Secre­ta­rio Gene­ral del FPLP: «Recons­truir la resis­ten­cia median­te el movi­mien­to popu­lar»

[Entre­vis­ta de Ste­fano Mau­ro con el secre­ta­rio gene­ral del FPLP, encar­ce­la­do en Israel, en cola­bo­ra­ción con el dia­rio ita­liano Il Mani­fes­to y la red de pre­sos y pre­sas de dicha orga­ni­za­ción pales­ti­na.]

Encar­ce­la­do en Jeri­có por la Auto­ri­dad Pales­ti­na tras el ase­si­na­to de un minis­tro israe­lí como repre­sa­lia al de Abou Ali Mus­ta­fa, enton­ces secre­ta­rio gene­ral del FPLP, Ahmed Saa­dat fue secues­tra­do por las tro­pas israe­líes en 2006 y con­de­na­do a trein­ta años de pri­sión. Una cam­pa­ña inter­na­cio­nal deman­da su libe­ra­ción.

¿Cómo eva­lúa usted la situa­ción actual en los terri­to­rios ocu­pa­dos o la acti­tud de la admi­nis­tra­ción Trump?

Vemos a los Esta­dos Uni­dos y a la admi­nis­tra­ción Trump como una poten­cia peli­gro­sa, no solo para el pue­blo pales­tino, sino para todos los pue­blos del mun­do. La úni­ca dife­ren­cia entre Trump y las admi­nis­tra­cio­nes pre­ce­den­tes es que Trump mues­tra cla­ra­men­te el ver­da­de­ro ros­tro del capi­ta­lis­mo y del impe­ria­lis­mo. La deci­sión de Trump de reco­no­cer Jeru­sa­lén como capi­tal del Esta­do israe­lí y de trans­fe­rir la emba­ja­da de Tel-Aviv es la con­ti­nua­ción natu­ral de los cien años de colo­ni­za­ción en Pales­ti­na, tras la decla­ra­ción Bal­four (1917), con el obje­ti­vo de supri­mir los dere­chos de las y los pales­ti­nos y de ace­le­rar la lim­pie­za étni­ca de nues­tro pue­blo, en par­ti­cu­lar en lo que se refie­re a Jeru­sa­lén. Toda la gen­te pales­ti­na recha­za y lucha con­tra las ten­ta­ti­vas de Trump para eli­mi­nar la cues­tión pales­ti­na. Nues­tro pue­blo resis­te a esta ten­ta­ti­va no solo con pala­bras, sino con hechos como la «Gran Mar­cha del Retorno» de Gaza, una ver­da­de­ra revuel­ta popu­lar, en la que par­ti­ci­pa el FPLP, simi­lar al espí­ri­tu de la pri­me­ra Inti­fa­da.

¿Qué estra­te­gia per­mi­ti­ría hoy la recons­truc­ción de un pode­ro­so movi­mien­to de libe­ra­ción pales­tino?

El deber prin­ci­pal es la recons­truc­ción y la reuni­fi­ca­ción del movi­mien­to de libe­ra­ción nacio­nal de Pales­ti­na. El obje­ti­vo es poner Pales­ti­na, por enési­ma vez, en la vía de la libe­ra­ción reafir­man­do la esen­cia mis­ma de la lucha pales­ti­na. Esto con­cier­ne prin­ci­pal­men­te al retorno de las per­so­nas refu­gia­das y la cons­truc­ción de un úni­co Esta­do libre, demo­crá­ti­co y lai­co en Pales­ti­na ‑no el de las fron­te­ras de 1967- en el que todo ciu­da­dano o ciu­da­da­na pue­da vivir en paz sin dis­tin­ción de reli­gión o de raza.

Una rup­tu­ra pro­fun­da en el movi­mien­to pales­tino, a un nivel his­tó­ri­co, fue cier­ta­men­te la de los acuer­dos de Oslo en 1993: defor­mó el ver­da­de­ro sen­ti­do de nues­tra lucha y la ver­da­de­ra esen­cia del con­flic­to. Una gene­ra­ción ente­ra de per­so­nas pales­ti­nas nació y cre­ció en la ilu­sión, tras la fir­ma de ese docu­men­to catas­tró­fi­co, que no ha lle­va­do más que a la divi­sión y al frag­men­ta­ción del movi­mien­to de libe­ra­ción pales­tino.

En este espí­ri­tu, nues­tro com­pro­mi­so está en recons­truir el fren­te de libe­ra­ción nacio­nal, es decir la OLP (Orga­ni­za­ción de Libe­ra­ción de Pales­ti­na): nos vemos entre el Fatah y Hamás para crear un equi­li­brio y pre­ser­var la uni­dad nacio­nal, apor­tan­do nues­tra idea pro­gre­sis­ta de izquier­das y a favor de una repre­sen­ta­ción popu­lar. Todas las cla­ses pales­ti­nas deben for­mar par­te de este pro­ce­so de uni­dad. Las cla­ses popu­la­res no debe­rían ser exclui­das de la direc­ción del movi­mien­to, como lo son des­de hace cua­ren­ta años.

¿Qué alter­na­ti­va polí­ti­ca sugie­re el FPLP?

El prin­ci­pio fun­da­men­tal del cam­bio es la par­ti­ci­pa­ción popu­lar de las y los pales­ti­nos en la lucha ‑y en la toma de deci­sio­nes polí­ti­cas- de for­ma efi­caz y sig­ni­fi­ca­ti­va. Esto nece­si­ta no solo un com­ba­te con­tra la ocu­pa­ción, sino tam­bién una lucha por recu­pe­rar el dere­cho a la par­ti­ci­pa­ción de todas las per­so­nas pales­ti­nas, estén en Jor­da­nia, Líbano, Siria u otras par­tes. La par­ti­ci­pa­ción y el lide­raz­go popu­la­res son nece­sa­rios para la recons­truc­ción del movi­mien­to de resis­ten­cia con­tra el sio­nis­mo y para la pues­ta en mar­cha de una estra­te­gia uni­fi­ca­da de libe­ra­ción de Pales­ti­na. Esto debe evi­den­te­men­te desa­rro­llar­se tan­to en Pales­ti­na como en otras par­tes del mun­do. Si nues­tras comu­ni­da­des siguen estan­do ame­na­za­das por todo tipo de crí­me­nes, leyes repre­si­vas y ata­ques por par­te de la dere­cha, nues­tros obje­ti­vos serán más difí­ci­les de alcan­zar. El pun­to fun­da­men­tal de nues­tra visión es el dere­cho de las per­so­nas a par­ti­ci­par en el desa­rro­llo de su futu­ro. Es el pro­ce­so demo­crá­ti­co de repre­sen­ta­ción por el que lucha­mos.

El FPLP fue crea­do en 1967. ¿Cómo eva­lúa usted su papel actual?

Estos últi­mos años, el FPLP se ha con­fron­ta­do a enor­mes difi­cul­ta­des en tér­mi­nos de repre­sión polí­ti­ca y finan­cie­ra. Las per­se­cu­cio­nes, las deten­cio­nes masi­vas y los ase­si­na­tos de nues­tros cua­dros son un ejem­plo cla­ro de ello. A pesar de todo, hemos mejo­ra­do nues­tras capa­ci­da­des mili­ta­res en Gaza, pues no esta­mos en las mis­mas con­di­cio­nes que en Cis­jor­da­nia, don­de sufri­mos a la vez la ocu­pa­ción y la coor­di­na­ción en los asun­tos de segu­ri­dad de la Auto­ri­dad Pales­ti­na con el ocu­pan­te; nume­ro­sos cama­ra­das, como yo, están encar­ce­la­dos pre­ci­sa­men­te a cau­sa de esto. Sin embar­go esta­mos pre­sen­tes en todas las for­mas de lucha (mili­tar, polí­ti­ca, cul­tu­ral, social) y hemos pro­gre­sa­do en tér­mi­nos de par­ti­ci­pa­ción popu­lar de la juven­tud, pero sigue sien­do difí­cil obte­ner resul­ta­dos y una visi­bi­li­dad (en rela­ción a Fatah y Hamas NDLR) debi­do a la situa­ción actual. A pesar de las difi­cul­ta­des, segui­mos com­pro­me­ti­dos con un pro­ce­so de cons­truc­ción y de cre­ci­mien­to de nues­tro par­ti­do.

¿Has­ta qué pun­to el FPLP ha cam­bia­do des­de su fun­da­ción has­ta aho­ra?

Hemos lle­ga­do a la con­clu­sión, des­de 1992 a nues­tros días, de que a cau­sa de las fuer­zas de las dere­chas pales­ti­nas y de la inexo­ra­ble agre­sión israe­lí sobre nues­tras tie­rras y con­tra nues­tro dere­cho a exis­tir, nues­tro par­ti­do, igual que nues­tro pue­blo, atra­vie­sa una cri­sis gene­ral: teó­ri­ca, polí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y pen­sa­mos que esta cri­sis no pue­de ser supe­ra­da más que por la resis­ten­cia y la lucha popu­lar a todos los nive­les.

¿Cuál es el papel del movi­mien­to de las per­so­nas pre­sas en las pri­sio­nes israe­líes en la lucha de libe­ra­ción pales­ti­na?

El movi­mien­to de las per­so­nas pre­sas en el inte­rior de las pri­sio­nes israe­líes ha juga­do siem­pre un papel cen­tral en la lucha con­tra la opre­sión sio­nis­ta. No solo en nues­tra con­fron­ta­ción coti­dia­na entre ocu­pan­tes y per­so­nas pre­sas, en tan­to que «línea de fren­te», sino igual­men­te en nues­tro papel en la esce­na polí­ti­ca de Pales­ti­na. El acuer­do de uni­dad nacio­nal pales­ti­na, lla­ma­do «Docu­men­to de las y los pre­sos», fue ela­bo­ra­do en el seno de las pri­sio­nes y cons­ti­tu­ye la base de todas las dis­cu­sio­nes sobre la resis­ten­cia pales­ti­na. El movi­mien­to de las per­so­nas pre­sas ha cono­ci­do diver­sas expe­rien­cias de lucha, de huel­ga de ham­bre. Nume­ro­sas per­so­nas pre­sas han muer­to bajo la tor­tu­ra. Las per­so­nas pre­sas pales­ti­nas encar­ce­la­das en las pri­sio­nes ame­ri­ca­nas y fran­ce­sas for­man par­te de nues­tro movi­mien­to. En par­ti­cu­lar Geor­ges Ibrahim Abda­lá, encar­ce­la­do en Fran­cia des­de hace más de trein­ta y cua­tro años.

(Artícu­lo publi­ca­do en cola­bo­ra­ción con Il Mani­fes­to, en L´Humanité del 28 de noviem­bre de 2018.)

Tra­duc­ción: Faus­tino Egu­be­rri para vien­to­sur

Fuen­te: http://​www​.resu​men​la​ti​no​ame​ri​cano​.org/​2​0​1​8​/​1​1​/​3​0​/​p​a​l​e​s​t​i​n​a​-​s​e​c​r​e​t​a​r​i​o​-​g​e​n​e​r​a​l​-​d​e​l​-​f​p​l​p​-​r​e​c​o​n​s​t​r​u​i​r​-​l​a​-​r​e​s​i​s​t​e​n​c​i​a​-​m​e​d​i​a​n​t​e​-​e​l​-​m​o​v​i​m​i​e​n​t​o​-​p​o​p​u​l​ar/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *