Ver­güen­za nacio­nal vas­ca

Des­kar­gak /​Des­car­gas (475 aldiz/​veces)

Archi­voAcción
[PDF] A4Des­car­gar 
[PDF] A5Des­car­gar 
[PDF] Let­terDes­car­gar 
[ePub]Des­car­gar 
[mobi] Kind­leDes­car­gar 

Aun­que su pro­me­te­dor títu­lo indi­que lo con­tra­rio, este artícu­lo no tra­ta asun­tos polí­ti­cos… O no es esa la inten­ción. Aun­que al final… pue­de ser inevi­ta­ble. Lo cier­to es que yo que­ría decir que, este año en tie­rras de Aban­do, se van a vol­ver a tor­tu­rar y matar en públi­co, no menos de 48 toros. Y se pre­ten­den más, para los pró­xi­mos toros de los lla­ma­dos de lidia o bra­vos. Cuan­do en reali­dad son toros de cam­po, nobles, man­sos, ino­cen­tes, her­ví­bo­ros y media­na­men­te feli­ces. Pero que han teni­do la des­gra­cia de caer en manos de unos desa­pren­si­vos y ava­ri­cio­sos empre­sa­rios que los mal­crían, los edu­can para la lidia, los ven­den a peso. Y lue­go ense­ñan en públi­co su tor­tu­ra y pena de muer­te. A cam­bio hacen caja con las entra­das y la sub­ven­cio­nes ofi­cia­les. Mien­tras algún eru­di­to near­den­tal dice que es tra­di­ción y cul­tu­ra.

El aman­ce­ba­mien­to muni­ci­pal de Bil­bao, antes de des­pe­dir­se por la puer­ta tra­se­ra, ha cul­mi­na­do su fae­na tore­ró­fi­la pre­sen­tan­do su pro­yec­to de reno­va­ción y con­tra­ta­ción de Vis­ta Muer­te (ellos la lla­man Vis­ta Ale­gre). Es decir la pró­rro­ga, por vein­te de años, del per­mi­so para tor­tu­rar y matar, en públi­co y con pasa­do­bles cañís, a doce­nas de toros ino­cen­tes. Her­ví­bo­ros, man­sos mani­pu­la­dos y que solo embis­ten para defen­der­se cuan­do están asus­ta­dos o aco­rra­la­dos. Mien­tras algu­nas doce­nas de sádi­cos psi­có­pa­tas, fie­les a la fies­ta nacio­nal espa­ño­la, trans­por­ta­dos del fon­do de la Edad Media, ríen las gra­cias ama­ne­ra­das del «dies­tro». O aplau­den, puro en boca y bota en ris­tre, la esto­ca­da ven­ta­jis­ta del mata­ri­fe. Paga­da a pre­cio de oro con el dine­ro del con­tri­bu­yen­te.

La pre­sen­ta­ción de este denues­to ha corri­do a car­go del des­pe­di­do con­ce­jal Tomás del Hie­rro. Más cono­ci­do como «gorri­lla» o «Espe­ran­za Agui­rre». Por su habi­li­dad apar­can­do en zona prohi­bi­da. Este señor, que se des­pe­día de su tra­ba­jo (?) en el des­pa­cho de Segu­ri­dad des­pués del éxi­to con­se­gui­do al incre­men­tar la delin­cuen­cia, en Bil­bao (metro inclui­do), en mas de un 10%, ha brin­da­do a los tore­ró­fi­los, la posi­bi­li­dad de seguir dis­fru­tan­do muchos años más con la mis­ma tor­tu­ra y la mis­ma cala­mi­dad en Vis­ta Muer­te. Que para eso es, ade­más, pre­si­den­te in-pec­to­re, de la abe­rra­ción.

Acom­pa­ña­do, esta vez, del caci­que­te de Aban­do, señor Pérez y Gil, encar­ga­do, con su espa­ño­lí­si­mo saxo, de los pasa­do­bles entre toro y toro. Beli­ge­ran­te y asi­duo de las pla­zas de la muer­te, des­de los tiem­pos de sus ante­pa­sa­dos cro-mag­non, ha repe­ti­do su apo­lo­gía tore­ró­fi­la, con más entu­sias­mo que nun­ca. Para lo que se entre­na, todos los años, en la bru­ta­li­dad alcoho­li­za­da de los san­fer­mi­nes. Una vela al san­to y otra al alcohó­li­co Heming­way.

Fal­ta­ron, en la come­dia de la muer­te, los repre­sen­tan­tes de las com­par­sas. Cobar­des de suyo, que como su nom­bre indi­ca, sir­ven para acom­pa­ñar los capri­chos de los muní­ci­pes. Hacién­do­se cóm­pli­ces y cola­bo­ra­do­res nece­sa­rios de estas masa­cres repe­ti­das. Com­par­sas que no pare­cen capa­ces de dise­ñar una fies­ta alter­na­ti­va. Sin cebar­se de comer, tra­se­gar alcohol a rau­da­les o acu­chi­llar ani­ma­les impu­ne­men­te. Tam­po­co estu­vie­ron de cuer­po pre­sen­te, los gran­des bene­fi­cia­dos, los hos­te­le­ros invic­tos de cer­ca­nías, que tam­bién hacen caja. Con estas y otras tro­pe­lías.

No me can­sa­ré de repe­tir que este deba­te ya esta­ba en el Bil­bao de antes de la gue­rra. Aun­que tuvie­ra un matiz más polí­ti­co, que anti­tau­rino o ani­ma­lis­ta. Des­pués, con la vic­to­ria de la Espa­ña una, gran­de y san­gre… se impu­so la fies­ta nacio­nal espa­ño­la y el paso­do­ble roji­gual­do de obli­ga­do cum­pli­mien­to. Tal que hoy, que como dice el caci­que­te aquí no se dis­cu­te de toros. Ni de toros, ni de polí­ti­ca… por­que ya está todo dicho, a cua­tro años vis­ta.

El dise­ño espa­ñol de Bil­bao se com­ple­ta­rá aho­ra con la pre­sen­cia de la selec­ción de fút­bol en San Mamés. ¡Qué boni­to!… Así entre vivas a Espa­ña y a Cagan­cho nos vamos a forrar. ¡Todo sea por el Bil­bao feni­cio! Llá­ma­me espa­ñol y dame txi­nes. Es de lo que vive y bebe este pue­blo, des­de siem­pre. Eli Gallas­te­gi que era de Bil­bao y escri­bía, en los años trein­ta, con­tra las fies­tas de impor­ta­ción, ya se que­ja­ba del tono ofi­cia­les­co e ins­ti­tu­cio­nal espa­ñol que rodea­ba los vera­nos de Bil­bao. No por nada, el caci­que­te de Aban­do dice que sin matar toros, no habría Aste Nagu­sia. En cam­bio con toros, barra­cas, deci­be­lios y borra­che­ra… una mara­vi­lla de con­ni­ven­cia, entre alcohol, bru­ta­li­dad y san­gre de toro. O sea, una ver­da­de­ra ver­güen­za nacio­nal. Qué es lo que pasa en los pue­blos como Bil­bao, don­de lle­va­mos cua­ren­ta años votan­do al PNV de Sota, al PSOE de Gon­zá­lez y al PP de Fra­ga. Votos, que no solo votan siglas, par­ti­dos y ban­de­ras… tam­bién dicen tor­tu­ra y san­gre en Vis­ta Muer­te. Don­de como ha escri­to El Roto, «la pla­za esta­rá aba­rro­ta­da… pero no se ve un alma».

El dise­ño espa­ñol de Bil­bao se com­ple­ta­rá aho­ra con la pre­sen­cia de la selec­ción de fút­bol en San Mamés. ¡Qué boni­to!… Así entre vivas a Espa­ña y a Cagan­cho nos vamos a forrar. ¡Todo sea por el Bil­bao feni­cio! Llá­ma­me espa­ñol y dame txi­nes. Es de lo que vive y bebe este pue­blo, des­de siem­pre. Eli Gallas­te­gi que era de Bil­bao y escri­bía, en los años trein­ta, con­tra las fies­tas de impor­ta­ción, ya se que­ja­ba del tono ofi­cia­les­co e ins­ti­tu­cio­nal espa­ñol que rodea­ba los vera­nos de Bil­bao. No por nada, el caci­que­te de Aban­do dice que sin matar toros, no habría Aste Nagu­sia. En cam­bio con toros, barra­cas, deci­be­lios y borra­che­ra… una mara­vi­lla de con­ni­ven­cia, entre alcohol, bru­ta­li­dad y san­gre de toro. O sea, una ver­da­de­ra ver­güen­za nacio­nal. Qué es lo que pasa en los pue­blos como Bil­bao, don­de lle­va­mos cua­ren­ta años votan­do al PNV de Sota, al PSOE de Gon­zá­lez y al PP de Fra­ga. Votos, que no solo votan siglas, par­ti­dos y ban­de­ras… tam­bién dicen tor­tu­ra y san­gre en Vis­ta Muer­te. Don­de como ha escri­to El Roto, «la pla­za esta­rá aba­rro­ta­da… pero no se ve un alma».

Jose­ma­ri Loren­zo Espi­no­sa

12 de junio de 2019

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *