Sare Antifaxista: «Lo más consecuente es optar por la abstención en las próximas elecciones»

La Hai­ne.- Nos encon­tra­mos en ple­na cam­pa­ña elec­to­ral de cara a las elec­cio­nes gene­ra­les que se cele­bra­rán el pró­xi­mo 28 de abril, des­de Sare Anti­fa­xis­ta habéis hecho un lla­ma­mien­to a la abs­ten­ción ¿Cuál es vues­tro aná­li­sis del momen­to actual y por qué habéis apos­ta­do por esta opción?

Sare Anti­fa­xis­ta.- La lec­tu­ra que hace­mos del momen­to actual es que el Esta­do, ese Esta­do here­de­ro direc­to de la dic­ta­du­ra fran­quis­ta, ha dado un paso más en qui­tar­se la care­ta pseu­do­de­mo­crá­ti­ca que vie­ne arras­tran­do des­de la mal lla­ma­da Tran­si­ción y está impul­san­do su fas­cis­ti­za­ción en lo refe­ren­te a sus acti­tu­des y sus rela­cio­nes con lo que deno­mi­nan la ciu­da­da­nía y prue­ba de ello es la pro­mo­ción por todos los medios a su alcan­ce de un par­ti­do fas­cis­ta y racis­ta como es Vox, cree­mos que con el fin de dar una vuel­ta de tuer­ca en el con­trol del pro­le­ta­rio y de los pue­blo opri­mi­dos que vivi­mos en el Esta­do espa­ñol, valien­do cual­quier medio para lograr dicho obje­ti­vo. El Esta­do pasó mie­do duran­te años por el tema vas­co, pasó días de páni­co con el tema de la inde­pen­den­cia de Cata­lun­ya y teme una movi­li­za­ción de des­con­ten­to de sec­to­res popu­la­res y no quie­re que se pue­dan dar dichas situa­cio­nes.

Con res­pec­to a la abs­ten­ción en las pró­xi­mas elec­cio­nes, la cir­cuns­cri­bi­mos en la renun­cia de la izquier­da aber­tza­le ofi­cial a los plan­tea­mien­tos his­tó­ri­cos que siem­pre hemos defen­di­do. Si bien es cier­to que los pro­yec­tos polí­ti­cos tie­nen que evo­lu­cio­nar en el tiem­po y adap­tar­se a los nue­vos aires de la socie­dad en don­de se desa­rro­llan, con­si­de­ra­mos que una cosa es evo­lu­cio­nar y otra total­men­te dife­ren­te es cam­biar el pro­yec­to polí­ti­co de for­ma com­ple­ta.

Tene­mos la sen­sa­ción de que cuan­do se vota a Bil­du, a lo que real­men­te se está entre­gan­do el voto, y por lo tan­to el apo­yo, es al pro­yec­to polí­ti­co de EA, es decir, a una social­de­mo­cra­cia ran­cia y espa­ño­lis­ta, sus­ti­tu­to del anti­guo pro­yec­to polí­ti­co de la izquier­da aber­tza­le, y la ver­dad sea dicha, para hacer eso, lo habría­mos hecho hace muchos años y si no lo hici­mos, no exis­ten actual­men­te nin­gu­na razón para hacer­lo.

Enten­de­mos la lucha ins­ti­tu­cio­nal como una herra­mien­ta para con­se­guir un obje­ti­vo, en este caso la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria como paso pre­vio de la crea­ción del socia­lis­mo en esa nue­va Eus­kal Herria. Pero a día de hoy, vemos que para Sor­tu la lucha ins­ti­tu­cio­nal se ha con­ver­ti­do en un fin en sí mis­mo, copian­do acti­tu­des que has­ta hace no mucho tiem­po, repu­diá­ba­mos en otros par­ti­dos auto­no­mis­tas como eran el PNV o EA, como es la nego­cia­ción (o mer­ca­deo) en Madrid para la apro­ba­ción de tal o cual decre­to, enci­ma entre­gán­do­se de mane­ra gra­tui­ta dicho apo­yo. Con­si­de­ra­mos que es el movi­mien­to popu­lar el que debe ser el motor del movi­mien­to y no un par­ti­do polí­ti­co, no cre­yen­do que des­de los diver­sos par­la­men­tos que tie­nen con­trol sobre Eus­kal Herria, se pue­dan gene­rar solu­cio­nes para los pro­ble­mas que actual­men­te sufre nues­tro país y sus gen­tes. Se podrán obte­ner qui­zás, medi­das par­cia­les que mini­mi­cen esos pro­ble­mas, siem­pre y cuan­do no vayan en con­tra de los Esta­dos, pero nun­ca sal­drán de ahí las solu­cio­nes defi­ni­ti­vas, sobre todo des­de que los Esta­dos ocu­pan­tes de Eus­kal Herria con­si­de­ran que el con­tra­rio se ha reti­ra­do de la lucha.

Por otra par­te, con­si­de­ra­mos que no hay nin­gún par­ti­do polí­ti­co que en la actua­li­dad aúne lucha de cla­se con lucha nacio­nal, por lo tan­to, cree­mos que lo más con­se­cuen­te es optar por la abs­ten­ción en las pró­xi­mas elec­cio­nes.

La Hai­ne.- En esta últi­ma tem­po­ra­da la ultra­de­re­cha ha mul­ti­pli­ca­do sus opcio­nes elec­to­ra­les, ha refor­za­do su dis­cur­so racis­ta, espa­ño­lis­ta y machis­ta y ade­más ha cose­cha­do éxi­tos como por ejem­plo entrar con fuer­za en el Par­la­men­to Anda­luz ¿Qué lec­tu­ra hacéis del momen­to que vive la ultra­de­re­cha a nivel esta­tal?

Sare Anti­fa­xis­ta.- En par­te la lec­tu­ra que hace­mos es de alar­ma, dado que tan­to la entra­da en el par­la­men­to de Anda­lu­cía de un par­ti­do fran­quis­ta como es Vox como su expan­sión y sobre todo la tole­ran­cia de la gen­te hacia él son alar­man­tes. Pero por otra par­te, esas per­so­nas que han vota­do en Anda­lu­cía a Vox y que lo harán en las pró­xi­mas elec­cio­nes a nivel esta­tal, ya esta­ban apo­yan­do a otras orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas como podían ser el Par­ti­do Popu­lar o a gru­púscu­los fran­quis­tas como algu­na de las falan­ges. Por ejem­plo, esta­mos hablan­do de El Eji­do, un sitio en don­de en febre­ro de 2000 se desató la caza del inmi­gran­te y es ahí en don­de arra­sa Vox, por lo tan­to el cal­do fas­cis­ta ya esta­ba antes de que lle­ga­ra Vox. En las elec­cio­nes anda­lu­zas úni­ca­men­te lo que se ha hecho es exte­rio­ri­zar­se ese apo­yo a un par­ti­do fas­cis­ta, que actual­men­te tie­ne opcio­nes de con­se­guir cotas de poder. Pero por dicha razón, el movi­mien­to anti­fas­cis­ta anda­luz lle­va muchos años de lucha con­tra el fas­cis­mo y de vic­to­rias, como por ejem­plo, en la fies­ta de la toma de Gra­na­da, en don­de debi­do a la pre­sión del movi­mien­to anti­fa, los fas­cis­tas deja­ron de mos­trar­se por Gra­na­da duran­te ese día.

Con res­pec­to a que el fas­cis­mo ha refor­za­do su dis­cur­so con las carac­te­rís­ti­cas des­cri­tas en la pre­gun­ta, con­si­de­ra­mos que no es así, dado que esas son las carac­te­rís­ti­cas inna­tas al franquismo/​fascismo/​extrema dere­cha: el odio a todo lo dife­ren­te, la cons­truc­ción de una his­to­ria fic­cio­na­da basa­da en ges­tas mili­ta­res de muy dudo­sa vera­ci­dad así como en la bús­que­da de enemi­gos a los que se les pue­da acu­sar de todos los males del momen­to. Pero sobre todo lo que con­si­de­ra­mos más alar­man­te es que muchas per­so­nas tra­ba­ja­do­ras com­pren el dis­cur­so de Vox. Se crea la idea de que si el pro­le­ta­ria­do «espa­ñol» (y que cada uno meta ahí lo que quie­ra) tie­ne una vida de mier­da en unas con­di­cio­nes labo­ra­les mise­ra­bles es siem­pre por cul­pa de ter­ce­ros agen­tes. En un caso es el pue­blo cata­lán y el pro­cés, en otro caso son los radi­ca­les vas­cos o la inmi­gra­ción que vie­ne a qui­tar­nos los tra­ba­jos de mier­da que tene­mos. Pero todo ello tie­ne como resul­ta­do que nadie se plan­tee que el ver­da­de­ro pro­ble­ma es el sis­te­ma eco­nó­mi­co-social que tene­mos y sus ges­to­res y aquí mete­ría­mos a los cua­tro par­ti­dos esta­ta­les que están ges­tio­nan­do actual­men­te el Esta­do: PSOE, PP, Ciu­da­da­nos y Pode­mos ade­más de algu­nos par­ti­dos loca­les como pue­den ser PNV o el govern cata­lán. Nadie cul­pa a los empre­sa­rios que aprie­tan y aprie­tan man­te­nien­do unos suel­dos de hace quin­ce años. Pero a la vez, ese mis­mo movi­mien­to emer­gen­te de Vox o el del Hogar Social Madrid que tam­bién se pre­sen­ta a las elec­cio­nes, debi­li­ta a la derecha/​extrema dere­cha al divi­dir fuer­zas en las urnas, al per­der­se votos entre el Par­ti­do Popu­lar, Ciu­da­da­nos, Vox y el res­to de gru­púscu­los fascistas/​franquistas. Has­ta cier­to pun­to, se pue­de con­si­de­rar que ese núcleo duro que era el del PP y que no per­mi­tía a nadie salir, se ha debi­li­ta­do.

Otro efec­to que debe­mos tener muy en cuen­ta es que muchas de las per­so­nas que votan a la derecha/​extrema dere­cha es como con­se­cuen­cia direc­ta de la renun­cia que rea­li­zan de for­ma cons­cien­te las orga­ni­za­cio­nes de izquier­da con res­pec­to a su dis­cur­so tra­di­cio­nal, sufrien­do como el PSOE o el anti­guo PCE, una dere­chi­za­ción des­de hace déca­das: apo­yan­do gol­pes de esta­do como el de Vene­zue­la o la repre­sión con­tra el pue­blo cata­lán, ven­dien­do armas a Ara­bia, mos­tran­do la corrup­ción de algu­nos de sus altos car­gos, hacien­do segui­dis­mo del impe­ria­lis­mo yan­qui o euro­peo, sin una polí­ti­ca pro­pia. Es cuan­do ven todo eso cuan­do muchas per­so­nas tra­ba­ja­do­ras que por natu­ra­le­za debe­rían votar izquier­da, se mue­ven hacia la dere­cha cayen­do en el popu­lis­mo de Vox, de Ciu­da­da­nos o del Par­ti­do Popu­lar.

Otra de las con­se­cuen­cias nega­ti­vas de ese pro­ce­so de dere­chi­za­ción es cómo el sis­te­ma ha con­se­gui­do rein­te­grar en el sis­te­ma a ele­men­tos neo­fas­cis­tas que esta­ban total­men­te exclui­dos, al defen­der pos­tu­ras dema­sia­do radi­ca­les para los tiem­pos, dis­po­nien­do dichos ele­men­tos actual­men­te otra vez de su cuo­ta de poder y ser capa­ces de expan­dir ese radi­ca­lis­mo de extre­ma dere­cha en los dife­ren­tes medios de comu­ni­ca­ción y foros a los que tie­ne acce­so.

La Hai­ne.- Cada vez vamos vien­do más inci­den­tes pro­ta­go­ni­za­dos por el fas­cis­mo en Eus­kal Herria, como por ejem­plo ata­ques a monu­men­tos anti­fas­cis­tas, a sedes de par­ti­dos polí­ti­cos o colec­ti­vos o a mura­les popu­la­res, o cam­pa­ñas anti­in­mi­gra­ción que han lle­va­do a cabo en varias capi­ta­les de Eus­kal Herria. Hace tan sólo unos años, cosas como estas serían impen­sa­bles en Eus­kal Herria ¿Por qué está ocu­rrien­do esto? ¿Está vivien­do tam­bién un auge la extre­ma dere­cha en Eus­kal Herria?

Sare Anti­fa­xis­ta.- No cree­mos que haya un cre­ci­mien­to en el núme­ro de per­so­nas que se mue­ven en los círcu­los de la extre­ma dere­cha en Eus­kal Herria sino que por el con­tra­rio lo que pasa es que están qui­tan­do el mie­do a mos­trar­se. Ade­más dis­po­nen del ampa­ro acos­tum­bra­do de los dife­ren­tes cuer­pos de segu­ri­dad del Esta­do para poder rea­li­zar sus actua­cio­nes (es curio­so que cuan­do rea­li­zan ame­na­zas de muer­te como las que rea­li­za­ron en la fosa de Otso­por­ti­llo, ni fis­ca­lía, ni Gobierno de Nafa­rroa entren de ofi­cio ni siquie­ra se moles­ten en comen­tar­las).

Tras todos los cam­bios polí­ti­cos que han suce­di­do en Eus­kal Herria en los últi­mos diez años, los gru­pos de extre­ma dere­cha ven que no tie­nen a casi nadie en fren­te y cuan­do se ha orga­ni­za­do algu­na acción con­tra fas­cis­tas, como la que se reali­zó en con­tra de algu­nos de los segui­do­res del Spar­tak de Mos­cú, los pri­me­ros en salir a con­de­nar­lo, son los diri­gen­tes de la izquier­da aber­tza­le, por lo tan­to los cacho­rros neo­na­zis se ven enva­len­to­na­dos ante la pasi­vi­dad de la cas­ta polí­ti­ca y social vas­ca.

La Hai­ne.- Ade­más de este goteo de ata­ques, últi­ma­men­te la pro­vo­ca­ción fas­cis­ta toca a Eus­kal Herria de una mane­ra espe­cial (en Altsa­su, en Bil­bo, en Donos­tia o en Ore­re­ta), aun­que es algo que se repi­te en otras par­tes del esta­do y con gra­ves con­se­cuen­cias, como por ejem­plo el encar­ce­la­mien­to de la com­pa­ñe­ra Rut que estu­vo una sema­na en pri­sión por pro­tes­tar con­tra un acto de Vox ¿Qué lec­tu­ra hacéis de todas estas pro­vo­ca­cio­nes y de como han reac­cio­na­do ante ellas ins­ti­tu­cio­nes y medios de comu­ni­ca­ción?

Sare Anti­fa­xis­ta.- La extre­ma dere­cha vive de las pro­vo­ca­cio­nes por­que pri­me­ro le son pro­ve­cho­sas y segun­do, gra­tui­tas. Si ana­li­za­mos lo suce­di­do en Bil­bo duran­te las pro­tes­tas con­tra la visi­ta de Vox, vemos que la car­ga de la Ertzain­tza es total­men­te injus­ti­fi­ca­da y sobre todo total­men­te des­me­su­ra­da en el empleo de la vio­len­cia. Pero tras las car­gas, las deten­cio­nes y los heri­dos, apa­re­cen los medios de comu­ni­ca­ción y las ins­ti­tu­cio­nes españolas/​vascongadas «inde­pen­dien­tes» para cul­par a los con­cen­tra­dos de ser anti­de­mo­crá­ti­cos, vio­len­tos, y unas cuan­tas cosas más.

La extre­ma dere­cha qui­zás no en Eus­kal Herria pero sí en el res­to del Esta­do espa­ñol, saca rédi­tos en for­ma de votos de todas esas pro­vo­ca­cio­nes, ayu­da­da por esas ins­ti­tu­cio­nes que debe­rían luchar con­tra los deli­tos de odio y que sin embar­go los ven y los igno­ran en su gran mayo­ría.

Pro­vo­ca­ción de Vox es enviar una car­ta a miles de per­so­nas de Eus­kal Herria, sabien­do como saben que su pro­yec­to polí­ti­co es recha­za­do por una muy gran mayo­ría de la pobla­ción vas­ca. Pero de esa mis­ma pro­vo­ca­ción que es la car­ta, se pue­de sacar un dato que es impor­tan­te remar­car: con­tra todo pro­nós­ti­co, en la car­ta uno de los dos ejes que ver­te­bra el pro­yec­to polí­ti­co de Vox es la Cons­ti­tu­ción. Esa mag­ní­fi­ca cons­ti­tu­ción de la que nos han esta­do dicien­do duran­te déca­das que hay lugar para todos y todas, para vas­cos, cata­la­nes y anda­lu­ces, para socia­lis­tas, comu­nis­tas y anar­quis­tas, para gays, tran­se­xua­les y les­bia­nas, naci­dos en el Esta­do espa­ñol y migran­tes. Aho­ra resul­ta que esa mara­vi­lla de con­cor­dia que es la Cons­ti­tu­ción, satis­fa­ce a un par­ti­do fas­cis­ta. ¿Cómo cua­dra eso con abra­zar en su inte­rior a todo el mun­do? Si hay sitio para fas­cis­tas en el inte­rior de la Cons­ti­tu­ción espa­ño­la por­que les pare­ce ade­cua­da, no pue­de haber sitio para inde­pen­den­tis­tas vas­cos o cata­la­nes, para comu­nis­tas anda­lu­ces, etc.

La Hai­ne.- En mate­ria de inmi­gra­ción hemos vis­to como las fron­te­ras de Euro­pa se van blin­dan­do cada día más y el cho­rreo cons­tan­te de muer­tes en el mar o en las fron­te­ras son la tóni­ca gene­ral en la Unión Euro­pea. Ade­más la ultra­de­re­cha ha hecho su cal­do de cul­ti­vo con el dis­cur­so con­tra la inmi­gra­ción ¿Cómo creéis que va afec­tan­do esto en Eus­kal Herria? ¿Y en el res­to del esta­do?

Sare Anti­fa­xis­ta.- Hablan­do de Euro­pa, con­si­de­ra­mos que ade­más de la tra­ge­dia que es la muer­te de miles de per­so­nas inten­tan­do lle­gar a las cos­tas euro­peas al inten­tar atra­ve­sar el Medi­te­rrá­neo, a nivel polí­ti­co es la extre­ma dere­cha la que está mar­can­do los pro­gra­mas polí­ti­cos de los dife­ren­tes par­ti­dos. Vemos que la extre­ma dere­cha en el Esta­do fran­cés, en Hun­gría, en Sue­cia es la que dice todo tipo de burra­das en el tema de la inmi­gra­ción, lo cual hace que el res­to de par­ti­dos polí­ti­cos se alíen en con­tra de ella para no dejar­la gober­nar, pero acto segui­do empie­zan a apli­car el pro­gra­ma polí­ti­co de la extre­ma dere­cha sobre la cues­tión de la inmi­gra­ción. La extre­ma dere­cha no gobier­na pero como si lo hicie­ra.

En Eus­kal Herria esas ten­den­cias van afec­tan­do y de mane­ra muy impor­tan­te, pudién­do­se ver acti­tu­des neta­men­te racis­tas en sus calles, allí don­de hace esca­sa­men­te cin­co años, pen­sá­ba­mos que era impo­si­ble y es que hay mucho por hacer y las ins­ti­tu­cio­nes como apa­re­ce en la pre­gun­ta, no están en don­de deben estar.

Nos hacen pen­sar que la inmi­gra­ción es el ori­gen de todos los pro­ble­mas cuan­do al final vemos que es una escu­sa para man­te­ner secues­tra­da la opi­nión del pro­le­ta­ria­do. Por un lado no quie­ren que lle­guen inmi­gran­tes pero por otro lado, las aso­cia­cio­nes de empre­sa­rios exi­gen que lle­guen más. Nos dicen que la reli­gión es el ori­gen de la vio­len­cia islá­mi­ca pero no que­da nada cla­ro de don­de sur­ge el Esta­do Islá­mi­co ni por supues­to se arre­pien­ten los Esta­dos occi­den­ta­les de haber orga­ni­za­do y arma­dos a diver­sos gru­pos terro­ris­tas o de rea­li­zar o estar detrás de ata­ques terro­ris­tas con­tra Iraq, Irán, Libia, Afga­nis­tán, Egip­to, Arge­lia, Cri­mea,…

Está todo ello den­tro de esa gran hipo­cre­sía euro­pea que cre­yén­do­se el cen­tro del mun­do cul­tu­ral y pen­san­do que está por enci­ma del res­to del mun­do, no se detie­ne a pen­sar en la dege­ne­ra­ción que sufre y en las acti­tu­des de com­par­sa que repre­sen­ta su apo­yo incon­di­cio­nal al impe­ria­lis­mo de los Esta­dos Uni­dos.

La Hai­ne.- En mate­ria de memo­ria his­tó­ri­ca, ¿qué valo­ra­ción hacéis de las polí­ti­cas de los actua­les gobier­nos de la CAV y Nafa­rroa sobre este tema?

Sare Anti­fa­xis­ta.- En cuan­to a la memo­ria his­tó­ri­ca habría que enten­der qué es para las ins­ti­tu­cio­nes vas­cas y qué es para colec­ti­vos como la Sare Anti­fa­xis­ta. En el caso de las ins­ti­tu­cio­nes vas­cas, lo que es la memo­ria his­tó­ri­ca es úni­ca­men­te hacer un rela­to, más o menos intere­sa­do, de lo suce­di­do en los años de la gue­rra de 1936 y los años pos­te­rio­res.

En cam­bio para colec­ti­vos como la Sare Anti­fa­xis­ta, la memo­ria his­tó­ri­ca com­pren­de el reco­ger el rela­to de las trans­gre­sio­nes de los dere­chos y las vio­len­cias nega­das por los Esta­dos espa­ñol y fran­cés acae­ci­das des­de 1936 has­ta la actua­li­dad en Eus­kal Herria y ahí entra­rían casos como los la de pobla­ción vas­ca masa­cra­da por los fran­quis­tas tras la caí­da de Biz­kaia y Gipuz­koa entre 1936 y 1937, la de los pre­sos ase­si­na­dos en las sacas, la de los pri­sio­ne­ros en los bata­llo­nes de tra­ba­jo del Esta­do fran­quis­ta y así has­ta nues­tros días, has­ta lle­gar a la muer­te de Iñi­go Caba­cas bajo las pelo­tas de goma de la Ertzain­tza, por ejem­plo. Por­que todo ello sur­ge de la mis­ma fuen­te: de la vio­len­cia esta­tal con­tra un pue­blo, en este caso, el vas­co.

La lucha con­tra la impu­ni­dad debe ser una lucha per­ma­nen­te de cual­quier pue­blo que haya sufri­do un régi­men fas­cis­ta duran­te cua­ren­ta años.

La Hai­ne.-¿Qué otras ini­cia­ti­vas se están desa­rro­llan­do sobre mate­ria his­tó­ri­ca, tan­to en Eus­kal Herria como en el res­to del esta­do, que os parez­can intere­san­tes?

Sare Anti­fa­xis­ta.- A nivel de Eus­kal Herria, que es nues­tro mar­co de tra­ba­jo, el tra­ba­jo prin­ci­pal que con­si­de­ra­mos que se está hacien­do es la de recu­pe­rar los cuer­pos de esas dece­na de miles de per­so­nas que fue­ron ase­si­na­das por sus ideas polí­ti­cas (cual­quie­ra que ellas fue­ran), reco­gién­do­se en muchos pue­blos la his­to­ria de lo suce­di­do, inten­ta­do que sean los pro­pios tes­ti­gos de dichos hechos los que nos las cuen­ten antes que nos dejen a cau­sa de la edad. Una vez que se ten­gan dichos tes­ti­mo­nios, se podrán expli­car y hacer­los públi­cos para que sean cono­ci­dos por todo el mun­do, sien­do su cono­ci­mien­to por la juven­tud un obje­ti­vo prio­ri­ta­rio.

Así mis­mo, es impor­tan­te borrar de nues­tras calles cual­quier ras­tro de nom­bres de mili­ta­res, polí­ti­cos, reli­gio­sos y demás per­so­nas que hayan teni­do rela­ción con el régi­men fas­cis­ta y, como hemos podi­do ver, las ins­ti­tu­cio­nes no están por la labor de hacer­lo. Es el movi­mien­to popu­lar el que debe empu­jar­las para que se mue­van.

La Hai­ne.- En Nafa­rroa, tras cua­tro años del cua­tri­par­ti­to y el lla­ma­do «gobierno del cam­bio», ¿Qué valo­ra­ción hacéis del mis­mo?

Sare Anti­fa­xis­ta.- Pues haría­mos la mis­ma lec­tu­ra que cuan­do se han teni­do las ins­ti­tu­cio­nes de la Dipu­tación de Gipuz­koa o la del Ayun­ta­mien­to de Donos­tia y es que pare­ce que los diri­gen­tes de Sor­tu quie­ren demos­trar que son polí­ti­cos de con­fian­za y que pue­den ges­tio­nar el sis­te­ma, antes de inten­tar cam­biar la situa­ción. Par­tien­do de la idea de que con­si­de­ra­mos impo­si­ble cam­biar el sis­te­ma des­de den­tro del pro­pio sis­te­ma, en el caso de Nafa­rroa, Bil­du es rehén de Geroa Bai (o sea, del PNV), por­que cada vez que ha habi­do pro­ble­mas, les ame­na­zan con expul­sar­los del gobierno e irse con el PSOE, con lo cual tam­bién es cier­to que el mar­gen de manio­bra es míni­mo.

Lo hemos podi­do ver con el Gaz­tetxe Mara­vi­llas de la par­te vie­ja de Iru­ñea. Al final y tras muchos inten­tos, se han sali­do con la suya y lo han clau­su­ra­do.

No obs­tan­te, todo pare­ce indi­car que el gobierno del cam­bio se ha aca­ba­do y que Geroa Bai pre­fie­re gober­nar con socios «más esta­bles» y que el pró­xi­mo gobierno nava­rro será con el PSOE.

Por resu­mir: opor­tu­ni­da­des per­di­das para inten­tar sacar toda la basu­ra de los par­ti­dos que han esta­do gober­nan­do ante­rior­men­te, o sea de UPN, dado que no han saca­do nada, ellos sabrán el por qué.

La Hai­ne.- Otro de vues­tros ejes de tra­ba­jo lo habéis cen­tra­do en la denun­cia de la repre­sión. Tras cua­tro años de leyes mor­da­za, el ata­que a la liber­tad de expre­sión que se ha lle­va­do por delan­te a tui­te­ros, titi­ri­te­ros, can­tan­tes, perio­dis­tas, etc… o la con­ti­nua esca­la­da repre­si­va con­tra los acti­vis­tas de movi­mien­tos popu­la­res ¿Qué aná­li­sis hacéis del momen­to actual?

Sare Anti­fa­xis­ta.- La lec­tu­ra es la mis­ma que se rea­li­za­ba con res­pec­to al movi­mien­to fas­cis­ta. El Esta­do debe pro­mo­ver este tipo de leyes para inten­tar parar todo movi­mien­to de res­pues­ta, pero a la vez, de for­ma inte­li­gen­te y que sea favo­ra­ble a sus intere­ses.

Con la ley mor­da­za, no lle­na las cár­ce­les de disi­den­tes por ton­te­rías como son la de escri­bir un Tuit o sen­tar­te en una pro­tes­ta en la carre­te­ra, pero hace caja al recau­dar a nivel esta­tal millo­nes de euros en mul­tas, con lo cual la repre­sión que­da ahí pero de una mane­ra más sutil. Al final no envían a nadie a la cár­cel pero sí que te meten un palo de mie­do en la cuen­ta corrien­te y tenien­do en cuen­ta que anda­mos mal, pues eso pue­de rema­tar­nos. Como con­se­cuen­cia: una mayor des­mo­vi­li­za­ción de todas aque­llas per­so­nas que tie­nen con­cien­cia de res­pues­ta ante las injus­ti­cias.

Por cier­to que el PSOE se com­pro­me­tió a dero­gar la ley. Tras los meses de Sán­chez en el gobierno, no solo no la ha reti­ra­do sino que ni siquie­ra la ha toca­do y enci­ma nin­guno de los par­ti­dos que le puso en el gobierno esta­tal se lo ha echa­do en cara.

La Hai­ne

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

One Response

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: