La traición a Jarrai (KAS)

Jarrai nació como las juven­tu­des aber­tza­les socia­lis­tas revo­lu­cio­na­rias inte­gra­das en KAS. Y esto es un dato que no se pue­de pasar por alto. Pos­te­rior­men­te ven­dría cier­ta auto­no­mi­za­ción que no voy a entrar a valo­rar que resul­ta­dos tra­jo, pero en cual­quier caso la tra­di­ción polí­ti­ca es y ha sido la socia­lis­ta revo­lu­cio­na­ria. Cosa que no se pue­de nun­ca con­fun­dir con la izquier­da aber­tza­le en gene­ral y más con­cre­ta­men­te con lo que fue­ra la Uni­dad Popu­lar. La Uni­dad Popu­lar como el pro­pio nom­bre indi­ca fue una con­fluen­cia de diver­sas tra­di­cio­nes polí­ti­cas en la que se encon­tra­ba la socia­lis­ta revo­lu­cio­na­ria, pero tam­bién la ekin­tza­le, la social­de­mó­cra­ta y otras más así como la de per­so­nas inde­pen­dien­tes. Lo que quie­ro decir con esto es que Jarrai nun­ca fue las juven­tu­des de HB, ni siquie­ra las de KAS aun­que estu­vie­ra inte­gra­da en ella. De la mis­ma mane­ra que HB nun­ca fue el órgano rec­tor y direc­ti­vo de la izquier­da aber­tza­le en gene­ral sino la encar­ga­da prio­ri­ta­ria­men­te de la lucha ins­ti­tu­cio­nal, como lo han sido otras orga­ni­za­cio­nes en otros fren­tes de lucha. De ahí que la izquier­da aber­tza­le his­tó­ri­ca­men­te tuvie­ra for­ma de movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio (la estra­te­gia revo­lu­cio­na­ria y la lucha glo­bal ocu­pa el cen­tro y todo lo demás lo ali­men­ta) al con­tra­rio del mode­lo clá­si­co de la social­de­mo­cra­cia que tie­ne for­ma de par­ti­do ins­ti­tu­cio­nal con saté­li­tes en depen­den­cia. (la estra­te­gia ins­ti­tu­cio­na­lis­ta ocu­pa el cen­tro y todo lo demás lo ali­men­ta).

Hace casi 30 años Jarrai (KAS), no la izquier­da aber­tza­le en gene­ral, no HB, no KAS sino una par­te de ella, com­pró un local en la calle Ron­da de Bil­bo. El obje­ti­vo fue impul­sar el movi­mien­to estu­dian­til y la lucha en la ense­ñan­za para que diver­sos agen­tes pudie­ran hacer uso del local. Des­de el pri­mer momen­to la ges­tión recae­ría en el “Eus­kal Ikas­leen Era­kun­dea” que duran­te estas tres déca­das ha sido y sigue sien­do ges­tio­na­da por el sin­di­ca­to estu­dian­til Ikas­le Aber­tza­leak.

Exis­tían dos cosas muy impor­tan­tes para Jarrai (KAS). La pri­me­ra era que lo impor­tan­te no era la pro­pia orga­ni­za­ción juve­nil (aun­que lo fue­ra), sino la juven­tud vas­ca. Una orga­ni­za­ción pode­ro­sa solo sir­ve para poner­la en una vitri­na si la juven­tud vas­ca no está fuer­te. Y para que la juven­tud vas­ca estu­vie­ra fuer­te no se le podía poner direc­tri­ces, man­da­tos y leyes a cum­plir sino tra­ba­jar mano a mano con ella aun des­de la dife­ren­cia, y que el apren­di­za­je mutuo y el res­pe­to sir­vie­ra para el avan­ce del movi­mien­to juve­nil vas­co en su con­jun­to. La segun­da era que ese tipo de tra­ba­jo y mili­tan­cia de calle a par­te de ser un tra­ba­jo anó­ni­mo y can­sa­do don­de no hay ascen­so social ni meda­llas ni ape­nas reco­no­ci­mien­to se ofre­cía sin con­tra­par­ti­das. Si tú te esta­bas dejan­do el alma y la piel, como se le supo­ne a cual­quier mili­tan­te de cua­dros y van­guar­dia, en una gaz­te asan­bla­da, en un gru­po de insu­mi­sión, en un gaz­tetxe o en un gru­po de ocio y tiem­po libre, eso no supo­nía que nadie te debía de guar­dar nin­gu­na defe­ren­cia espe­cial, ni te podías eri­gir en el ordeno y man­do, en el se hace lo que yo digo por cojo­nes. La direc­ción polí­ti­ca en todo caso ven­dría del ejem­plo dado, la refe­ren­cia adqui­ri­da y la adhe­sión que sus­ci­ta. Por eso a par­te de dar ejem­plo, lo impor­tan­te era con­ven­cer no “ven­cer” a los com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras del movi­mien­to juve­nil. Las veces que no se cum­plie­ran estos pre­cep­tos no se esta­ba actuan­do hacien­do honor al nom­bre de Jarrai (KAS).

Que des­pués de 30 años de “Eus­kal Ikas­leen Era­kun­dea”, de que el sin­di­ca­to de estu­dian­tes lla­ma­do Ikas­le Aber­tza­lek se haya deja­do el alma y la piel hacien­do su tra­ba­jo y lle­van­do ade­lan­te el local, una orga­ni­za­ción lla­ma­da Sor­tu a la que no per­te­ne­ce ese local ni nun­ca le ha per­te­ne­ci­do, que no ha teni­do el valor de ir de fren­te sino que de espal­das y ocul­tan­do sus movi­mien­tos a Ikas­le Aber­tza­leak se ha hecho irre­gu­lar­men­te con la pro­pie­dad bur­gue­sa apro­ve­chan­do que tres per­so­nas han trai­cio­na­do la con­fian­za dada que tenían sobre la pro­pie­dad como titu­la­res mera­men­te nomi­na­les, sal­tán­do­se los esta­tu­tos de “Eus­kal Ikas­leen Era­kun­dea” y entre­gan­do des­leal­men­te el local a una orga­ni­za­ción aje­na, solo tie­ne un nom­bre: Robo a Ikas­le Aber­tza­leak, pero tam­bién trai­ción a todo lo que sig­ni­fi­có Jarrai (KAS), a todas las líneas de actua­ción, a todas las filo­so­fías de tra­ba­jo y sobre todo a lo más impor­tan­te, trai­ción al movi­mien­to juve­nil vas­co. Y esa trai­ción que­da cer­ti­fi­ca­da con el vie­jo sello social­de­mó­cra­ta de lla­mar para-poli­cial o espa­ñol a todo lo que no se pue­de con­tra­rres­tar des­de el sec­ta­ris­mo inú­til. La men­ti­ra o la sopa boba como úni­co recur­so para lue­go hacer­se los sue­cos. Eso no lo cam­bian ni mil memes.

Este robo se ha pro­du­ci­do por una úni­ca razón; Es una con­se­cuen­cia direc­ta del aban­dono de la for­ma de movi­mien­to don­de la estra­te­gia ins­ti­tu­cio­na­lis­ta ocu­pa el cen­tro. Al fin y al cabo, el mayor logro de la repre­sión no es la repre­sión en sí mis­ma, sino que tras lar­gos años de sufrir­la, ésta sea con­si­de­ra­da como imba­ti­ble, cer­te­ra y exi­to­sa. Tan­to como para inte­grar­la y repro­du­cir­la en tu pro­pio accio­nar. Cla­ra­men­te un sín­to­ma de derro­ta e impo­ten­cia. Y una cues­tión que siem­pre sobre­vue­la cual­quier pro­ce­so de libe­ra­ción que no sea un camino de rosas, como así lo son o aca­ban sien­do todos si es que lo son. No tener el valor sufi­cien­te de acep­tar las dife­ren­tes expre­sio­nes de la izquier­da aber­tza­le , del movi­mien­to popu­lar o del juve­nil e inten­tar pasar un rodi­llo. Cla­ro que ese rodi­llo solo fun­cio­na con los que en silen­cio bajan la cabe­za por mie­do a per­der sta­tus social ¿Pero cuán­do se abrió paso este tipo de corrup­ción cor­po­ra­ti­va que no solo ha afec­ta­do o está afec­tan­do a Ikas­le Aber­tza­leak sino a cien­tos y cien­tos de mili­tan­tes jóve­nes y no tan jóve­nes por toda Eus­kal Herria que han teni­do o tie­nen que sopor­tar seme­jan­te estu­pi­dez?

Lo úni­co que creo es una cosa, que noso­tros tene­mos que tener la sufi­cien­te capa­ci­dad como para des­truir todas las opi­nio­nes con­tra­rias sobre el argu­men­to o sino dejar que las opi­nio­nes se expre­sen. Opi­nión que haya que des­truir­la a palos es opi­nión que nos lle­va ven­ta­ja a noso­tros. […] No es posi­ble des­truir las opi­nio­nes a palos y pre­ci­sa­men­te es lo que mata todo el desa­rro­llo, el desa­rro­llo libre de la inte­li­gen­cia.

Che Gue­va­ra: Apun­tes Crí­ti­cos a la Eco­no­mía Polí­ti­ca, p. 401.

Borro­ka garaia da!

9 de octu­bre de 2019

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: