Cuba. Decla­ra­ción del Fren­te Anti­im­pe­ria­lis­ta Inter­na­cio­na­lis­ta sobre la base de Guan­tá­na­mo y otras bases mili­ta­res

Resu­men Lati­noa­me­ri­cano, 25 febre­ro 2020

El 23 de Febre­ro se cum­plie­ron 117 años de la ile­gal ocu­pa­ción de la bahía de Guan­tá­na­mo en Cuba, por par­te de los EEUU. Un terri­to­rio de poco más de 100 kiló­me­tros cua­dra­dos en el que Esta­dos Uni­dos man­tie­ne una base naval y ade­más, des­de 2002, un cen­tro de inter­na­mien­to ile­gal de supues­tos com­ba­tien­tes de Al Qae­da.

En 1903 se fir­mó, en con­di­cio­nes de ocu­pa­ción mili­tar, un tra­ta­do de arren­da­mien­to entre EEUU y Cuba por el que se cedía dicho terri­to­rio a cam­bio de un alqui­ler. Des­de el triun­fo de la Revo­lu­ción en 1959, Cuba ha veni­do denun­cian­do este tra­ta­do, negán­do­se a per­ci­bir el arren­da­mien­to y exi­gien­do a EEUU que ter­mi­ne con su ocu­pa­ción de la bahía de Guan­tá­na­mo.

En 1969, la Con­ven­ción Inter­na­cio­nal sobre Dere­cho de tra­ta­dos, cele­bra­da en Vie­na, decla­ró en su artícu­lo 52 como nulo “todo tra­ta­do cuyo con­sen­ti­mien­to se alcan­ce con la ame­na­za o uso de la fuer­za”, tal como ocu­rrió en la ins­ta­la­ción de la base de Guan­tá­na­mo. La exis­ten­cia de la base de Guan­tá­na­mo se aña­de ade­más a dece­nas de otras ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res de EEUU y de otros alia­dos de la OTAN en el sub­con­ti­nen­te lati­noa­me­ri­cano. Se da la para­do­ja de que la región fue decla­ra­da “Zona de Paz”, en pro­cla­ma fir­ma­da por 33 paí­ses de la región en la II Cum­bre de la Comu­ni­dad de Esta­dos Lati­noa­me­ri­ca­nos y Cari­be­ños (CELAC), en enero de 2014.

Todas estas ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res cons­ti­tu­yen una per­ma­nen­te ame­na­za con­tra la sobe­ra­nía de las nacio­nes, des­de don­de se pro­mue­ven con­ti­nuos actos de hos­ti­ga­mien­to, des­es­ta­bi­li­za­ción y agre­sio­nes mili­ta­res, abier­tas o encu­bier­tas, con­tra aque­llos gobier­nos que no se plie­gan a las exi­gen­cias de la admi­nis­tra­ción de los EEUU, en espe­cial con­tra la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la.

En este con­tex­to, resul­ta espe­cial­men­te con­de­na­ble el papel de las oli­gar­quías loca­les en los dis­tin­tos gobier­nos, que con­sien­ten la pre­sen­cia de esas bases mili­ta­res en sus terri­to­rios sobe­ra­nos con tal de ver res­pal­da­dos sus mez­qui­nos intere­ses subor­di­na­dos.

Este pano­ra­ma dis­ta de ser exclu­si­vo del sub­con­ti­nen­te lati­noa­me­ri­cano: los ten­tácu­los de la fuer­za mili­tar de los EEUU se extien­den a más 800 bases e ins­ta­la­cio­nes repar­ti­das por todo el mun­do. En el caso espa­ñol, las bases de Rota y Morón jue­gan un papel de pri­mer orden como pun­to de abas­te­ci­mien­to estra­té­gi­co des­de los EEUU y de pro­yec­ción de la fuer­za para todas las ope­ra­cio­nes mili­ta­res en el Medio Orien­te Amplia­do, Áfri­ca Sub­saha­ria­na y, últi­ma­men­te, de cer­co mili­tar a Rusia.

Las oli­gar­quías loca­les cre­ci­das con la dic­ta­du­ra de Fran­co per­mi­tie­ron la ins­ta­la­ción de estas bases a cam­bio de un apo­yo polí­ti­co que rom­pie­ra el ais­la­mien­to inter­na­cio­nal de un régi­men de reco­no­ci­do ori­gen fas­cis­ta. La nun­ca resuel­ta recu­pe­ra­ción de la demo­cra­cia en Espa­ña ha per­mi­ti­do la per­vi­ven­cia de tales bases, has­ta el pun­to de que hoy resul­ta impen­sa­ble su mero cues­tio­na­mien­to, inclu­so entre los sec­to­res del “nue­vo gobierno de pro­gre­so”.

El silen­cio sobre este tema no va a evi­tar la reali­dad de los hechos: el Reino de Espa­ña es cóm­pli­ce de los crí­me­nes de gue­rra que los EEUU come­ten des­de nues­tro terri­to­rio; pero ade­más, su silen­cio sobre los crí­me­nes del poder mili­tar de los EEUU, su per­ma­nen­cia como alia­do incon­di­cio­nal en la OTAN y su inac­ti­vi­dad en pro­cu­ra de alian­zas y alter­na­ti­vas para el des­man­te­la­mien­to de tan per­ni­cio­sos ins­tru­men­tos, solo con­du­cen al sacri­fi­co del dere­cho del pue­blo espa­ñol a vivir en paz y a resol­ver los con­flic­tos por la vía pací­fi­ca, tal como pro­cla­ma­ra la Cons­ti­tu­ción de la Segun­da Repú­bli­ca: “Espa­ña renun­cia a la gue­rra como ins­tru­men­to de polí­ti­ca nacio­nal”.

Des­de el Fren­te Anti­im­pe­ria­lis­ta Inter­na­cio­na­lis­ta hace­mos un lla­ma­mien­to a todas las orga­ni­za­cio­nes anti­im­pe­ria­lis­tas, soli­da­rias y por la paz a denun­ciar la ocu­pa­ción ile­gal de Guan­tá­na­mo por par­te de los Esta­dos Uni­dos y la exis­ten­cia de más de 800 bases mili­ta­res de los EEUU en el extran­je­ro.

Asi­mis­mo, exi­gi­mos del Gobierno espa­ñol la sali­da inme­dia­ta de la orga­ni­za­ción cri­mi­nal OTAN y el cie­rre de las bases mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nas en terri­to­rio espa­ñol.

¡POR LA SOBERANÍA DE LOS PUEBLOS!
¡FUERA MANOS ESTADOUNIDENSES DE CUBA!
¡OTAN NO, BASES FUERA!

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: