Urta­rri­la­ren 30ean… Gre­ba oro­ko­rra!!

El pró­xi­mo día 30 de enero hay con­vo­ca­da una huel­ga gene­ral en Eus­kal Herria Sur por los sin­di­ca­tos vas­cos y diver­sos colec­ti­vos popu­la­res y sec­to­ria­les. Muchos de ellos ya han anun­cia­do a tra­vés de redes socia­les su apo­yo a la jor­na­da de huel­ga. Los y las pen­sio­nis­tas vas­cas en su inmen­sa mayo­ría tam­bién han deja­do cla­ro su res­pal­do a la huel­ga.

Los sin­di­ca­tos espa­ño­les han mani­fes­ta­do que no res­pal­dan la huel­ga, por lo que una vez más los con­vier­te en esqui­ro­les al ser­vi­cio del capi­tal, de la bur­gue­sía espa­ño­la y vas­ca y de res­pal­do al Esta­do espa­ñol.

Ni UGT, ni CCOO ni CGT con­vo­can huel­ga dan­do pere­gri­nas escu­sas. No cree­mos que sea pre­ci­so per­der mucho tiem­po en reba­tir sus argu­men­tos. Sabe­mos de sobra que el argu­men­to fun­da­men­tal es su fide­li­dad al Esta­do espa­ñol y que no con­tem­plan sumar­se a las luchas que empren­den las nacio­nes opri­mi­das por «su» Espa­ña, por muy jus­tas que estas sean.

Que ellos ape­chu­guen con sus con­tra­dic­cio­nes y su hipo­cre­sía. Es fácil enten­der por qué son cada vez más mino­ri­ta­rios en Eus­kal Herria.

El gobierno vas­con­ga­do de Urku­llu y el nava­rro tam­po­co apo­yan las reivin­di­ca­cio­nes que moti­van esta huel­ga. El PNV des­de su men­ta­li­dad reac­cio­na­ria y neo­li­be­ral ya hace años que dejó cla­ro a quién apo­ya­ba… a la patro­nal, a la bur­gue­sía sea de don­de sea y a las res­pec­ti­vas oli­gar­quías.

Las con­di­cio­nes de vida de la cla­se obre­ra vas­ca son cada vez más difí­ci­les. Cada vez es más difí­cil para la cla­se tra­ba­ja­do­ra vivir en este «oasis» del PNV. Y por si fue­se poco, nues­tras pen­sio­nes tie­nen una expec­ta­ti­va cada vez peor. Curio­sa­men­te los ban­cos no dejan de enviar­nos con­ti­nuas cam­pa­ñas de publi­ci­dad de pla­nes pri­va­dos de pen­sio­nes… está cla­ra la juga­da del capi­ta­lis­mo.

Tene­mos cla­ro que la solu­ción no pasa por un capi­ta­lis­mo ama­ble que quie­re repre­sen­tar el nue­vo gobierno esta­tal ni el que tra­tan de apa­ren­tar los gobier­nos vas­cos y nava­rro. La social­de­mo­cra­cia, bien ins­ta­la­da en nues­tro país, tam­bién a tra­vés de múl­ti­ples orga­ni­za­cio­nes, anta­ño revo­lu­cio­na­rias, ha hecho el papel de «poli bueno» defen­dien­do los pla­nes del capi­tal.

Com­par­ti­mos las jus­tí­si­mas reivin­di­ca­cio­nes plan­tea­das para esta jor­na­da, pero solo las pode­mos enten­der ade­más de como una urgen­cia que per­mi­ta ali­viar las situa­cio­nes extre­mas que sufre la cla­se tra­ba­ja­do­ra como un paso en el camino hacia el desa­rro­llo de una pra­xis a favor del socia­lis­mo y del comu­nis­mo. Pen­sar que se pue­de vol­ver a ese «Esta­do de menor males­tar» o que pue­de haber con­ci­lia­ción entre cla­ses, mucho más en una situa­ción de tri­ple opre­sión social, nacio­nal y de gene­ro es puro idea­lis­mo y debe­mos des­con­fiar de quien plan­tee que este sis­te­ma es refor­ma­ble.

Este capi­ta­lis­mo ama­ble no exis­tió, no exis­te y no exis­ti­rá. Si la bur­gue­sía, el Esta­do, da algo es por­que los y las tra­ba­ja­do­ras lo hemos con­quis­ta­do con nues­tra lucha. Los que plan­tean a la cla­se tra­ba­ja­do­ra que se ha de luchar por un nue­vo Esta­do de «bien­es­tar» son cons­cien­tes de su men­ti­da y lo que quie­ren es enga­ñar­nos y apar­tar­nos de la lucha por nues­tros obje­ti­vos: el socia­lis­mo y la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria.

La social­de­mo­cra­cia y el PNV nos tra­je­ron la recon­ver­sión indus­trial, des­man­te­lan­do las gran­des empre­sas side­rúr­gi­cas, dejan­do a la cla­se obre­ra en la calle… y pos­te­rior­men­te nos tra­je­ron como alter­na­ti­va empre­sas de ser­vi­cios con con­tra­tos pre­ca­rios y suel­dos de mise­rias, inten­tan­do rom­per la soli­da­ri­dad de la cla­se obre­ra, su orga­ni­za­ción, su cen­tra­li­dad.

Tra­ba­jos con los que nues­tra juven­tud difí­cil­men­te pue­de tener una vida dig­na.

La mujer sufre toda­vía más esta pre­ca­ri­za­ción y sopor­ta las tres opre­sio­nes: como mujer, como tra­ba­ja­do­ra y como par­te de una nación opri­mi­da.

La opre­sión de la cla­se obre­ra en su con­jun­to ha aumen­ta­do para que el capi­ta­lis­mo pue­da salir de la cri­sis y con­ti­nuar con su tasa de ganan­cia.

Son muchas las crí­ti­cas que se podrían hacer a algu­nos de los con­vo­can­tes, pero no es el momen­to. El momen­to actual lo que exi­ge a las comu­nis­tas vas­cas es res­pal­dar la huel­ga gene­ral del día 30 de enero en Eus­kal Herria, tenien­do en cuen­ta que la huel­ga es un ins­tru­men­to de lucha de la cla­se obre­ra.

Cual­quier movi­li­za­ción debe ser­vir­nos para avan­zar en nues­tra orga­ni­za­ción nece­sa­ria para avan­zar hacia el socia­lis­mo y la inde­pen­den­cia.

Hace­mos un lla­ma­mien­to a sumar­se a las dife­ren­tes movi­li­za­cio­nes que se lle­va­rán en Eus­kal Herria y den­tro de estas a sumar­se a los blo­ques de cla­se con­for­ma­dos por diver­sos colec­ti­vos bajo el lema de la uni­dad obre­ra.

Boltxe kolek­ti­boa

27 de enero de 2020

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: