Anti­fas­cis­tas

p>Este día 12 de octu­bre hay con­vo­ca­das en Bil­bao una movi­li­za­ción con­tra el fas­cis­mo. Des­gra­cia­da­men­te más nece­sa­ria que nun­ca.

Larra­ña­ga, hace 80 años, en un dis­cur­so lleno de actua­li­dad en 2019, afir­mó que «No hay más paz que aplas­tar al fas­cis­mo». Este hom­bre, comu­nis­ta, aber­tza­le, mili­tan­te en el PCE de aque­llos años, ya tuvo cla­ro cuál era la medi­ci­na más apro­pia­da para sanar socie­da­des corroí­das por ese mal gan­gre­no­so que veni­mos a lla­mar fas­cis­mo.

Larra­ña­ga murió joven. Fue fusi­la­do por el fas­cis­mo, por ese enemi­go con­tra el que tan­to luchó y dadas sus posi­cio­nes ine­quí­vo­ca­men­te aber­tza­les prác­ti­ca­men­te igno­ra­do por un PCE en el cual se impo­nían las tesis «esta­ta­lis­tas».

Pero en Eus­kal Herria, como en todo el mun­do en aque­llos años, quie­nes esta­ban en pri­me­ra línea de lucha con­tra el fas­cis­mo fue­ron los comu­nis­tas, sin olvi­dar a los anar­quis­tas.

La bur­gue­sía siem­pre ha ten­di­do a tra­tar de nego­ciar con «los fachas». No debe­mos olvi­dar que la bur­gue­sía vas­ca tam­bién está en esa cla­ve. ¿O aca­so olvi­da­mos que el PNV ante el gol­pe fas­cis­ta de 1936 estu­vo varios días pen­san­do en decan­tar­se entre la repú­bli­ca o los fas­cis­tas espa­ño­les? ¿O debe­mos olvi­dar que el PNV nego­ció con el fran­quis­mo la entre­ga de los Altos Hor­nos viz­caí­nos, una deci­sión muy impor­tan­te pues­to que la pro­duc­ción de esta empre­sa sería vital para el «ban­do nacio­nal»?

¿O qui­zá debe­mos olvi­dar que la bur­gue­sía vas­ca del PNV optó por no pelear duran­te el fran­quis­mo y espe­rar la muer­te del dic­ta­dor fas­cis­ta y que se repu­sie­se una demo­cra­cia bur­gue­sa? Solo la izquier­da revo­lu­cio­na­ria vas­ca orga­ni­za­da en un inci­pien­te MLNV optó por plan­tar cara al fas­cis­mo espa­ñol, apos­tan­do por la lucha por una patria socia­lis­ta, femi­nis­ta y tam­bién, por supues­to, anti­fas­cis­ta.

Nun­ca jamás en nin­gún lugar del pla­ne­ta la bur­gue­sía y sus gobier­nos han lucha­do en serio con­tra el fas­cis­mo. Mien­ten quie­nes afir­man que en la Segun­da Gue­rra Mun­dial el peso de la pelea anti­fas­cis­ta lo tuvie­sen ingle­ses y ame­ri­ca­nos. Estos pac­ta­ron y nego­cia­ron con los nazis antes de la gue­rra y una vez que empe­zó. Fue la URSS y las gue­rri­llas comu­nis­tas euro­peas quie­nes lle­va­ron todo el peso y el sacri­fi­cio de lo que supu­so el desa­fío nazi-fas­cis­ta. Solo cuan­do era evi­den­te el triun­fo anti­fas­cis­ta de la URSS se impli­ca­ron en la gue­rra para evi­tar que toda Euro­pa fun­da­se repú­bli­cas popu­la­res.

Las con­se­cuen­cias del fas­cis­mo en todas sus varian­tes las cono­ce­mos per­fec­ta­men­te. Des­de las impac­tan­tes imá­ge­nes de los cam­pos de con­cen­tra­ción nazis has­ta las aldeas que­ma­das con la pobla­ción den­tro en el este euro­peo o las miles de per­so­nas fusi­la­das o ase­si­na­das en pri­sión a lo lar­go y ancho del pla­ne­ta. No solo en Euro­pa, tam­bién en Asia, Áfri­ca o Lati­noa­mé­ri­ca. Todas estas per­so­nas fue­ron ase­si­na­das por el fas­cis­mo al ser­vi­cio de las dife­ren­tes oli­gar­quías, siem­pre al ser­vi­cio del cri­mi­nal sis­te­ma capi­ta­lis­ta.

Lo que es trá­gi­co es que ochen­ta años des­pués aun ten­ga­mos que con­cien­ciar de la nece­sa­ria lucha anti­fas­cis­ta. Y que ochen­ta años des­pués el fas­cis­mo con­ti­núe sien­do una reali­dad.

Y sigue sien­do patro­ci­na­do por sus amos de siem­pre. El fas­cis­mo no es más que una herra­mien­ta del capi­tal cuan­do su «demo­cra­cia bur­gue­sa» no pue­de ador­me­cer a los pue­blos y nece­si­ta recu­rrir a méto­dos más con­tun­den­tes. La demo­crá­ti­ca Unión Euro­pea patro­ci­nó un gol­pe neo­na­zi en Ucra­nia ante los ojos del mun­do. Sus intere­ses pri­ma­ban. Hoy la lucha del Don­bas es van­guar­dia en la pelea anti­fas­cis­ta.

Hun­gría, Polo­nia y varios paí­ses euro­peos están sien­do gober­na­dos por par­ti­dos fas­cis­tas sin que le cau­se el menor pro­ble­ma a esa Unión Euro­pea que tan­to gus­ta al refor­mis­mo y a la que tra­tan de pre­sen­tar como un espa­cio demo­crá­ti­co. Mien­ten. La Unión Euro­pea es un espa­cio que pro­te­ge al fas­cis­mo.

En Eus­kal Herria tam­bién el fas­cis­mo está pre­sen­te. Y no me refie­ro a los gru­pos de bufo­nes falan­gis­tas que nos visi­tan de vez en cuan­do.

El fas­cis­mo está pre­sen­te en acti­tu­des coti­dia­nas de los par­ti­dos lla­ma­dos «demo­crá­ti­cos», por ejem­plo al negar­nos la auto­de­ter­mi­na­ción.

Esta pre­sen­te ase­si­nan­do, vio­lan­do y asal­tan­do muje­res des­de esa lacra patriar­cal que no es sino otra moda­li­dad del fas­cis­mo.

En los tajos con una patro­nal cada vez más enva­len­to­na­da. En acti­tu­des racis­tas y xenó­fo­bas que se pro­pa­gan des­de los foros de dife­ren­tes perió­di­cos. En la apa­ri­ción de cada vez más pin­ta­das y gra­fi­tis en nues­tras calles que nos dicen que están salien­do del arma­rio. En la pro­vo­ca­ción de par­ti­dos espa­ño­les abier­ta­men­te ultra­de­re­chis­tas que vie­nen a rom­per la tran­qui­li­dad de nues­tros pue­blos para hacer su par­ti­cu­lar cam­pa­ña. En un ocio cada vez más reac­cio­na­rio que se le ofre­ce a nues­tros jóve­nes… En una men­ta­li­dad cada vez más exten­di­da de mucha gen­te que te dice «Yo no soy fas­cis­ta, pero…» o el mani­do «Yo no soy racis­ta, pero…».

El fas­cis­mo sigue gozan­do de la pro­tec­ción de la bur­gue­sía vas­ca. El PNV sigue sien­do un buen com­pa­ñe­ro de via­je para los dife­ren­tes fas­cis­mos. Su poli­cía siem­pre agre­di­rá al anti­fas­cis­ta y siem­pre pro­te­ge­rá al fas­cis­ta.

Este día 12 de octu­bre hay con­vo­ca­da en Bil­bao una movi­li­za­ción con­tra el fas­cis­mo. Des­gra­cia­da­men­te más nece­sa­ria que nun­ca.

El pue­blo vas­co debe seguir demos­tran­do que es un pue­blo anti­fas­cis­ta.

Ando­ni Base­rri­go­rri

11 de octu­bre de 2019

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *