Marx, transporte, trabajo productivo

Michael Hus­son escri­bió un artícu­lo¿Qué es empleo pro­duc­ti­vo?”, que fue publi­ca­do en el sitio Al’encontre (http://​alen​con​tre​.org/​l​a​u​n​e​/​e​c​o​n​o​m​i​e​-​p​o​l​i​t​i​q​u​e​-​q​u​e​s​t​-​c​e​-​q​u​u​n​-​e​m​p​l​o​i​-​u​t​i​l​e​.​h​tml) y tra­du­ci­do en Vien­to Sur (https://​www​.vien​to​sur​.info/​s​p​i​p​.​p​h​p​?​a​r​t​i​c​l​e​1​4​372).

A mí me lle­gó por gen­ti­le­za de Corres­pon­den­cia de pren­sa, que admi­nis­tra Ernes­to Herre­ra (apro­ve­cho para agra­de­cer a Ernes­to por el tra­ba­jo de difu­sión que rea­li­za de artícu­los de gen­te de izquier­da y pro­gre­sis­ta).

Si bien dis­cre­po con el enfo­que gene­ral que pre­sen­ta Hus­son, en esta nota solo quie­ro pre­ci­sar la noción de Marx con res­pec­to al tra­ba­jo en el trans­por­te, y su dife­ren­cia con el tra­ba­jo apli­ca­do a la com­pra y ven­ta de mer­can­cías.

Hus­son escri­be:

El tra­ba­jo impro­duc­ti­vo es en con­se­cuen­cia defi­ni­do [por Marx] como tra­ba­jo “que no se inter­cam­bia por capi­tal”. […] Por lo tan­to, se supo­ne que solo es pro­duc­ti­vo el tra­ba­ja­dor que le da una plus­va­lía al capi­ta­lis­ta o cuyo tra­ba­jo fecun­da al capi­tal. Sin embar­go, Marx adop­ta en otra par­te una defi­ni­ción más estre­cha; por ejem­plo, el tra­ba­jo en el comer­cio o el trans­por­te es para él impro­duc­ti­vo: “las fun­cio­nes puras del capi­tal en la esfe­ra de la cir­cu­la­ción no pro­du­cen valor ni plus­va­lía” (énfa­sis agre­ga­do).

La reali­dad sin embar­go es que Marx no defi­ne al tra­ba­jo apli­ca­do al trans­por­te como impro­duc­ti­vo, sino como pro­duc­ti­vo. En este sen­ti­do, lo dife­ren­cia del tra­ba­jo apli­ca­do al comer­cio, en tan­to se refie­ra al que se ocu­pa exclu­si­va­men­te del acto de com­pra o ven­ta. La cues­tión tie­ne cier­ta impor­tan­cia por­que se vin­cu­la con la teo­ría del valor y del plus­va­lor. Para enten­der por qué, es nece­sa­rio recor­dar que, si no gene­ra algún valor de uso, el tra­ba­jo no gene­ra valor. Des­pués de todo, el valor de uso es la base mate­rial del valor, y su con­di­ción de exis­ten­cia (con­di­ción nece­sa­ria, aun­que no sufi­cien­te).

Es por eso que el acto de ven­ta, o de com­pra, no gene­ra valor, aun­que impli­que gas­to humano de ener­gía. La trans­for­ma­ción de la mer­can­cía A en 100 dóla­res esta­dou­ni­den­ses cons­ti­tu­ye un cam­bio de for­ma social del valor –de mer­can­cía a dine­ro– que como tal no modi­fi­ca su valor de uso, y por lo tan­to no aumen­ta un ápi­ce el valor de A. Por eso, ese tra­ba­jo de ven­ta es, en la con­cep­ción de Marx, impro­duc­ti­vo. Una impli­ca­ción de esto es que el valor, y la plus­va­lía, no pue­den ori­gi­nar­se en la ven­ta, como pre­ten­de bue­na par­te de la lite­ra­tu­ra bur­gue­sa. Por eso tam­bién sos­ten­go, en opo­si­ción al enfo­que de Hus­son, que la dis­tin­ción, de Marx, entre tra­ba­jo pro­duc­ti­vo e impro­duc­ti­vo, jue­ga un rol impor­tan­te en la crí­ti­ca de la socie­dad capi­ta­lis­ta. Y tam­bién para argu­men­tar a favor de una socie­dad socia­lis­ta. Por ejem­plo, para mos­trar cómo una reor­ga­ni­za­ción cons­cien­te y pla­ni­fi­ca­da por los mis­mos pro­duc­to­res del tra­ba­jo, pue­de eli­mi­nar muchas for­mas de tra­ba­jo cuya nece­si­dad solo está deter­mi­na­da por la exis­ten­cia del mer­ca­do y de la for­ma valor.

El tra­ba­jo del trans­por­te, en cam­bio, sí es pro­duc­ti­vo, según el enfo­que de Marx. La cues­tión es tra­ta­da por Marx en el capí­tu­lo 6 del tomo II deEl Capi­tal. En un apar­ta­do de ese capí­tu­lo dedi­ca­do al trans­por­te, Marx seña­la que la masa de pro­duc­tos no aumen­ta por el hecho de ser trans­por­ta­da. Sin embar­go, el valor de uso de las cosas se rea­li­za con su con­su­mo, y este exi­ge muchas veces su des­pla­za­mien­to de lugar. Por lo tan­to, aquí hay un pro­ce­so adi­cio­nal de pro­duc­ción, que corres­pon­de a la indus­tria del trans­por­te. Escri­be: «El capi­tal pro­duc­ti­vo inver­ti­do en ella [la indus­tria del trans­por­te] aña­de así valor a los pro­duc­tos trans­por­ta­dos, en par­te por trans­fe­ren­cia de valor de los medios de trans­por­te, en par­te por el agre­ga­do de valor que pro­por­cio­na el tra­ba­jo en el trans­por­te» (aho­ra mis­mo no ten­go a mano una edi­ción en cas­te­llano del tomo 2, cito de la edi­ción ale­ma­na, p. 151, t. 2, Frank­furt 1977; pero cual­quie­ra pue­de com­pro­bar con el tex­to en cas­te­llano; el énfa­sis está agre­ga­do).

Es ele­men­tal que si Marx afir­ma­ba que el tra­ba­jo en trans­por­te agre­ga valor a la mer­can­cía, no lo con­si­de­ra­ba impro­duc­ti­vo. Inclu­so, poco más aba­jo de la cita ante­rior, seña­la que con la indus­tria del trans­por­te suce­de lo mis­mo que en cual­quier otra indus­tria, la pro­duc­ti­vi­dad del tra­ba­jo y su crea­ción de valor están en rela­ción inver­sa (véa­se, ibid.). Y en la pági­na siguien­te pre­ci­sa que la masa abso­lu­ta de valor que el trans­por­te agre­ga a las mer­can­cías está, si se man­tie­nen las mis­mas cir­cuns­tan­cias, en rela­ción inver­sa con la fuer­za pro­duc­ti­va de la indus­tria del trans­por­te y en rela­ción direc­ta a las dis­tan­cias a reco­rrer.

No entien­do enton­ces cómo Hus­son pue­de sos­te­ner que Marx con­si­de­ra­ba al tra­ba­jo del trans­por­te impro­duc­ti­vo, y que lo ubi­ca­ba en el mis­mo nivel que el tra­ba­jo dedi­ca­do a la com­pra y ven­ta, esto es, el tra­ba­jo «pura­men­te comer­cial».

Por últi­mo, para el lec­tor que le intere­se seguir con el tema, he tra­ta­do la dis­tin­ción entre tra­ba­jo pro­duc­ti­vo e impro­duc­ti­vo –por cier­to, con un enfo­que muy dis­tin­to al de Hus­son– aquí.

Rolan­do Asta­ri­ta

18 de noviem­bre de 2018

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: