Comu­ni­ca­do de Nación Anda­lu­za «28‑F: Día de la depen­den­cia de Anda­lu­cía»

NACIÓN ANDALUZA, orga­ni­za­ción polí­ti­ca inde­pen­den­tis­ta, socia­lis­ta y femi­nis­ta, ni par­ti­ci­pa ni apo­ya esta fes­ti­vi­dad por con­si­de­rar que repre­sen­ta un enga­ño al pue­blo anda­luz.

Lo que real­men­te se cele­bra es el some­ti­mien­to de Anda­lu­cía al mar­co cons­ti­tu­cio­nal espa­ñol, la nega­ción del dere­cho a deci­dir, la nega­ción de la sobe­ra­nía como un dere­cho inalie­na­ble. Se cele­bra el incum­pli­mien­to de lo com­pro­me­ti­do en el refe­rén­dum del 28F y por lo tan­to la derro­ta de las aspi­ra­cio­nes que las anda­lu­zas expre­sa­ron aquel 4 de diciem­bre de 1977, cuan­do casi dos millo­nes salie­ron a las calles y pla­zas de todos los muni­ci­pios anda­lu­ces recla­man­do auto­go­bierno. El 28‑F es el triun­fo de la oli­gar­quía espa­ño­lis­ta sobre el pue­blo anda­luz.

Tras las mani­fes­ta­cio­nes del 4 de diciem­bre del 77 los par­ti­dos de Madrid empe­za­ron a mover a sus sucur­sa­les anda­lu­zas, con la com­pli­ci­dad del regio­na­lis­mo del PA-PSA y en el deno­mi­na­do Pac­to de Ante­que­ra de diciem­bre de 1978 pusie­ron las bases del refe­rén­dum del 28 de febre­ro y el com­pro­mi­so de posi­cio­nar­se a favor de la Cons­ti­tu­ción espa­ño­la y de la «indi­so­lu­ble Uni­dad de Espa­ña», ade­más de con­sen­suar el futu­ro Esta­tu­to anda­luz con la dere­cha espa­ño­lis­ta. En aquel «Pac­to de la ver­güen­za» la izquier­da y la dere­cha espa­ño­lis­ta acor­da­ron el some­ti­mien­to de Anda­lu­cía al mar­co polí­ti­co que se esta­ble­cía por el acuer­do del fran­quis­mo con la social­de­mo­cra­cia espa­ño­la sin impor­tar­les las deci­sio­nes de las anda­lu­zas y fijan­do la situa­ción de depen­den­cia de Anda­lu­cía por enci­ma de las deci­sio­nes del pue­blo anda­luz.

Cuan­do el 28 de febre­ro de 1980 las anda­lu­zas vota­ron masi­va­men­te un refe­rén­dum que se con­vo­có con todas las tra­bas del mun­do para impe­dir que Anda­lu­cía acce­die­ra a un Gobierno auto­nó­mi­co en las mis­mas con­di­cio­nes que las deno­mi­na­das «nacio­na­li­da­des his­tó­ri­cas», Cata­lun­ya, Eus­ka­di y Gali­za, sal­tó la alar­ma polí­ti­ca al des­ba­ra­tar la polí­ti­ca terri­to­rial pac­ta­da por los par­ti­dos espa­ño­lis­tas en Madrid. El resul­ta­do del refe­rén­dum ponía sobre la mesa la volun­tad polí­ti­ca del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz de cami­nar por la sen­da del auto­go­bierno, deci­sión que no esta­ba con­tem­pla­da en los acuer­dos polí­ti­cos entre los par­ti­dos que acor­da­ron la Tran­si­ción.

El res­to de la his­to­ria ya es cono­ci­da: el PSOE arre­ba­ta la ban­de­ra anda­lu­za al regio­na­lis­mo del PA, se pre­sen­ta como defen­sor de la Anda­lu­cía esta­tu­ta­ria y duran­te casi 40 años pone en prac­ti­ca todas las medi­das polí­ti­cas y eco­nó­mi­cas neo­li­be­ra­les y espa­ño­li­za­do­ras dise­ña­das des­de el cen­tra­lis­mo, colo­can­do a la pobla­ción anda­lu­za en los últi­mos pues­tos de todos los indi­ca­do­res eco­nó­mi­cos que miden el bien­es­tar y la pobre­za de un pue­blo.

La fal­ta de orga­ni­za­cio­nes de estric­ta obe­dien­cia anda­lu­za con la sufi­cien­te fuer­za para enfren­tar­se al espa­ño­lis­mo neo­fran­quis­ta y al espa­ño­lis­mo de «izquier­das» ha posi­bi­li­ta­do que Anda­lu­cía con­ti­núe sumi­da en una situa­ción neo-colo­nial con una eco­no­mía com­ple­ta­men­te depen­dien­te de la metró­po­li y sin sobe­ra­nía para solu­cio­nar sus pro­ble­mas eco­nó­mi­cos y polí­ti­cos.

En un día como hoy el espa­ño­lis­mo de izquier­das pre­ten­de pin­tar­se la cara de ver­de y blan­co para con­ti­nuar dis­fru­tan­do los pri­vi­le­gios que el Régi­men del 78 con­ce­de a sus «guar­dia­nes» en Anda­lu­cía. La irrup­ción de la extre­ma dere­cha en el par­la­men­to anda­luz ha sido apro­ve­cha­da por la izquier­da del régi­men para blan­quear al PSOE y hacer­nos olvi­dar los 40 años de explo­ta­ción a la cla­se tra­ba­ja­do­ra anda­lu­za con polí­ti­cas neo­li­be­ra­les y de recor­tes socia­les y pri­va­ti­za­cio­nes de ser­vi­cios públi­cos que han favo­re­ci­do el bene­fi­cio empre­sa­rial y el empo­bre­ci­mien­to de la pobla­ción anda­lu­za más vul­ne­ra­ble.

Nue­va­men­te la izquier­da espa­ño­la se escon­de tras colec­ti­vos pan­ta­lla para par­ti­ci­par en movi­li­za­cio­nes con la evi­den­te inten­ción de que favo­rez­can elec­to­ral­men­te a sus mar­cas bajo el recla­mo de la lle­ga­da de la ultra­de­re­cha a las ins­ti­tu­cio­nes de todo el Esta­do. Des­de Nación Anda­lu­za tene­mos muy cla­ro que la ultra­de­re­cha está cre­cien­do ante el des­orien­ta­ción polí­ti­ca de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, des­ar­ma­da polí­ti­ca­men­te por la social­de­mo­cra­cia cho­vi­nis­ta espa­ño­la.

No hay cami­nos inter­me­dios ni con­ci­lia­ción posi­ble. El camino para una Anda­lu­cía Libre y una cla­se tra­ba­ja­do­ra con con­di­cio­nes de vida dig­na, pasa exclu­si­va­men­te por un pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te hacia una Repú­bli­ca Anda­lu­za y la rup­tu­ra con el Régi­men del 78.

Per­ma­nen­te de la Comi­sión Nacio­nal.

En Anda­lu­cía, a 27 de Febre­ro de 2019.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *