Cuarenta años de Estatuto… ¿y ahora qué?

Algo de historia

El 25 de octu­bre de 1979 fue apro­ba­do en refe­rén­dum el fla­man­te Esta­tu­to de la Comu­ni­dad Autó­no­ma Vas­ca. Digo fla­man­te por­que, según se pro­me­tía, con el «Sí» las opues­tas cla­ses socia­les y fuer­zas polí­ti­cas enton­ces exis­ten­tes iban a ins­tau­rar una «demo­cra­cia» que aun ampu­tada por y supe­di­ta­da a la Cons­ti­tu­ción monár­qui­ca apro­ba­da en Espa­ña un año antes, pero no en Eus­kal Herria, se nos ase­gu­ra­ba que abri­ría un futu­ro esplen­do­ro­so en el que todo sería posi­ble. El PNV y la mayo­ría de par­ti­dos ase­gu­ra­ban que tan­to la Cons­ti­tu­ción como el Esta­tu­to tenían meca­nis­mos inter­nos que per­mi­ti­rían la uni­fi­ca­ción de los terri­to­rios vas­cos y el desa­rro­llo pleno de los dere­chos socia­les, nacio­na­les y demo­crá­ti­cos.

Excep­tuan­do, por la izquier­da, al inde­pen­den­tis­mo socia­lis­ta y otras orga­ni­za­cio­nes revo­lu­cio­na­rias, y, por la dere­cha, a los fran­quis­tas des­ca­ra­dos o dis­fra­za­dos de «demó­cra­tas de toda la vida», el res­to de las fuer­zas polí­ti­cas veía el Esta­tu­to como «el pri­mer paso…» bien para una auto­no­mía mayor e inclu­so algu­nos pocos para la inde­pen­den­cia bur­gue­sa, bien para divi­dir y derro­tar a la pode­ro­sa izquier­da vas­ca. Este segun­do obje­ti­vo era asu­mi­do como prio­ri­ta­rio e inme­dia­to por el PSOE y el PNV, inclu­so más impor­tan­te que el desa­rro­llo pleno del Esta­tu­to. Las dife­ren­tes sec­cio­nes geo­grá­fi­cas de la bur­gue­sía esta­tal eran muy cons­cien­tes de que el ver­da­de­ro enemi­go a batir no era una tími­da reivin­di­ca­ción auto­no­mis­ta de las bases popu­la­res del PNV sino la fuer­za obre­ra y popu­lar de la izquier­da vas­ca en la que el inde­pen­den­tis­mo socia­lis­ta era deter­mi­nan­te.

Apro­ve­chan­do la genu­fle­xión del PCE y de otras izquier­das esta­ta­les ante el rey y el capi­tal, con un ejér­ci­to deci­di­do a man­te­ner la uni­dad del Esta­do y ampa­rán­do­se en la pro­vo­ca­da cha­pu­za del teje­ra­zo de 1981, se dic­tó la LOAPA que cor­ta­ba de cua­jo el desa­rro­llo auto­nó­mi­co pos­te­rior. Bajo esta invo­lu­ción se pre­sio­nó para abor­tar cual­quier posi­bi­li­dad de uni­fi­ca­ción nacio­nal de la par­te de Eus­kal Herria bajo domi­na­ción espa­ño­la. En 1982, la bur­gue­sía le negó al pue­blo nava­rro el dere­cho a votar en refe­rén­dum si acep­ta­ba o no la soga en el cue­llo deno­mi­na­da Comu­ni­dad Foral y en 1984 se creó el Gobierno de Nava­rra. Las clau­di­ca­cio­nes del PNV lle­va­ron a su esci­sión y a la apa­ri­ción de Eus­ko Alkar­ta­su­na en 1986.

Para enton­ces era inne­ga­ble que el Esta­tu­to era un ins­tru­men­to de domi­na­ción socio­po­lí­ti­ca y de enri­que­ci­mien­to bur­gués y, ante la fuer­za de masas de la izquier­da aber­tza­le, la mayo­ría com­pues­ta por PNV-EA-Eus­ka­di­ko Eske­rra en el Par­la­men­to de Gas­teiz apro­bó el 16 de febre­ro de 1990 una decla­ra­ción en defen­sa del dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción. Natu­ral­men­te, no sir­vió para nada excep­to para seguir enga­ñan­do a los ilu­sos: el Esta­do la igno­ró, la pren­sa la ridi­cu­li­zó, la buro­cra­cia auto­no­mis­ta la olvi­dó, la patro­nal la des­pre­ció… pero muchas per­so­nas dete­ni­das tuvie­ron que aguan­tar los chis­tes de los tor­tu­ra­do­res.

Pare­cía que con la lla­ma­da Espa­ña de las Auto­no­mías por fin entra­ba en vías de solu­ción uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas his­tó­ri­cos que pudrían inter­na­men­te el fra­ca­sa­do mar­co de acu­mu­la­ción de capi­tal lla­ma­do Espa­ña. La inca­pa­ci­dad del Esta­do para desa­rro­llar­se como «cla­se nacio­nal» inclu­so nego­cian­do cesio­nes con otras bur­gue­sías «peri­fé­ri­cas» o «regio­na­les» podía irse resol­vien­do una vez que las dos nacio­nes más resis­ten­tes has­ta ese momen­to, Cata­lun­ya y Eus­kal Herria, habían entra­do en el redil del Esta­do de las Auto­no­mías. Hay que decir que la inexis­ten­cia de una bur­gue­sía esta­tal que tam­bién fue­ra «cla­se nacio­nal» en el sen­ti­do pleno de la pala­bra, era y sigue sien­do par­te de la debi­li­dad estruc­tu­ral del capi­ta­lis­mo afec­ta­do tam­bién por un atra­so cre­cien­te e insu­pe­ra­ble en la pro­duc­ti­vi­dad del tra­ba­jo, por una corrup­ción endé­mi­ca que a fina­les de 2018 le supo­nía una pér­di­da anual equi­va­len­te a casi el 8% del PIB1 y por el plo­mi­zo peso muer­to de la cas­ta reli­gio­so-mili­tar eco­nó­mi­ca­men­te inser­ta­da en el núcleo de la bur­gue­sía esta­tal.

Las cua­tro quie­bras inter­nas, más otras meno­res que se sus­ten­tan en ellas, gene­ran una siner­gia des­truc­ti­va que, a su vez y para su desa­rro­llo, exi­ge de un auto­ri­ta­ris­mo mate­rial y sim­bó­li­co, pro­fun­do, emo­cio­nal e incons­cien­te en el núcleo deci­so­rio de la bur­gue­sía esta­tal, como si fue­ra un «códi­go gené­ti­co-cul­tu­ral» incom­pa­ti­ble con toda demo­cra­cia. La monar­quía mili­tar, la dic­ta­du­ra encu­bier­ta del Ibex 35, el poder incom­pren­si­ble que tie­ne el Vati­cano en el Esta­do espa­ñol median­te su emba­ja­da, la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal, la impu­ni­dad de la indus­tria polí­ti­co-mediá­ti­ca de mani­pu­la­ción de masas, el débil repu­dio social a la corrup­ción polí­ti­co-eco­nó­mi­ca, el pro­fun­do terro­ris­mo físi­co y moral del patriar­ca­do espa­ñol, el des­pre­cio cua­si escla­vis­ta a las cla­ses pro­le­ta­rias y el racis­mo explí­ci­to e implí­ci­to con la emi­gra­ción y los «dia­lec­tos regio­na­les»… son carac­te­rís­ti­cas bási­cas de núcleo de esta bur­gue­sía.

Duran­te cua­ren­ta años, el Esta­do solo ha per­mi­ti­do que se desa­rro­lla­ran los con­te­ni­dos esta­tu­ta­rios que ase­gu­ra­ban pri­me­ro su domi­na­ción direc­ta: fuer­zas repre­si­vas como la Ertzain­tza some­ti­das en defi­ni­ti­va al man­do mili­tar espa­ñol, al igual que los Mos­sos cata­la­nes. Segun­do, su domi­na­ción eco­nó­mi­ca a dis­tan­cia median­te la Hacien­da Foral que paga el tri­bu­to a Madrid con par­te de lo expo­lia­do al pue­blo, que­dán­do­se el res­to la bur­gue­sía auto­no­mis­ta. Ter­ce­ro, su domi­na­ción legal median­te el con­trol social prac­ti­ca­do por la jus­ti­cia auto­no­mis­ta: Tri­bu­nal Supe­rior de Jus­ti­cia del País Vas­co (TSJPV). Cuar­to, su domi­na­ción indi­rec­ta: el sis­te­ma edu­ca­ti­vo y uni­ver­si­ta­rio, y de mani­pu­la­ción de masas como EITB, que repro­du­cen la ideo­lo­gía bur­gue­sa con tin­tes auto­no­mis­tas. Quin­to, el con­trol sani­ta­rio de la fuer­za de tra­ba­jo median­te Osa­ki­detza para ase­gu­rar la pro­duc­ti­vi­dad media del tra­ba­jo. Sex­to, el con­trol del flu­jo de mer­can­cías, de la fuer­za de tra­ba­jo median­te carre­te­ras y tre­nes, y pla­ni­fi­ca­ción capi­ta­lis­ta del terri­to­rio. Y sép­ti­mo, el sis­te­ma de asis­ten­cia públi­ca para inte­grar y des­ac­ti­var ten­sio­nes socia­les gene­ra­das por el empo­bre­ci­mien­to cre­cien­te2 que el Gobierno vas­co ha inten­ta­do ocul­tar3 y el recor­te de dere­chos y liber­ta­des…

Sal­vo error nues­tro, des­pués de cua­ren­ta años están sin trans­fe­rir trein­ta y seis com­pe­ten­cias auto­nó­mi­cas con­ce­di­das en 1979. El grue­so de ellas se carac­te­ri­za por su impor­tan­cia eco­nó­mi­ca esta­tal e inter­na­cio­nal, su impor­tan­cia cien­tí­fi­ca y cul­tu­ral, su con­trol de áreas de la segu­ri­dad social y garan­tía sala­rial, su con­trol de pri­sio­nes, etc., y por­que man­tie­nen la sim­bo­lo­gía de la uni­dad terri­to­rial de la «nación espa­ño­la» en cosas de tan­to impac­to visual como las rela­cio­na­das con la matri­cu­la­ción de vehícu­los, por ejem­plo. Pero aun estan­do sin cum­plir, el Esta­tu­to ha sido y sigue sien­do un ins­tru­men­to valio­so para el capi­tal por varias razo­nes: enri­que­ce a la gran bur­gue­sía, pero tam­bién a la media­na y peque­ña median­te el clien­te­lis­mo corrup­to; legi­ti­ma al Esta­do espa­ñol en la CAV al ofre­cer razo­nes al blo­que cons­ti­tu­cio­na­lis­ta y unio­nis­ta; satis­fa­ce el difu­so y abs­trac­to sen­ti­mien­to vas­quis­ta de bases popu­la­res del PNV; es un anzue­lo en la gar­gan­ta del refor­mis­mo aber­tza­le…

Excusas del PNV

El PNV se escu­da en el incum­pli­mien­to espa­ñol para jus­ti­fi­car el retro­ce­so indus­trial con la pér­di­da del 54% de mano de obra des­de 1975 has­ta comien­zos de 2019 –de 423.000 a 194.000– debi­do a la polí­ti­ca neo­li­be­ral, al frau­de y a la negli­gen­cia4. Lo uti­li­za tam­bién para jus­ti­fi­car la reduc­ción de los ser­vi­cios médi­cos en verano5; el retro­ce­so del repar­to de la rique­za ya que en 1985 los sala­rios reci­bían el 55,5% y la bur­gue­sía el 37,84%, pero en 2017 los sala­rios baja­ron al 47,39% y la bur­gue­sía subió al 42,21%: los pri­me­ros per­die­ron el 8,11% y los segun­dos gana­ron el 5,28%; y por no can­sar, el no lle­gar a la media euro­pea6 de 100 en inno­va­ción: la CAV con 79,8 y Nafa­rroa con 75,5.

En sín­te­sis, de la mis­ma for­ma en que la impo­si­ción del euro y de la entra­da en la Unión Euro­pea con­lle­vó el empo­bre­ci­mien­to, sobre todo, de las cla­ses tra­ba­ja­do­ras del Esta­do y el enri­que­ci­mien­to de Ale­ma­nia7, de modo que cada ale­mán ha gana­do has­ta 23.000 euros y cada súb­di­to del Esta­do espa­ñol ha per­di­do has­ta 5.000 euros8, o algo más. Del mis­mo modo, tam­bién el desa­rro­llo del Esta­tu­to ha sig­ni­fi­ca­do el empo­bre­ci­mien­to rela­ti­vo del pue­blo tra­ba­ja­dor en gene­ral y del pro­le­ta­ria­do en par­ti­cu­lar, y el enri­que­ci­mien­to de la bur­gue­sía y de su Esta­do. El dete­rio­ro es tan alar­man­te que inclu­so el dia­rio voce­ro del PNV, Deia, no ha teni­do más reme­dio que reco­no­cer­lo: según la tram­po­sa defi­ni­ción de «pobre­za» que emplea el dia­rio, resul­ta que el 18% de la pobla­ción tie­ne ingre­sos infe­rio­res al 60% de la ren­ta media9. La reali­dad es bas­tan­te más cru­da. Un reco­no­ci­do inves­ti­ga­dor ha resu­mi­do así el pano­ra­ma actual deter­mi­na­do por cua­ren­ta años de Esta­tu­to:

El paro afec­ta a 113.634 per­so­nas en la CAV, aun­que lle­ga a 123.443 per­so­nas en lo que se con­si­de­ra paro real, es decir que inclu­ye a deman­dan­tes de empleo no ocu­pa­dos, pero que no se regis­tran en la lis­ta de paro por diver­sos moti­vos. El prin­ci­pal, por­que estar ins­cri­to no te garan­ti­za un empleo remu­ne­ra­do. A la vez se com­prue­ba que hay toda­vía 73.300 per­so­nas ocu­pa­das menos que al ini­cio de la cri­sis en 2008. El sec­tor indus­trial cuen­ta con 50.500 per­so­nas menos; la Cons­truc­ción, 38.500 per­so­nas menos y 3.700 menos en Agri­cul­tu­ra y Pes­ca. Solo cre­ció en 19.500 per­so­nas en el sec­tor Ser­vi­cios, don­de la pre­ca­rie­dad y los bajos sala­rios están a la orden del día10.

Quien real­men­te está ganan­do con el Esta­tu­to, como hemos dicho arri­ba, es el capi­tal que ha dis­pues­to de cua­ren­ta años para inte­grar en el sis­te­ma a cien­tos de anti­fran­quis­tas deve­ni­dos fun­cio­na­rios o ser­vi­do­res del auto­no­mis­mo, para debi­li­tar gran par­te de la base social pro­le­ta­ria de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta, y para apa­ren­tar des­de 2011 un cli­ma de «paci­fi­ca­ción» y «nor­ma­li­za­ción» que ocul­ta las vio­len­cias de todo tipo, el empo­bre­ci­mien­to y la corrup­ción. Ya en ese mis­mo 2011 se demos­tró de nue­vo que la «paz» y la «nor­ma­li­za­ción» son impo­si­bles en el capi­ta­lis­mo: PNV aplas­tó el bil­bo­ta­rra gaz­tetxe Kukutza para abor­tar un peli­gro­so expe­ri­men­to de pro­pie­dad comu­nal reins­tau­ran­do vio­len­ta­men­te la pro­pie­dad pri­va­da. Sal­tan­do un poco en el tiem­po, en 2014 la vio­len­cia del capi­tal ata­có a quie­nes denun­cia­ban la pre­sen­cia del rey espa­ñol y del FMI en Bil­bo; en 2015 la mis­ma vio­len­cia des­alo­jó a los tra­ba­ja­do­res del Hos­pi­tal Donos­tia… y duran­te estos años un regue­ro de vio­len­cias que sería lar­go resu­mir aquí ha gol­pea­do al pue­blo tra­ba­ja­dor y en espe­cial a su juven­tud.

Sin estas vio­len­cias y los res­tan­tes medios de alie­na­ción y coop­ta­ción, que no olvi­de­mos están cen­tra­li­za­das estra­té­gi­ca­men­te por el Esta­do espa­ñol, el 1,6% de la pobla­ción, es decir, la bur­gue­sía, no habría logra­do acu­mu­lar el 44,6% de la rique­za y menos aún man­te­ner­la. Sin el Esta­tu­to, la bur­gue­sía no ven­dría a ganar un pro­me­dio de entre un 15% y un 20% más que el res­to de la bur­gue­sía esta­tal11. Tene­mos el ejem­plo del terro­ris­mo patro­nal, eufe­mís­ti­ca­men­te deno­mi­na­do «acci­den­te de tra­ba­jo». La uni­dad de cla­se entre el Esta­do y el Esta­tu­to deter­mi­na que a pesar de la resis­ten­cia obre­ra en 2019 el 38,8% de los con­tra­tos labo­ra­les duran menos de sie­te días. Es sabi­do que una de las cau­sas del aumen­to de los «acci­den­tes de tra­ba­jo» es la pre­ca­ri­za­ción. Pues bien, vol­vien­do al artícu­lo arri­ba cita­do, vemos que:

Con datos ofi­cia­les de Osa­lan, de enero a agos­to (en el momen­to de con­tes­tar esta entre­vis­ta no había más) se han pro­du­ci­do 53.671 per­so­nas afec­ta­das por acci­den­tes labo­ra­les, el 44% con baja (23.617 per­so­nas) y el res­to sin baja. Ade­más, has­ta octu­bre se han pro­du­ci­do 25 muer­tes obre­ras, y si aña­di­mos las de Nafa­rroa lle­gan a 38 ya. Y fue­ron 2.145 afec­tadxs por enfer­me­da­des pro­fe­sio­na­les, según Osa­lan, de las que 1.032 fue­ron con baja. […] Cada día se pro­du­cen 220 acci­den­tes labo­ra­les, el 44% cau­sa baja. […] este año ya son 24 los tra­ba­ja­do­res que han falle­ci­do por inha­lar esas fibras can­ce­rí­ge­nas. […] en Euro­pa mue­ren por dife­ren­tes enfer­me­da­des rela­cio­na­das con el amian­to 88.000 per­so­nas. En Hego Eus­kal Herria des­de 1993, que hay datos, aun­que incom­ple­tos, has­ta hoy son ya, al menos, 2.424 falle­ci­dos, hom­bres y muje­res. Es decir, el Pue­blo Tra­ba­ja­dor sufre una dra­má­ti­ca situa­ción mien­tras unos pocos, incum­plien­do las leyes de segu­ri­dad y salud en el tra­ba­jo, se están forran­do12.

Los lími­tes del Esta­tu­to y las con­tra­dic­cio­nes socia­les han des­tro­za­do el mito del «oasis vas­co» antes de haber­se asen­ta­do: las huel­gas y movi­li­za­cio­nes de todo tipo, la auto­or­ga­ni­za­ción popu­lar que se recu­pe­ra y ha con­vo­ca­do una huel­ga nacio­nal para enero de 2020 por par­te de la izquier­da sin­di­cal y polí­ti­ca. El PNV ya la ha cali­fi­ca­do de «huel­ga polí­ti­ca» y, efec­ti­va­men­te, lo es, pero en el sen­ti­do ver­da­de­ro, anta­gó­ni­co a la polí­ti­ca bur­gue­sa13. Tene­mos la vic­to­ria obre­ra en 2018 en la huel­ga de 43 días en Ses­tao, con­se­gui­da median­te:

[…] un per­fil reivin­di­ca­ti­vo, de con­tra­po­der, tuvo el apo­yo de las res­pec­ti­vas cajas de resis­ten­cia para que los tra­ba­ja­do­res pudie­ran man­te­ner un nivel sufi­cien­te de ingre­sos pese a la pér­di­da de sala­rio por ejer­cer el dere­cho a huel­ga. De otra for­ma y con otros plan­tea­mien­tos sin­di­ca­les, hubie­ra sido impo­si­ble el mis­mo resul­ta­do. […] Duran­te el con­flic­to, el Gobierno vas­co, con com­pe­ten­cias tan­to en Indus­tria (PNV) como en Tra­ba­jo (PSOE), tra­tó de «mediar» en cla­ve de dia­lo­go social ante la soli­ci­tud del gru­po empre­sa­rial aco­rra­la­do por la pre­sión sin­di­cal de huel­ga, con la inten­ción de debi­li­tar la posi­ción de poder sin­di­cal y las reivin­di­ca­cio­nes plan­tea­das. Sin embar­go, la media­ción no fue acep­ta­da y no con­si­guie­ron sus obje­ti­vos14.

Varias son las lec­cio­nes que apor­ta esta vic­to­ria: una la del sin­di­ca­lis­mo de con­tra­po­der, ya vis­ta arri­ba; otra tam­bién vis­ta, la de la beli­ge­ran­cia anti obre­ra del Esta­tu­to; ade­más, otra en la que no pode­mos exten­der­nos, la crí­ti­ca del fun­cio­na­mien­to del poder del capi­tal; y la que aho­ra nos intere­sa: las dife­ren­cias entre, por un lado, la demo­cra­cia direc­ta, asam­blea­ria, que se prac­ti­ca en las luchas obre­ras, popu­la­res, estu­dian­ti­les, etc., en el sin­di­ca­lis­mo de con­fron­ta­ción y, por el otro lado, la demo­cra­cia del «ciu­da­dano»:

Mien­tras que el voto ciu­da­dano se está demos­tran­do exce­si­va­men­te volu­ble y, por lo gene­ral, esco­ra­do hacia el man­te­ni­mien­to de mayo­rías par­la­men­ta­rias que apues­tan por la ser­vi­dum­bre al poder eco­nó­mi­co, la mili­tan­cia y afi­lia­ción sin­di­cal siguen sien­do la for­ma fun­da­men­tal para garan­ti­zar y avan­zar en dere­chos labo­ra­les, con­di­cio­nes sala­ria­les, de empleo y vida. A su vez, la acción sin­di­cal, la orga­ni­za­ción tra­ba­ja­do­ra en los cen­tros de tra­ba­jo, las huel­gas, per­mi­ten demo­cra­ti­zar los con­flic­tos y deba­tes eco­nó­mi­cos, re-poli­ti­zan­do así a una gran par­te de la pobla­ción a quien los deba­tes tele­vi­si­vos sobre cómo se debe ges­tio­nar un país le que­dan lejos. Sin embar­go, aque­llas cues­tio­nes de las con­di­cio­nes de tra­ba­jo como el sala­rio, la jor­na­da o de la diná­mi­ca pro­duc­ti­va de la empre­sa o sec­tor, nos que­dan muy cer­ca, pode­mos com­pren­der­las trans­for­mar­las e inci­dir en ella15.

El Esta­tu­to solo admi­te la «demo­cra­cia del ciu­da­dano»: duran­te algo más de trein­ta años eran furi­bun­dos los ata­ques de las fuer­zas esta­tu­ta­rias vas­con­ga­das y fora­les nava­rras con­tra la prác­ti­ca de la izquier­da aber­tza­le de supe­di­tar el «dere­cho del ciu­da­dano» –impues­to por la vio­len­cia del Esta­do espa­ñol– al dere­cho del pue­blo tra­ba­ja­dor a expre­sar­se pri­me­ro y fun­da­men­tal­men­te en su auto­or­ga­ni­za­ción coti­dia­na, labo­ral, cul­tu­ral, polí­ti­ca, calle­je­ra… y, lue­go, como medio secun­da­rio y supe­di­ta­do al fun­da­men­tal, uti­li­zan­do todas o algu­nas de las for­mas impues­tas de la «demo­cra­cia del ciu­da­dano». La prio­ri­dad que la izquier­da aber­tza­le dio a la demo­cra­cia direc­ta del pue­blo tra­ba­ja­dor has­ta 2011 fue la cau­sa fun­da­men­tal de que el inde­pen­den­tis­mo obre­ro resis­tie­ra los can­tos de sire­na del Esta­tu­to.

Las huel­gas gene­ra­les con­tra el capi­tal que se rea­li­za­ron has­ta enton­ces, tam­bién eran de hecho huel­gas con­tra el Esta­tu­to, aun­que no se dije­ra. Des­pués, la lla­ma­da «nue­va estra­te­gia» optó por la «ciu­da­da­nía» y el pro­yec­to inde­pen­den­tis­ta fue dilu­yén­do­se en el vacío abs­trac­to y lega­lis­ta del sobe­ra­nis­mo y del «dere­cho a deci­dir» airea­do por la aca­de­mia16 para jus­ti­fi­car una refor­ma del Esta­tu­to nego­cia­da con el Esta­do, mien­tras que se aban­do­na­ban muchas cosas, entre ellas un deba­te nece­sa­rio sobre las dife­ren­cias de fon­do entre ambos dere­chos17, y uni­do a ello, toda peda­go­gía sobre las ven­ta­jas inne­ga­bles de la inde­pen­den­cia logra­da median­te el ejer­ci­cio del dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción. ¿Y aho­ra?

Expansión y contracción

Vea­mos, el Esta­do retro­ce­de en el ran­king mun­dial y sufre un cán­cer que le pudre inter­na­men­te: la deu­da sobe­ra­na, como vere­mos. Debe movi­li­zar la Inqui­si­ción, los ter­cios y la Arma­da Inven­ci­ble no tan­to en el sen­ti­do del siglo XVI, sino para no aho­gar­se en la peri­fe­ria euro­pea en lo que res­ta del siglo XXI. Para des­cu­brir el gra­ve error estra­té­gi­co que supo­ne plan­tear un «nue­vo esta­tus» en el con­tex­to actual, olvi­dan­do las trans­for­ma­cio­nes mun­dia­les habi­das des­de 2005 por lo menos, debe­mos bus­car la ayu­da de las lec­cio­nes his­tó­ri­cas expre­sa­das en for­ma teó­ri­ca, lo que inevi­ta­ble­men­te nos enfren­ta al apa­ra­to aca­dé­mi­co e inte­lec­tual sea reac­cio­na­rio o refor­mis­ta que recha­za esta teo­ría.

Vea­mos, si par­ti­mos del hecho de que la ley del valor y de la plus­va­lía son el cáliz satá­ni­co en el que toman for­ma el capi­tal y la lucha de cla­ses, enton­ces vemos que la ley de la pro­duc­ti­vi­dad del tra­ba­jo es la base del mate­ria­lis­mo his­tó­ri­co que expli­ca el auge, estan­ca­mien­to y caí­da de las gran­des poten­cias, y la per­ma­nen­te revi­vi­fi­ca­ción de las opre­sio­nes nacio­na­les y de las luchas de libe­ra­ción nacio­nal. Estas luchas refle­jan la dia­léc­ti­ca expansiva/​constrictiva inhe­ren­te al con­cep­to sim­ple de capi­tal18, o sea, la uni­dad y lucha de con­tra­rios entre la ten­den­cia a la mun­dia­li­za­ción del tra­ba­jo abs­trac­to y del valor, y la inelu­di­ble ten­den­cia con­tra­ria a la fija­ción espa­cio-tem­po­ral del mar­co de acu­mu­la­ción de bur­gue­sías con­cre­tas, con los impac­tos que eso hace sobre las diver­sas con­cien­cias nacio­na­les de los pue­blos.

Vea­mos varios ejem­plos recien­tes de entre los milla­res dis­po­ni­bles de la dia­léc­ti­ca expansivo/​constrictiva del con­cep­to sim­ple de capi­tal des­cu­bier­ta por Marx. Uno es el nom­bra­mien­to de dos con­se­je­ros dele­ga­dos extran­je­ros en los ban­cos San­tan­der y BBVA que cul­mi­na la inter­na­cio­na­li­za­ción de la gran ban­ca y su «inde­pen­di­za­ción» del Esta­do espa­ñol19, mien­tras que, por el otro lado, esta ban­ca se pro­te­ge en el Esta­do para reci­bir gigan­tes­cas ayu­das eco­nó­mi­cas a fon­do per­di­do, como vere­mos, y para con­de­nar al paro a dece­nas de miles tra­ba­ja­do­res, que lle­ga­rán a 100.000 a lo lar­go de 201920. El San­tan­der es jun­to a Tele­fó­ni­ca una de las empre­sas del Ibex 35 que más pro­pa­gan­da hace de su espa­ño­li­dad y de su fer­vor monár­qui­co, nada de lo cual ha impe­di­do al pri­me­ro par­ti­ci­par en el frau­de de divi­den­dos cum-ex que ascen­de­ría a 55.200 millo­nes de euros a la Unión Euro­pea, deno­mi­na­do «el robo del siglo»21, por el que está sien­do inves­ti­ga­do por la judi­ca­tu­ra euro­pea. El nacio­na­lis­mo espa­ñol del San­tan­der se basa en la dia­léc­ti­ca expansivo/​constrictiva que tam­bién actúa en las entra­ñas de la corrup­ción inter­na­cio­nal.

Un segun­do ejem­plo mues­tra que la espa­ño­li­dad del Ibex 35 sigue inter­na­cio­na­li­za­da a pesar de las cesio­nes del Esta­do para que revier­tan al fis­co espa­ñol par­te de sus 13.000 millo­nes­de euros de des­vío, pero las empre­sas del Ibex 35 toda­vía man­tie­nen fue­ra 805 filia­les lo que supo­ne para el Esta­do una pér­di­da fis­cal de 3.250 millo­nes de euros22. La pug­na entre la expan­sión inter­na­cio­nal y la cons­tric­ción en un Esta­do para, cedien­do un poco en su cuen­ta de resul­ta­dos, este Esta­do pro­te­ja los intere­ses gene­ra­les del capi­tal y sobre todo de su alta bur­gue­sía, esta pug­na demues­tra que el dine­ro no tie­ne patria, pero sí tie­ne Esta­do que defien­da sus intere­ses en el mer­ca­do mun­dial y le pro­te­ja inter­na­men­te con­tra las cla­ses explo­ta­das.

Esto nos lle­va al ter­cer ejem­plo: si la bur­gue­sía está ubi­ca­da en una nación opri­mi­da a la que se le impi­de por la vio­len­cia poseer su pro­pio Esta­do de cla­se, enton­ces esa bur­gue­sía se ampa­ra sin rubor alguno en el Esta­do ocu­pan­te, aun­que algu­nos sec­to­res de la media­na y sobre todo de la peque­ña bur­gue­sía sí se movi­li­cen para tener su pro­pio Esta­do. Cuan­do en 2012 el Gobierno argen­tino recu­pe­ró la empre­sa IPF que esta­ba en manos de Rep­sol, el Gobierno vas­co, mili­tan­tes del PNV y la patro­nal orga­ni­za­da en ADEGUI, defen­dien­do los intere­ses de su bur­gue­sía con accio­nes en Rep­sol, pidie­ron al Esta­do espa­ñol que pre­sio­na­ra a Argen­ti­na: el saqueo ener­gé­ti­co del pue­blo argen­tino enri­que­cía al capi­tal vas­co y para man­te­ner ese expo­lio de recur­sos la bur­gue­sía corrió a pro­te­ger­se23 en el Esta­do ocu­pan­te.

Un cuar­to ejem­plo lo vemos en la razón que tie­ne esta fra­se: «Sería absur­do pen­sar que la radi­ca­li­za­ción del nacio­na­lis­mo cata­lán, esco­cés e inglés no tie­ne nada que ver con la rabia desata­da por la reso­lu­ción injus­ta de la cri­sis de 2008»24. El empeo­ra­mien­to de las con­di­cio­nes de vida y el aumen­to de la opre­sión des­pier­tan a los pue­blos de su letar­go alie­na­do al dar­se cuen­ta que su males­tar está cau­sa­do por el expan­sio­nis­mo del Esta­do ocu­pan­te y, a la vez, por la inca­pa­ci­dad de esas nacio­nes para defen­der­se con un poder pro­pio. El con­cep­to sim­ple de capi­tal lle­va en sí mis­mo, en su iden­ti­dad, la con­tra­dic­ción expansiva/​constrictiva, que se agu­di­za al extre­mo en las cri­sis que, por ello mis­mo, ten­sio­nan al máxi­mo los com­ple­jos y enfren­ta­dos sen­ti­mien­tos nacio­na­les, sus luchas socia­les inter­nas y exter­nas, y sobre todo la nece­si­dad de los Esta­dos opre­so­res de mul­ti­pli­car los bene­fi­cios que obtie­nen median­te la explo­ta­ción de las nacio­nes que ocu­pan.

Un quin­to ejem­plo es el cata­lán: la opre­sión nacio­nal que sufre este pue­blo da un sal­to con el incre­men­to de la bru­ta­li­dad repre­si­va des­de sep­tiem­bre-octu­bre de 2017, aumen­to que res­pon­de a que el Esta­do no va a dejar per­der el 19% de su PIB, la cifra más alta des­de el 200025, con­se­gui­da con la explo­ta­ción del pue­blo cata­lán. Per­der casi una quin­ta par­te del PIB sería una catás­tro­fe para el Esta­do y más en medio de la ter­ce­ra Gran Depre­sión mun­dial que, como vere­mos, ten­sio­na al extre­mo sus debi­li­da­des estruc­tu­ra­les. El grue­so de la bur­gue­sía no quie­re inde­pen­di­zar­se del Esta­do, quie­re un sis­te­ma pare­ci­do al de Nafa­rroa y Vas­con­ga­das, dere­cho que no exi­gie­ron en 1978–1979 por un error estra­té­gi­co. Es la peque­ña patro­nal y sec­to­res de la media­na la que impul­sa el pro­ce­so. La toma por mayo­ría elec­to­ral de la direc­ción de la Cáma­ra de Comer­cio de Bar­ce­lo­na, en mayo de 2019, des­pla­zan­do del poder a las gran­des empre­sas, lo dice todo: 30 pymes y solo una gran empre­sa26 copan la direc­ción de la Cam­bra, con­mo­cio­nan­do a la gran bur­gue­sía por­que las peque­ñas y media­nas empre­sas han gana­do con un pro­gra­ma al «ser­vi­cio de la repú­bli­ca»27 cata­la­na.

La con­tra­dic­ción inter­na del con­cep­to sim­ple de capi­tal expli­ca por qué el grue­so de la bur­gue­sía cata­la­na desea a lo sumo mayo­res com­pe­ten­cias foral-auto­no­mis­tas en un Esta­do menos cen­tra­li­za­do; pero tam­bién expli­ca su con­tra­rio, por qué el grue­so de las pymes quie­re una repú­bli­ca neo­li­be­ral inde­pen­dien­te de Espa­ña, pero depen­dien­te de Bru­se­las y de las gran­des cor­po­ra­cio­nes trans­na­cio­na­les. El pro­gra­ma socio­eco­nó­mi­co de ERC o «Llei Ara­go­nès» ha «hecho sal­tar todas las alar­mas»28 en los colec­ti­vos y orga­ni­za­cio­nes que defien­den los ser­vi­cios públi­cos y los dere­chos socia­les por su impú­di­co neo­li­be­ra­lis­mo29 pri­va­ti­za­dor que exten­de­rá la pre­ca­ri­za­ción capi­ta­lis­ta30 y que va impo­nién­do­se por la fuer­za de los hechos con­su­ma­dos, antes inclu­so de su tra­mi­ta­ción par­la­men­ta­ria, como ya ha ocu­rri­do con la exter­na­li­za­ción del 80% de las ambu­lan­cias31. El fon­do de esta ley expo­ne un mode­lo de inde­pen­den­cia for­mal de Espa­ña y de depen­den­cia neo­li­be­ral del euro impe­ria­lis­mo: ni siquie­ra cam­biar un amo por otro, sino tener dos amos.

Y el sex­to y últi­mo ejem­plo que con­fir­ma la nece­si­dad que tie­ne el inde­pen­den­tis­mo socia­lis­ta de uti­li­zar la dia­léc­ti­ca mar­xis­ta, en este caso la de la con­tra­dic­ción ínsi­ta en el con­cep­to sim­ple del capi­tal, nos lo da el pro­pio Esta­do al mos­trar preo­cu­pa­ción32 por la suer­te de los 40.000 millo­nes de euros que tie­ne inver­ti­dos en la explo­ta­ción del pue­blo argen­tino y que aho­ra, con la vic­to­ria de la dere­cha pero­nis­ta sobre la extre­ma dere­cha macris­ta, pue­den ren­dir menos bene­fi­cios. Recor­de­mos lo arri­ba vis­to sobre la recu­pe­ra­ción de IPF por Argen­ti­na en 2012 y la res­pues­ta de la bur­gue­sía vas­co-espa­ño­la. Aho­ra es más gra­ve por­que es bas­tan­te mayor el capi­tal invo­lu­cra­do y por tan­to aumen­ta mucho la tasa gene­ral de ganan­cia com­pro­me­ti­da.

Cuan­do el titu­lar del artícu­lo refe­ren­cia­do habla de «40.000 millo­nes espa­ño­les» tene­mos que saber que inclu­ye den­tro de los «espa­ño­les» a los bur­gue­ses «regio­na­les», sobre todo cata­la­nes y vas­cos por ser más fuer­tes, intere­sa­dos en que su Esta­do de las Auto­no­mías pre­sio­ne a Argen­ti­na para no per­der bene­fi­cios por­que todas ellas se lle­van su por­ción de la tasa gene­ral de ganan­cia obte­ni­da expri­mien­do al pue­blo argen­tino. La ame­na­za es cla­ra: «Los inver­so­res de Espa­ña, los segun­dos en impor­tan­cia tras los de Esta­dos Uni­dos, espe­ran medi­das con­cre­tas que gene­ren segu­ri­dad para per­ma­ne­cer en el país»33. Las bur­gue­sías de Hego Eus­kal Herria y del Prin­ci­pat Cata­là, al igual que el res­to, no dudan en hacer suya esa ame­na­za de su Esta­do de las Auto­no­mías, aun­que tal vez no la expli­ci­ten por sim­ple tác­ti­ca elec­to­ral. Muchas de ellas par­ti­ci­pa­rán en mayor o menor medi­da en esos 40.000 millo­nes de euros por la lógi­ca de la mun­dia­li­za­ción de la ley del valor, pero a la vez nece­si­tan al Esta­do espa­ñol para ase­gu­rar los bene­fi­cios que obtie­nen con el sufri­mien­to argen­tino.

La ley del valor adquie­re aún más vigen­cia cuan­do la teo­ría mar­xis­ta de la cri­sis que­da con­fir­ma­da por enési­ma vez, como ocu­rre en el pre­sen­te. En seme­jan­te con­tex­to lar­go, del que no hay pers­pec­ti­vas de sali­da y sí de agra­va­mien­to gene­ra­li­za­do del sufri­mien­to, las «solu­cio­nes» refor­mis­tas que ase­gu­ran que se pue­de anu­lar lo «malo» del sis­te­ma desa­rro­llan­do solo lo «bueno»34 están con­de­na­das al fra­ca­so, por mucho que lo «bueno» se inser­te en un nue­vo Esta­tu­to que deje fue­ra lo «malo». Si ya en el capi­ta­lis­mo de 1979 era impo­si­ble un Esta­tu­to que hicie­ra este mila­gro como se ha demos­tra­do, aho­ra, en el actual, es lo que la esco­lás­ti­ca medie­val lla­ma­ba impo­si­ble meta­fí­si­co, que era el gra­do más alto de impo­si­bi­li­dad tras la moral y la físi­ca.

Situación de España

Son las limi­ta­cio­nes estruc­tu­ra­les del capi­ta­lis­mo espa­ñol, mul­ti­pli­ca­das des­de 2007, las que impi­den dejar que Cata­lun­ya y Eus­kal Herria, fun­da­men­tal­men­te, abran vías de avan­ce siquie­ra a su inde­pen­den­cia apa­ren­te, al esti­lo de la des­co­lo­ni­za­ción bri­tá­ni­ca que cedía el poder polí­ti­co for­mal, pero con­tro­la­ba el poder eco­nó­mi­co. La his­tó­ri­ca desidia por la tec­no­cien­cia de la bur­gue­sía espa­ño­la es una de las res­pon­sa­bles de que, por una par­te, la inver­sión en I+D35 haya retro­ce­di­do nada menos que en quin­ce años, has­ta tocar fon­do en el nivel de 2004 jun­to con Por­tu­gal, Leto­nia, Ruma­nia y Fin­lan­dia; y, por otra, los esfuer­zos para mejo­rar en el Ran­king de Com­pe­ti­ti­vi­dad36 solo hayan logra­do que el Esta­do man­ten­ga el pues­to 36 de una lis­ta de 63 paí­ses, eso sí, superan­do a Por­tu­gal que ocu­pa el pues­to 39 e Ita­lia en 44. Según este estu­dio, la razón fun­da­men­tal del estan­ca­mien­to en la com­pe­ti­ti­vi­dad es la ausen­cia de una estra­te­gia indus­trial en el capi­ta­lis­mo espa­ñol.

Sobre este par­ti­cu­lar, otro infor­me es con­tun­den­te: «La com­pe­ti­ti­vi­dad de Espa­ña se estan­có el año pasa­do fren­te a la del res­to del mun­do»37. Este infor­me da cuen­ta del retro­ce­so de Esta­dos Uni­dos supe­ra­do por Sin­ga­pur. Pero lo que aho­ra nos intere­sa es que, como en cual­quier carre­ra, quien se estan­ca en un momen­to pre­ci­so ter­mi­na sien­do supe­ra­do más tem­prano que tar­de por los que vie­nen detrás. Un sec­tor del capi­tal esta­tal es cons­cien­te, des­de hace años, de esta debi­li­dad indus­trial toman­do medi­das para supe­rar­la en par­te, logran­do que en el índi­ce de Com­pe­ti­ti­vi­dad Glo­bal38 se haya pasa­do de 67,14 pun­tos en 2017 a 74,2 pun­tos en 2018, del pues­to 34 al 26. Las dife­ren­cias entre el Ran­king y el Índi­ce mues­tran los diver­sos nive­les de com­pe­ti­ti­vi­dad, pero el más impor­tan­te es el pri­me­ro.

¿Cómo se ha logra­do dete­ner el retro­ce­so en el ran­king y a la vez lograr una recu­pe­ra­ción en el índi­ce? Muy sen­ci­llo: bru­ta­li­zan­do la explo­ta­ción eco­nó­mi­ca, inten­si­fi­can­do la explo­ta­ción de las nacio­nes opri­mi­das, devas­tan­do el gas­to públi­co y la ayu­da social, invo­lu­cio­nan­do fis­cal­men­te en bene­fi­cio del capi­tal y tole­ran­do un frau­de gigan­tes­co y una corrup­ción medie­val, des­man­te­lan­do la míni­ma legis­la­ción medioam­bien­tal y socio­eco­ló­gi­ca exis­ten­te, endeu­dán­do­se de for­ma sui­ci­da, apro­ve­chán­do­se del vien­to de popa de la eco­no­mía inter­na­cio­nal que le ha favo­re­ci­do has­ta hace poco y del bajo pre­cio de la ener­gía, trans­fi­rien­do masas ingen­tes de capi­tal públi­co al pri­va­do, abrién­do­se incon­di­cio­nal­men­te al capi­tal trans­na­cio­nal… En los últi­mos años el Esta­do ha dado todas las faci­li­da­des a las gran­des cor­po­ra­cio­nes extran­je­ras para que explo­ta­ran a las cla­ses y nacio­nes tra­ba­ja­do­ras con la tec­no­lo­gía más moder­na dis­po­ni­ble39.

Vea­mos el into­le­ra­ble caso de las «ayu­das» a la Ban­ca y a las Cajas, reflo­ta­das o cerra­das sin pér­di­das per­so­na­les para los cul­pa­bles median­te una estre­me­ce­do­ra inyec­ción de san­gre obre­ra en las cuen­tas de resul­ta­dos: 76.410 millo­nes de euros has­ta 2017 suman­do todas las ayu­das40, de las cua­les las Cajas y la Ban­ca solo ha devuel­to una ínfi­ma par­te. Otras inves­ti­ga­cio­nes ante­rio­res fue­ron aún más escla­re­ce­do­ras: has­ta 2014 cada súb­di­to del Esta­do espa­ñol tuvo que «donar» a la Ban­ca 2.175 euros para sacar­la del agu­je­ro en el que ella mis­ma se había meti­do muy cons­cien­te­men­te, has­ta sumar la frio­le­ra de 100.000 millo­nes de euros que el capi­tal se embol­só sin ape­nas con­tra­par­ti­das41.

Pues bien, a pesar de este dopa­je con sufri­mien­to humano para ale­grar la vida a la bur­gue­sía, has­ta agos­to de 2019 el capi­ta­lis­mo espa­ñol es el que más pro­duc­ción ha des­trui­do des­de 2007, hun­dién­do­se un 21% a pesar de la recu­pe­ra­ción des­de 2013 que pare­ce que está lle­gan­do al lími­te: solo Gre­cia des­tru­yó más pro­duc­ción indus­trial, un 29%. Inclu­so la pro­pia dere­cha ultra neo­li­be­ral está cada vez más inquie­ta por­que el Esta­do sufre una «len­ta desin­dus­tria­li­za­ción»42 y por­que: «Por pri­me­ra vez en toda la serie his­tó­ri­ca, el PIB por ocu­pa­do y por hora de tra­ba­jo de Espa­ña no es supe­rior al euro­peo, lo que evi­den­cia un dete­rio­ro del mode­lo pro­duc­ti­vo del país»43. En efec­to, si la pro­duc­ti­vi­dad del tra­ba­jo era del 2,7% en 2010, bajó al 1,8% en 2013, al 0,3% en 2015 y al 0,1% en 201844. Los efec­tos sís­mi­cos de este retro­ce­so hacen tem­blar los cimien­tos de las gran­des empre­sas: «Más de 200.000 empre­sas pre­vén recor­tar plan­ti­lla este tri­mes­tre»45, exac­ta­men­te 205.000 empre­sas, a las que hay que sumar las 170.000 que ya redu­je­ron plan­ti­lla en el pasa­do tri­mes­tre.

Lo cier­to es que, ante la posi­ble rece­sión inter­na­cio­nal inmi­nen­te, la situa­ción espa­ño­la se defi­ne con esta fra­se: «La úni­ca cer­te­za es nues­tra gran vul­ne­ra­bi­li­dad»46. No es nin­gún con­sue­lo para el Esta­do pen­sar que a prác­ti­ca­men­te todas las bur­gue­sías les suce­de algo pare­ci­do47. El sec­tor lúci­do de la espa­ño­la, el Ibex 35, la CEOE… pre­sio­nan al PSOE un día sí y otro tam­bién en bus­ca de mayo­res pre­ben­das. Las gran­des super­fi­cies mer­can­ti­les, que supo­nen el 20% del PIB esta­tal y que explo­tan a 4.500.000 trabajadoras/​es, son cons­cien­tes de su tre­men­do poder extra­par­la­men­ta­rio, efec­ti­vo, y advier­ten de la «japo­ni­za­ción»48 de Espa­ña, exi­gien­do al gobierno que se refor­me la ley elec­to­ral, que aumen­te la edad de jubi­la­ción, etc. Natu­ral­men­te, no les inquie­ta que el 55,3% de la pobla­ción del Esta­do mal­vi­ve «con la soga al cue­llo»49 por la dis­mi­nu­ción de sus recur­sos.

La patro­nal inter­vie­ne dia­ria­men­te en la polí­ti­ca sin espe­rar a las elec­cio­nes cua­trie­na­les, exi­gien­do que se cam­bie la ley elec­to­ral en su bene­fi­cio. Jun­to a este inter­ven­cio­nis­mo, asis­ti­mos a un aumen­to de la repre­sión labo­ral: las deman­das de des­pi­do por par­te de la patro­nal ha aumen­ta­do de 53.374 en 2018 a 57.632 en 2019, resul­tan­do sig­ni­fi­ca­ti­vo que sea la patro­nal de la Comu­ni­dad de Madrid la que más las ha incre­men­ta­do, pro­ba­ble­men­te por­que se sien­ta enva­len­to­na­da des­pués de recu­pe­rar el poder en esta Comu­ni­dad50. La dure­za del ata­que empre­sa­rial es tal que has­ta el sis­te­ma judi­cial debe opo­ner­se a los abu­sos de la patro­nal, dan­do la razón a la cla­se tra­ba­ja­do­ra en el 75% de sus deman­das den­tro de una por aho­ra lige­ra ten­den­cia al alza de estas51.

La pren­sa bur­gue­sa silen­cia la casi tota­li­dad de la lucha de cla­ses que a dia­rio se libra en el Esta­do, pero ade­más de las infor­ma­cio­nes de colec­ti­vos polí­ti­co-sin­di­ca­les, gra­cias a la mili­tan­cia de un gru­po admi­ra­ble tene­mos a nues­tra dis­po­si­ción en la Red52 un segui­mien­to per­ma­nen­te de las movi­li­za­cio­nes, actos y huel­gas de las cla­ses pro­le­ta­rias en el Esta­do. Aun­que estas pre­sio­nes han logra­do una peque­ña recu­pe­ra­ción sala­rial, la situa­ción de las cla­ses explo­ta­das es muy mala: «[…] segun­do país con la mayor tasa de “pobre­za seve­ra” de la Unión Euro­pea (6,9%) y su pobla­ción en “ries­go de pobre­za” es del 13% (eufe­mis­mo del INE y de la Unión Euro­pea para refe­rir­se a per­so­nas tra­ba­ja­do­ras cuya ren­ta está por deba­jo del 60% de la media de ingre­sos del país, con una caren­cia mate­rial seve­ra de bie­nes y que tie­nen una “muy baja inten­si­dad labo­ral”, menos de 20% de su poten­cial)»53.

Pero la situa­ción tien­de a empeo­rar por­que los sec­to­res socia­les más afec­ta­dos por el debi­li­ta­mien­to54 eco­nó­mi­co son los de ser­vi­cios, cons­truc­ción y autó­no­mos, los que sos­tie­nen el grue­so del con­su­mo y de la pro­duc­ción, y den­tro de estos, el dete­rio­ro de las con­di­cio­nes de la mujer tra­ba­ja­do­ra. Con­for­me el empo­bre­ci­mien­to social vaya minan­do el con­su­mo, se mul­ti­pli­ca­rán todos los demás pro­ble­mas, como ya está suce­dien­do55. Y muy pro­ba­ble­men­te empeo­ra­rá el mayor de todos según muchos ana­lis­tas: la por aho­ra impa­ga­ble deu­da sobe­ra­na que se ha dis­pa­ra­do del 35% del PIB hace diez años a casi el 100% en la actua­li­dad56: dado que el capi­ta­lis­mo espa­ñol retro­ce­de en la pro­duc­ti­vi­dad del tra­ba­jo, tie­ne que endeu­dar­se con el capi­tal trans­na­cio­nal para com­prar en el exte­rior. El úni­co méto­do exis­ten­te para salir de ese agu­je­ro es bru­ta­li­zan­do el ente­ro pro­ce­so de explo­ta­ción del tra­ba­jo para con­ver­tir el plus­va­lor obte­ni­do en ganan­cia bur­gue­sa. ¿Es posi­ble reivin­di­car un «nue­vo esta­tus» en este con­tex­to que favo­rez­ca al pue­blo tra­ba­ja­dor en detri­men­to de la bur­gue­sía?

¿Y ahora qué?

El con­tex­to mun­dial de 2019 no tie­ne nada que ver con el de 2001–2005 cuan­do el plan Iba­rretxe, con el de febre­ro de 1990 cuan­do la solem­ne enga­ñi­fa sobre el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción y, menos toda­vía, con el de 1979 cuan­do se apro­bó el Esta­tu­to. Cual­quier plan­tea­mien­to sobre un «nue­vo esta­tus» debe basar­se en las ten­den­cias con­tra­dic­to­rias inser­tas en un con­tex­to carac­te­ri­za­do por la des­com­po­si­ción de los sis­te­mas de con­trol tra­di­cio­na­les de la bur­gue­sía impe­ria­lis­ta57, los que le sir­vie­ron para man­te­ner el orden rela­ti­vo del capi­tal des­de 1945 y en espe­cial des­de la cri­sis de 1968–1975.

El Esta­tu­to y la Comu­ni­dad Foral fue­ron con­ce­di­dos por el Esta­do en ese orden rela­ti­vo que ha esta­lla­do des­de la ter­ce­ra Gran Depre­sión. Aho­ra, a pesar de los dien­tes de sie­rra ascen­den­tes en perío­dos cor­tos, la ten­den­cia al retro­ce­so gene­ra­li­za­do de un «capi­ta­lis­mo des­qui­cia­do»58 es tan inne­ga­ble que el por­ta­voz del social libe­ra­lis­mo espa­ñol ha reac­tua­li­za­do la vie­ja tram­pa de rein­ven­tar el capi­ta­lis­mo59, algo que ya anun­ció a bom­bo y pla­ti­llo Sar­kozy hace once años: refun­dar el capi­ta­lis­mo, como si fue­se un puz­le que pue­de recom­po­ner­se cam­bian­do sus fichas de lugar.

Un ejem­plo de la inquie­tud del impe­ria­lis­mo por el empeo­ra­mien­to social gene­ra­li­za­do lo tene­mos en el tri­ple pre­mio Nobel otor­ga­do por la Aca­de­mia Sue­ca a eco­no­mis­tas espe­cia­li­za­dos en la «lucha con­tra la pobre­za» que per­te­ne­cen a una ONG pre­mia­da en 2008 por la Fun­da­ción BBVA, dos tra­ba­jan en el MIT, que es uno de los cen­tros de pla­ni­fi­ca­ción estra­té­gi­ca de la tec­no­cien­cia impe­ria­lis­tas, y otro en la uni­ver­si­dad de Har­vard60. La Aca­de­mia se rige por el plan de la ONU con­tra la pobre­za, carac­te­ri­za­do por la ausen­cia de cual­quier crí­ti­ca al capi­ta­lis­mo y por los obje­ti­vos del desa­rro­llo sos­te­ni­ble ela­bo­ra­dos en 2015. Has­ta 1974, el con­cep­to emplea­do en los deba­tes inter­na­cio­na­les era el de «eco­de­sa­rro­llo», que fue sus­ti­tui­do por el de «desa­rro­llo sos­te­ni­ble» cuan­do H. Kis­sin­ger, fac­tó­tum de la polí­ti­ca exte­rior yan­qui, se lo pidió por car­ta al pre­si­den­te del Pro­gra­ma para el Medio Ambien­te de la ONU61. El «eco­de­sa­rro­llo» era un tér­mino peli­gro­so para los neo­li­be­ra­les, por­que abría el pen­sa­mien­to a for­mas de estu­diar el capi­ta­lis­mo en las que el «medioam­bien­te» era par­te del ambien­te ente­ro la catás­tro­fe socio­eco­ló­gi­ca, a la deser­ti­za­ción, el ago­ta­mien­to de los recur­sos, etc., que tie­nen tan­to que ver con el empo­bre­ci­mien­to, pero que abre la puer­ta a la crí­ti­ca mar­xis­ta62 del capi­tal.

La lucha con­tra el empo­bre­ci­mien­to es la lucha con­tra la pro­pie­dad capi­ta­lis­ta y con­tra la ley del valor, pero mien­tras eso se con­quis­ta debe mul­ti­pli­car­se el gas­to públi­co, reorien­tar las inver­sio­nes pro­duc­ti­vas, impo­ner prio­ri­da­des socia­les, recu­pe­rar la natu­ra­le­za, recu­pe­rar bie­nes comu­nes y pro­pie­da­des pri­va­ti­za­das, mul­ti­pli­car los impues­tos direc­tos, aca­bar con la corrup­ción, exi­gir a la igle­sias que devuel­van bie­nes en vez de hacer cari­dad… lo que supo­ne redu­cir drás­ti­ca­men­te los bene­fi­cios bur­gue­ses. Si esto era impo­si­ble en la épo­ca dora­da del key­ne­sia­nis­mo, más lo es aho­ra cuan­do el sis­te­ma está aco­go­ta­do por el mie­do a un nue­vo crack63.

Cuan­do la pode­ro­sa bur­gue­sía de las gran­des super­fi­cies adver­tía al Gobierno espa­ñol que la eco­no­mía se esta­ba «japo­ni­zan­do» se refe­ría al hun­di­mien­to de los tipos de inte­rés, a los bonos bajo cero, a la impa­ra­ble deu­da públi­ca, etc., pro­ble­mas que arras­tra Japón des­de hace años, que tam­bién inva­den la euro­zo­na64 y a la deu­da cor­po­ra­ti­va65 de todo el mun­do y sobre todo de Esta­dos Uni­dos, pues los fan­tas­mas que no dejan dor­mir a la FED66 son muy reales, tan­to que ha redu­ci­do por ter­ce­ra vez en tres meses el pre­cio del dine­ro para reac­ti­var una eco­no­mía «dor­mi­da». Para exor­ci­zar los mie­dos, para­li­zar a la opo­si­ción67 y repri­mir el aumen­to de las luchas y pro­tes­tas, la Admi­nis­tra­ción Trump aumen­ta las estra­te­gias mili­ta­ris­tas y neo­fas­cis­tas lle­va­da a su expre­sión más sal­va­je: la ame­na­za de gue­rra civil68, en medio de una cam­pa­ña de peda­go­gía del mie­do con­tra el avan­ce en las cla­ses explo­ta­das de idea­les socia­lis­tas69.

En Esta­dos Uni­dos resur­gen muchas for­mas clá­si­cas pero tam­bién nue­vas for­mas de lucha pro­le­ta­ria: la recien­te huel­ga de la trans­na­cio­nal Ama­zon70 es uno de tan­tos ejem­plos, que está sien­do con­fir­ma­do con la huel­ga de la trans­na­cio­nal GM como par­te de una lucha de cla­ses que con difi­cul­ta­des se extien­de por el mun­do71 al tener que supe­rar enor­mes obs­tácu­los de toda índo­le, des­ta­can­do entre ellos la nega­ti­va sis­te­má­ti­ca del sin­di­ca­lis­mo refor­mis­ta, ama­ri­llo y cor­po­ra­ti­vo como es el caso de la gigan­tes­ca indus­tria hos­pi­ta­la­ria yan­qui Kai­ser, en la que 85.000 tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res en huel­ga deben supe­rar la opo­si­ción del sin­di­ca­lis­mo ofi­cial72, cuan­do no mafio­so. De nue­vo, el sin­di­ca­lis­mo refor­mis­ta sale en defen­sa del capi­tal cuan­do el pro­le­ta­ria­do pasa a la acción.

El auto­ri­ta­ris­mo avan­za en paí­ses tan «demo­crá­ti­cos» como Gran Bre­ta­ña, en el que una par­te de la pobla­ción ha apro­ba­do el inten­to de B. John­son de cerrar el Par­la­men­to duran­te un tiem­po para impe­dir que la opo­si­ción abor­ta­ra su plan de Bre­xit inme­dia­to, lo que sería impo­ner un esta­do de excep­ción o una dic­ta­du­ra tran­si­to­ria. La domi­na­ción bur­gue­sa ha crea­do una «demo­cra­cia bur­bu­ja» en cuyo inte­rior las cla­ses explo­ta­das mal­vi­ven como si nada de eso suce­die­se de ver­dad, rela­ti­vi­zán­do­lo, como la «demo­cra­cia simu­la­do­ra»73 cons­cien­te de los peli­gro pero que a la vez jus­ti­fi­ca no com­ba­tir­los.

Ale­ma­nia, que ha sido la gran bene­fi­cia­da por la implan­ta­ción del euro74 en detri­men­to del Esta­do fran­cés y de Ita­lia, ade­más del Esta­do espa­ñol como hemos vis­to, se está ago­tan­do. El Bun­des­bank ade­más de reco­no­cer que la eco­no­mía ha podi­do entrar ya en rece­sión téc­ni­ca des­de sep­tiem­bre, insis­te que hay que retra­sar la edad de jubi­la­ción a los 69 años y 3 meses. Cuan­do en 2011 la patro­nal y el ban­co lan­za­ron esta idea, la res­pues­ta obre­ra fue impor­tan­te. En los ocho años trans­cu­rri­dos des­de enton­ces el nazis­mo se ha orga­ni­za­do pene­tran­do inclu­so en el ejér­ci­to y la poli­cía, y la patro­nal pre­pa­ra nue­vos ata­ques con­tra el pro­le­ta­ria­do:

En Euro­pa, en el cora­zón del capi­ta­lis­mo, la cri­sis eco­nó­mi­ca está empe­zan­do a gol­pear con fuer­za. En Ale­ma­nia, los pla­nes de des­pi­do se mul­ti­pli­can. El Deu­ts­che Bank anun­ció en julio la supre­sión de 18.000 pues­tos de tra­ba­jo, el mayor «plan de rees­truc­tu­ra­ción» de su his­to­ria (el 20% de la plan­ti­lla). Otra señal preo­cu­pan­te para el empleo es que «los pedi­dos en el sec­tor de máqui­nas herra­mien­ta, la pun­ta de lan­za de la eco­no­mía, caye­ron un 22% inter­anual entre abril y junio». Pero la pér­di­da de pues­tos de tra­ba­jo ya se está exten­dien­do a casi todos los sec­to­res: super­mer­ca­dos (por ejem­plo, la fusión de Kars­tadtKauf­hof pro­vo­ca­rá la pér­di­da de empleo para casi 5.000 per­so­nas, muchas de ellos con empleos par­cia­les); 5.600 des­pi­dos en T‑Systems, la filial infor­má­ti­ca de Deu­ts­che Tele­kom; Segu­ros (700 pues­tos de tra­ba­jo menos en Allianz), en con­glo­me­ra­dos indus­tria­les: Thys­sen­krupp (6.000 en todo el mun­do, inclui­dos 4.000 en Ale­ma­nia), Sie­mens (2.700 en todo el mun­do, 1.400 en Ale­ma­nia), Bayer (12.000 en 2021), etc. En el sec­tor de la auto­mo­ción está reapa­re­cien­do el tra­ba­jo a tiem­po par­cial afec­tan­do ya a 150.000 per­so­nas75.

En Ipa­rral­de la situa­ción socio-eco­nó­mi­ca va dete­rio­rán­do­se por­que tam­bién lo hace en el Esta­do fran­cés, en don­de la pobre­za cre­ce día a día76 como efec­to, entre otras cosas, de los res­tric­ti­vos pre­su­pues­tos para 2019, cono­ci­dos en medio de la cri­sis de verano de 2018, encres­pa­ron los áni­mos77. Jun­to al man­te­ni­mien­to de las movi­li­za­cio­nes de los cha­le­cos-ama­ri­llos, otras se suman a la lucha des­ta­can­do la del pen­sio­na­ria­do: «La huel­ga por la refor­ma de las pen­sio­nes de Macron para­li­za el trans­por­te públi­co en París»78. De la mis­ma for­ma que el Esta­do espa­ñol es denun­cia­do inter­na­cio­nal­men­te por la prác­ti­ca de tor­tu­ras, el fran­cés lo es por sus ata­ques a los dere­chos huma­nos79 para repri­mir la cre­cien­te acción popu­lar, invo­lu­ción auto­ri­ta­ria que ha lle­va­do a que se plan­tee la pre­gun­ta sobre su posi­ble lati­noa­me­ri­ca­ni­za­ción80. Medio año des­pués de esta inte­rro­gan­te, la pren­sa cono­ció un estu­dio de la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal de Inte­li­gen­cia en el que se expo­ne la estra­te­gia repre­si­va para cin­co años en pre­vi­sión de esta­lli­dos de «vio­len­cia insu­rrec­cio­nal»81. La demos­tra­ción de fuer­za poli­cía­co-mili­tar uni­for­ma­da y de pai­sano ha sido aplas­tan­te duran­te el G7 en Eus­kal Herria.

Hemos deja­do fue­ra de nues­tro aná­li­sis casi la tota­li­dad del con­tex­to mun­dial y euro­peo por­que pen­sa­mos que ya es sufi­cien­te con lo dicho. No hemos comen­ta­do nada sobre la gran pug­na entre Eura­sia y Occi­den­te que es mucho más que la gue­rra comer­cial lan­za­da por Esta­dos Uni­dos con­tra Chi­na82, cuyo cre­ci­mien­to ha retro­ce­di­do a las tasas de 1992, el 6%, por­que nos alar­ga­ría­mos dema­sia­do en cosas ya sabi­das pero de direc­ta reper­cu­sión sobre Eus­kal Herria. Si el plan de la Ruta de la Seda se desa­rro­lla­se según lo ini­cial­men­te pro­yec­ta­do, su rama más occi­den­tal pasa­ría por Eus­kal Herria83, conec­tán­do­la sobre todo por tren con Extre­mo Orien­te, lo que afec­ta­ría al pro­yec­to his­tó­ri­co de la bur­gue­sía auto­no­mis­ta de hacer de su país el nudo de cone­xión entre el eje nor­te-sur y el eje este-oes­te. La inci­pien­te gue­rra comer­cial de Esta­dos Uni­dos con­tra la Unión Euro­pea, den­tro de la cual hay que incluir al Bre­xit, reper­cu­te sobre Eus­kal Herria, lo que le ha lle­va­do al lehen­da­ka­ri a pedir pro­tec­ción a la Unión Euro­pea por­que el Esta­do espa­ñol es muy débil fren­te a Trump. Como cual­quier bur­gue­sía que ha renun­cia­do defi­ni­ti­va­men­te a crear su pro­pio Esta­do, la vas­ca siem­pre bus­ca un capo más pode­ro­so que le pro­te­ja sin rom­per la depen­den­cia con el ante­rior.

El Esta­tu­to –y la Comu­ni­dad Foral Nava­rra– segui­rán exis­tien­do como estruc­tu­ra de poder espa­ñol en Vas­con­ga­das y Nafa­rroa en la medi­da en que cum­plan al menos tres obje­ti­vos nece­sa­rios para el capi­ta­lis­mo esta­tal: impe­dir la recom­po­si­ción del inde­pen­den­tis­mo socia­lis­ta, garan­ti­zar el pago del tri­bu­to vas­co al Esta­do y man­te­ner con­ten­ta a la bur­gue­sía del lugar para que se esfuer­ce en cum­plir con los dos ante­rio­res, que tam­bién le bene­fi­cian a ella. Depen­dien­do de los momen­tos, cada uno de los obje­ti­vos ten­drá tác­ti­ca­men­te más impor­tan­cia que los demás, pero es el pri­me­ro el que mide su efec­ti­vi­dad últi­ma. Y lo es por­que en él se sin­te­ti­zan todas las con­tra­dic­cio­nes del espa­cio mate­rial y cul­tu­ral de acu­mu­la­ción de capi­tal que deno­mi­nan Espa­ña tal cual actúa con­tra Eus­kal Herria.

En la medi­da en que la plus­va­lía extraí­ble del pro­le­ta­ria­do vas­co ayu­de a man­te­ner un equi­li­brio ines­ta­ble en la con­tra­dic­ción expansivo/​constrictiva del capi­ta­lis­mo esta­tal, impi­dien­do su retro­ce­so en el mer­ca­do mun­dial e inclu­so logran­do un leve ascen­so gra­cias a la sobre­ex­plo­ta­ción, en esta medi­da el Esta­tu­to segui­rá exis­tien­do. Las pre­sio­nes al alza de la mun­dia­li­za­ción del valor y de la com­pe­ten­cia por los mer­ca­dos son impa­ra­bles, con­fir­man­do las impo­ten­cias estruc­tu­ra­les del Esta­do espa­ñol pero tam­bién atan­do aún más a la bur­gue­sía de Hegoal­de a ese Esta­do y al euro­im­pe­ria­lis­mo. Tales impo­ten­cias expli­can el endu­re­ci­mien­to del cen­tra­lis­mo esta­tal y la nece­si­dad del auto­no­mis­mo de bus­car un capo más pode­ro­so, como hemos dicho.

En estas con­di­cio­nes que han veni­do para que­dar­se y empeo­rar, es ilu­sa la creen­cia de que el PNV acep­ta­rá abrir un «nue­vo esta­tus» con HB Bil­du que le lle­ve a un míni­mo roce con el Esta­do, ni siquie­ra a un cho­que bas­tan­te más sua­ve que el que libra y sufre el pro­cés cata­lá diri­gi­do por la peque­ña bur­gue­sía. Una de las vir­tu­des de la polí­ti­ca revo­lu­cio­na­ria es que no gene­ra espe­ran­zas impo­si­bles en el pue­blo obre­ro, sino que dice la ver­dad, se ade­lan­ta en la medi­da de lo posi­ble al deve­nir de las con­tra­dic­cio­nes y pro­po­ne alter­na­ti­vas inasi­mi­la­bles por el capi­tal, asu­mien­do que eso pue­de res­tar­le votos, pero éste es un deba­te en el que no vamos a entrar aho­ra.

Iña­ki Gil de San Vicen­te

Eus­kal Herria, 31 de octu­bre de 2019

  1. Euro­pa Press: La corrup­ción hace que Espa­ña pier­da más de 90.000 millo­nes al año, 7 de diciem­bre de 2018 (https://​www​.publi​co​.es/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​c​o​r​r​u​p​c​i​o​n​-​e​s​p​a​n​a​-​c​o​r​r​u​p​c​i​o​n​-​e​s​p​a​n​a​-​p​i​e​r​d​a​-​9​0​0​0​0​-​m​i​l​l​o​n​e​s​-​a​n​o​.​h​tml).
  2. Ion Sal­ga­do: La pobre­za, una reali­dad cre­cien­te en la Comu­ni­dad Autó­no­ma Vas­ca, don­de las desigual­da­des son «cada vez mayo­res», 28 de sep­tiem­bre de 2019 (http://​www​.sin​per​mi​so​.info/​t​e​x​t​o​s​/​l​a​-​p​o​b​r​e​z​a​-​u​n​a​-​r​e​a​l​i​d​a​d​-​c​r​e​c​i​e​n​t​e​-​e​n​-​l​a​-​c​o​m​u​n​i​d​a​d​-​a​u​t​o​n​o​m​a​-​v​a​s​c​a​-​d​o​n​d​e​-​l​a​s​-​d​e​s​i​g​u​a​l​d​a​d​e​s​-​s​o​n​-​c​ada).
  3. Iña­ki Irion­do: Lakua inten­ta ocul­tar su esta­dís­ti­ca de que la pobre­za cre­ce en la CAV, 13 de julio de 2019 (https://www.naiz.eus/es/hemeroteca/gara/editions/2019–07-13/hemeroteca_articles/lakua-intenta-ocultar-su-estadistica-de-que-la-pobreza-crece-en-la-cav).
  4. Ll. Rodrí­guez Algans y J. B. Zubi­ri Rey: Indus­tria vas­ca, el nau­fra­gio per­ma­nen­te, 17 de abril de 2019 (https://​www​.elsal​to​dia​rio​.com/​i​n​d​u​s​t​r​i​a​/​i​n​d​u​s​t​r​i​a​-​v​a​s​c​a​-​n​a​u​f​r​a​g​i​o​-​p​e​r​m​a​n​e​nte#).
  5. Dani­lo Albin: El verano de la sani­dad vas­ca: demo­ras en ambu­la­to­rios y cie­rre de camas en hos­pi­ta­les, 11 de julio de 2019 (https://​www​.publi​co​.es/​p​o​l​i​t​i​c​a​/​v​e​r​a​n​o​-​s​a​n​i​d​a​d​-​v​a​s​c​a​-​d​e​m​o​r​a​s​-​a​m​b​u​l​a​t​o​r​i​o​s​-​c​i​e​r​r​e​-​c​a​m​a​s​-​h​o​s​p​i​t​a​l​e​s​.​h​tml).
  6. Beñat Zal­dua: Nafa­rroa y la CAV lejos de la media inno­va­do­ra euro­pea, 25 de junio de 2019 (https://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/2019–06-24/hemeroteca_articles/nafarroa-y-la-cav-lejos-de-la-media-innovadora-europea).
  7. A. F. Vare­la: 20 años de euro: cada espa­ñol ha per­di­do 5.031 euros de su ren­ta des­de la entra­da de la mone­da úni­ca, 6 de mar­zo de 2019 (https://​www​.busi​nes​sin​si​der​.es/​c​a​d​a​-​e​s​p​a​n​o​l​-​h​a​-​p​e​r​d​i​d​o​-​5​0​3​1​-​e​u​r​o​s​-​r​e​n​t​a​-​e​n​t​r​a​d​a​-​e​u​r​o​-​v​a​l​o​r​-​3​8​3​279).
  8. Car­les Pla­nas Bou: Un estu­dio con­clu­ye que el euro ha hecho a Ale­ma­nia más rica y a Espa­ña más pobre, 26 de febre­ro de 2019 (https://​www​.elpe​rio​di​co​.com/​e​s​/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​0​1​9​0​2​2​6​/​e​l​-​e​u​r​o​-​h​a​-​h​e​c​h​o​-​a​-​a​l​e​m​a​n​i​a​-​m​a​s​-​r​i​c​a​-​y​-​a​-​e​s​p​a​n​a​-​m​a​s​-​p​o​b​r​e​-​7​3​2​4​600).
  9. Bea­triz Soti­llos: Los datos que miden la pobre­za en Eus­ka­di empeo­ran pese al cli­ma de recu­pe­ra­ción, 19 de agos­to de 2019 (https://​www​.deia​.eus/​2​0​1​9​/​0​8​/​1​9​/​s​o​c​i​e​d​a​d​/​e​u​s​k​a​d​i​/​l​o​s​-​d​a​t​o​s​-​q​u​e​-​m​i​d​e​n​-​l​a​-​p​o​b​r​e​z​a​-​e​n​-​e​u​s​k​a​d​i​-​e​m​p​e​o​r​a​n​-​p​e​s​e​-​a​l​-​c​l​i​m​a​-​d​e​-​r​e​c​u​p​e​r​a​c​ion).
  10. Juan­jo Bas­te­rra: Siem­pre lo he teni­do cla­ro, la lucha debe estar en la calle, por­que eso es lo que se ve y es lo que jode a los empre­sa­rios y a sus gober­nan­tes sumi­sos, 28 de octu­bre de 2019 (https://​www​.boltxe​.eus/​2​0​1​9​/​1​0​/​2​8​/​j​u​a​n​j​o​-​b​a​s​t​e​r​r​a​-​s​i​e​m​p​r​e​-​l​o​-​h​e​-​t​e​n​i​d​o​-​c​l​a​r​o​-​l​a​-​l​u​c​h​a​-​d​e​b​e​-​e​s​t​a​r​-​e​n​-​l​a​-​c​a​l​l​e​-​p​o​r​q​u​e​-​e​s​o​-​e​s​-​l​o​-​q​u​e​-​s​e​-​v​e​-​y​-​e​s​-​l​o​-​q​u​e​-​j​o​d​e​-​a​-​l​o​s​-​e​m​p​r​e​s​a​r​i​o​s​-​y​-​a​-​s​u​s​-​g​o​b​e​r​n​a​n​t​e​s​-​s​u​m​i​s​os/).
  11. Juan­jo Bas­te­rra: Ídem.
  12. Juan­jo Bas­te­rra: Ídem.
  13. Juan­jo Bas­te­rra: Ídem.
  14. Jon Las Heras y Luis Rodrí­guez Algans: Eco­no­mía capi­ta­lis­ta: con­flic­to y poder sin­di­cal, 25 de octu­bre de 2019 (https://​borro​ka​ga​raia​.word​press​.com/​2​0​1​9​/​1​0​/​2​5​/​e​c​o​n​o​m​i​a​-​c​a​p​i​t​a​l​i​s​t​a​-​c​o​n​f​l​i​c​t​o​-​y​-​p​o​d​e​r​-​s​i​n​d​i​c​al/).
  15. Jon Las Heras y Luis Rodrí­guez Algans: Ídem.
  16. Xabier Ezei­za­ba­rre­na: «Dere­cho de libre deter­mi­na­ción y dere­cho a deci­dir: nue­va sobe­ra­nía y Dere­chos Huma­nos en el siglo XXI», Cua­der­nos Deus­to de Dere­chos Huma­nos, nº 90, 2017, pp. 99–102 (http://​www​.deus​to​-publi​ca​cio​nes​.es/​d​e​u​s​t​o​/​p​d​f​s​/​c​u​a​d​e​r​n​o​s​d​c​h​o​/​c​u​a​d​e​r​n​o​s​d​c​h​o​9​0​.​pdf).
  17. Ant­ton Men­di­za­bal: Dere­cho a deci­dir y dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción, 28 de enero de 2015 (https://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/gara_2015-01–28-06–00/hemeroteca_articles/derecho-a-decidir-y-derecho-de-autodeterminacion).
  18. Leo­pol­do Már­mo­ra: El con­cep­to socia­lis­ta de nación, P y P, Méxi­co 1986, pp. 98–118.
  19. Vicen­te Cla­ve­ro: La gran ban­ca se «inde­pen­di­za» cada vez más de Espa­ña, 5 de 2018 (https://​www​.publi​co​.es/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​g​r​a​n​-​b​a​n​c​a​-​i​n​d​e​p​e​n​d​i​z​a​-​v​e​z​-​e​s​p​a​n​a​.​h​tml).
  20. Con­sue­lo Durán: La san­gría de empleo en la ban­ca rom­pe­rá este año la barre­ra de los 100.000 pues­tos de tra­ba­jo per­di­dos, 24 de mar­zo de 2019 (https://​www​.eldia​rio​.es/​a​n​d​a​l​u​c​i​a​/​B​a​n​c​o​-​e​m​p​l​e​o​-​c​r​i​s​i​s​-​A​n​d​a​l​u​c​i​a​-​p​a​r​o​_​0​_​8​7​5​6​1​2​4​6​8​.​h​tml).
  21. José Anto­nio Gómez: El San­tan­der inves­ti­ga­do en el mayor frau­de fis­cal de Euro­pa, 25 de octu­bre de 2019 (https://​kao​sen​la​red​.net/​e​l​-​s​a​n​t​a​n​d​e​r​-​i​n​v​o​l​u​c​r​a​d​o​-​e​n​-​e​l​-​m​a​y​o​r​-​f​r​a​u​d​e​-​f​i​s​c​a​l​-​d​e​-​e​u​r​o​pa/).
  22. Las empre­sas del Ibex tie­nen 805 filia­les en paraí­sos fis­ca­les, 23 de octu­bre de 2019 (https://​cin​co​dias​.elpais​.com/​c​i​n​c​o​d​i​a​s​/​2​0​1​9​/​1​0​/​2​3​/​c​o​m​p​a​n​i​a​s​/​1​5​7​1​8​1​3​9​4​1​_​2​7​4​2​1​8​.​htm).
  23. Impe­ria­lis­mo vas­co y Rep­sol IPF, 20 de abril de 2012 (https://​www​.boltxe​.eus/​2​0​1​2​/​0​4​/​2​0​/​i​m​p​e​r​i​a​l​i​s​m​o​-​v​a​s​c​o​-​y​-​r​e​p​s​o​l​-​y​p​f​-​i​n​a​k​i​-​g​i​l​-​d​e​-​s​a​n​-​v​i​c​e​n​te/).
  24. Andy Robin­son: Zozo­bra en el FMI, 25 de octu­bre de 2019 (http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​2​6​1​781).
  25. Cata­lun­ya supo­ne el 19% del PIB espa­ñol, la cifra más alta des­de el 2000, 22 de junio de 2017 (https://​www​.lavan​guar​dia​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​0​1​7​0​6​2​2​/​4​2​3​6​0​1​5​9​0​8​1​1​/​c​a​t​a​l​u​n​y​a​-​p​i​b​-​e​s​p​a​n​a​.​h​tml).
  26. Dani Cor­de­ro: El asal­to inde­pen­den­tis­ta a la «Cam­bra»: 30 pymes y una gran empre­sa toman las rien­das, 24 de mayo de 2019 (https://​elpais​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​0​1​9​/​0​5​/​2​3​/​a​c​t​u​a​l​i​d​a​d​/​1​5​5​8​6​3​8​2​4​4​_​9​8​3​2​9​3​.​h​tml).
  27. Dolors Álva­rez: El vuel­co en la Cam­bra con­mo­cio­na al mun­do empre­sa­rial cata­lán, 10 de mayo de 2019 (https://​www​.lavan​guar​dia​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​0​1​9​0​5​1​0​/​4​6​2​1​4​4​1​4​2​1​5​5​/​c​a​m​b​r​a​-​c​o​m​e​r​c​-​b​a​r​c​e​l​o​n​a​-​a​n​c​-​r​e​a​c​c​i​o​n​e​s​-​e​m​p​r​e​s​a​s​.​h​tml).
  28. Puri­fi­ca­ción Gon­zá­lez: El trá­mi­te par­la­men­ta­rio de la «Ley Ara­go­nés» hace sal­tar todas las alar­mas, 21 de junio de 2019 (https://​www​.cata​lun​ya​press​.es/​t​e​x​t​o​-​d​i​a​r​i​o​/​m​o​s​t​r​a​r​/​1​4​6​1​5​8​4​/​u​l​t​i​m​o​-​t​r​a​m​i​t​e​-​p​a​r​l​a​m​e​n​t​-​l​e​y​-​a​r​a​g​o​n​e​s​-​h​a​c​e​-​s​a​l​t​a​r​-​t​o​d​a​s​-​a​l​a​r​mas).
  29. J. Estra­da Cruz: «Ley Ara­go­nés»: el «don­de dije digo, digo Die­go» de ERC, 6 de octu­bre de 2019 (https://​redro​ja​.net/​i​n​d​e​x​.​p​h​p​/​n​o​t​i​c​i​a​s​-​r​e​d​-​r​o​j​a​/​o​p​i​n​i​o​n​/​5​3​9​2​-​l​e​y​-​a​r​a​g​o​n​e​s​-​e​l​-​d​o​n​d​e​-​d​i​j​e​-​d​i​g​o​-​d​i​g​o​-​d​i​e​g​o​-​d​e​-​erc).
  30. Arcén Saba­té: Ley Ara­go­nès: el Govern de la Gene­ra­li­tat impul­sa la pri­va­ti­za­ción y la pre­ca­rie­dad, 20 de junio de 2019 (http://​www​.izquier​da​dia​rio​.es/​L​e​y​-​A​r​a​g​o​n​e​s​-​e​l​-​G​o​v​e​r​n​-​d​e​-​l​a​-​G​e​n​e​r​a​l​i​t​a​t​-​i​m​p​u​l​s​a​-​l​a​-​p​r​i​v​a​t​i​z​a​c​i​o​n​-​y​-​l​a​-​p​r​e​c​a​r​i​e​dad).
  31. Daniel Galle­go Díaz: Ambu­lan­cias exter­na­li­za­das, un patrón para enten­der hacia dón­de podría ir la ley Ara­go­nès, 30 de octu­bre de 2019 (https://​kao​sen​la​red​.net/​a​m​b​u​l​a​n​c​i​a​s​-​e​x​t​e​r​n​a​l​i​z​a​d​a​s​-​u​n​-​p​a​t​r​o​n​-​p​a​r​a​-​e​n​t​e​n​d​e​r​-​h​a​c​i​a​-​d​o​n​d​e​-​p​o​d​r​i​a​-​i​r​-​l​a​-​l​e​y​-​a​r​a​g​o​n​es/).
  32. Car­men de Car­los: Cua­ren­ta mil millo­nes espa­ño­les, «pen­dien­tes» del Gobierno de Alber­to Fer­nán­dez en Argen­ti­na, 29 de octu­bre de 2019 (https://​www​.abc​.es/​i​n​t​e​r​n​a​c​i​o​n​a​l​/​a​b​c​i​-​c​u​a​r​e​n​t​a​-​m​i​l​l​o​n​e​s​-​e​s​p​a​n​o​l​e​s​-​p​e​n​d​i​e​n​t​e​s​-​g​o​b​i​e​r​n​o​-​a​l​b​e​r​t​o​-​f​e​r​n​a​n​d​e​z​-​a​r​g​e​n​t​i​n​a​-​2​0​1​9​1​0​2​8​2​1​2​1​_​n​o​t​i​c​i​a​.​h​tml).
  33. Car­men de Car­los: Ídem.
  34. Michael Roberts: ¿Sólo nos que­da el capi­ta­lis­mo?, 23 de octu­bre de 2019 (https://​www​.lahai​ne​.org/​m​u​n​d​o​.​p​h​p​/​i​s​o​l​o​-​n​o​s​-​q​u​e​d​a​-​e​l​-​c​a​p​i​t​a​l​i​smo).
  35. Rober­to L. Var­gas: La I+D espa­ño­la retro­ce­de 15 años, 11 de mar­zo de 2019 (https://​www​.lara​zon​.es/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​l​a​-​i​-​d​-​e​s​p​a​n​o​l​a​-​e​n​-​n​i​v​e​l​e​s​-​d​e​-​2​0​0​4​-​D​A​2​2​3​3​9​820).
  36. María Matos Eli­ces: Espa­ña no des­pe­ga y con­ti­núa a la cola de Euro­pa en com­pe­ti­ti­vi­dad, 26 de mayo de 2019 (https://​cin​co​dias​.elpais​.com/​c​i​n​c​o​d​i​a​s​/​2​0​1​9​/​0​5​/​2​8​/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​1​5​5​9​0​6​7​6​0​7​_​4​6​3​5​4​9​.​h​tml).
  37. Javier Tahi­ri: Espa­ña se estan­ca en el ran­king de com­pe­ti­ti­vi­dad glo­bal en el pues­to 36, 30 de mayo de 2019 (https://www.abc.es/economia/abci-espana-estanca-ranking-competitividad-global-puesto-36–201905282008_noticia.html).
  38. Espa­ña sube al pues­to 26º del ran­quing de com­pe­ti­ti­vi­dad (https://​datos​ma​cro​.expan​sion​.com/​e​s​t​a​d​o​/​i​n​d​i​c​e​-​c​o​m​p​e​t​i​t​i​v​i​d​a​d​-​g​l​o​b​a​l​/​e​s​p​ana).
  39. Eco­no­mía atrac­ti­va y abier­ta, 8 de mar­zo de 2018 (http://​www​.inves​tins​pain​.org/​i​n​v​e​s​t​/​e​s​/​p​o​r​-​q​u​e​-​e​s​p​a​n​a​/​e​c​o​n​o​m​i​a​-​a​t​r​a​c​t​i​v​a​/​i​n​d​e​x​.​h​tml).
  40. A. Mera­vi­glia y B. Trin­ca­do: El Ban­co de Espa­ña cifra en 61.000 el cos­te de las ayu­das a las cajas, 18 de junio de 2017 (https://​cin​co​dias​.elpais​.com/​c​i​n​c​o​d​i​a​s​/​2​0​1​7​/​0​6​/​1​5​/​m​i​d​i​n​e​r​o​/​1​4​9​7​5​5​4​0​7​1​_​6​4​9​8​1​4​.​h​tml).
  41. E. Sego­via y Danie­le Gras­so: Cin­co años y 100.000 millo­nes des­pués: his­to­ria del res­ca­te de la ban­ca espa­ño­la, 30 de mar­zo de 2014 (https://www.elconfidencial.com/empresas/2014–03-30/cinco-anos-y-100–000-millones-despues-historia-del-rescate-de-la-banca-espanola_109053/).
  42. Javier G. Jorrín: La indus­tria espa­ño­la no levan­ta cabe­za: es la que más pro­duc­ción ha des­trui­do des­de 2007, 25 de agos­to de 2019 (https://www.elconfidencial.com/economia/2019–08-25/industria-espanola-produccion-desplome-crisis_2190951/).
  43. Javier G. Jorrín: ¿El mila­gro espa­ñol? La pro­duc­ti­vi­dad por tra­ba­ja­dor ya no supera la media euro­pea, 22 de octu­bre de 2019 (https://www.elconfidencial.com/economia/2019–10-22/productividad-trabajador-espana-supera-media-europea_2293500/) (
  44. Así se ha estan­ca­do la pro­duc­ti­vi­dad de la eco­no­mía de Espa­ña (y así resu­ci­ta­ría) (http://​www​.elcap​tor​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​g​r​a​f​i​c​o​-​p​r​o​d​u​c​t​i​v​i​d​a​d​-​e​c​o​n​o​m​i​c​a​-​e​s​p​ana).
  45. Rober­to Pérez: Más de 200.000 empre­sas pre­vén recor­tar plan­ti­lla este tri­mes­tre, 20 de octu­bre de 2019 (https://​www​.abc​.es/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​a​b​c​i​-​m​a​s​-​2​0​0​0​0​0​-​e​m​p​r​e​s​a​s​-​p​r​e​v​e​n​-​r​e​c​o​r​t​a​r​-​p​l​a​n​t​i​l​l​a​-​e​s​t​e​-​t​r​i​m​e​s​t​r​e​-​2​0​1​9​1​0​2​1​0​1​4​6​_​n​o​t​i​c​i​a​.​h​tml).
  46. Bibia­na Medial­dea: ¿Hacia una rece­sión inmi­nen­te? La úni­ca cer­te­za en nues­tra gran vul­ne­ra­bi­li­dad, 24 de sep­tiem­bre de 2019 (https://​vien​to​sur​.info/​s​p​i​p​.​p​h​p​?​a​r​t​i​c​l​e​1​5​138).
  47. Die­go Herranz: La rece­sión eco­nó­mi­ca es inmi­nen­te y nin­gún país indus­tria­li­za­do está pre­pa­ra­do, 29 de sep­tiem­bre de 2019 (https://​www​.publi​co​.es/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​r​e​c​e​s​i​o​n​-​e​c​o​n​o​m​i​c​a​-​i​n​m​i​n​e​n​t​e​-​y​-​p​a​i​s​.​h​tml).
  48. Pedro Goros­pe: El pre­si­den­te de la patro­nal de las gran­des super­fi­cies: «Hay que retra­sar la edad de jubi­la­ción. Los bebés de hoy vivi­rán 107 años», 23 de octu­bre de 2019 (https://​elpais​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​0​1​9​/​1​0​/​2​3​/​a​c​t​u​a​l​i​d​a​d​/​1​5​7​1​8​2​7​0​1​7​_​7​0​6​9​7​0​.​h​tml).
  49. Más de la mitad de los espa­ño­les vive al lími­te de sus posi­bi­li­da­des eco­nó­mi­cas, 16 de octu­bre de 2019 (http://​cana​rias​-sema​nal​.org/​a​r​t​/​2​6​1​0​6​/​m​a​s​-​d​e​-​l​a​-​m​i​t​a​d​-​d​e​-​l​o​s​-​e​s​p​a​n​o​l​e​s​-​v​i​v​e​-​a​l​-​l​i​m​i​t​e​-​d​e​-​s​u​s​-​p​o​s​i​b​i​l​i​d​a​d​e​s​-​e​c​o​n​o​m​i​cas).
  50. Aumen­tan un 12% las deman­das por des­pi­do en la Comu­ni­dad de Madrid, 22 de octu­bre de 20198 (https://​www​.nue​va​tri​bu​na​.es/​a​r​t​i​c​u​l​o​/​a​c​t​u​a​l​i​d​a​d​/​a​u​m​e​n​t​a​n​-​1​2​-​d​e​m​a​n​d​a​s​-​d​e​s​p​i​d​o​-​c​o​m​u​n​i​d​a​d​-​m​a​d​r​i​d​/​2​0​1​9​1​0​2​2​1​7​3​6​1​9​1​6​7​3​7​0​.​h​tml).
  51. Vicen­te Cla­ve­ro: Los jue­ces paran los pies a los empre­sa­rios: tres de cada cua­tro sen­ten­cias dan la razón al tra­ba­ja­dor, 23 de octu­bre de 2019 (https://​www​.publi​co​.es/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​j​u​e​c​e​s​-​p​a​r​a​n​-​p​i​e​s​-​e​m​p​r​e​s​a​r​i​o​s​-​t​r​e​s​-​c​u​a​t​r​o​-​s​e​n​t​e​n​c​i​a​s​-​d​a​n​-​r​a​z​o​n​-​t​r​a​b​a​j​a​d​o​r​.​h​tml).
  52. Bole­tín de luchas obre­ras (https://​www​.lapi​re​nai​ca​di​gi​tal​.es/​S​I​T​I​O​/​B​O​L​E​T​I​N​L​U​C​H​A​S​.​h​tml).
  53. Rosa Gue­va­ra Lan­da: La situa­ción real de las cla­ses tra­ba­ja­do­ras espa­ño­las, 17 de octu­bre de 2019 (http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​2​6​1​441).
  54. Lau­ra Olías: El mer­ca­do de tra­ba­jo se fre­na: los prin­ci­pa­les focos de des­ace­le­ra­ción son autó­no­mos, ser­vi­cios y cons­truc­ción, 25 de octu­bre de 2019 (https://​www​.eldia​rio​.es/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​m​e​r​c​a​d​o​-​t​r​a​b​a​j​o​-​f​r​e​n​a​-​p​r​i​n​c​i​p​a​l​e​s​-​d​e​s​a​c​e​l​e​r​a​c​i​o​n​_​0​_​9​5​6​4​5​5​1​0​2​.​h​tml).
  55. Anto­nio Maque­da: El parón del con­su­mo arras­tra al PIB, que cre­ce al menor rit­mo des­de 2014, 1 de octu­bre de 2019 (https://​elpais​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​0​1​9​/​0​9​/​3​0​/​a​c​t​u​a​l​i​d​a​d​/​1​5​6​9​8​2​7​2​7​4​_​4​5​9​3​7​4​.​h​tml).
  56. Alber­to Fer­nán­dez: Pers­pec­ti­vas para la eco­no­mía espa­ño­la, 27 de octu­bre de 2019 (http://​www​.izquier​da​dia​rio​.es/​P​e​r​s​p​e​c​t​i​v​a​s​-​p​a​r​a​-​l​a​-​e​c​o​n​o​m​i​a​-​e​s​p​a​n​ola).
  57. Infor­me sobre el impac­to de la des­com­po­si­ción de la vida polí­ti­ca de la bur­gue­sía (2019), 26 de agos­to de 2019 (https://​es​.inter​na​tio​na​lism​.org/​c​o​n​t​e​n​t​/​4​4​5​8​/​i​n​f​o​r​m​e​-​s​o​b​r​e​-​e​l​-​i​m​p​a​c​t​o​-​d​e​-​l​a​-​d​e​s​c​o​m​p​o​s​i​c​i​o​n​-​e​n​-​l​a​-​v​i​d​a​-​p​o​l​i​t​i​c​a​-​d​e​-​l​a​-​b​u​r​g​u​e​s​i​a​-​2​019)
  58. Alfre­do Api­lá­nez: El capi­ta­lis­mo des­qui­cia­do, 8 de sep­tiem­bre de 2019 (https://​www​.lahai​ne​.org/​m​m​_​s​s​_​m​u​n​d​o​.​p​h​p​/​e​l​-​c​a​p​i​t​a​l​i​s​m​o​-​d​e​s​q​u​i​c​i​ado).
  59. Ángel Gar­cía Vega: Las grie­tas del capi­ta­lis­mo obli­gan a su rein­ven­ción, 20 de octu­bre de 2019 (https://​elpais​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​0​1​9​/​1​0​/​1​8​/​a​c​t​u​a​l​i​d​a​d​/​1​5​7​1​3​9​7​2​5​9​_​3​0​9​3​3​5​.​h​tml).
  60. Baner­jee, Duflo y Kre­mer ganan el Nobel de Eco­no­mía por sus estu­dios para ali­viar la pobre­za glo­bal, 14 de octu­bre de 2019 (https://​www​.publi​co​.es/​s​o​c​i​e​d​a​d​/​p​r​e​m​i​o​-​n​o​b​e​l​-​b​a​n​e​r​j​e​e​-​d​u​f​l​o​-​k​r​e​m​e​r​-​g​a​n​a​n​-​n​o​b​e​l​-​e​c​o​n​o​m​i​a​-​2​0​1​9​.​h​tml).
  61. José Manuel Nare­do: Sobre el ori­gen, el uso y el con­te­ni­do del tér­mino sos­te­ni­ble, 30 de junio de 1997 (http://​habi​tat​.aq​.upm​.es/​c​s​/​p​2​/​a​0​0​4​.​h​tml).
  62. Jor­ge Beins­tein: Marx: temas pen­dien­tes, Trin­che­ra, Cara­cas 2019, pp. 19 y ss. (https://​www​.lahai​ne​.org/​m​m​_​s​s​_​e​s​t​_​e​s​p​.​p​h​p​/​k​a​r​l​-​m​a​r​x​-​t​e​m​a​s​-​p​e​n​d​i​e​n​tes).
  63. Car­los Car­cio­ne: Eco­no­mía mun­dial: un nue­vo crack a la vis­ta, 28 de agos­to de 2019 (http://​www​.sury​sur​.net/​e​c​o​n​o​m​i​a​-​m​u​n​d​i​a​l​-​u​n​-​n​u​e​v​o​-​c​r​a​c​k​-​a​-​l​a​-​v​i​s​ta/).
  64. Miguel Carrión: Tipos hun­di­dos, bonos bajo cero, alta deu­da públi­ca: la euro­zo­na está japo­ni­za­da, 21 de agos­to de 2019 (https://​www​.eldia​rio​.es/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​e​u​r​o​z​o​n​a​-​j​a​p​o​n​i​z​a​d​a​-​d​e​s​j​a​p​o​n​i​z​a​r​a​_​0​_​9​3​3​3​5​6​9​6​2​.​h​tml).
  65. Michael Roberts: Deu­da cor­po­ra­ti­va, estí­mu­los fis­ca­les y la pró­xi­ma rece­sión, 28 de octu­bre de 2019 (http://​www​.resu​men​la​ti​noa​me​ri​cano​.org/​2​0​1​9​/​1​0​/​2​8​/​p​e​n​s​a​m​i​e​n​t​o​-​c​r​i​t​i​c​o​-​d​e​u​d​a​-​c​o​r​p​o​r​a​t​i​v​a​-​e​s​t​i​m​u​l​o​s​-​f​i​s​c​a​l​e​s​-​y​-​l​a​-​p​r​o​x​i​m​a​-​r​e​c​e​s​i​on/).
  66. Eric Tous­saint: Páni­co en la Reser­va Fede­ral y retorno del Cre­dit Crunch sobre un mar de deu­das, 26 de sep­tiem­bre de 2019 (http://​www​.cadtm​.org/​P​a​n​i​c​o​-​e​n​-​l​a​-​R​e​s​e​r​v​a​-​F​e​d​e​r​a​l​-​y​-​r​e​t​o​r​n​o​-​d​e​l​-​C​r​e​d​i​t​-​C​r​u​n​c​h​-​s​o​b​r​e​-​u​n​-​m​a​r​-​d​e​-​d​e​u​das).
  67. Andre Damon: Trump ame­na­za con «gue­rra civil» a medi­da que los demó­cra­tas inten­si­fi­can la cam­pa­ña de des­ti­tu­ción, 2 de octu­bre de 2019 (https://​www​.wsws​.org/​e​s​/​a​r​t​i​c​l​e​s​/​2​0​1​9​/​1​0​/​0​2​/​t​r​u​m​-​o​0​2​.​h​tml).
  68. Fer­nan­do A. Torres: EEUU. La bes­tia heri­da ame­na­za con la gue­rra civil, 5 de octu­bre de 2019 (https://​kao​sen​la​red​.net/​e​e​u​u​-​l​a​-​b​e​s​t​i​a​-​h​e​r​i​d​a​-​a​m​e​n​a​z​a​-​c​o​n​-​g​u​e​r​r​a​-​c​i​v​il/).
  69. Ale Kur: EEUU. El dis­cur­so de Trump y el fan­tas­ma del socia­lis­mo en la pri­me­ra poten­cia mun­dial, 14 de febre­ro de 2019 (https://​izquier​da​web​.com/​e​e​u​u​-​e​l​-​d​i​s​c​u​r​s​o​-​d​e​-​t​r​u​m​p​-​y​-​e​l​-​f​a​n​t​a​s​m​a​-​d​e​l​-​s​o​c​i​a​l​i​s​m​o​-​e​n​-​l​a​-​p​r​i​m​e​r​a​-​p​o​t​e​n​c​i​a​-​m​u​n​d​i​al/).
  70. Joe Allen: ¿Por qué la huel­ga de Ama­zon es tan impor­tan­te?, 20 de julio de 2019 (https://​www​.vien​to​sur​.info/​s​p​i​p​.​p​h​p​?​a​r​t​i​c​l​e​1​4​986).
  71. Joseph Kis­ho­ne: La huel­ga de Gene­ral Motors: la lucha de cla­ses con­tra la polí­ti­ca reac­cio­na­ria de la divi­sión racial, 19 de sep­tiem­bre de 2019 (https://​www​.wsws​.org/​e​s​/​a​r​t​i​c​l​e​s​/​2​0​1​9​/​0​9​/​1​9​/​p​e​r​s​-​s​1​9​.​h​tml).
  72. Kevin Mar­tí­nez: Esta­dos Uni­dos: huel­ga de 85.000 tra­ba­ja­do­res de Kai­ser Per­ma­nen­te can­ce­la­da por sin­di­ca­to, 28 de sep­tiem­bre de 2019 (https://​www​.wsws​.org/​e​s​/​a​r​t​i​c​l​e​s​/​2​0​1​9​/​0​9​/​2​8​/​k​a​i​s​-​s​2​8​.​h​tml).
  73. Step­han Les­se­nich: La socie­dad de la exter­na­li­za­ción, Her­der, Bar­ce­lo­na 2019, p. 180.
  74. María-Paz López: Un estu­dio seña­la a Ale­ma­nia como la gran bene­fi­cia­da del euro, y a Ita­lia y Fran­cia como per­de­do­ras, 3 de mar­zo de 2019 (https://​www​.lavan​guar​dia​.com/​e​c​o​n​o​m​i​a​/​2​0​1​9​0​3​0​3​/​4​6​7​9​4​3​9​5​4​7​2​/​c​o​s​e​c​h​a​-​g​e​r​m​a​n​a​-​e​u​r​o​-​a​l​e​m​a​n​i​a​.​h​tml).
  75. Una nue­va rece­sión: ¡El capi­ta­lis­mo exi­ge más sacri­fi­cios al pro­le­ta­ria­do!, 28 de sep­tiem­bre de 2019 (https://​es​.inter​na​tio​na​lism​.org/​c​o​n​t​e​n​t​/​4​4​7​1​/​u​n​a​-​n​u​e​v​a​-​r​e​c​e​s​i​o​n​-​e​l​-​c​a​p​i​t​a​l​-​e​x​i​g​e​-​m​a​s​-​s​a​c​r​i​f​i​c​i​o​s​-​a​l​-​p​r​o​l​e​t​a​r​i​a​do/).
  76. Roma­ric Godin: En 2018, las desigual­da­des y la pobre­za han aumen­ta­do mucho, 22 de octu­bre de 2019 (https://​www​.vien​to​sur​.info/​s​p​i​p​.​p​h​p​?​a​r​t​i​c​l​e​1​5​226).
  77. Hen­ri Wilno: Pre­su­pues­tos 2019: Macron el Robín de los Bos­ques al revés, 21 de sep­tiem­bre de 2018 (https://​vien​to​sur​.info/​s​p​i​p​.​p​h​p​?​a​r​t​i​c​l​e​1​4​186).
  78. Marc Bas­sets: La huel­ga por la refor­ma de las pen­sio­nes de Macron para­li­za el trans­por­te públi­co en París, 13 de sep­tiem­bre de 2019 (https://​elpais​.com/​i​n​t​e​r​n​a​c​i​o​n​a​l​/​2​0​1​9​/​0​9​/​1​3​/​a​c​t​u​a​l​i​d​a​d​/​1​5​6​8​3​7​1​2​7​5​_​7​4​6​2​3​5​.​h​tml).
  79. Eduar­do Car­mín: Retro­ce­so de los dere­chos huma­nos en Fran­cia denun­cia­do ante la ONU, 10 de mar­zo de 2019 (http://​www​.resu​men​la​ti​noa​me​ri​cano​.org/​2​0​1​9​/​0​3​/​1​0​/​r​e​t​r​o​c​e​s​o​-​e​n​-​l​o​s​-​d​e​r​e​c​h​o​s​-​h​u​m​a​n​o​s​-​e​n​-​f​r​a​n​c​i​a​-​d​e​n​u​n​c​i​a​d​o​-​a​n​t​e​-​l​a​-​o​nu/).
  80. Car­los Sch­mer­kin: ¿Fran­cia se está lati­noa­me­ri­ca­ni­zan­do?, 15 de diciem­bre de 2018 (https://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​2​5​0​180).
  81. Will Morrov: Fran­cia. Docu­men­to de estra­te­gia de la inte­li­gen­cia advier­te sobre «vio­len­cia insu­rrec­cio­nal», 23 de julio de 2019 (http://​www​.resu​men​la​ti​noa​me​ri​cano​.org/​2​0​1​9​/​0​7​/​2​3​/​f​r​a​n​c​i​a​-​d​o​c​u​m​e​n​t​o​-​d​e​-​e​s​t​r​a​t​e​g​i​a​-​d​e​-​l​a​-​i​n​t​e​l​i​g​e​n​c​i​a​-​a​d​v​i​e​r​t​e​-​s​o​b​r​e​-​v​i​o​l​e​n​c​i​a​-​i​n​s​u​r​r​e​c​c​i​o​n​al/).
  82. Alfre­do Toro Ardy: Chi­na y EEUU: Arma­men­to y Tec­no­lo­gía, 17 de sep­tiem­bre de 2019 (http://​poli​ti​ca​-chi​na​.org/​a​r​e​a​s​/​s​e​g​u​r​i​d​a​d​-​y​-​d​e​f​e​n​s​a​/​c​h​i​n​a​-​y​-​e​e​u​u​-​a​r​m​a​m​e​n​t​o​-​y​-​t​e​c​n​o​l​o​gia).
  83. Mikel Zubi­men­di: La Ruta de la Seda pasa por Bil­bao, nue­va «Cabe­za del Dra­gón», 25 de junio de 2017 (https://www.naiz.eus/es/hemeroteca/gara/editions/2017–06-25/hemeroteca_articles/la-ruta-de-la-seda-pasa-por-el-puerto-de-bilbo-nueva-cabeza-del-dragon).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: