Sobre el Mesías Ote­gi y el Jesui­ta Arza­lluz

A ti Arnal­do Ote­gi, estra­te­ga de pos­tal y meta­fí­si­co con carre­ra, me diri­jo a ti por medio de estas líneas por­que ha lle­ga­do el pun­to que has ago­ta­do mi pacien­cia. Y mira que duran­te los últi­mos años me has dado moti­vos sobra­dos para ello, pero es que tras escu­char tus decla­ra­cio­nes en torno al falle­ci­mien­to de Xavier Arza­lluz pro­nun­cia­das en el pro­gra­ma Gan­ba­ra de Radio Eus­ka­di, en las que afir­mas que «para noso­tros inde­pen­dien­te­men­te de las dife­ren­cias polí­ti­cas e ideo­ló­gi­cas, era uno de los nues­tros […]»

Tú, Arnal­do, que pides a gri­tos reu­nir­te con la patro­nal vas­ca, con los explo­ta­do­res y que cuan­do lo haces das la mano con esa son­ri­sa muy tuya a esos que con­de­nan a la explo­ta­ción y a la mise­ria a la cla­se obre­ra de este país. Tú, que duran­te años has tra­ba­ja­do codo con codo con aque­llos agen­tes del impe­ria­lis­mo anglo­sa­jón (MI6, etc.), para lle­var a buen puer­to en Eus­kal Herria su obje­ti­vo de aca­bar con la resis­ten­cia, como ante­rior­men­te lo hicie­ron en Sudá­fri­ca e Irlan­da y pos­te­rior­men­te en Colom­bia. Tú, que eres un ven­de humos pro­fe­sio­nal y que tras tu «inna­to opti­mis­mo» no has gene­ra­do mas que frus­tra­cio­nes con tus aná­li­sis meta­fí­si­cos. Tú, que pasas­te una línea roja al ejer­cer labo­res de chi­va­teo, con­vir­tién­do­te en un chi­va­to, al acu­sar a quie­nes no te han segui­do rien­do las gra­cias de que­rer vol­ver a prac­ti­car la lucha arma­da. Tú, que tie­nes el valor de decir que Xavier Arza­lluz era «uno de los nues­tros» y ni te son­ro­jas por ello, por­que a estas altu­ras tú, el Mesías, y lxs borregxs que te siguen, si sois de lxs de ellxs, de lxs del PNV.

Para algunxs de lxs que hemos toma­do par­te en la dig­na resis­ten­cia de cin­cuen­ta años (1959−2009) por la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo de Eus­kal herria tus decla­ra­cio­nes sobre Arza­lluz nos pro­du­cen recha­zo, asco y odio. Arza­lluz será de los tuyos, de los vues­tros, pero no de los nues­tros.

Arza­lluz, ha sido un anti-mar­xis­ta/­so­cia­lis­ta/­co­mu­nis­ta decla­ra­do y ha esta­do siem­pre al lado de los intere­ses de la bur­gue­sía y en el lado opues­to de los intere­ses de la cla­se obre­ra; Arza­lluz, entró a mili­tar en el PNV segui­do a la eje­cu­ción por par­te de ETA del tor­tu­ra­dor Meli­tón Man­za­nas; Arza­lluz duran­te toda su mili­tan­cia polí­ti­ca ha sido enemi­go decla­ra­do de la resis­ten­cia vas­ca; Arza­lluz fue uno de los que den­tro del PNV abo­gó por votar a favor de la Cons­ti­tu­ción espa­ño­la; Arza­lluz fue uno de los que par­ti­ci­pó en la redac­ción del esta­tu­to vas­con­ga­do que tra­jo con­si­go la par­ti­ción de Hego Eus­kal Heria y la acep­ta­ción de «la refor­ma» entre otras cosas; Arza­lluz ha pac­ta­do con el PP, con un ase­sino en serie y geno­ci­da como Aznar; Arza­lluz ha sido el padrino de la mafia de «los fon­ta­ne­ros» del PNV, que duran­te déca­das se han dedi­ca­do a blan­quear dine­ro, par­te de ese dine­ro roba­do de las arcas públi­cas; Arza­lluz, como todo el mun­do en este país sabe, mane­ja­ba mucha infor­ma­ción y no la hizo públi­ca. No denun­ció a los res­pon­sa­bles de la gue­rra sucia, ni a los que intro­du­cían la heroí­na en los barrios y pue­blos; Arza­lluz ha sido duran­te años, inclu­so déca­das, el jefe, el patrón del PNV, por lo tan­to, el máxi­mo res­pon­sa­ble de la Ertzain­tza, de los cipa­yos. Cipa­yos que han per­se­gui­do, dete­ni­do y tor­tu­ra­do a jóve­nes de la kale borro­ka y mili­tan­tes y cola­bo­ra­do­res de la Orga­ni­za­ción Socia­lis­ta Revo­lu­cio­na­ria Vas­ca para la Libe­ra­ción Nacio­nal. Cipa­yos que en el Par­que de Etxe­ba­rria, en Loiu, en Ger­ni­ka y en el Alto de Herre­ra, han ase­si­na­do a guda­ris vascxs siguien­do las órde­nes polí­ti­cas de «el Jesui­ta»; Arza­lluz se «intere­sa­ba» por lxs dete­nidxs que esta­ban sien­do tor­tu­radxs por la Ertzain­tza cuan­do en su des­pa­cho se pre­sen­ta­ba algún fami­liar de estxs con car­net del par­ti­do, preo­cu­pa­do como es lógi­co, por el esta­do de su fami­liar dete­ni­do mien­tras esta­ba inco­mu­ni­ca­do… no se «intere­sa­ba» para parar las tor­tu­ras, solo para tran­qui­li­zar al que se había pre­sen­ta­do en su des­pa­cho; Arza­lluz, ha sido un «sotis­ta», como todos los diri­gen­tes del PNV, por lo tan­to y como tú bien sabes Arnal­do, los «sotis­tas» nada tie­nen de aber­tza­les.

Pues eso, Arnal­do, que Arza­lluz será de los tuyos, no de los nues­tros. Para algunxs de lxs que hemos toma­do par­te en la dig­na resis­ten­cia vas­ca duran­te el perio­do de (1959−2009), Arza­lluz ha sido, y así pasa­ra a la his­to­ria, como enemi­go de nues­tra patria y enemi­go de nues­tra cla­se.

PD: Arnal­do, que ya no nos enga­ñas. Como buen Mesías tie­nes tus segui­do­res, esos que cie­ga­men­te obe­de­cen tus ple­ga­rias y te siguen allí don­de vayas. Se me olvi­da­ba, que se te ilu­mi­nó la luz en un tren en París. Que te que­de cla­ro que los social­de­mó­cra­tas, aque­llos que inten­tan embau­car a la cla­se obre­ra con can­tos de sire­na sois enemi­gos de ésta y alia­dos de la bur­gue­sía.

No fir­mo este escri­to con mi nom­bre por­que lo impor­tan­te es el con­te­ni­do y no el quien.

Pedro *Orma­za­bal Ira­za­bal­bei­tia* (Estos son los ape­lli­dos de dos que si son de los nues­tros, de dos guda­ris vas­cos que die­ron su vida por la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo.)

3 de mar­zo de 2019

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *