Habla el líder de Hez­bo­lah, Has­san Nas­ra­lá: «Sí, hay túne­les, Sí, tene­mos misi­les de alta pre­ci­sión, y Sí, res­pon­de­re­mos a un ata­que israe­lí con­tra el Líbano»

El secre­ta­rio gene­ral de Hez­bo­lá, Say­yed Has­san Nas­ra­lá, rom­pió el silen­cio de varias sema­nas duran­te una entre­vis­ta exclu­si­va que duró casi tres horas, duran­te las cua­les negó, aun­que solo fue­ra con su pre­sen­cia, todos los rumo­res israe­líes sobre su salud, inclu­so su muer­te.

Aún mejor, como de cos­tum­bre, el secre­ta­rio gene­ral de Hez­bo­lá res­pon­dió con fran­que­za a las pre­gun­tas del direc­tor del canal sate­li­tal liba­nés Al Maya­din, Ghas­san Ben Jedo, dejan­do cier­to mis­te­rio sobre algu­nos pro­ble­mas de segu­ri­dad, lo sufi­cien­te para man­te­ner al enemi­go israe­lí en per­pe­tua preo­cu­pa­ción. «Una nece­si­dad en esta gue­rra psi­co­ló­gi­ca que el enemi­go israe­lí ya no sabe cómo mane­jar», según sus pala­bras.

Prin­ci­pa­les pun­tos de esta entre­vis­ta

El hecho de que no haya apa­re­ci­do en públi­co des­de el 10 de noviem­bre no tie­ne nada que ver con mi salud. Ya que me pre­gun­ta­ron mucho sobre mi esta­do de salud, quie­ro decir que, gra­cias a Dios, estoy en ple­na for­ma y por eso nie­go todos los rumo­res que afir­man que soy un cadá­ver y estoy en un depó­si­to. No sufro nin­gu­na moles­tia ni enfer­me­dad. Resul­ta que vivi­mos en un siglo don­de, a tra­vés de las redes socia­les, el más míni­mo rumor tien­de a adqui­rir pro­por­cio­nes exa­ge­ra­das.

Las razo­nes de mi silen­cio son diver­sas: pri­me­ro, duran­te este perío­do no hubo opor­tu­ni­da­des para expre­sar­me, en tér­mi­nos de con­me­mo­ra­cio­nes o cere­mo­nias reli­gio­sas o nacio­na­les.

Sí, algu­nos hechos tuvie­ron lugar. En pri­mer lugar, la ope­ra­ción Escu­do del Nor­te vin­cu­la­da a los supues­tos túne­les de Hez­bo­lá, que pro­ba­ble­men­te habría exi­gi­do que habla­ra, pero sen­ti­mos que no está­ba­mos obli­ga­dos, ni yo ni los res­pon­sa­bles de Hez­bo­lá, a res­pon­der o a comen­tar cual­quier inci­den­te. Eso for­ma par­te de nues­tra estra­te­gia.

Como tal, me reu­ní con mis her­ma­nos y pre­fe­ri­mos per­ma­ne­cer en silen­cio y dejar que Netan­yahu voci­fe­ra­ra como lo con­si­de­ra­se opor­tuno has­ta el final de esta ope­ra­ción. Ele­gi­mos guar­dar silen­cio por­que esta­ba cla­ro que Netan­yahu esta­ba tra­tan­do de pro­vo­car­nos con sus accio­nes y pala­bras, en un inten­to de gene­rar una reac­ción por nues­tra par­te y explo­tar­la para sus obje­ti­vos.

Ade­más, esta ope­ra­ción toda­vía está en mar­cha, aun­que el ante­rior jefe de Esta­do Mayor israe­lí, Gadi Eizen­kot, insis­tió en que la había ter­mi­na­do jus­to antes de reti­rar­se. Y esto para mar­car su par­ti­da con una apa­rien­cia de vic­to­ria.

Los rumo­res sobre mi salud alcan­za­ron tal nivel que acor­da­mos con mis her­ma­nos no expre­sar­nos sobre este tema por­que esta­ba tam­bién cla­ro que ellos inten­ta­ban que yo me pro­nun­cia­ra en públi­co. Nos hemos man­te­ni­do calla­dos por­que no que­re­mos que cada estú­pi­do rumor con­tra noso­tros o con­tra mí cree un hábi­to entre la opi­nión públi­ca de espe­rar una reac­ción nues­tra en este tipo de situa­cio­nes.

La Ope­ra­ción Escu­do del Nor­te y los túne­les de Hez­bo­lá

Sí, hay túne­les, excep­to que no voy a espe­ci­fi­car quién los exca­vó ni cuan­tos hay ¿Cuán­tos que­dan por des­cu­brir? A todas estas pre­gun­tas, los israe­líes están espe­ran­do res­pues­tas y, cier­ta­men­te, no es Hez­bo­llah quien tie­ne la inten­ción de dar­las.

De acuer­do con los medios, hay túne­les, algu­nos son vie­jos, ante­rio­res a 2001, como seña­la­ron los israe­líes. Uno de los medios israe­líes infor­mó que uno de los túne­les tenía 13 años y esta­ba den­tro del terri­to­rio pales­tino.

Inde­pen­dien­te­men­te de su núme­ro, es sor­pren­den­te que los israe­líes solo hayan des­cu­bier­to estos túne­les des­pués de años, a pesar de todo su equi­po mili­tar, lo cual es en sí mis­mo un fallo de la inte­li­gen­cia mili­tar israe­lí.

Lo más irri­so­rio en esta ope­ra­ción es la reac­ción del jefe de Esta­do Mayor quien, en lugar de tran­qui­li­zar a los colo­nos, dijo que estos túne­les bus­ca­ban per­mi­tir que 1.500 com­ba­tien­tes de Hez­bo­lá ocu­pa­ran Gali­lea.

A tra­vés de la ope­ra­ción de los túne­les, Netan­yahu nos ofre­ció un rega­lo mediá­ti­co por­que con­fe­só a la socie­dad israe­lí que lo que dijo Hez­bo­lá sobre sus inten­cio­nes en Gali­lea era cier­to.

Ade­más, mirad lo que hacen los israe­líes en los últi­mos años. Ellos cons­tru­yen su muro de hor­mi­gón, en la fron­te­ra entre el Líbano y Gali­lea.

Por cier­to, quie­ro enfa­ti­zar que una ope­ra­ción en Gali­lea en caso de gue­rra por nues­tra par­te es posi­ble, pero no la con­fir­mo. Es solo una opción.

Mien­tras, Netan­yahu con­ti­núa con­ven­cien­do a los israe­líes de que Hez­bo­lá pla­nea ocu­par Gali­lea y todas las medi­das mili­ta­res y las manio­bras israe­líes rea­li­za­das se enmar­can den­tro de su obse­sión con una ope­ra­ción de Hez­bo­lá en Gali­lea.

¡Per­fec­to! Si qui­sié­ra­mos con­ven­cer al públi­co israe­lí de lo fac­ti­ble de esta posi­bi­li­dad, debe­ría­mos haber rea­li­za­do muchos esfuer­zos y dedi­ca­do tiem­po, y Netan­yahu hizo la mitad de nues­tro tra­ba­jo.

La prue­ba es que uno de los colo­nos afir­mó en uno de los medios de comu­ni­ca­ción israe­líes que des­pués de esta ope­ra­ción del Escu­do del Nor­te ellos temían que Hez­bo­lá apa­rez­ca bajo sus pies, mien­tras que antes solo tenían mie­do de los misi­les. Hoy, si un colono escu­cha el soni­do de un mar­ti­llo, lla­ma­rá a Netan­yahu.

Ade­más, Eizen­kot y Netan­yahu min­tie­ron a los israe­líes, por­que afir­ma­ron que esta ope­ra­ción de los túne­les ha ter­mi­na­do y que la ame­na­za ya no exis­te. Aho­ra, ¿cómo pue­de un gene­ral como Eizen­kot, un estra­te­ga mili­tar, estar con­ven­ci­do de que Hez­bo­lá nece­si­ta de algu­nos túne­les para entrar en Gali­lea?

Si algu­na vez deci­di­mos rea­li­zar una ope­ra­ción de este tipo, lo hare­mos en el con­tex­to de una gue­rra gene­ral y ellos no sabrán cómo entra­re­mos en Gali­lea: por aire, mar, tie­rra o bajo tie­rra.

Debi­do a eso, los túne­les no son un fac­tor deci­si­vo para una ope­ra­ción en Gali­lea. Son un fac­tor de ayu­da.

En nues­tro plan de segu­ri­dad para defen­der a nues­tro país, toma­re­mos todas las medi­das que sean nece­sa­rias. La defen­sa de nues­tro país supo­ne que recu­rra­mos a todas nues­tras capa­ci­da­des. Todas las posi­bi­li­da­des están abier­tas, inclu­yen­do una ope­ra­ción en Gali­lea, pero todo depen­de de la gue­rra y su evo­lu­ción. Somos capa­ces de hacer­lo y su muro no nos deten­dría. Des­pués de nues­tra expe­rien­cia en Siria, nues­tras capa­ci­da­des se han cua­dru­pli­ca­do, por lo que hemos encon­tra­do una solu­ción con­tra sus muros.Todo tie­ne una solu­ción. Ellos tie­nen sus cere­bros y noso­tros tene­mos los nues­tros. Los nues­tros son supe­rio­res.

Y cuan­do dije en uno de mis dis­cur­sos de que «si nos ata­cas, te arre­pen­ti­rás» no tene­mos nece­si­dad de expli­car esta expre­sión. El día que esto suce­da, todos sabrán lo que sig­ni­fi­ca «te arre­pen­ti­rás».

No diré más. Excep­to que será un arre­pen­ti­mien­to total y gene­ra… Todas nues­tras opcio­nes están abier­tas y sobre la mesa y las mane­ja­re­mos con sabi­du­ría y valor.

Nues­tra res­pues­ta será abier­ta en caso de ata­que israe­lí en el inte­rior del terri­to­rio liba­nés

Una agre­sión béli­ca bus­ca alcan­zar obje­ti­vos. Entre ellos, el enemi­go israe­lí pre­ten­de cam­biar las reglas de con­fron­ta­ción y crear nue­vas líneas rojas, algo que no per­mi­ti­re­mos. Hablo de las reglas de con­fron­ta­ción en el solo fren­te liba­nés. Lo que está suce­dien­do en Gaza con­cier­ne a los pales­ti­nos.

Los muros no cam­bian las reglas de con­fron­ta­ción. En el año 2000, dije que solo nos preo­cu­pa la defen­sa de nues­tro país, el terri­to­rio liba­nés defi­ni­do por el Esta­do liba­nés. Y, por lo tan­to, nos some­te­mos a las deci­sio­nes del Esta­do liba­nés en rela­ción con la deli­mi­ta­ción de las fron­te­ras. La resis­ten­cia no se inter­fie­re en la deli­mi­ta­ción de las fron­te­ras; eso es una res­pon­sa­bi­li­dad del Esta­do. Y así, en rela­ción con el muro que pre­ten­den cons­truir los israe­líes en la fron­te­ra con el Líbano, le corres­pon­de al Esta­do liba­nés deci­dir si vio­la o no la sobe­ra­nía del Líbano. Sin embar­go, un comi­té del Ejér­ci­to liba­nés se reu­nió el año pasa­do y deci­dió que este muro sí vio­la la sobe­ra­nía del Líbano y el Esta­do liba­nés ha infor­ma­do a todas las poten­cias occi­den­ta­les de esta reali­dad y sus con­se­cuen­cias.

Cuan­do hablo sobre el cam­bio bus­ca­do por Israel en las reglas de con­fron­ta­ción, estoy hablan­do de un ata­que israe­lí den­tro del terri­to­rio liba­nés, un ase­si­na­to con­tra uno de nues­tros cua­dros den­tro del Líbano o con­tra un res­pon­sa­ble liba­nés. Enton­ces sí, nues­tra res­pues­ta será abier­ta.

Cual­quier ope­ra­ción israe­lí con­tra posi­cio­nes en el Líbano será para noso­tros una decla­ra­ción de gue­rra y eso sería la gue­rra. El pro­ble­ma de los israe­líes es que no saben cómo cal­cu­lar las con­se­cuen­cias de sus actos de agre­sión.

En este sen­ti­do, Netan­yahu está invo­lu­cra­do en casos de corrup­ción y está bus­can­do una ope­ra­ción que le per­mi­ta esca­par de la jus­ti­cia, has­ta el pun­to de que esta­ría lis­to para pro­vo­car una gue­rra inclu­so en Siria.

Aho­ra, advier­to a los israe­líes. Ellos deben temer que este hom­bre pue­da actuar y, por fal­ta de una eva­lua­ción, pue­da con­du­cir­les a una gue­rra gene­ral para la que noso­tros y todo el eje de resis­ten­cia esta­mos pre­pa­ra­dos.

Una ope­ra­ción de Netan­yahu con­tra el Líbano pare­ce impo­si­ble, pero pue­de juz­gar mal la situa­ción en Siria y Gaza y lan­zar un ata­que antes de las elec­cio­nes. En tal caso, Gaza tie­ne la inten­ción de defen­der­se con fir­me­za, por no decir de mane­ra deci­si­va.

Una últi­ma refe­ren­cia a los túne­les. La ope­ra­ción Escu­do del Nor­te ni siquie­ra mere­ció tal títu­lo. Se tra­tó sim­ples medi­das de segu­ri­dad mili­ta­res tra­di­cio­na­les. Ni siquie­ra per­tur­bó al Líbano o ni tam­po­co pro­vo­có una reso­lu­ción del Con­se­jo de Segu­ri­dad. Por lo tan­to, es un doble fra­ca­so. El Líbano ofi­cial­men­te, a tra­vés de las posi­cio­nes del jefe de Esta­do, el pri­mer minis­tro, el pre­si­den­te del Par­la­men­to, alia­dos y riva­les, per­ma­ne­ció uni­do. Todos apo­ya­ron al Líbano. Inclu­so Fran­cia y Kuwait expre­sa­ron posi­cio­nes a favor del Líbano. Esta ope­ra­ción no logró, pues, sus obje­ti­vos.

La estra­te­gia de defen­sa y los misi­les de alta pre­ci­sión

Esta­mos lis­tos para deba­tir nues­tra estra­te­gia de defen­sa en cual­quier momen­to. Algu­nos pien­san que tene­mos mie­do de dis­cu­tir­la. Por el con­tra­rio, esta­mos muy segu­ros de noso­tros mis­mos y en lo que hemos adqui­ri­do en los últi­mos años a tra­vés de nues­tras expe­rien­cias en Siria y por eso tene­mos en nues­tra bol­sa muchos argu­men­tos para defen­der esta estra­te­gia y esta­mos lis­tos para dis­cu­tir­la.

Las evo­lu­cio­nes en Siria ate­rro­ri­za­ron a Israel, razón por la cual Netan­yahu levan­ta la voz y hace tan­to rui­do. Debe­mos espe­rar que Netan­yahu levan­te el tono has­ta las elec­cio­nes legis­la­ti­vas.

En el pasa­do, los israe­líes temían que la resis­ten­cia tuvie­ra misi­les de mediano y lar­go alcan­ce, y duran­te la gue­rra de 2006 la resis­ten­cia ame­na­zó con ata­car «más allá de Hai­fa», es decir, ata­car a Tel. Aviv. Des­de enton­ces, los israe­líes han aban­do­na­do la idea de poder evi­tar que Hez­bo­lá posea tales misi­les.

Es por eso que los gene­ra­les israe­líes les han dicho a los israe­líes en muchas oca­sio­nes que en la pró­xi­ma gue­rra no se enga­ñen. No podrán tomar el té mien­tras la gue­rra está en otra par­te. Esta vez, todo Israel será el obje­ti­vo.

Con res­pec­to a los misi­les de alta pre­ci­sión, quie­ro decir que esta­mos en pose­sión de los mis­mos inde­pen­dien­te­men­te de si Netan­yahu mini­mi­za su can­ti­dad. Tene­mos los sufi­cien­tes para para­li­zar Israel.

Los misi­les de alta pre­ci­sión tie­nen un mar­gen de error de 5 a 15 metros, por lo que poseen una alta capa­ci­dad para ata­car bases mili­ta­res y aero­puer­tos. Le digo al pue­blo israe­lí: decid a vues­tros diri­gen­tes que per­mi­tan que Hez­bo­lá dis­pon­ga de misi­les de alta pre­ci­sión, por­que de esa mane­ra vues­tras vidas se sal­va­rán y los úni­cos obje­ti­vos serán los mili­ta­res.

Así que los argu­men­tos de Netan­yahu de que ata­ca Siria para evi­tar que Hez­bo­lá adquie­ra misi­les de alta pre­ci­sión son nulos. Esto ya está hecho. La resis­ten­cia tie­ne misi­les de alta pre­ci­sión. No diré más de esto ni su can­ti­dad, pero sí digo que tene­mos los sufi­cien­tes como para apun­tar a todos los pun­tos sen­si­bles de Israel.

Las acu­sa­cio­nes de Netan­yahu de que tene­mos estos misi­les en han­ga­res en el Líbano han demos­tra­do ser total­men­te erró­neas por­que el Esta­do liba­nés ha invi­ta­do a los diplo­má­ti­cos occi­den­ta­les y los medios de comu­ni­ca­ción a veri­fi­car las acu­sa­cio­nes de Netan­yahu.

Dos pro­ble­mas en Siria: el Este del Éufra­tes e Idleb

Pode­mos hablar de una gran vic­to­ria y esta­mos en la fase final de la con­clu­sión de esta vic­to­ria, pero que­dan las cues­tio­nes del Este del Éufra­tes e Idleb. Todas las ame­na­zas serias a las que hici­mos fren­te des­de 2011 ya no exis­ten, y hoy Siria dis­fru­ta de una exce­len­te situa­ción en com­pa­ra­ción con el comien­zo de la gue­rra.

El pro­ble­ma del Este del Éufra­tes está rela­cio­na­do con Esta­dos Uni­dos, Tur­quía y los kur­dos. Hay dos dos­siers, pues, en el nivel de segu­ri­dad.

Al Este del Éufra­tes las uni­da­des kur­das apo­ya­das por Esta­dos Uni­dos bus­ca­ron esta­bi­li­zar su pre­sen­cia. Ade­más, que­rían nego­ciar con el gobierno de Siria, impo­nien­do con­di­cio­nes muy one­ro­sas. Pero tam­bién, los kur­dos tie­nen difi­cul­ta­des; quie­ren inte­grar sus uni­da­des arma­das den­tro del Ejér­ci­to sirio. Esto plan­tea un pro­ble­ma para Tur­quía, que con­si­de­ra esta mili­cia arma­da es una ame­na­za para su segu­ri­dad nacio­nal, y para Siria, cuyo Ejér­ci­to es de una cul­tu­ra dife­ren­te a la que impreg­na la mili­cia kur­da. Y los kur­dos se sien­ten ame­na­za­dos por Tur­quía.

El con­flic­to iba a esta­llar entre Trump y Erdo­gan, pero Esta­dos Uni­dos deci­dió aban­do­nar a los kur­dos reti­rán­do­se del Este del Éufra­tes… Y deja­ron en manos de Tur­quía la facul­tad de arre­glar la cues­tión kur­da deján­do­le la liber­tad de pene­trar en terri­to­rio sirio, pero obvia­ron que enfren­te de los tur­cos esta­ba Rusia.

Erdo­gan fue a en Mos­cú y a su regre­so, recor­dó el acuer­do de Ada­na, fir­ma­do en el tiem­po de Hafez al Assad, para resol­ver el pro­ble­ma del PKK. Erdo­gan reco­no­ció que la solu­ción es exten­der las fuer­zas del Ejér­ci­to sirio a lo lar­go de la fron­te­ra para resol­ver el pro­ble­ma kur­do entre Siria y Tur­quía. Al este del Éufra­tes, creo que el Daesh será eli­mi­na­do por uni­da­des kur­das y el Ejér­ci­to sirio y sus alia­dos. Cuan­do se erra­di­que el Daesh, nos tran­qui­li­za­re­mos… Y Siria se tran­qui­li­za­rá más.

Con res­pec­to a Idleb, el Fren­te al Nus­ra y otros gru­pos terro­ris­tas han libra­do allí bata­llas encar­ni­za­das. Idleb es una car­ta de nego­cia­ción para Tur­quía. Sin embar­go, el con­trol de la pro­vin­cia está aho­ra en manos del Fren­te al Nus­ra y esto ha deja­do a Tur­quía en una posi­ción emba­ra­zo­sa, ya que Al Nus­ra está ins­cri­to en la lis­ta de orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas de la ONU.

Tur­quía que­ría que Al Nus­ra se disol­vie­ra y per­die­ra su estruc­tu­ra de mili­cia, pero eso no es posi­ble pues­to que su ideo­lo­gía y la men­ta­li­dad de sus com­ba­tien­tes no lo per­mi­ten. Y, por tan­to, la cues­tión de Idleb es com­pli­ca­da y está lejos de ser resuel­ta.

Tur­quía debe encon­trar una solu­ción o, en otro caso, Siria esco­ge­rá lle­var a cabo una ofen­si­va con­tra Al Nus­ra para libe­rar su terri­to­rio y se pro­du­ci­rá así una solu­ción mili­tar.

Reti­ra­da de EEUU de Siria

Cuan­do Trump habla de reti­rar­se de Siria, él es hones­to, por­que el año que vie­ne tie­ne elec­cio­nes y quie­re cum­plir sus pro­me­sas de cam­pa­ña, inclu­so cuan­do dijo que si hay que defen­der a la Unión Euro­pea esta debe­ría pagar. Trump es fran­co y direc­to. Su len­gua­je es cru­do y arro­gan­te, sin duda, a dife­ren­cia de Oba­ma, que sabía esco­ger las pala­bras y, por lo tan­to, no podía­mos adi­vi­nar la esen­cia de su pen­sa­mien­to. Trump es muy arro­gan­te y quie­re que todos sus alia­dos paguen el pre­cio del apo­yo esta­dou­ni­den­se. El dine­ro es el úni­co lema que cono­ce y entien­de. Y, así, encuen­tra que toda la polí­ti­ca de Esta­dos Uni­dos en el Orien­te Medio es cara.

Como resul­ta­do, los tali­ba­nes anun­cia­ron, des­pués de las nego­cia­cio­nes con res­pon­sa­bles esta­dou­ni­den­ses, un borra­dor de acuer­do para orga­ni­zar la sali­da de todas las fuer­zas extran­je­ras en Afga­nis­tán. En otras pala­bras, ¡Trump aban­do­na Afga­nis­tán en favor de los tali­ba­nes!

Cuan­do Trump anun­ció su reti­ro incon­di­cio­nal de Siria, su secre­ta­rio de defen­sa Mat­tis reac­cio­nó con dure­za, rogán­do­le que le con­ce­die­ra seis meses antes de eje­cu­tar su deci­sión, con el obje­ti­vo de ase­gu­rar un reti­ro de las tro­pas esta­dou­ni­den­ses a cam­bio de algo.

Y así, Esta­dos Uni­dos habla­ron con Rusia y dije­ron que esta­ban lis­tos para salir de Siria si las fuer­zas ira­níes lo hacían tam­bién.

Los rusos envia­ron una dele­ga­ción a Irán para noti­fi­car esto a Roha­ni y otra a Damas­co para hablar con Bashar al Assad. Roha­ni con­tac­tó con­mi­go y le dije que, con o sin vues­tra pre­sen­cia en Siria, Esta­dos Uni­dos se reti­ra­rá.

Y, así, los ira­níes recha­za­ron la con­di­ción indi­can­do que mien­tras la ame­na­za terro­ris­ta esté pre­sen­te en Siria, su deber es con­ti­nuar la lucha mien­tras Damas­co lo desee. Por su par­te, Bashar al Assad res­pon­dió que inclu­so si los ira­níes hubie­ran acor­da­do reti­rar­se de Siria, él los ins­ta­ría a que­dar­se. Por su lado, Rusia no ha ejer­ci­do nin­gu­na pre­sión en este tema.

Trump se dio cuen­ta de que esta ini­cia­ti­va fra­ca­só, pero cum­plió su pro­me­sa y anun­ció el reti­ró de Siria, no para com­pla­cer al pue­blo sirio, sino para redu­cir sus gas­tos. De hecho, solo le intere­sa Israel y algu­nas líneas rojas, dijo. Él afir­mó ade­más que podía man­te­ner el con­trol sobre esta región a tra­vés de la avia­ción mili­tar.

Dicho esto, la deci­sión de Trump de sacar a las tro­pas esta­dou­ni­den­ses de la región es una admi­sión del fra­ca­so de Esta­dos Uni­dos. Él se ha pre­gun­ta­do públi­ca­men­te, en muchas oca­sio­nes, ¿has­ta cuán­do con­ti­nua­re­mos jugan­do a ser los gen­dar­mes de Orien­te Medio?

Esta deci­sión de reti­rar­se pro­vo­có un terre­mo­to entre los alia­dos ára­bes de Esta­dos Uni­dos, como los paí­ses del Gol­fo, espe­cial­men­te Ara­bia y los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos, que se sin­tie­ron deses­pe­ra­dos y algu­nos comen­za­ron a acu­dir a Siria para res­tau­rar sus rela­cio­nes.

Las orga­ni­za­cio­nes kur­das vinie­ron al Líbano, se reu­nie­ron con noso­tros y lue­go fue­ron a Rusia por­que tam­bién se sin­tie­ron aban­do­na­dos por Esta­dos Uni­dos.

Sudán visi­tó Siria a peti­ción de Ara­bia Sau­dí para mediar y pre­pa­rar el terreno para la nor­ma­li­za­ción de las rela­cio­nes, y los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos reabrie­ron su emba­ja­da en enero debi­do al anun­cio de la reti­ra­da de Esta­dos Uni­dos de Siria y la renun­cia de Mat­tis.

Estos paí­ses se vie­ron obli­ga­dos a reha­cer sus cálcu­los, por lo que se reali­zó una reu­nión en los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos al nivel más alto entre res­pon­sa­bles sau­díes y emi­ra­tíes para reeva­luar la situa­ción.

Las con­clu­sio­nes a las que lle­ga­ron al final de esta reu­nión fue­ron que todo lo que habían inver­ti­do en Siria había bene­fi­cia­do a Erdo­gan y que la gue­rra de Siria ter­mi­nó con un for­ta­le­ci­mien­to de la posi­ción de Bashar al Assad. El eje de la resis­ten­cia ha gana­do en Siria. Per­ma­ne­cen los kur­dos, pero los tur­cos ame­na­zan con entrar a Siria, espe­cial­men­te por­que Esta­dos Uni­dos les dio luz ver­de y, por lo tan­to, para los paí­ses del Gol­fo, la pri­me­ra ame­na­za ya no es Irán sino Tur­quía.

Y por una bue­na razón: Irán es shií y no ten­drá tan­ta influen­cia en sus paí­ses, mien­tras que Tur­quía es sun­ní, por lo que tie­ne más influen­cia en la mayo­ría de paí­ses de Orien­te Medio y esto favo­re­ce al eje com­pues­to de Qatar, los Her­ma­nos Musul­ma­nes y Tur­quía, y eso no intere­sa a Ara­bia Sau­dí y los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos, y menos aún a Egip­to.

Siria se negó a acep­tar soli­ci­tar su pro­pio regre­so a la Liga Ára­be y exi­ge que sean los que la expul­sa­ron los que la invi­ten a regre­sar con una dis­cul­pa.

En Esta­dos Uni­dos, los ase­so­res infor­ma­ron a Trump que los alia­dos se esta­ban vol­vien­do hacia Rusia, por lo que tomó la deci­sión de enviar a Pom­peo a reco­rrer la región para «levan­tar la moral» de los alia­dos ára­bes.

Pom­peo envió a su envia­do al Líbano para impul­sar la moral de los pro-esta­dou­ni­den­ses. Pero les ase­gu­ró que Esta­dos Uni­dos aban­do­na­rá la región y aban­do­na­rá Afga­nis­tán y deja­rá a este país bajo el con­trol de los tali­ba­nes, que están en su lis­ta de terro­ris­tas. ¿No es esto un fra­ca­so? Trump no lucha­rá por los intere­ses de MBS ni de nadie.

No habrá gue­rra esta­dou­ni­den­se en la región. Todo lo que quie­ren hacer es reu­nir a los ára­bes para recrear un fren­te con­tra Irán…

Esta­dos Uni­dos no ha ofre­ci­do garan­tías a los ára­bes sobre Tur­quía en Siria. Este es el gran pro­ble­ma para los paí­ses del Gol­fo.

Israel y Siria en el con­tex­to regio­nal

Por su par­te, Netan­yahu inten­ta pre­sen­tar­se como vic­to­rio­so por sus visi­tas a algu­nos paí­ses ára­bes, aun­que solo ha cose­cha­do derro­tas allí don­de ha inter­ve­ni­do.

Apos­tó por la caí­da del régi­men sirio, apos­tó por la derro­ta del Ejér­ci­to sirio, apos­tó por la vic­to­ria de los tak­fi­ris ofre­cién­do­les apo­yo médi­co y mili­tar, etc.

Su obje­ti­vo de derro­car a Assad no se ha mate­ria­li­za­do, pri­mer fra­ca­so.

El segun­do fra­ca­so fue que qui­so, a tra­vés de sus ata­ques en Siria, impe­dir que Hez­bo­lá obtu­vie­ra misi­les de alta pre­ci­sión.

Su ter­cer fra­ca­so fue que qui­so pro­vo­car la sali­da de las fuer­zas ira­níes de Siria. En otras pala­bras, todas sus ilu­sio­nes se han veni­do aba­jo en Siria.

Hoy, ame­na­za con expul­sar a los ira­níes de Siria.¿Hasta dón­de pue­de ir? Lo que ha ocu­rri­do recien­te­men­te es una evo­lu­ción seria, y es por eso que dije que podría juz­gar mal la reac­ción de Siria y del eje de resis­ten­cia a los ata­ques de Israel.

Como Netan­yahu siem­pre toma en cuen­ta las líneas rojas de la con­fron­ta­ción, evi­ta matar a nues­tros com­ba­tien­tes, ata­ca las bases mili­ta­res sirias y tra­ta de evi­tar cau­sar bajas entre los ira­níes.

Para noso­tros, la prio­ri­dad era no entrar en una con­fron­ta­ción con los israe­líes por­que está­ba­mos ocu­pa­dos en la gue­rra en Siria, pero hoy la situa­ción es muy dife­ren­te. Hoy, el Ejér­ci­to sirio es muy pode­ro­so. La defen­sa anti­aé­rea siria es más capaz que nun­ca y en Irán la situa­ción está con­tro­la­da. Por lo tan­to, los gene­ra­les advier­ten a Netan­yahu de la posi­bi­li­dad de pro­vo­car una gue­rra.

Pido a Netan­yahu que man­ten­ga la cal­ma. La no res­pues­ta de Siria a los ata­ques israe­líes era una deci­sión polí­ti­ca, con­for­me a las prio­ri­da­des del momen­to, pero ya todo es posi­ble. Esta res­pues­ta tie­ne opcio­nes abier­tas.

27 de enero de 2019

Fuen­te: https://​french​.alma​nar​.com​.lb/​1​2​2​9​362

En cas­te­llano: http://​www​.resu​men​la​ti​no​ame​ri​cano​.org/​2​0​1​9​/​0​1​/​2​8​/​h​a​b​l​a​-​e​l​-​l​i​d​e​r​-​d​e​-​h​e​z​b​o​l​a​h​-​h​a​s​s​a​n​-​n​a​s​r​a​l​a​-​s​i​-​h​a​y​-​t​u​n​e​l​e​s​-​s​i​-​t​e​n​e​m​o​s​-​m​i​s​i​l​e​s​-​d​e​-​a​l​t​a​-​p​r​e​c​i​s​i​o​n​-​y​-​s​i​-​r​e​s​p​o​n​d​e​r​e​m​o​s​-​a​-​u​n​-​a​t​a​q​u​e​-​i​s​r​a​e​l​i​-​c​o​n​t​r​a​-​e​l​-​l​i​b​a​no/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *