La trai­ción a Jarrai (KAS)

Jarrai nació como las juven­tu­des aber­tza­les socia­lis­tas revo­lu­cio­na­rias inte­gra­das en KAS. Y esto es un dato que no se pue­de pasar por alto. Pos­te­rior­men­te ven­dría cier­ta auto­no­mi­za­ción que no voy a entrar a valo­rar que resul­ta­dos tra­jo, pero en cual­quier caso la tra­di­ción polí­ti­ca es y ha sido la socia­lis­ta revo­lu­cio­na­ria. Cosa que no se pue­de nun­ca con­fun­dir con la izquier­da aber­tza­le en gene­ral y más con­cre­ta­men­te con lo que fue­ra la Uni­dad Popu­lar. La Uni­dad Popu­lar como el pro­pio nom­bre indi­ca fue una con­fluen­cia de diver­sas tra­di­cio­nes polí­ti­cas en la que se encon­tra­ba la socia­lis­ta revo­lu­cio­na­ria, pero tam­bién la ekin­tza­le, la social­de­mó­cra­ta y otras más así como la de per­so­nas inde­pen­dien­tes. Lo que quie­ro decir con esto es que Jarrai nun­ca fue las juven­tu­des de HB, ni siquie­ra las de KAS aun­que estu­vie­ra inte­gra­da en ella. De la mis­ma mane­ra que HB nun­ca fue el órgano rec­tor y direc­ti­vo de la izquier­da aber­tza­le en gene­ral sino la encar­ga­da prio­ri­ta­ria­men­te de la lucha ins­ti­tu­cio­nal, como lo han sido otras orga­ni­za­cio­nes en otros fren­tes de lucha. De ahí que la izquier­da aber­tza­le his­tó­ri­ca­men­te tuvie­ra for­ma de movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio (la estra­te­gia revo­lu­cio­na­ria y la lucha glo­bal ocu­pa el cen­tro y todo lo demás lo ali­men­ta) al con­tra­rio del mode­lo clá­si­co de la social­de­mo­cra­cia que tie­ne for­ma de par­ti­do ins­ti­tu­cio­nal con saté­li­tes en depen­den­cia. (la estra­te­gia ins­ti­tu­cio­na­lis­ta ocu­pa el cen­tro y todo lo demás lo ali­men­ta).

Hace casi 30 años Jarrai (KAS), no la izquier­da aber­tza­le en gene­ral, no HB, no KAS sino una par­te de ella, com­pró un local en la calle Ron­da de Bil­bo. El obje­ti­vo fue impul­sar el movi­mien­to estu­dian­til y la lucha en la ense­ñan­za para que diver­sos agen­tes pudie­ran hacer uso del local. Des­de el pri­mer momen­to la ges­tión recae­ría en el “Eus­kal Ikas­leen Era­kun­dea” que duran­te estas tres déca­das ha sido y sigue sien­do ges­tio­na­da por el sin­di­ca­to estu­dian­til Ikas­le Aber­tza­leak.

Exis­tían dos cosas muy impor­tan­tes para Jarrai (KAS). La pri­me­ra era que lo impor­tan­te no era la pro­pia orga­ni­za­ción juve­nil (aun­que lo fue­ra), sino la juven­tud vas­ca. Una orga­ni­za­ción pode­ro­sa solo sir­ve para poner­la en una vitri­na si la juven­tud vas­ca no está fuer­te. Y para que la juven­tud vas­ca estu­vie­ra fuer­te no se le podía poner direc­tri­ces, man­da­tos y leyes a cum­plir sino tra­ba­jar mano a mano con ella aun des­de la dife­ren­cia, y que el apren­di­za­je mutuo y el res­pe­to sir­vie­ra para el avan­ce del movi­mien­to juve­nil vas­co en su con­jun­to. La segun­da era que ese tipo de tra­ba­jo y mili­tan­cia de calle a par­te de ser un tra­ba­jo anó­ni­mo y can­sa­do don­de no hay ascen­so social ni meda­llas ni ape­nas reco­no­ci­mien­to se ofre­cía sin con­tra­par­ti­das. Si tú te esta­bas dejan­do el alma y la piel, como se le supo­ne a cual­quier mili­tan­te de cua­dros y van­guar­dia, en una gaz­te asan­bla­da, en un gru­po de insu­mi­sión, en un gaz­tetxe o en un gru­po de ocio y tiem­po libre, eso no supo­nía que nadie te debía de guar­dar nin­gu­na defe­ren­cia espe­cial, ni te podías eri­gir en el ordeno y man­do, en el se hace lo que yo digo por cojo­nes. La direc­ción polí­ti­ca en todo caso ven­dría del ejem­plo dado, la refe­ren­cia adqui­ri­da y la adhe­sión que sus­ci­ta. Por eso a par­te de dar ejem­plo, lo impor­tan­te era con­ven­cer no “ven­cer” a los com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras del movi­mien­to juve­nil. Las veces que no se cum­plie­ran estos pre­cep­tos no se esta­ba actuan­do hacien­do honor al nom­bre de Jarrai (KAS).

Que des­pués de 30 años de “Eus­kal Ikas­leen Era­kun­dea”, de que el sin­di­ca­to de estu­dian­tes lla­ma­do Ikas­le Aber­tza­lek se haya deja­do el alma y la piel hacien­do su tra­ba­jo y lle­van­do ade­lan­te el local, una orga­ni­za­ción lla­ma­da Sor­tu a la que no per­te­ne­ce ese local ni nun­ca le ha per­te­ne­ci­do, que no ha teni­do el valor de ir de fren­te sino que de espal­das y ocul­tan­do sus movi­mien­tos a Ikas­le Aber­tza­leak se ha hecho irre­gu­lar­men­te con la pro­pie­dad bur­gue­sa apro­ve­chan­do que tres per­so­nas han trai­cio­na­do la con­fian­za dada que tenían sobre la pro­pie­dad como titu­la­res mera­men­te nomi­na­les, sal­tán­do­se los esta­tu­tos de “Eus­kal Ikas­leen Era­kun­dea” y entre­gan­do des­leal­men­te el local a una orga­ni­za­ción aje­na, solo tie­ne un nom­bre: Robo a Ikas­le Aber­tza­leak, pero tam­bién trai­ción a todo lo que sig­ni­fi­có Jarrai (KAS), a todas las líneas de actua­ción, a todas las filo­so­fías de tra­ba­jo y sobre todo a lo más impor­tan­te, trai­ción al movi­mien­to juve­nil vas­co. Y esa trai­ción que­da cer­ti­fi­ca­da con el vie­jo sello social­de­mó­cra­ta de lla­mar para-poli­cial o espa­ñol a todo lo que no se pue­de con­tra­rres­tar des­de el sec­ta­ris­mo inú­til. La men­ti­ra o la sopa boba como úni­co recur­so para lue­go hacer­se los sue­cos. Eso no lo cam­bian ni mil memes.

Este robo se ha pro­du­ci­do por una úni­ca razón; Es una con­se­cuen­cia direc­ta del aban­dono de la for­ma de movi­mien­to don­de la estra­te­gia ins­ti­tu­cio­na­lis­ta ocu­pa el cen­tro. Al fin y al cabo, el mayor logro de la repre­sión no es la repre­sión en sí mis­ma, sino que tras lar­gos años de sufrir­la, ésta sea con­si­de­ra­da como imba­ti­ble, cer­te­ra y exi­to­sa. Tan­to como para inte­grar­la y repro­du­cir­la en tu pro­pio accio­nar. Cla­ra­men­te un sín­to­ma de derro­ta e impo­ten­cia. Y una cues­tión que siem­pre sobre­vue­la cual­quier pro­ce­so de libe­ra­ción que no sea un camino de rosas, como así lo son o aca­ban sien­do todos si es que lo son. No tener el valor sufi­cien­te de acep­tar las dife­ren­tes expre­sio­nes de la izquier­da aber­tza­le , del movi­mien­to popu­lar o del juve­nil e inten­tar pasar un rodi­llo. Cla­ro que ese rodi­llo solo fun­cio­na con los que en silen­cio bajan la cabe­za por mie­do a per­der sta­tus social ¿Pero cuán­do se abrió paso este tipo de corrup­ción cor­po­ra­ti­va que no solo ha afec­ta­do o está afec­tan­do a Ikas­le Aber­tza­leak sino a cien­tos y cien­tos de mili­tan­tes jóve­nes y no tan jóve­nes por toda Eus­kal Herria que han teni­do o tie­nen que sopor­tar seme­jan­te estu­pi­dez?

Lo úni­co que creo es una cosa, que noso­tros tene­mos que tener la sufi­cien­te capa­ci­dad como para des­truir todas las opi­nio­nes con­tra­rias sobre el argu­men­to o sino dejar que las opi­nio­nes se expre­sen. Opi­nión que haya que des­truir­la a palos es opi­nión que nos lle­va ven­ta­ja a noso­tros. […] No es posi­ble des­truir las opi­nio­nes a palos y pre­ci­sa­men­te es lo que mata todo el desa­rro­llo, el desa­rro­llo libre de la inte­li­gen­cia.

Che Gue­va­ra: Apun­tes Crí­ti­cos a la Eco­no­mía Polí­ti­ca, p. 401.

Borro­ka garaia da!

9 de octu­bre de 2019

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *