie­ne. Tres días des­pués pidió dis­cul­pas. Una pro­pues­ta en un con­tex­to de recon­ci­lia­ción como lo deman­da el San­to Padre en nota publi­ca­da por esta agen­cia,  res­pal­da­da por Eduar­do Duhal­de y Car­los Menen, entre otros.

Obvio que la defi­ni­ción del Pre­si­den­te gene­ró rabia de la mili­tan­cia de dere­chos huma­nos, fami­lia­res, un par de sin­di­ca­tos, mien­tras otros guar­da­ron un calla­do silen­cio, y en este caso que se pon­ga el sayo quien le que­pa, en cam­bio otros lo res­pal­da­ron al inter­pre­tar lo de cam­biar la pági­na de la his­to­ria.

Lo de Nora Cor­ti­ñas mar­co un antes y des­pués a la hora de asu­mir defi­ni­cio­nes. En ese con­tex­to una Jus­ti­cia, de Ver­dad y con Memo­ria, pue­de rever­tir este pano­ra­ma de por quien doblan las cam­pa­nas. No solo por los jui­cios a la gue­rri­lla fabril, sino a los jui­cios de lesa huma­ni­dad, como aco­tó al ser con­sul­ta­do por esta agen­cia un inte­gran­te de la Jus­ti­cia Fede­ral, en una ron­da de con­sul­ta a jue­ces y fis­ca­les para esta nota. Por­que la Memo­ria es rebel­día con­tra el olvi­do y la impu­ni­dad. El desa­fío esta plan­tea­do.

ANRed*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *