Esta­dos Uni­dos pre­sio­na sobre Vene­zue­la

Des­kar­gak /​Des­car­gas (372 aldiz/​veces)

Archi­voAcción
[PDF] A4Des­car­gar 
[PDF] A5Des­car­gar 
[PDF] Let­terDes­car­gar 
[ePub]Des­car­gar 
[mobi] Kind­leDes­car­gar 

Donald Trump repi­tió en Washing­ton lo que ya es el clá­si­co «todas las opcio­nes están sobre la mesa» al refe­rir­se a Vene­zue­la. A su lado esta­ba Jair Bol­so­na­ro, quien había dicho que era nece­sa­rio «libe­rar a Vene­zue­la» pero rati­fi­ca­do lo que ya se sabía, la nega­ti­va a enviar sol­da­dos en una even­tual inter­ven­ción mili­tar.

Duran­te el mis­mo día des­de Roma, el envia­do espe­cial de Esta­dos Uni­dos (EE.UU) para Vene­zue­la, Elliot Abrams, tam­bién afir­mó que «todas las opcio­nes están sobre la mesa». Agre­gó lue­go: «Deci­mos que Esta­dos Uni­dos ha ele­gi­do el camino para ejer­cer pre­sión diplo­má­ti­ca y eco­nó­mi­ca sobre el régi­men para el futu­ro pací­fi­co de Vene­zue­la». Sus decla­ra­cio­nes se die­ron lue­go de la reu­nión con el vice­mi­nis­tro de rela­cio­nes exte­rio­res de Rusia, Ser­guéi Riab­kov, don­de, como se pre­veía, no hubo acuer­do entre ambas par­tes.

Las pre­sio­nes diplo­má­ti­cas y eco­nó­mi­cas se die­ron duran­te este lunes y mar­tes. En el pri­mer caso tuvo lugar la acción ile­gal de ocu­pa­cio­nes de tres sedes diplo­má­ti­ca de Vene­zue­la en Esta­dos Uni­dos, en Washing­ton y Nue­va York. En simul­tá­neo el pre­si­den­te de Pana­má, Juan Car­los Vare­la, reci­bió a la envia­da por Juan Guai­dó, a quién reco­no­ció como emba­ja­do­ra y reci­bió sus cre­den­cia­les.

En la cues­tión eco­nó­mi­ca el Depar­ta­men­to del Teso­ro nor­te­ame­ri­cano san­cio­nó este mar­tes a la empre­sa esta­tal Com­pa­ñía Gene­ral de Mine­ría de Vene­zue­la (Miner­ven) encar­ga­da del oro, un bien que fue nacio­na­li­za­do en el año 2011. Las san­cio­nes apli­ca­das prohí­ben a cual­quier per­so­na o com­pa­ñía esta­dou­ni­den­se rea­li­zar nego­cios con Miner­ven. Así se cum­plió la ame­na­za de Abrams del 12 de mar­zo, al afir­mar que Esta­dos Uni­dos pre­pa­ra­ba «nue­vas y sig­ni­fi­ca­ti­vas san­cio­nes con­tra Vene­zue­la».

El nue­vo ata­que se enmar­ca den­tro de la cro­no­lo­gía de los ata­ques con­tra Vene­zue­la, que, como seña­la la inves­ti­ga­do­ra Pas­cua­li­na Cur­cio, han gene­ra­do 114.302 millo­nes de dóla­res esta­dou­ni­den­ses de pér­di­das. De ese total, 21.450 millo­nes han sido pro­du­ci­dos por las medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les, como, entre otras cosas, los blo­queos finan­cie­ros, embar­gos comer­cia­les, y el robo de acti­vos de Cit­go anun­cia­do por John Bol­ton en el mes de enero. Los 92.852 res­tan­tes corres­pon­de a lo que se ha deja­do de pro­du­cir como con­se­cuen­cia del ata­que a la mone­da y su impac­to sobre la infla­ción y la pro­duc­ción nacio­nal.

Trump afir­mó al lado de Bol­so­na­ro que habrá «san­cio­nes más duras», y reite­ró su lla­ma­do «a los miem­bros del ejér­ci­to vene­zo­lano de ter­mi­nar su apo­yo a Madu­ro, que en reali­dad no es más que una mario­ne­ta de Cuba».

«Todas las opcio­nes» ha resul­ta­do has­ta el momen­to la pro­fun­di­za­ción del ata­que sobre la eco­no­mía, la con­for­ma­ción de un gobierno para­le­lo cons­trui­do des­de Washing­ton, la demo­ni­za­ción mediá­ti­ca coor­di­na­da entre gran­des medios, el inten­to de ingre­sar a terri­to­rio vene­zo­lano el 23 de febre­ro, ata­ques para­mi­li­ta­res a cuar­te­les de la Fuer­za Arma­da Nacio­nal Boli­va­ria­na (FANB), el sabo­teo eléc­tri­co que dio lugar al apa­gón que duró más de 72 horas en algu­nas par­tes del país. ¿Qué otras opcio­nes? Esa es la pre­gun­ta a la que bus­can res­pues­ta quie­nes con­du­cen el pro­ce­so gol­pis­ta, es decir los hom­bres desig­na­dos por Donald Trump.

Has­ta el momen­to no se han dado tres ele­men­tos que podrían haber cam­bia­do el cur­so de los acon­te­ci­mien­tos a favor de su obje­ti­vo: un quie­bre de la FANB, un levan­ta­mien­to popu­lar indu­ci­do por las difi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas y actos como el sabo­teo, y el apo­yo masi­vo, poli­cla­sis­ta, a Guai­dó. El «cese de la usur­pa­ción» no pare­ce posi­ble sin esas varia­bles.

Sig­ni­fi­ca que para avan­zar en el obje­ti­vo del derro­ca­mien­to nece­si­tan imple­men­tar otro tipo de accio­nes, de opcio­nes, jun­to a las que ya están en pro­ce­so per­ma­nen­te de eje­cu­ción y con­ti­nua­rán, en par­ti­cu­lar la eco­nó­mi­ca y el inten­to de que­brar la FANB. Es en ese pun­to don­de ingre­sa la hipó­te­sis béli­ca. El fac­tor arma­do que podría tomar varios for­ma­tos.

Se pue­de pen­sar en una com­bi­na­ción de gru­pos arma­dos que reali­cen accio­nes de sabo­teo sobre la indus­tria petro­le­ra con el fin de dina­mi­tar la pro­duc­ción, el inten­to de des­es­ta­bi­li­zar un terri­to­rio par­ti­cu­lar –como el esta­do Táchi­ra o Zulia – . Las posi­bi­li­da­des son varias, los acto­res tam­bién: ban­das cri­mi­na­les para­mi­li­ta­ri­za­das, estruc­tu­ras para­mi­li­ta­res impor­ta­das de Colom­bia, fuer­zas mer­ce­na­rias pri­va­das pre­via­men­te for­ma­das en gue­rras de Medio Orien­te.

Estas opcio­nes serían «inor­gá­ni­cas», es decir diri­gi­das des­de Esta­dos Uni­dos sin ser reco­no­ci­das como tales. La opción de una inter­ven­ción abier­ta asu­mi­da como tal, resul­ta menos pro­ba­ble por el momen­to, tan­to por fal­ta de con­sen­so den­tro de Esta­dos Uni­dos, como en la región. Tam­po­co es pro­ba­ble la con­for­ma­ción de una coa­li­ción con­ti­nen­tal, un peso que recae­ría mayo­ri­ta­ria­men­te sobre Colom­bia, toman­do en cuen­ta las decla­ra­cio­nes de Bol­so­na­ro, que expre­san la nega­ti­va de las Fuer­zas Arma­das de Bra­sil, que ya habían tras­cen­di­do.

Una hipó­te­sis es que este final de mes sea uti­li­za­do para ago­tar las opcio­nes que ofre­ce Guai­dó, quien pro­me­tió reco­rrer el país y regre­sar con una movi­li­za­ción nacio­nal a Cara­cas. Si no logra un mayor apo­yo ni con­mo­ción inter­na, enton­ces podría comen­zar la fase ante­rior­men­te ana­li­za­da. Eso sería en caso de que los ope­ra­do­res nor­te­ame­ri­ca­nos man­ten­gan la deci­sión de ace­le­rar el ata­que para bus­car la caí­da o el aco­rra­la­mien­to de Madu­ro. La otra opción, a la cual pare­cen pro­cli­ves, por ejem­plo, en el par­ti­do demó­cra­ta, es no ir más allá de los ata­ques eco­nó­mi­cos y el ais­la­mien­to diplomático/​comunicacional. En ese caso el esce­na­rio se pro­lon­ga­ría en estas varia­bles actua­les.

Mar­co Terug­gi

20 de mar­zo de 2019

Fuen­te: https://​www​.tele​surtv​.net/​o​p​i​n​i​o​n​/​E​E​.​U​U​.​-​p​r​e​s​i​o​n​a​-​s​o​b​r​e​-​V​e​n​e​z​u​e​l​a​-​2​0​1​9​0​320 – 0016.html?utm_source=planisys&utm_medium=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_campaign=NewsletterEspa%C3%B1ol&utm_content=43

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *