Okupar derechos torcidos

[wpdm_​package id='101203']

Deskargak /​Descargas (18 aldiz/​veces)

[PDF] A4
[PDF] A4
[PDF] A5
[PDF] A5
[PDF] Let­ter
[PDF] Letter
[ePub]
[ePub]
[mobi] Kind­le
[mobi] Kindle

Hemos apren­di­do del dis­cur­so sim­bó­li­co de los «dere­chos huma­nos» y de los «dere­chos cons­ti­tu­cio­na­les», que nos sir­ven para iden­ti­fi­car aque­llo a lo que «no hay dere­cho». En el caso del dere­cho a la vivien­da, lec­ción apren­di­da es que «no hay dere­cho» a que haya quien acu­mu­le dece­nas de miles de pisos, lon­jas y edi­fi­cios vacíos, debi­do a intere­ses espe­cu­la­ti­vos, mien­tras hay incal­cu­la­ble can­ti­dad de per­so­nas y fami­lias pri­va­das de éste dere­cho.

Des­de aquí se expli­ca la legi­ti­mi­dad de la oku­pa­ción, y se entien­de el por­qué de las polí­ti­cas que sata­ni­zan y cri­mi­na­li­zan a quie­nes ocu­pan y cues­tio­nan la sacro-san­ta pro­pie­dad pri­va­da. Las empre­sas mediá­ti­cas, en sus agen­das pac­ta­das han con­ver­ti­do la oku­pa­ción en el enemi­go núme­ro uno de la segu­ri­dad. Des­plie­gan una sucia pro­pa­gan­da que iden­ti­fi­can a quie­nes lo pro­ta­go­ni­zan con la esco­ria social y, ampa­ran el nego­cio de «la lucha ciu­da­da­na con­tra la oku­pa­ción» aus­pi­cian­do leyes, pla­ta­for­mas y empre­sas anti-oku­pas.

Mien­tras, en su agen­da, se han pues­to de acuer­do para ocul­tar los desahu­cios de fami­lias que los ban­cos, con la con­ni­ven­cia del esta­do eje­cu­tan a dia­rio. Tam­bién han pac­ta­do ocul­tar el geno­ci­dio pro­vo­ca­do por la pri­va­ción del dere­cho a la vivien­da que oca­sio­na infi­ni­dad de sui­ci­dios ante la deses­pe­ra­ción de ver­se en la calle.

Pero por suer­te, esta repre­sión de las luchas que supo­nen hacer efec­ti­vos por par­te de la pobla­ción aque­llos dere­chos de los que se nos pri­va, no pue­de parar la capa­ci­dad espon­tá­nea y orga­ni­za­da que las per­so­nas, fami­lias y colec­ti­vos tene­mos para reivin­di­car y con­ver­tir en reales los dere­chos que nos arre­ba­tan.

Por eso es tan impor­tan­te poten­ciar ini­cia­ti­vas de coor­di­na­ción y auto-orga­ni­za­ción des­ti­na­das a luchar con­tra la exclu­sión resi­den­cial des­de la soli­da­ri­dad con las per­so­nas y fami­lias afec­ta­das y, des­de el des­en­mas­ca­ra­mien­to de unas admi­nis­tra­cio­nes loca­les, terri­to­ria­les, auto­nó­mi­cas y cen­tra­les que están al ser­vi­cio de las enti­da­des finan­cie­ras y de los pro­pie­ta­rios que nos pri­van del dere­cho a techo.

César Man­zano Bil­bao, Sozio­lo­gia eta Gizar­te Lan­gin­tza Saila/​Departamento de Socio­lo­gía y Tra­ba­jo Social

14 de mayo de 2019

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: