SOBRE LA NUEVA SITUACIÓN EN COLOMBIA x Partido Comunista de México

Las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia-Ejér­ci­to del Pue­blo han dado con­ti­nui­dad a la lucha arma­da, lo que es com­pren­si­ble por el incum­pli­mien­to de la bur­gue­sía colom­bia­na y su Esta­do del Acuer­do de Paz de La Haba­na, des­de que fue sus­cri­to, el exter­mi­nio de cien­tos de diri­gen­tes socia­les, así como de 150 faria­nos.

Es un anun­cio impor­tan­te para el pue­blo de Colom­bia, pues la lucha sigue, y tam­bién para el movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio de Amé­ri­ca Lati­na, pues se pone de rele­van­cia la vigen­cia de todas las for­mas de lucha para lograr la eman­ci­pa­ción de la cla­se obre­ra y la libe­ra­ción de los pue­blos, cues­tio­nan­do así el dis­cur­so social­de­mó­cra­ta de que el úni­co camino es la dispu­ta entre ges­tión neo­li­be­ral y ges­tión key­ne­sia­na en los mar­cos de las ins­ti­tu­cio­nes de la demo­cra­cia bur­gue­sa.

No podía ser de otra mane­ra, la semi­lla sem­bra­da por la acción revo­lu­cio­na­ria a lo lar­go de más de cin­co déca­das, des­de la epo­pe­ya de Mar­que­ta­lia, fruc­ti­fi­ca en la con­ti­nui­dad de la lucha insur­gen­te. Las ense­ñan­zas de los coman­dan­tes Manuel Maru­lan­da, Jaco­bo Are­nas, Alfon­so Cano, y miles de revo­lu­cio­na­rios, no son la de la sumi­sión y ren­di­ción, sino del com­ba­te inclau­di­ca­ble por lo nue­vo, por el socia­lis­mo, en todas las con­di­cio­nes, inclu­si­ve las más adver­sas, con deter­mi­na­ción en que una cau­sa jus­ta no tie­ne otro des­tino que la vic­to­ria.

Asis­te al pue­blo colom­biano y a todos los pue­blos, el dere­cho uni­ver­sal a la rebe­lión con­tra la injus­ti­cia, con­tra la muer­te, con­tra la explo­ta­ción.

Mere­ce nues­tro res­pe­to la Reunión Extra­or­di­na­ria de Coman­dan­tes, que sesio­nó del 22 al 24 de Agos­to, así como sus Reso­lu­cio­nes; el Mun­do ya cono­ció la esta­tu­ra de ellos, cuan­do sin la cam­pa­ña de cri­mi­na­li­za­ción dis­tor­sio­nan­do su pen­sa­mien­to, logra­ron expo­ner su pro­yec­to polí­ti­co, visión de la reali­dad colom­bia­na, cono­ci­mien­to pro­fun­do de la situa­ción de obre­ros, cam­pe­si­nos y sec­to­res popu­la­res de su país, de su his­to­ria, así como el anhe­lo pro­fun­do de los explo­ta­dos y opri­mi­dos.

Las FARC-EP y el Par­ti­do Comu­nis­ta Clan­des­tino de Colom­bia están ya reci­bien­do todo el ata­que reac­cio­na­rio de la cla­se domi­nan­te colom­bia­na, y del impe­ria­lis­mo: la pena capi­tal se esta­ble­ce para quie­nes sub­vier­ten la “paz de los sepul­cros” y pro­cla­man la vida, la jus­ti­cia, y la liber­tad como derro­te­ro de su pue­blo

Pero estos Espar­ta­cos y Vari­nias, espe­ran­za de la insu­bor­di­na­da y sufri­da Colom­bia, que lle­van por uni­for­me la sel­va y la mon­ta­ña, que mar­chan enar­bo­lan­do rojas ban­de­ras, cuen­tan ya con la soli­da­ri­dad del movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio de Amé­ri­ca Lati­na, del cual hace par­te indu­da­ble­men­te, el Par­ti­do Comu­nis­ta de Méxi­co.

¡Pro­le­ta­rios de todos los paí­ses, uníos!

El Buró Polí­ti­co del Comi­té Cen­tral del Par­ti­do Comu­nis­ta de Méxi­co

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: