Ante el nue­vo movi­mien­to de peo­nes de la oli­gar­quía: Aho­ra más que nun­ca ¡A luchar por la libe­ra­ción de Anda­lu­cía!

Ante el nue­vo esce­na­rio polí­ti­co sur­gi­do tras el 2D la Comi­sión Nacio­nal de Nación Anda­lu­za quie­re mani­fes­tar:

  1. 1. Los resul­ta­dos de las elec­cio­nes auto­nó­mi­cas anda­lu­zas del pasa­do 2D han gene­ra­do una situa­ción de alar­ma. Para Nación Anda­lu­za el adve­ni­mien­to del neo­fas­cis­mo a las ins­ti­tu­cio­nes no ha sido algo espon­tá­neo. Siem­pre ha esta­do ahí, a la expec­ta­ti­va, espe­ran­do a ser acti­va­do por los due­ños del table­ro cuan­do fue­ra nece­sa­rio. Pre­sen­te en los con­se­jos de admi­nis­tra­ción de las empre­sas, en las direc­cio­nes de los par­ti­dos del Régi­men, en los cuar­te­les mili­ta­res y de Fuer­zas de Segu­ri­dad del Esta­do, en las igle­sias, en los tri­bu­na­les de jus­ti­cia y en los medios de comu­ni­ca­ción, ocul­tos para no asus­tar a aque­llos que se cre­ye­ron los can­tos de sire­na de la «demo­cra­cia» bur­gue­sa. Las cla­ses domi­nan­tes han movi­do de nue­vo sus peo­nes en el table­ro del aje­drez polí­ti­co pero estos movi­mien­tos de peo­nes no son nue­vos. Hace pocos años ya nos ofre­cie­ron una juga­da magis­tral. Ante la cri­sis eco­nó­mi­ca ini­cia­da en el 2008 y las pro­tes­tas socia­les pre­vi­si­bles, se pro­pi­ció la irrup­ción de un par­ti­do que aglu­ti­na­ra el males­tar social, des­mo­vi­li­za­ra a las cla­ses popu­la­res y la inte­gra­ra en las ins­ti­tu­cio­nes a tra­vés de la creen­cia en un cam­bio «de la ley a la ley», sin esfuer­zos ni sacri­fi­cios, man­te­nien­do la paz social tan nece­sa­ria para que el capi­tal con­ti­nua­ra incre­men­tan­do sus bene­fi­cios. Una manio­bra que sir­vió en nues­tro país para neu­tra­li­zar y para­li­zar el pro­ce­so en cier­nes de con­for­ma­ción de una izquier­da sobe­ra­nis­ta anda­lu­za de carác­ter rup­tu­ris­ta y revo­lu­cio­na­rio.

    En esta coyun­tu­ra social de des­mo­vi­li­za­ción y des­en­can­to la izquier­da del régi­men del 78 ha per­di­do toda cre­di­bi­li­dad por su cola­bo­ra­ción en el man­te­ni­mien­to del capi­ta­lis­mo en su fase impe­ria­lis­ta, por su fal­ta de lucha con­tra la oli­gar­quía y con­tra las ins­ti­tu­cio­nes que las man­tie­nen, irrum­pe la ultra­de­re­cha. Una ultra­de­re­cha que es mani­fes­ta­ción de des­con­ten­to de sec­to­res de la peque­ña y media­na bur­gue­sía y de pro­fun­da alie­na­ción de un sec­tor la cla­se tra­ba­ja­do­ra, des­ar­ma­da ideo­ló­gi­ca­men­te por la izquier­da del Régi­men que expre­sa su des­con­ten­to con el sis­te­ma y con la ges­tión neo­li­be­ral de la izquier­da sis­té­mi­ca de esta for­ma.

  2. 2. Des­de el ini­cio de la cri­sis eco­nó­mi­ca en 2007, las oli­gar­quías finan­cie­ras (Ibex 35, ban­ca, etc) ha tra­ba­ja­do en dos direc­cio­nes:

    1. Des­mo­vi­li­zar a la cla­se tra­ba­ja­do­ra a tra­vés de los par­ti­dos de la «izquier­da» del Régi­men, hacién­do­le creer que sus pro­ble­mas se iban a solu­cio­nar en las urnas, con­si­guien­do la «paz social» tan nece­sa­ria para el bene­fi­cio capi­ta­lis­ta, mien­tras gana­ban tiem­po para ir for­jan­do un par­ti­do que reco­gie­ra las nece­si­da­des de la bur­gue­sía espa­ño­la.

    2. Bus­car sus­ti­tu­tos a los vie­jos par­ti­dos PSOE y PP, amor­ti­za­dos por déca­das de recon­ver­sio­nes indus­tria­les, recor­tes socia­les, leyes repre­si­vas, refor­mas labo­ra­les, res­ca­tes a ban­cos, etc. Por otros que pon­gan en mar­cha con mayor vigor polí­ti­cas de ajus­tes socia­les y una recen­tra­li­za­ción del Esta­do nece­sa­rios para que las cla­ses domi­nan­tes con­ti­núe­nau­men­tan­do sus tasas de ganan­cia, al mis­mo tiem­po que imple­men­tan polí­ti­cas más repre­si­vas con­tra terri­to­rios y orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas «moles­tas». En el caso de VOX, la ayu­da del capi­tal a tra­vés de sus medios de comu­ni­ca­ción ha sido evi­den­te: nun­ca antes (a excep­ción de Pode­mos por los moti­vos que hemos rese­ña­do) un par­ti­do sin repre­sen­ta­ción ins­ti­tu­cio­nal había teni­do el pro­ta­go­nis­mo mediá­ti­co que ha teni­do VOX.

  3. 3. La cam­pa­ña rea­li­za­da por Nación Anda­lu­za, basa­da en el tra­ba­jo mili­tan­te y el com­pro­mi­so de muchas anda­lu­zas que cola­bo­ra­ron en las can­di­da­tu­ras, ha arro­ja­do algo más de 5000 votos. Supe­ra­ba así el núme­ro de votos con­se­gui­dos la últi­ma vez que con­cu­rri­mos a unas elec­cio­nes (en 2004 en coa­li­ción con otras fuer­zas) y pone un nue­vo techo al desa­rro­llo de bases mili­tan­tes y cua­dros polí­ti­cos de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta anda­lu­za. Si tene­mos en cuen­ta las cir­cuns­tan­cias en las que tuvo lugar el pro­ce­so elec­to­ral: redu­ci­do pre­su­pues­to, blo­queo infor­ma­ti­vo en los medios de comu­ni­ca­ción de masas, cam­pa­ña de lar­ga dura­ción del cho­vi­nis­mo espa­ño­lis­ta, ausen­cia de pape­le­tas de Nación Anda­lu­za en cole­gios elec­to­ra­les de diver­sas loca­li­da­des media­nas y peque­ñas, usur­pa­ción de sím­bo­los y refe­ren­cias nacio­na­les anda­lu­zas por la izquier­da espa­ño­lis­ta, inte­gra­ción de par­te del sobe­ra­nis­mo refor­mis­ta en una can­di­da­tu­ra esta­tal… Los más de 5000 votos a Nación Anda­lu­za han sido un ejer­ci­cio mili­tan­te que evi­den­cia la exis­ten­cia de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta anda­lu­za repar­ti­da por los 780 muni­ci­pios anda­lu­ces que es urgen­te orga­ni­zar.

  4. 4. La estra­te­gia a seguir en el nue­vo con­tex­to polí­ti­co sur­gi­do de las elec­cio­nes auto­nó­mi­cas, don­de es pro­ba­ble que gobier­ne el espa­ño­lis­mo sin care­ta, debe estar basa­da en las estra­te­gias lle­va­das a cabo has­ta el momen­to. Estas líneas de actua­ción estra­té­gi­cas se basan en dos pila­res fun­da­men­ta­les: la uni­dad de acción con fuer­zas del ámbi­to sobe­ra­nis­ta y la uni­dad de acción con fuer­zas anti­ca­pi­ta­lis­tas.

El papel de la mili­tan­cia de Nación Anda­lu­za en este nue­vo perio­do debe ser:

  • Argu­men­tar la rela­ción entre espa­ño­lis­mo y fas­cis­mo, seña­lan­do a todos los par­ti­dos y colec­ti­vos que con su acción u omi­sión han ali­men­ta­do o nor­ma­li­za­do el dis­cur­so racis­ta y xenó­fo­bo. La dere­cha y la izquier­da sis­té­mi­ca y el «cons­ti­tu­cio­na­lis­mo» espa­ñol ‑en el que se inclu­ye Pode­mos e IU por sus accio­nes y por sus omi­sio­nes- son los crea­do­res del neo­fas­cis­mo que se ha ini­cia­do en nues­tro país, uno de las nacio­nes del Esta­do don­de las con­tra­dic­cio­nes de cla­se se mues­tran con su peor cara para la cla­se tra­ba­ja­do­ra.

  • Impul­sar y tra­ba­jar en las pla­ta­for­mas anti­fas­cis­tas y/​o pro­mo­ver acuer­dos con las orga­ni­za­cio­nes de cla­se, tan­to polí­ti­cas como sin­di­ca­les o socia­les y cul­tu­ra­les, enfo­can­do la lucha anti­fas­cis­ta a la raíz del pro­ble­ma, el capi­ta­lis­mo y su sis­te­ma de domi­na­ción en nues­tra nación: el Esta­do espa­ñol.

  • Tene­mos que ejer­cer una abier­ta defen­sa de las ins­ti­tu­cio­nes anda­lu­zas y de sus com­pe­ten­cias pro­po­nien­do nues­tro pro­pio mode­lo en con­tra­po­si­ción al mode­lo espa­ño­lis­ta del PSOE y a supre­sión por recen­tra­li­za­ción que plan­tea Ciu­da­da­nos y Vox. Nues­tro mode­lo de Canal Sur, de ges­tión de la Edu­ca­ción, de la Sani­dad, de la ley de Memo­ría His­tó­ri­ca… Es abso­lu­ta­men­te con­tra­rio al que el PSOE y sus acom­pa­ñan­tes han prac­ti­ca­do en estos 40 años de Esta­tu­to de la depen­den­cia que ha con­tri­buí­do a la apa­ri­ción de Vox.

  • Impul­sar un gran Blo­que Popu­lar Anda­luz Anti­fas­cis­ta coor­di­na­do y ver­te­bra­do por dis­tin­tas pla­ta­for­mas y orga­ni­za­cio­nes en torno a la denun­cia del fas­cis­mo como pro­duc­to del españolismo/​capitalismo/​patriarcado impe­ran­te en Anda­lu­cía.

  • Pro­fun­di­zar el tra­ba­jo ideo­ló­gi­co y estra­té­gi­co. Se hace nece­sa­rio tra­ba­jar sobre un desa­rro­llo ter­mi­no­ló­gi­co y comu­ni­ca­cio­nal adap­ta­do a las cir­cuns­tan­cias actua­les que nos doten de herra­mien­tas de comu­ni­ca­ción y aná­li­sis que nos per­mi­tan enfren­tar los retos de un nue­vo tiem­po que vie­ne mar­ca­do por un fas­cis­mo pro­pa­gan­dís­ti­co, encu­bier­to tras unos medios de comu­ni­ca­ción.

¡Anda­lu­cía sera la tum­ba del espa­ño­lis­mo y el fas­cis­mo!

¡Hacia la libe­ra­ción de Anda­lu­cía!

Reso­lu­ción de la Comi­sión Nacio­nal de Nación Anda­lu­za

Anda­lu­cía, 16 de diciem­bre de 2018

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *