Nación Andaluza ante las elecciones del 10N ¡ELECCIONES ESPAÑOLAS, ABSTENCIÓN ANDALUZA!

Ante la nue­va lla­ma­da a las ciu­da­da­nas del Esta­do espa­ñol a par­ti­ci­par en un pro­ce­so elec­to­ral para la elec­ción de «repre­sen­tan­tes» en el Con­gre­so de los Dipu­tados, des­de NACIÓN ANDALUZA con­si­de­ra­mos que hemos de tener en cuen­ta:

  • El capi­ta­lis­mo en su actual eta­pa senil se encuen­tra al bor­de de una nue­va rece­sión (hecho con­sus­tan­cial al modo de pro­duc­ción capi­ta­lis­ta) que las cla­ses domi­nan­tes no están en con­di­cio­nes de pre­veer. Al evi­den­te perio­do de incer­ti­dum­bre mun­dial se aña­de este nue­vo ele­men­to que con­vier­te el domi­nio de la oli­gar­quía más ines­ta­ble y volá­til que nun­ca.

  • Las raí­ces del régi­men espa­ñol del 78 están en el gol­pe de Esta­do del 36, don­de el dic­ta­dor dejó las bases para esta «demo­cra­cia» con la impo­si­ción de una monar­quía y la impu­ni­dad para todos los crí­me­nes come­ti­dos por el Régi­men; con la con­ti­nui­dad de las ins­ti­tu­cio­nes fran­quis­tas: ejér­ci­to, poli­cía, adju­di­ca­tu­ra; medios de comu­ni­ca­ción y de pro­duc­ción en manos de los mis­mos bene­fi­cia­rios del fran­quis­mo. El pac­to con la social­de­mo­cra­cia de Gon­zá­lez y Carri­llo, maqui­lló el Régi­men con una capa de pin­tu­ra demo­crá­ti­ca para homo­lo­gar­lo con las exi­gen­cias de la Unión Euro­pea y la OTAN.

  • La deri­va repre­si­va de un Esta­do en des­com­po­si­ción es la úni­ca res­pues­ta a las recla­ma­cio­nes de sobe­ra­nía de los pue­blos cata­lán y vas­co, con el empleo de la fuer­za para impe­dir un refe­rén­dum en Cata­lun­ya y las deten­cio­nes de polí­ti­cos, acti­vis­tas socia­les, rape­ros, tui­te­ros, titi­ri­te­ros, y de todo aquel que se sal­ga de los pará­me­tros esta­ble­ci­dos por el Régi­men.

  • El con­trol de los medios de comu­ni­ca­ción por par­te de la bur­gue­sía finan­cie­ra y la finan­cia­ción de esta a los par­ti­dos del Régi­men, los de dere­chas y los de izquier­das, hace que los par­ti­dos de cla­se no pue­dan con­cu­rrir a las elec­cio­nes en las mis­mas con­di­cio­nes que los par­ti­dos de la bur­gue­sía, con­cul­can­do el prin­ci­pio demo­crá­ti­co de igual­dad de opor­tu­ni­da­des.

La refle­xión e inter­ven­ción polí­ti­ca de Nación Anda­lu­za la orien­ta­mos siem­pre, y en esta oca­sión espe­cial­men­te, en un sen­ti­do eman­ci­pa­to­rio del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz. No son otros intere­ses ni otras inquie­tu­des las que nos mue­ven que la libe­ra­ción de Anda­lu­cía. Por ello ante esta con­vo­ca­to­ria elec­to­ral nos plan­tea­mos, de acuer­do con la deci­sión de nues­tra Comi­sión Nacio­nal reuni­da el pasa­do 22 de sep­tiem­bre:

  1. Nin­gún gobierno de Espa­ña des­de la incor­po­ra­ción de Anda­lu­cía a Cas­ti­lla (por con­quis­ta) ha bene­fi­cia­do a Anda­lu­cía, man­te­nién­do­nos en una situa­ción colo­nial de explo­ta­ción de recur­sos natu­ra­les y huma­nos, obli­gán­do­nos a la emi­gra­ción (más de dos millo­nes de anda­lu­ces emi­gra­ron duran­te el siglo XX) y uti­li­zán­do­nos como mano de obra bara­ta para bene­fi­cio del capi­ta­lis­mo espa­ñol, man­te­nién­do­nos en los nive­les más bajos de la unión euro­pea en todos los mar­ca­do­res que indi­can el bien­es­tar de un pue­blo: paro, pen­sio­nes, pobre­za, emi­gra­ción, ren­ta per cápi­ta, etc., con una eco­no­mía que solo bene­fi­cia al capi­tal espa­ñol y trans­na­cio­nal, con el mono­cul­ti­vo del turis­mo como casi úni­ca posi­bi­li­dad de empleo; con los mis­mos lati­fun­dios sur­gi­dos por la acu­mu­la­ción de tie­rras roba­das a los jor­na­le­ros anda­lu­ces en la con­quis­ta, impro­duc­ti­vos mien­tras el paro jor­na­le­ro aumen­ta y la pobla­ción rural emi­gra a las gran­des ciu­da­des en bus­ca de opor­tu­ni­da­des.

  2. Nin­gún gobierno de Espa­ña, ni monar­quías abso­lu­tis­tas, ni monar­quías cons­ti­tu­cio­na­les, ni dic­ta­du­ras, ni demo­cra­cias, ni repú­bli­cas espa­ño­las han inten­ta­do nun­ca solu­cio­nar los pro­ble­mas de Anda­lu­cía y de sus gen­tes.

  3. Tam­bién nos dicen los voce­ros de la bur­gue­sía y sus polí­ti­cos que Anda­lu­cía nece­si­ta estar repre­sen­ta­da en Madrid. Pero todo es fal­so, los dipu­tados ele­gi­dos en Anda­lu­cía no son dipu­tados «anda­lu­ces», son dipu­tados de los par­ti­dos esta­ta­les con sucur­sa­les en Anda­lu­cía. Ya lo hemos vis­to elec­cio­nes tras elec­cio­nes como los dipu­tados anda­lu­ces se olvi­dan de Anda­lu­cía en post de la dis­ci­pli­na de par­ti­do y de los intere­ses de su par­ti­do en el Esta­do espa­ñol.

  4. La solu­ción a los pro­ble­mas de Anda­lu­cía no está en Madrid ni en Estras­bur­go ni en Washing­ton, está en Anda­lu­cía, luchan­do por la sobe­ra­nía con­tra los desig­nios de los gobier­nos de Espa­ña, des­obe­de­cien­do las leyes espa­ño­las, no par­ti­ci­pan­do en la far­sa demo­crá­ti­ca espa­ño­la que bus­ca legi­ti­mar un Régi­men corrup­to, luchan­do por una Repú­bli­ca anda­lu­za de tra­ba­ja­do­ras que pon­ga en manos del pue­blo anda­luz las herra­mien­tas nece­sa­rias para orga­ni­zar nues­tras vidas y nues­tra con­vi­ven­cia en base a valo­res de igual­dad, jus­ti­cia y soli­da­ri­dad.

Por estos moti­vos, el 10 de noviem­bre NACIÓN ANDALUZA hace un lla­ma­mien­to al Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz a boi­co­tear las elec­cio­nes esta­ta­les, a no par­ti­ci­par en un pro­ce­so elec­to­ral don­de la bur­gue­sía espa­ño­la jue­ga con las car­tas mar­ca­das, don­de el pue­blo tra­ba­ja­dor anda­luz no se jue­ga nada por­que las deci­sio­nes y las medi­das eco­nó­mi­cas y socia­les que se adop­tan en el par­la­men­to espa­ñol se deci­den en los con­se­jos de admi­nis­tra­ción de las gran­des empre­sas y ban­cos.

¡Elec­cio­nes espa­ño­las, abs­ten­ción anda­lu­za!

Per­ma­nen­te de la C.N. de Nación Anda­lu­za

Anda­lu­cía, 29 de sep­tiem­bre de 2019

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: