Pepe Muji­ca o tan­to nadar para morir en la ori­lla

Esta­mos luchan­do por lle­gar a la ori­lla y no morir en el inten­to

Estoy citan­do un decir de los mari­nos vene­zo­la­nos cuyo sen­ti­do se entien­de cla­ra­men­te: des­pués de sopor­tar y ven­cer los rigo­res del mar, morir cuan­do por fin, se alcan­za la ori­lla. Los vene­zo­la­nos toda­vía esta­mos lejos de la ori­lla. Pero la pro­pues­ta de Pepe Muji­ca pare­ce indi­car­nos que es mejor que desis­ta­mos, por aho­ra, del inten­to de acer­car­nos a ella, pues en lo inme­dia­to ese inten­to pue­de con­du­cir­nos a una tra­ge­dia. Gra­cias com­pa­ñe­ro Pepe, yo tomo muy en serio su pro­pues­ta.

Los vene­zo­la­nos esta­mos bor­dean­do la ori­lla, pero segui­mos luchan­do por lle­gar a ella, cuan­do la ori­lla sig­ni­fi­ca paz, salud, armo­nía, pros­pe­ri­dad, demo­cra­cia y res­pe­to a los dere­chos huma­nos para las vene­zo­la­nas y vene­zo­la­nos de todos los cre­dos, opi­nio­nes, visio­nes, espe­ran­zas y sue­ños. Por supues­to, la defen­sa y el res­pe­to para la pró­di­ga y gene­ro­sa natu­ra­le­za que dia­ria­men­te nos da la vida sin espe­rar nada a cam­bio.

Esta­mos bor­dean­do la ori­lla, pero hemos esta­do en ella, la hemos entre­vis­to, la hemos pre­sen­ti­do, la hemos soña­do des­de la épo­ca de Guai­cai­pu­ro, del Negro Miguel, Gual y Espa­ña, Miran­da, Bolí­var, Zamo­ra, Pío Tama­yo, Euti­mio Rivas, José Mon­te­si­nos, Livia Gou­ver­neur, Rudas Mezo­ne, Ale­xan­der Alzo­lay, Fabri­cio Oje­da, Alber­to Love­ra, Bar­to­lo­mé Viel­ma Her­nán­dez, Jor­ge Rodrí­guez, Vera Betan­court, Víc­tor Soto, el Tenien­te Hur­ta­do, Fran­cis­co Pra­da, Alí Rodrí­guez…

Una con­di­ción para resol­ver los pro­ble­mas de Vene­zue­la es que cese la agre­sión de Esta­dos Uni­dos: Vene­zue­la es un país en gue­rra

El pro­ce­so boli­va­riano, como todos los pro­ce­sos polí­ti­cos, está lleno de imper­fec­cio­nes, de erro­res. Estos erro­res, no sólo se agu­di­zan, sino que se mag­ni­fi­can, cuan­do dicho pro­ce­so se rea­li­za enfren­tan­do el cer­co y ase­dio per­ma­nen­te de una poten­cia impe­rial diri­gi­da por un gobierno cri­mi­nal como el de Trump.

Son cono­ci­dos el blo­queo comer­cial, eco­nó­mi­co y finan­cie­ro, pero se sabe menos y sobre todo casi no se pon­de­ran, los efec­tos de la gue­rra mediá­ti­ca, de las ope­ra­cio­nes de gue­rra psi­co­ló­gi­ca y las con­se­cuen­cias, en la socie­dad vene­zo­la­na, de la gue­rra eco­nó­mi­ca, que es res­pon­sa­ble prin­ci­pal de la esca­sez y la infla­ción indu­ci­das, del con­tra­ban­do de extrac­ción hacia Colom­bia, Bra­sil, las Islas del Cari­be; de los ata­ques a nues­tra mone­da, del meca­nis­mo hiper­es­pe­cu­la­ti­vo del lla­ma­do dólar today.

¿Ha habi­do erro­res de la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca guber­na­men­tal? Sí. ¿Hay corrup­ción en el seno del gobierno? Des­gra­cia­men­te, sí. Pero el prin­ci­pal ori­gen de los males de hoy está en los efec­tos de la gue­rra eco­nó­mi­ca y muy par­ti­cu­lar­men­te de los blo­queos y en gene­ral, de la gue­rra sui­gé­ne­ris que bajo las órde­nes de Trump se rea­li­za con­tra nues­tra patria.

¿Están per­ma­nen­te­men­te ame­na­za­das nues­tras fron­te­ras por la con­cen­tra­ción de fuer­zas regu­la­res, par­ti­cu­lar­men­te de Colom­bia y más recien­te­men­te, de Bra­sil? Sí. Inclu­so, aho­ra, median­te los acuer­dos entre Netan­yahu y Bol­so­na­ro, por fuer­zas mili­ta­res y de segu­ri­dad sio­nis­tas.

¿De ban­das para­mi­li­ta­res y ban­das cri­mi­na­les (Bacri)? Si. Ban­das que hos­ti­gan y ate­mo­ri­zan a nues­tra pobla­ción, que come­ten secues­tros, ase­si­na­tos, robos… Que par­ti­ci­pan del con­tra­ban­do de gaso­li­na, de pro­duc­tos agrí­co­las (café, gra­nos), gana­do, mate­rias pri­mas y pro­duc­tos en pro­ce­so que Vene­zue­la impor­ta como una nece­si­dad de nues­tros pro­ce­sos de pro­duc­ción y empre­sa­rios mau­las y fun­cio­na­rios guber­na­men­ta­les corrup­tos, faci­li­tan que ter­mi­nen en manos de los que diri­gen la ofen­si­va con­tra el pro­ce­so boli­va­riano y sal­gan hacia Colom­bia, Bra­sil, el Cari­be…

Ban­das, for­ma­das tam­bién por miem­bros de las fuer­zas mili­ta­res regu­la­res de Colom­bia, camu­fla­dos, que par­ti­ci­pa­rán como con­duc­to­res, ani­ma­do­res, en el momen­to en que se dé la orden de atra­ve­sar nues­tras fron­te­ras (si es que nues­tras ini­cia­ti­vas polí­ti­cas y diplo­má­ti­cas, más la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal. no logran evi­tar­la) y se gene­ra­li­cen los ase­si­na­tos y crí­me­nes horren­dos con­tra nues­tra pobla­ción.

¿Es legí­ti­ma la reelec­ción del Pre­si­den­te Madu­ro?

Por supues­to que sí. La reelec­ción está, sin dudas, amplia­men­te per­mi­ti­da por la cons­ti­tu­ción de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la. Lue­go, fue esco­gi­do como can­di­da­to e ins­cri­to debi­da­men­te, por el Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­do de Vene­zue­la (PSUV), el Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la, el Par­ti­do Patria Para Todos y otras orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, todas debi­da­men­te regis­tra­das y facul­ta­das para tal fin, según la leyes y regla­men­tos de Vene­zue­la. Ins­cri­bió su can­di­da­tu­ra cum­plien­do igual­men­te, todos los requi­si­tos exi­gi­dos.

Par­ti­ci­pa­ron cua­tro can­di­da­tos y el obtu­vo la mayo­ría sim­ple de los votos en la úni­ca ron­da elec­to­ral que se rea­li­za en Vene­zue­la. No exis­te en nues­tra cons­ti­tu­ción segun­da vuel­ta elec­to­ral y no es nece­sa­rio obte­ner la mayo­ría abso­lu­ta de los votos. Esta con­di­ción es la que está esta­ble­ci­da cons­ti­tu­cio­nal­men­te en Vene­zue­la, no aho­ra sino siem­pre.

Se otor­ga­ron ple­nas garan­tías a todos los par­ti­ci­pan­tes. Inclu­so, en la ron­da de nego­cia­cio­nes entre repre­sen­tan­tes del gobierno de Vene­zue­la y repre­sen­tan­tes de la opo­si­ción, que se reali­zó en Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na el año pasa­do (2018), faci­li­ta­da por el pre­si­den­te del men­cio­na­do país, Dani­lo Medi­na y por el ex pre­si­den­te de Espa­ña, José Luis Rodrí­guez Zapa­te­ro, los repre­sen­tan­tes de la opo­si­ción exi­gie­ron garan­tías adi­cio­na­les, las que fue­ron con­ce­di­das y sobre esa base se reali­zó la con­vo­ca­to­ria a elec­cio­nes.

Se esta­ble­ció un pre­acuer­do entre gobierno y opo­si­ción. Cuan­do se con­vo­có la reu­nión para la fir­ma que for­ma­li­za­ra este pre­acuer­do, los repre­sen­tan­tes de la opo­si­ción, entre los que se encon­tra­ba Julo Bor­ges, sin expli­ca­ción algu­na, se levan­ta­ron de la mesa y rom­pie­ron las nego­cia­cio­nes. Lo que cau­só frus­tra­ción en el pre­si­den­te Dani­lo Medi­na y pro­fun­da moles­tia, en el expre­si­den­te Rodrí­guez Zapa­te­ro. El que lo desee pue­de bus­car las decla­ra­cio­nes que ellos hicie­ron des­pués que la opo­si­ción rom­pió las nego­cia­cio­nes.

Aun así, lue­go un sec­tor de la opo­si­ción pidió el apla­za­mien­to de la fecha fija­da por el Con­se­jo Nacio­nal Elec­to­ral para la rea­li­za­ción de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, y así se hizo. Se apla­zó la fecha.

Debo agre­gar, que este fue un pro­ce­so con acom­pa­ñan­tes inter­na­cio­na­les pro­ve­nien­tes de Esta­dos Uni­dos, Euro­pa, de la región lati­no­ca­ri­be­ña, entre ellos, miem­bros de los más impor­tan­tes orga­nis­mos elec­to­ra­les de nues­tra región. Hubo nin­gu­na impug­na­ción con­tra los resul­ta­dos y los dis­tin­tos acom­pa­ñan­tes inter­na­cio­na­les ava­la­ron los resul­ta­dos.

Sin embar­go, de todas mane­ras, ese sec­tor deci­dió lla­mar a la abs­ten­ción y hoy, por deci­sión del pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, dice no reco­no­cer al pre­si­den­te Madu­ro y for­ma par­te de una ope­ra­ción que inclu­ye entre las opcio­nes que están abier­tas, la inter­ven­ción mili­tar, que impli­ca­ría el ase­si­na­to de miles de vene­zo­la­nos y muy pro­ba­ble­men­te la des­truc­ción de la patria vene­zo­la­na, que, sin dudas, se levan­ta­ría de nue­vo.

Enton­ces, com­pa­ñe­ro Múji­ca, ¿por qué debe­mos anu­lar ese pro­ce­so y des­co­no­cer al pre­si­den­te Madu­ro? Ud. está inter­vi­nien­do en los asun­tos inter­nos de nues­tra patria, nada menos que en la sus­ti­tu­ción del pre­si­den­te de la repú­bli­ca.

Si no se ha com­pro­ba­do que hubo frau­de o por lo menos algún noto­rio hecho irre­gu­lar. Si en medio de toda la con­flic­ti­vi­dad que exis­te en Vene­zue­la la con­sul­ta elec­to­ral ter­mi­nó de mane­ra abso­lu­ta­men­te pací­fi­ca. Inclu­so, si los ser­vi­cios de infor­ma­ción de Esta­dos Uni­dos, con­vic­tos y con­fe­sos enemi­gos de Vene­zue­la, no repor­ta­ron ni han repor­ta­do nin­gún hecho irre­gu­lar. Si como se sabe el Cen­tro Car­ter, enca­be­za­do por el pro­pio pre­si­den­te Car­ter, ha cali­fi­ca­do el sis­te­ma elec­to­ral vene­zo­lano como el mejor del mun­do. Si des­pués de más de 20 pro­ce­sos elec­to­ra­les en el cur­so de 20 años, nadie ha logra­do demos­trar irre­gu­la­ri­da­des en los pro­ce­sos elec­to­ra­les de nues­tro país ¿Por qué hay que des­co­no­cer el resul­ta­do elec­to­ral que, pre­ci­sa­men­te, eli­gió al pre­si­den­te Madu­ro? ¿Por qué se ale­ga des­co­no­cer la acción de más de 9 millo­nes de elec­to­res, entre los cua­les me cuen­to?

Ud. sabe que la razón esen­cial es que el gobierno de Esta­dos Uni­dos, uno de los prin­ci­pa­les repre­sen­tan­tes y bra­zo eje­cu­tor del Pen­tá­gono-Otan en nom­bre del capi­tal trans­na­cio­nal, pre­ci­sa­men­te, repre­sen­tan­do intere­ses de ese capi­tal, quie­re derro­car al gobierno de Vene­zue­la.

El pre­si­den­te Trump no ha podi­do ata­car mili­tar­men­te a nues­tra patria, por­que la geo­po­lí­ti­ca eje­cu­ta­da por el pre­si­den­te Madu­ro lo ha derro­ta­do sis­te­má­ti­ca­men­te, tan­to en la OEA (valién­do­se de los vasa­llos que ahí tie­ne) como recien­te­men­te en el deba­te polí­ti­co que hubo en el Con­se­jo de Segu­ri­dad.

El Secre­ta­rio Gene­ral de la ONU aca­ba de decla­rar, obli­ga­do por el res­pe­to a la Car­ta de las Nacio­nes Uni­das y al dere­cho inter­na­cio­nal, que sólo reco­no­ce como pre­si­den­te de Vene­zue­la a Nico­lás Madu­ro, pues sólo la Asam­blea Gene­ral de las Nacio­nes Uni­das y el Con­se­jo de Segu­ri­dad, pue­den deci­dir lo con­tra­rio.

Con todo res­pe­to, com­pa­ñe­ro Muji­ca, Ud. no tie­ne nin­gu­na facul­tad para pro­po­ner una nue­va elec­ción y eso lo colo­ca al mar­gen del dere­cho inter­na­cio­nal. Sobre todo, en un momen­to tan crí­ti­co para el pue­blo vene­zo­lano. Su voz tie­ne peso y res­pe­to con­ti­nen­tal. ¿Es mucho pedir­le que ese peso lo pon­ga a favor de la defen­sa y sobe­ra­nía de nues­tra nación ame­na­za­da por la inter­ven­ción impe­rial?

La pro­pues­ta de Pepe Muji­ca la resu­me él mis­mo de la siguien­te mane­ra: «Una espe­cie de jun­ta eje­cu­ti­va don­de estu­vie­ran todas las ten­den­cias, pero fuer­te­men­te moni­to­rea­da y garan­ti­za­da por Nacio­nes Uni­das». Con­clu­ye: «No veo otro camino que dé garan­tía».

Entien­do que esa «jun­ta eje­cu­ti­va», que sal­dría de unas «elec­cio­nes tota­les», sus­ti­tui­ría al pre­si­den­te Madu­ro y creo enten­der, por la deno­mi­na­ción de «elec­cio­nes tota­les», que se tra­ta de, ade­más de sus­ti­tuir al pre­si­den­te, ele­gir una nue­va Asam­blea Nacio­nal, y has­ta nue­vos gober­na­do­res, nue­vos alcal­des, lo que con­tra­ría la opi­nión mani­fes­ta­da por una mayo­ría de vene­zo­la­nas y vene­zo­la­nos, que par­ti­ci­pa­ron en unas elec­cio­nes abso­lu­ta­men­te lega­les, rea­li­za­das tan recien­te­men­te como el 20 de mayo del año pasa­do y hace esca­sa­men­te dos meses, en las elec­cio­nes para gober­na­do­res y alcal­des. Eso, sin que nadie haya demos­tra­do que hubo frau­de, aun cuan­do se sabe que dicha elec­ción, la de pre­si­den­te, se reali­zó bajo la pre­sen­cia de obser­va­do­res inter­na­cio­na­les y nacio­na­les.

La pro­pues­ta de Pepe Muji­ca impli­ca que los neo­li­be­ra­les pue­den entrar a la «jun­ta eje­cu­ti­va» que el pro­po­ne

Como dice Muji­ca, sería una «jun­ta eje­cu­ti­va don­de estu­vie­ran todas las ten­den­cias». Por lo tan­to, los neo­li­be­ra­les, que ni siquie­ra se han atre­vi­do a pre­sen­tar­se como tales a una elec­ción popu­lar en Vene­zue­la, por­que están muy des­acre­di­ta­dos, median­te la nego­cia­ción, ¿por qué no podrían entrar si como ten­den­cia ellos exis­ten en Vene­zue­la?

Se pre­sen­ta esta para­do­ja en la pro­pues­ta de Muji­ca: La elec­ción del pre­si­den­te Madu­ro amplia­men­te cer­ti­fi­ca­da nacio­nal e inter­na­cio­nal­men­te no es váli­da, pero una nego­cia­ción podría lle­var a los neo­li­be­ra­les a com­par­tir el poder. Esto es inacep­ta­ble.

Aho­ra com­pa­ñe­ro Muji­ca, si Ud. se per­mi­tió inter­ve­nir en los asun­tos inter­nos de Vene­zue­la, no he encon­tra­do pala­bras suyas, con­de­nan­do que el pre­si­den­te Trump haya nom­bra­do un pre­si­den­te para nues­tra patria. Ese ciu­da­dano ha vio­la­do la cons­ti­tu­ción boli­va­ria­na, reci­be órde­nes y orien­ta­cio­nes de un gobierno que se ha decla­ra­do enemi­go de Vene­zue­la y nos ame­na­za con una inter­ven­ción mili­tar, que, dada la expe­rien­cia cono­ci­da, Vene­zue­la podría que­dar des­trui­da con miles de vene­zo­la­nos ase­si­na­dos o heri­dos físi­ca, moral y psi­co­ló­gi­ca­men­te, con nues­tra infra­es­truc­tu­ra físi­ca bom­bar­dea­da y des­trui­da ¿Cómo se lla­ma com­pa­ñe­ro Muji­ca a un ciu­da­dano de un país que pro­ce­da de esa mane­ra con­tra su patria? ¿Cómo Ud. con su voz que pesa e influ­ye no con­de­na una solu­ción que pue­de sig­ni­fi­car sacri­fi­cios ine­na­rra­bles para los vene­zo­la­nos?

No olvi­de que quien faci­li­tó que Alma­gro fue­se Secre­ta­rio Gene­ral de la OEA fue Ud. ¡Hay que ver cuan­to daño le ha hecho a la región y a Vene­zue­la en par­ti­cu­lar, quien fue su can­ci­ller duran­te un buen tiem­po! Yo lo res­pe­to a Ud. pues se atre­vió a rom­per con él y el Fren­te Amplió lo expul­só de sus filas. La región latino cari­be­ña, creo, se los agra­de­ce pro­fun­da­men­te.

Yo entien­do que a Ud. no le gus­ta el pre­si­den­te Madu­ro. Ya una vez dijo algo como esto: Madu­ro debe estar loco, tenien­do pre­sos polí­ti­cos. Fue en una épo­ca en la que la orga­ni­za­ción lla­ma­da Van­guar­dia Popu­lar, diri­gi­da por Leo­pol­do López, lla­mó a tomar vio­len­ta­men­te las calles de Vene­zue­la y ello pro­vo­có muer­tos, heri­dos, des­truc­ción de bie­nes, etc. Final­men­te, la jus­ti­cia vene­zo­la­na se ocu­pó de él y lo envió a la cár­cel, don­de se le han res­pe­ta­do, has­ta el deta­lle, sus dere­chos.

Ud. y yo fui­mos gue­rri­lle­ros y la jus­ti­cia de esos tiem­pos per­si­guió, tor­tu­ró y ase­si­nó a muchos de nues­tras com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros. A Ud. le tocó pade­cer pri­sio­nes infa­man­tes que supo lle­var con valen­tía y dig­ni­dad. Por eso tie­ne mi reco­no­ci­mien­to.

Los que lo repri­mie­ron no esta­ban locos, evi­den­te­men­te. Eran unos ase­si­nos, muy cons­cien­tes de lo que hacían. Es posi­ble que Madu­ro esté loco, sí, por atre­ver­se a desa­fiar a la domi­na­ción impe­rial en una fase en la que hay una cla­ra deri­va hacia el fas­cis­mo. Pero Ud. no lo dijo por eso. Lla­mar loco a un pre­si­den­te, ase­dia­do por la vio­len­cia, es algo más que un mal­tra­to diplo­má­ti­co. Eso lo leí en una decla­ra­ción de pren­sa que se le atri­bu­ye a Ud. Con­sul­té con ami­gos muy cer­ca­nos y ellos leye­ron lo mis­mo. No sabe cuán­to deseo que Ud. no haya dicho eso, pues guar­do res­pe­to por Ud.

La pre­sen­cia de la ONU no fue una garan­tía en Libia, todo lo con­tra­rio

Cuan­do median­te una ope­ra­ción mediá­ti­ca, esti­lo holi­vu­den­se, Gada­fi fue «derro­ca­do», a tra­vés de la toma de una Pla­za Ver­de que no esta­ba en Trí­po­li, la capi­tal de Libia, sino repro­du­ci­da mediá­ti­ca­men­te en Qatar, la ONU, en lugar de con­de­nar el hecho y denun­ciar­lo, lo legi­ti­mó. El Secre­ta­rio Gene­ral de ese enton­ces, Ban Ki Moon, lo refren­dó con una visi­ta al lla­ma­do gobierno de tran­si­ción ubi­ca­do en Ben­ga­si.

En Hai­tí la pre­sen­cia de la ONU, median­te las fuer­zas de paz que man­tie­ne ahí, no ha sido capaz de evi­tar situa­cio­nes crue­les, hechos cri­mi­na­les. Esto no nie­ga el carác­ter heroi­co de fun­cio­na­rios de la ONU en otras par­tes del mun­do. Lo que pasa es que el poder de Esta­dos Uni­dos en la ONU sigue sien­do deci­si­vo. El pro­ble­ma pues no es la ONU. Es el gobierno de Esta­dos Uni­dos.

Muji­ca y López Obra­dor

El pre­si­den­te López Obra­dor, has­ta don­de sé, se ha man­te­ni­do en una posi­ción de prin­ci­pios: el res­pe­to a los asun­tos inter­nos de los Esta­dos. De acuer­do con ese prin­ci­pio, el no tie­ne por qué pro­nun­ciar­se sobre la bon­dad o no del pre­si­den­te Madu­ro y su gobierno. Que se pro­nun­cie o no es un asun­to de sus con­vic­cio­nes. Se espe­ra, por supues­to, que si lo hace, sea para defen­der a un pue­blo agre­di­do y a pun­to de ser some­ti­do a gra­ves supli­cios.

Le agra­dez­co pro­fun­da­men­te al pre­si­den­te de Méxi­co por man­te­ner esa posi­ción en un momen­to tan cru­cial para Vene­zue­la y toda la región lati­no­ca­ri­be­ña.

Nues­tra patria se levan­ta­rá dig­na, orgu­llo­sa y espe­ran­za­da

Lucha­mos por la paz, la gue­rra es una pesa­di­lla infer­nal, que nos pue­den impo­ner. Con dig­ni­dad y sin temor lucha­re­mos. Los trai­do­res, los corrup­tos, los fal­sos, los men­ti­ro­sos, se que­da­rán sin más­ca­ras. La gue­rra se las qui­ta­rá.

Res­ta­ñan­do las heri­das, secan­do las lágri­mas por los caí­dos, los padres, los her­ma­nos, los hijos, los ami­gos, y pie­dra sobre pie­dra, semi­lla por semi­lla, péta­lo sobre péta­lo, abra­zo por abra­zo, beso por beso, espe­ran­za por espe­ran­za, reco­gien­do las ceni­zas y trans­for­mán­do­las en abono que acu­na­rá a los recién naci­dos, a los nue­vos, los incon­ta­mi­na­dos, des­de el amor y el tra­ba­jo, recons­trui­rá nues­tra patria vene­zo­la­na, boli­va­ria­na, nues­tra ame­ri­ca­na. Her­ma­na de todos los con­ti­nen­tes del pla­ne­ta, pues toda esa san­gre corre por nues­tras venas y esas llu­vias for­man par­te de nues­tras aguas, esos soles han ali­men­ta­do nues­tras cose­chas y esa soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal cons­trui­rá una cul­tu­ra mun­dial diver­sa, mara­vi­llo­sa e indes­truc­ti­ble, por­que un día de ver­dad sere­mos indes­truc­ti­bles. La polí­ti­ca será ese ser social que des­tru­ye todos los opor­tu­nis­mos y bri­lla­rá para todos des­de ese cie­lo que nos cobi­ja­rá con estre­llas que serán como los ojos de los espí­ri­tus que des­per­ta­ron y nos acom­pa­ña­ron cuan­do Dios dijo hága­se la Luz.

Las pau­tas y orien­ta­cio­nes que nos ha deja­do Simón Bolí­var, liber­ta­dor de pue­blos

Hace ya dos siglos del Con­gre­so de Angos­tu­ra, cla­ve para la inde­pen­den­cia de Vene­zue­la, de la Nue­va Gra­na­da y de toda la región. Esta­dos Uni­dos dada su gené­ti­ca voca­ción inter­ven­cio­nis­ta y expo­lia­do­ra, en la épo­ca de nues­tra gue­rra de inde­pen­den­cia, se hizo alia­do del impe­rio espa­ñol y en momen­tos en que se esta­ban libran­do bata­llas deci­si­vas y nues­tro liber­ta­dor había con­ver­ti­do lo que es hoy Ciu­dad Boli­var y sus regio­nes cir­cun­ve­ci­nas, en una base de apo­yo para enfren­tar a las fuer­zas inva­so­ras, libe­rar Vene­zue­la, la Nue­va Gra­na­da y avan­zar hacia el sur y lle­var hacia ade­lan­te, lo que yo he lla­ma­do, su geo­po­lí­ti­ca de la libe­ra­ción.

Esta­dos Uni­dos para apo­yar a Espa­ña, deci­dió enviar dos naves car­ga­das con armas, muni­cio­nes y ali­men­tos, que pene­tra­ron por el Ori­no­co, con la fina­li­dad de refor­zar el ata­que de los espa­ño­les con­tra los patrio­tas vene­zo­la­nos, que se habían for­ta­le­ci­do en Ciu­dad Bolí­var. Olvi­da­ron que Miran­da, uno de nues­tros liber­ta­do­res y pre­cur­sor de la geo­po­lí­ti­ca de la libe­ra­ción, luchó por la inde­pen­den­cia de Esta­dos Uni­dos con res­pec­to a Ingla­te­rra, pelean­do en el sitio y toma de Pen­sa­co­la, obli­gan­do a los ingle­ses a capi­tu­lar. Tal como se ha dicho, los Esta­dos capi­ta­lis­tas no tie­nen ami­gos sino intere­ses.

Bolí­var orde­nó cap­tu­rar las naves, que por­ta­ban la ban­de­ra de Esta­dos Uni­dos y tomó el car­ga­men­to que lle­va­ban para los espa­ño­les. El gobierno esta­dou­ni­den­se envió un agen­te de nom­bre Bau­tis­ta Irving con la misión de recu­pe­rar las naves, uti­li­zan­do la men­ti­ra y el Chan­ta­je. La nego­cia­ción se reali­zó de mane­ra epis­to­lar.

Copia­ré algu­nos frag­men­tos de esas car­tas para dar­nos una idea de cómo enfren­tó Boli­var las ame­na­zas impe­ria­les. Vea­mos:

  1. La siguien­te es una orien­ta­ción sobre la posi­ción de los supues­tos neu­tra­les, muy valio­sa en los con­flic­tos actua­les:

    «Si las nacio­nes neu­tra­les hubie­sen obli­ga­do a nues­tros enemi­gos a res­pe­tar estric­ta­men­te el dere­cho públi­co, y de gen­tes, nues­tras ven­ta­jas habrían sido infi­ni­tas, y menos ten­dría­mos que que­jar­nos de los neu­tros. Pero ha suce­di­do lo con­tra­rio en el cur­so de la pre­sen­te gue­rra… ¿No sería muy sen­si­ble que las leyes las prac­ti­ca­se el débil y los abu­sos los prac­ti­ca­se el fuer­te?».

  2. Esta otra car­ta nos orien­ta acer­ca de la for­ma de enfren­tar­se a los insul­tos y el cui­do de nues­tro len­gua­je. No es con­ve­nien­te res­pon­der a los insul­tos con insul­tos y mucho menos con gro­se­rías:

    |Pare­ce que el inten­to de usted es for­zar­me a que reci­pro­que los insul­tos: no lo haré; pero si pro­tes­to a usted que no per­mi­ti­ré se ultra­je ni des­pre­cie al Gobierno y los dere­chos de Vene­zue­la. Defen­dién­do­los con­tra la Espa­ña ha des­apa­re­ci­do una gran par­te de nues­tra pobla­ción y el res­to que que­da ansía por mere­cer igual suer­te. Lo mis­mo es para Vene­zue­la com­ba­tir con­tra Espa­ña que con­tra el mun­do ente­ro, si todo el mun­do la ofen­de».

  3. Esta otra nos ilus­tra sobre cómo res­pon­der a las ame­na­zas:

    Ante una vela­da ame­na­za del agen­te esta­dou­ni­den­se Irving, res­pon­de: «El valor y la habi­li­dad, señor Agen­te, suplen con ven­ta­ja al núme­ro. ¡Infe­li­ces los hom­bres si estas vir­tu­des mora­les no equi­li­bra­sen y aun supe­ra­sen las físi­cas! El amo del rei­no más pobla­do sería bien pron­to señor de toda la tie­rra. Por for­tu­na se ha vis­to con fre­cuen­cia a un puña­do de hom­bres libres ven­cer a impe­rios pode­ro­sos».

Pri­me­ra Con­clu­sión

Esta­mos ante otro expe­ri­men­to sobre cómo se derro­ca a un gobierno. El asun­to es cao­ti­zar a la socie­dad, a la ges­tión guber­na­men­tal, cer­car polí­ti­ca y diplo­má­ti­ca­men­te al Esta­do; for­ta­le­cer la corrup­ción, el robo, el boi­cot a las diver­sas acti­vi­da­des guber­na­men­ta­les, for­ta­le­cien­do una quin­ta colum­na corrup­ta, que mul­ti­pli­ca la inefi­cien­cia y toma ven­ta­jas para sabo­tear la acción de gobierno des­de car­gos cla­ves.

Tener una orga­ni­za­ción mul­ti­la­te­ral como la OEA y un Secre­ta­rio Gene­ral como Alma­gro, para tra­ba­jar por las san­cio­nes y el ais­la­mien­to diplo­má­ti­co.

Uti­li­zar gru­pos para­mi­li­ta­res y ban­das cri­mi­na­les para gene­rar mie­do, terror, pro­mo­vien­do secues­tros, atra­cos, crí­me­nes horren­dos, boi­cot y sabo­ta­je a las acti­vi­da­des eco­nó­mi­cas

En la socie­dad se pro­mue­ve la esca­sez y la infla­ción indu­ci­das; se ata­ca la mone­da y se van liqui­dan­do las reser­vas inter­na­cio­na­les, tra­tan­do de impe­dir que la mone­da se esta­bi­li­ce y mane­jan­do el tipo de cam­bio des­de fue­ra de la eco­no­mía vene­zo­la­na para impe­dir que se esta­bi­li­ce.

El mer­ca­do de bie­nes y ser­vi­cios jamás se esta­bi­li­za­ría sean cuá­les sean los esfuer­zos que el gobierno haga: el con­tra­ban­do de extrac­ción, el aca­pa­ra­mien­to, el boi­cot des­ca­ra­do uti­li­zan­do el robo, la des­truc­ción de bie­nes, los ata­ques al trans­por­te, lo impe­di­rán.

La cri­sis gene­ra­li­za­da y coor­di­na­da de todos los ser­vi­cios, una juga­da de la quin­ta colum­na (agua, elec­tri­ci­dad, trans­por­te, salud, edu­ca­ción), que gene­ra des­con­ten­to, inclu­so, des­mo­ra­li­za­ción, for­ta­le­cien­do el legí­ti­mo des­con­ten­to popu­lar.

La gue­rra mediá­ti­ca, las ope­ra­cio­nes de gue­rra psi­co­ló­gi­ca vin­cu­la­das a las lla­ma­das fake news (fal­sas noti­cias) difun­di­das a tra­vés de por­ta­les de noti­cias, pren­sa escri­ta, radio, tele­vi­sión y redes socia­les y cuyo obje­ti­vo es la des­in­for­ma­ción, la con­fu­sión, la des­mo­ra­li­za­ción…

El rema­te es la ame­na­za de inter­ven­ción mili­tar, el blo­queo eco­nó­mi­co, comer­cial, finan­cie­ro, los inten­tos para frag­men­tar a la FANB, más el blo­queo eco­nó­mi­co, finan­cie­ro, comer­cial, la esca­sez de medi­ci­nas.

La crea­ción de un gobierno para­le­lo y los con­si­guien­tes con­flic­tos diplo­má­ti­cos y las ame­na­zas del gobierno de Esta­dos Uni­dos para tra­tar de legi­ti­mar la agre­sión con­tan­do con un títe­re que la legi­ti­me.

Segun­da Con­clu­sión

Lo dicho no sig­ni­fi­ca que con las denun­cias rela­cio­na­das con la quin­ta colum­na, la corrup­ción, la buro­cra­ti­za­ción y la inefi­cien­cia, etc., haga­mos borrón y cuen­ta nue­vo. Todo lo con­tra­rio. Segui­re­mos ade­lan­te y hare­mos fren­te común con los sec­to­res popu­la­res que con­se­cuen­te­men­te man­ten­gan estas crí­ti­cas.

Julio Esca­lo­na

3 de febre­ro de 2019

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *