Cuba. Decla­ra­ción del Fren­te Anti­im­pe­ria­lis­ta Inter­na­cio­na­lis­ta sobre la base de Guan­tá­na­mo y otras bases mili­ta­res

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 25 febre­ro 2020

El 23 de Febre­ro se cum­plie­ron 117 años de la ile­gal ocu­pa­ción de la bahía de Guan­tá­na­mo en Cuba, por par­te de los EEUU. Un terri­to­rio de poco más de 100 kiló­me­tros cua­dra­dos en el que Esta­dos Uni­dos man­tie­ne una base naval y ade­más, des­de 2002, un cen­tro de inter­na­mien­to ile­gal de supues­tos com­ba­tien­tes de Al Qae­da.

En 1903 se fir­mó, en con­di­cio­nes de ocu­pa­ción mili­tar, un tra­ta­do de arren­da­mien­to entre EEUU y Cuba por el que se cedía dicho terri­to­rio a cam­bio de un alqui­ler. Des­de el triun­fo de la Revo­lu­ción en 1959, Cuba ha veni­do denun­cian­do este tra­ta­do, negán­do­se a per­ci­bir el arren­da­mien­to y exi­gien­do a EEUU que ter­mi­ne con su ocu­pa­ción de la bahía de Guan­tá­na­mo.

En 1969, la Con­ven­ción Inter­na­cio­nal sobre Dere­cho de tra­ta­dos, cele­bra­da en Vie­na, decla­ró en su artícu­lo 52 como nulo “todo tra­ta­do cuyo con­sen­ti­mien­to se alcan­ce con la ame­na­za o uso de la fuer­za”, tal como ocu­rrió en la ins­ta­la­ción de la base de Guan­tá­na­mo. La exis­ten­cia de la base de Guan­tá­na­mo se aña­de ade­más a dece­nas de otras ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res de EEUU y de otros alia­dos de la OTAN en el sub­con­ti­nen­te lati­no­ame­ri­cano. Se da la para­do­ja de que la región fue decla­ra­da “Zona de Paz”, en pro­cla­ma fir­ma­da por 33 paí­ses de la región en la II Cum­bre de la Comu­ni­dad de Esta­dos Lati­no­ame­ri­ca­nos y Cari­be­ños (CELAC), en enero de 2014.

Todas estas ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res cons­ti­tu­yen una per­ma­nen­te ame­na­za con­tra la sobe­ra­nía de las nacio­nes, des­de don­de se pro­mue­ven con­ti­nuos actos de hos­ti­ga­mien­to, des­es­ta­bi­li­za­ción y agre­sio­nes mili­ta­res, abier­tas o encu­bier­tas, con­tra aque­llos gobier­nos que no se plie­gan a las exi­gen­cias de la admi­nis­tra­ción de los EEUU, en espe­cial con­tra la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la.

En este con­tex­to, resul­ta espe­cial­men­te con­de­na­ble el papel de las oli­gar­quías loca­les en los dis­tin­tos gobier­nos, que con­sien­ten la pre­sen­cia de esas bases mili­ta­res en sus terri­to­rios sobe­ra­nos con tal de ver res­pal­da­dos sus mez­qui­nos intere­ses subor­di­na­dos.

Este pano­ra­ma dis­ta de ser exclu­si­vo del sub­con­ti­nen­te lati­no­ame­ri­cano: los ten­tácu­los de la fuer­za mili­tar de los EEUU se extien­den a más 800 bases e ins­ta­la­cio­nes repar­ti­das por todo el mun­do. En el caso espa­ñol, las bases de Rota y Morón jue­gan un papel de pri­mer orden como pun­to de abas­te­ci­mien­to estra­té­gi­co des­de los EEUU y de pro­yec­ción de la fuer­za para todas las ope­ra­cio­nes mili­ta­res en el Medio Orien­te Amplia­do, Áfri­ca Sub­saha­ria­na y, últi­ma­men­te, de cer­co mili­tar a Rusia.

Las oli­gar­quías loca­les cre­ci­das con la dic­ta­du­ra de Fran­co per­mi­tie­ron la ins­ta­la­ción de estas bases a cam­bio de un apo­yo polí­ti­co que rom­pie­ra el ais­la­mien­to inter­na­cio­nal de un régi­men de reco­no­ci­do ori­gen fas­cis­ta. La nun­ca resuel­ta recu­pe­ra­ción de la demo­cra­cia en Espa­ña ha per­mi­ti­do la per­vi­ven­cia de tales bases, has­ta el pun­to de que hoy resul­ta impen­sa­ble su mero cues­tio­na­mien­to, inclu­so entre los sec­to­res del “nue­vo gobierno de pro­gre­so”.

El silen­cio sobre este tema no va a evi­tar la reali­dad de los hechos: el Rei­no de Espa­ña es cóm­pli­ce de los crí­me­nes de gue­rra que los EEUU come­ten des­de nues­tro terri­to­rio; pero ade­más, su silen­cio sobre los crí­me­nes del poder mili­tar de los EEUU, su per­ma­nen­cia como alia­do incon­di­cio­nal en la OTAN y su inac­ti­vi­dad en pro­cu­ra de alian­zas y alter­na­ti­vas para el des­man­te­la­mien­to de tan per­ni­cio­sos ins­tru­men­tos, solo con­du­cen al sacri­fi­co del dere­cho del pue­blo espa­ñol a vivir en paz y a resol­ver los con­flic­tos por la vía pací­fi­ca, tal como pro­cla­ma­ra la Cons­ti­tu­ción de la Segun­da Repú­bli­ca: “Espa­ña renun­cia a la gue­rra como ins­tru­men­to de polí­ti­ca nacio­nal”.

Des­de el Fren­te Anti­im­pe­ria­lis­ta Inter­na­cio­na­lis­ta hace­mos un lla­ma­mien­to a todas las orga­ni­za­cio­nes anti­im­pe­ria­lis­tas, soli­da­rias y por la paz a denun­ciar la ocu­pa­ción ile­gal de Guan­tá­na­mo por par­te de los Esta­dos Uni­dos y la exis­ten­cia de más de 800 bases mili­ta­res de los EEUU en el extran­je­ro.

Asi­mis­mo, exi­gi­mos del Gobierno espa­ñol la sali­da inme­dia­ta de la orga­ni­za­ción cri­mi­nal OTAN y el cie­rre de las bases mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nas en terri­to­rio espa­ñol.

¡POR LA SOBERANÍA DE LOS PUEBLOS!
¡FUERA MANOS ESTADOUNIDENSES DE CUBA!
¡OTAN NO, BASES FUERA!

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *