Comunicado de Nación Andaluza «28‑F: Día de la dependencia de Andalucía»

NACIÓN ANDALUZA, orga­ni­za­ción polí­ti­ca inde­pen­den­tis­ta, socia­lis­ta y femi­nis­ta, ni par­ti­ci­pa ni apo­ya esta fes­ti­vi­dad por con­si­de­rar que repre­sen­ta un enga­ño al pue­blo anda­luz.

Lo que real­men­te se cele­bra es el some­ti­mien­to de Anda­lu­cía al mar­co cons­ti­tu­cio­nal espa­ñol, la nega­ción del dere­cho a deci­dir, la nega­ción de la sobe­ra­nía como un dere­cho inalie­na­ble. Se cele­bra el incum­pli­mien­to de lo com­pro­me­ti­do en el refe­rén­dum del 28F y por lo tan­to la derro­ta de las aspi­ra­cio­nes que las anda­lu­zas expre­sa­ron aquel 4 de diciem­bre de 1977, cuan­do casi dos millo­nes salie­ron a las calles y pla­zas de todos los muni­ci­pios anda­lu­ces recla­man­do auto­go­bierno. El 28‑F es el triun­fo de la oli­gar­quía espa­ño­lis­ta sobre el pue­blo anda­luz.

Tras las mani­fes­ta­cio­nes del 4 de diciem­bre del 77 los par­ti­dos de Madrid empe­za­ron a mover a sus sucur­sa­les anda­lu­zas, con la com­pli­ci­dad del regio­na­lis­mo del PA-PSA y en el deno­mi­na­do Pac­to de Ante­que­ra de diciem­bre de 1978 pusie­ron las bases del refe­rén­dum del 28 de febre­ro y el com­pro­mi­so de posi­cio­nar­se a favor de la Cons­ti­tu­ción espa­ño­la y de la «indi­so­lu­ble Uni­dad de Espa­ña», ade­más de con­sen­suar el futu­ro Esta­tu­to anda­luz con la dere­cha espa­ño­lis­ta. En aquel «Pac­to de la ver­güen­za» la izquier­da y la dere­cha espa­ño­lis­ta acor­da­ron el some­ti­mien­to de Anda­lu­cía al mar­co polí­ti­co que se esta­ble­cía por el acuer­do del fran­quis­mo con la social­de­mo­cra­cia espa­ño­la sin impor­tar­les las deci­sio­nes de las anda­lu­zas y fijan­do la situa­ción de depen­den­cia de Anda­lu­cía por enci­ma de las deci­sio­nes del pue­blo anda­luz.

Cuan­do el 28 de febre­ro de 1980 las anda­lu­zas vota­ron masi­va­men­te un refe­rén­dum que se con­vo­có con todas las tra­bas del mun­do para impe­dir que Anda­lu­cía acce­die­ra a un Gobierno auto­nó­mi­co en las mis­mas con­di­cio­nes que las deno­mi­na­das «nacio­na­li­da­des his­tó­ri­cas», Cata­lun­ya, Eus­ka­di y Gali­za, sal­tó la alar­ma polí­ti­ca al des­ba­ra­tar la polí­ti­ca terri­to­rial pac­ta­da por los par­ti­dos espa­ño­lis­tas en Madrid. El resul­ta­do del refe­rén­dum ponía sobre la mesa la volun­tad polí­ti­ca del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz de cami­nar por la sen­da del auto­go­bierno, deci­sión que no esta­ba con­tem­pla­da en los acuer­dos polí­ti­cos entre los par­ti­dos que acor­da­ron la Tran­si­ción.

El res­to de la his­to­ria ya es cono­ci­da: el PSOE arre­ba­ta la ban­de­ra anda­lu­za al regio­na­lis­mo del PA, se pre­sen­ta como defen­sor de la Anda­lu­cía esta­tu­ta­ria y duran­te casi 40 años pone en prac­ti­ca todas las medi­das polí­ti­cas y eco­nó­mi­cas neo­li­be­ra­les y espa­ño­li­za­do­ras dise­ña­das des­de el cen­tra­lis­mo, colo­can­do a la pobla­ción anda­lu­za en los últi­mos pues­tos de todos los indi­ca­do­res eco­nó­mi­cos que miden el bien­es­tar y la pobre­za de un pue­blo.

La fal­ta de orga­ni­za­cio­nes de estric­ta obe­dien­cia anda­lu­za con la sufi­cien­te fuer­za para enfren­tar­se al espa­ño­lis­mo neo­fran­quis­ta y al espa­ño­lis­mo de «izquier­das» ha posi­bi­li­ta­do que Anda­lu­cía con­ti­núe sumi­da en una situa­ción neo-colo­nial con una eco­no­mía com­ple­ta­men­te depen­dien­te de la metró­po­li y sin sobe­ra­nía para solu­cio­nar sus pro­ble­mas eco­nó­mi­cos y polí­ti­cos.

En un día como hoy el espa­ño­lis­mo de izquier­das pre­ten­de pin­tar­se la cara de ver­de y blan­co para con­ti­nuar dis­fru­tan­do los pri­vi­le­gios que el Régi­men del 78 con­ce­de a sus «guar­dia­nes» en Anda­lu­cía. La irrup­ción de la extre­ma dere­cha en el par­la­men­to anda­luz ha sido apro­ve­cha­da por la izquier­da del régi­men para blan­quear al PSOE y hacer­nos olvi­dar los 40 años de explo­ta­ción a la cla­se tra­ba­ja­do­ra anda­lu­za con polí­ti­cas neo­li­be­ra­les y de recor­tes socia­les y pri­va­ti­za­cio­nes de ser­vi­cios públi­cos que han favo­re­ci­do el bene­fi­cio empre­sa­rial y el empo­bre­ci­mien­to de la pobla­ción anda­lu­za más vul­ne­ra­ble.

Nue­va­men­te la izquier­da espa­ño­la se escon­de tras colec­ti­vos pan­ta­lla para par­ti­ci­par en movi­li­za­cio­nes con la evi­den­te inten­ción de que favo­rez­can elec­to­ral­men­te a sus mar­cas bajo el recla­mo de la lle­ga­da de la ultra­de­re­cha a las ins­ti­tu­cio­nes de todo el Esta­do. Des­de Nación Anda­lu­za tene­mos muy cla­ro que la ultra­de­re­cha está cre­cien­do ante el des­orien­ta­ción polí­ti­ca de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, des­ar­ma­da polí­ti­ca­men­te por la social­de­mo­cra­cia cho­vi­nis­ta espa­ño­la.

No hay cami­nos inter­me­dios ni con­ci­lia­ción posi­ble. El camino para una Anda­lu­cía Libre y una cla­se tra­ba­ja­do­ra con con­di­cio­nes de vida dig­na, pasa exclu­si­va­men­te por un pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te hacia una Repú­bli­ca Anda­lu­za y la rup­tu­ra con el Régi­men del 78.

Per­ma­nen­te de la Comi­sión Nacio­nal.

En Anda­lu­cía, a 27 de Febre­ro de 2019.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: