Car­los Ríos : « Tene­mos la impre­sión que habrá un antes y un des­pues del 2D para el sobe­ra­nis­mo anda­luz »

Como es de sobra cono­ci­do, Nación Anda­lu­za ha deci­di­do pre­sen­tar­se a las elec­cio­nes al par­la­men­to anda­luz, hecho que ha resul­ta­do sor­pren­den­te, pero noti­cia al mis­mo tiem­po agra­da­ble, que de nue­vo en unas elec­cio­nes anda­lu­za (de la bur­gue­sía, no lo olvi­de­mos) esté como opción una fuer­za anti­ca­pi­ta­lis­ta, femi­nis­ta e ine­quí­vo­ca­men­te inde­pen­den­tis­ta como es Nación Anda­lu­za.

Por ello le plan­tea­mos a Car­los Ríos, coor­di­na­dor nacio­nal de Nación Anda­lu­za, varias cues­tio­nes.

La Hai­ne : Car­los, nos ima­gi­na­mos que la deci­sión de pre­sen­tar­se a estas elec­cio­nes habrá sido muy pen­sa­da… ¿Qué os ha lle­va­do a deci­di­ros a pre­sen­ta­ros ?

Car­los : Efec­ti­va­men­te. Apro­xi­ma­da­men­te des­de 2004 has­ta 2017 Nación Anda­lu­za optó por no par­ti­ci­par en las elec­cio­nes bur­gue­sas más allá de los comi­cios muni­ci­pa­les. Pen­sá­ba­mos que en el ámbi­to local es don­de se reve­la­ban con mayor viru­len­cia las con­tra­dic­cio­nes del capi­ta­lis­mo en Anda­lu­cía y don­de nues­tra inter­ven­ción podía tener mayor impac­to. Ade­más, nece­si­tá­ba­mos hacer un ejer­ci­cio de reor­ga­ni­za­ción y de reorien­ta­ción hacia el cen­tro de nues­tra inter­ven­ción polí­ti­ca : la calle, los tajos, los barrios, la imple­men­ta­ción de una cul­tu­ra pro­le­ta­ria anda­lu­za… Cuan­do comen­za­mos a pre­pa­rar nues­tra XIV Asam­blea Nacio­nal (que se cele­bró a fina­les de 2017), la revi­sión de esta posi­ción se mos­tró cla­ra­men­te una nece­si­dad por­que ‑aun­que segui­mos man­te­nien­do las mis­mas tesis- el muni­ci­pa­lis­mo tam­bién nos pre­sen­ta unos impe­di­men­tos a con­si­de­rar : las limi­ta­cio­nes del mar­co muni­ci­pal y la ausen­cia de un mar­co ins­ti­tu­cio­nal comar­cal en Anda­lu­cía, aña­di­do a la apa­ri­ción del refor­mis­mo en sus for­mas más des­car­na­das de cola­bo­ra­ción con el neo­li­be­ra­lis­mo para capas más amplias del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz, a la cri­sis cada vez más pro­fun­da del Esta­do espa­ñol… Todo ello nos lle­vó a la con­clu­sión en la XIV Asam­blea Nacio­nal de que –ade­más de seguir tenien­do en el cen­tro de nues­tra acción polí­ti­ca el muni­ci­pa­lis­mo como herra­mien­ta impres­cin­di­ble para la crea­ción de con­tra­po­der popu­lar– había que abrir la puer­ta a la posi­bi­li­dad de pre­sen­tar­nos a las elec­cio­nes anda­lu­zas. Esta con­clu­sión se con­cre­tó en la deci­sión de pre­sen­tar­nos este 2D, cuan­do se pro­du­jo de for­ma apre­su­ra­da el ade­lan­to elec­to­ral.

Tras tan­tos años de gobier­nos del PSOE… ¿Cuál es la reali­dad de Anda­lu­cía a prin­ci­pios del siglo XXI aún ?

Anda­lu­cía sigue en la mis­ma posi­ción estruc­tu­ral que carac­te­ri­za su opre­sión nacio­nal : la depen­den­cia polí­ti­ca, el sub­de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co y la alie­na­ción cul­tu­ral. Las cifras se repi­ten des­de hace siglos, tra­du­cién­do­se en unos nive­les de ren­ta un 75% infe­rio­res que la media esta­tal, una des­in­dus­tria­li­za­ción galo­pan­te, una des­igual­dad social mani­fies­ta, altas tasas de exclu­sión social… Y se resu­men en un gua­ris­mo muy sig­ni­fi­ca­ti­vo : las anda­lu­zas que nacie­ron en 2017 vivi­rán tres años menos que las per­so­nas que nacie­ron el mis­mo año en Madrid, por ejem­plo.

Esta con­ti­nui­dad en la explo­ta­ción del pue­blo tra­ba­ja­dor anda­luz es para­le­la a la con­ti­nui­dad en el gobier­ni­llo auto­nó­mi­co del PSOE des­de hace cua­ren­ta años. Fran­co murió, pero los caci­ques, sus hijos y nie­tos (san­guí­neos y/​o polí­ti­cos), siguen gober­nan­do los ayun­ta­mien­tos. La Espa­ña neo­fran­quis­ta sigue explo­tan­do al pue­blo tra­ba­ja­dor anda­luz. El PSOE ha sido el gran apli­ca­dor de las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les en Anda­lu­cía. Por eso cuan­do des­de el refor­mis­mo (Ade­lan­te Anda­lu­cía) se habla de «no dejar gober­nar a la dere­cha» se está enga­ñan­do a las anda­lu­zas, ade­más de jus­ti­fi­can­do de mane­ra ver­gon­zan­te un nue­vo gobierno de coa­li­ción con el PSOE como el que sos­tu­vo la IU de Die­go Val­de­ras. La dere­cha ha gober­na­do siem­pre la admi­nis­tra­ción auto­nó­mi­co y con ella han gober­na­do otras dere­chas (el Par­ti­do Anda­lu­cis­ta, aho­ra deno­mi­na­do Anda­lu­cía por Sí, Ciu­da­da­nos…) y tam­bién el refor­mis­mo (Izquier­da Uni­da, aho­ra deno­mi­na­do Ade­lan­te Anda­lu­cía, en su com­bi­na­ción como agen­te subal­terno de Pode­mos).

¿Pen­sáis que las dife­ren­tes opcio­nes de dere­cha espa­ño­lis­ta y fas­cis­ta pue­den lle­gar al poder en estas elec­cio­nes y «asal­tar el par­la­men­to anda­luz» ?

La dere­cha espa­ño­lis­ta lle­va gober­nan­do Anda­lu­cía cua­ren­ta años encar­na­da en el PSOE. Pero si nos refe­ri­mos al sec­tor más recal­ci­tran­te, encar­na­do aho­ra en Vox, es difí­cil, aun­que posi­ble, que lle­gue al par­la­men­to. Des­de los medios de comu­ni­ca­ción hay una evi­den­te inten­cio­na­li­dad de pro­mor­cio­nar a esta for­ma­ción de extre­ma dere­cha que ha dicho rene­gar de la Anda­lu­cía «de Blas Infan­te» y pre­fe­rir «la de Fer­nan­do III» ; es decir, pre­fie­re al ideal de una Anda­lu­cía libre la Anda­lu­cía lati­fun­dis­ta, la de la noble­za terra­te­nien­te y la des­igual­dad social más tre­me­bun­da. Esta es la «fuer­za emer­gen­te» que el Régi­men quie­re ins­ta­lar en Anda­lu­cía. En ese caso no será una «pro­fe­cía auto­cum­pli­da», sino una nue­va con­fir­ma­ción del poder del Régi­men para aupar a las opcio­nes polí­ti­cas que, en cada momen­to, le intere­san más.

Tene­mos que leer la emer­gen­cia de Vox en Anda­lu­cía como una pre­ven­ción de las oli­gar­quías ante el ago­ta­mien­to del refor­mis­mo y una posi­ble reor­ga­ni­za­ción de los movi­mien­tos popu­la­res anda­lu­ces –en una for­ma­ción social como la anda­lu­za, don­de las con­tra­dic­cio­nes están his­tó­ri­ca­men­te muy agu­di­za­das– hacia posi­cio­nes que des­bor­den al sis­te­ma. La bur­gue­sía está arti­cu­lan­do a unas «fuer­zas de cho­que» por si fue­ran nece­sa­rias en el mar­co anda­luz de la lucha de cla­ses.

¿Nos podías hablar de la izquier­da espa­ño­lis­ta que repre­sen­ta Pode­mos e IU ? ¿Qué capa­ci­dad de influen­cia pen­sáis que pue­den lograr ?

La izquier­da espa­ño­lis­ta y refor­mis­ta tie­ne una lar­ga tra­di­ción de asen­ta­mien­to en Anda­lu­cía. Impi­dió todo lo que pudo el pro­ce­so auto­nó­mi­co en los años 30, ava­lan­do la repre­sión del movi­mien­to obre­ro anda­luz fun­da­men­tal­men­te nuclea­do enton­ces en torno a la CNT, sabo­teó el movi­mien­to obre­ro y popu­lar que a fina­les de los años 70 des­bor­dó al Régi­men y su Tran­si­ción, fir­man­do los Pac­tos de Ante­que­ra, el 4 de diciem­bre de 1978, y ha sido mule­ta del PSOE en el gobier­ni­llo auto­nó­mi­co en varias oca­sio­nes, mani­fes­tan­do aho­ra –de nue­vo– públi­ca­men­te sus aspi­ra­cio­nes a ser­lo. Su exis­ten­cia y su toda­vía amplia influen­cia es una mani­fes­ta­ción de la invo­lu­ción ideo­ló­gi­ca del pue­blo tra­ba­ja­dor anda­luz en las últi­mas déca­das, fru­to del tra­ba­jo de des­mo­vi­li­za­ción que han veni­do rea­li­zan­do des­de PSOEIU en todos estos años, que ha deri­va­do en una incon­sis­ten­cia ideo­ló­gi­ca muy ele­va­da que ha faci­li­ta­do que la cla­se tra­ba­ja­do­ra comul­gue con rue­das de molino, sobre la base de un buen núme­ro de estó­ma­gos agra­de­ci­dos que han sido coop­ta­dos en las luchas popu­la­res y viven de las ins­ti­tu­cio­nes y el man­te­ni­mien­to del sta­tus quo des­de hace muchas déca­das, a veces des­de posi­cio­nes ver­ba­les muy radi­ca­les, que con­tras­tan con una prác­ti­ca polí­ti­ca ser­vil y depe­dien­te de la izquier­da ins­ti­tu­cio­nal. Aun­que esto está empe­zan­do a cam­biar.

Exis­te otra izquier­da sobe­ra­nis­ta, revo­lu­cio­na­ria que gira en torno al SAT ¿Habéis habla­do con ellas y ellos ? ¿Pen­sáis que se podrá lograr que el anda­lu­cis­mo sobe­ra­nis­ta pue­da lle­gar a con­ver­ger, sino aho­ra, en un medio pla­zo de tiem­po ?

Efec­ti­va­men­te, cuan­do el 3 de sep­tiem­bre hici­mos públi­ca nues­tra inten­ción de pre­sen­tar­nos a las elec­cio­nes, mani­fes­tá­ba­mos nues­tro deseo de ela­bo­rar can­di­da­tu­ras de la mane­ra más amplia posi­ble. En la nota de enton­ces hacía­mos refe­ren­cia expre­sa al movi­mien­to socio-polí­ti­co Asam­blea de Anda­lu­cía y a la orga­ni­za­ción juve­nil Jaleo!!! Aun­que los colec­ti­vos indi­ca­dos no qui­sie­ron par­ti­ci­par como tales en la ela­bo­ra­ción de estas can­di­da­tu­ras, que van más allá de la pro­pia Nación Anda­lu­za, lo cier­to es que tene­mos la impre­sión de que el sobe­ra­nis­mo anda­luz (con toda la ambi­güe­dad que tie­ne el tér­mino para deli­mi­tar a sus acto­res polí­ti­cos) no va a ser el mis­mo antes y des­pués del 2D. Las ilu­sio­nes y espe­ran­zas que ha ven­di­do el refor­mis­mo no se tie­nen en pie y el pue­blo tra­ba­ja­dor anda­luz se empie­za des­en­ga­ñar de pro­me­sas vacías. Cree­mos que pue­de acon­te­cer una reor­de­na­ción del sobe­ra­nis­mo en cla­ve revo­lu­cio­na­ria, abier­ta­men­te inde­pen­den­tis­ta y femi­nis­ta. Y como par­ti­do polí­ti­co, en Nación Anda­lu­za tene­mos que tra­ba­jar para que sea así

Sí que hemos obser­va­do que dife­ren­tes per­so­nas y colec­ti­vos anda­lu­ces de izquier­da revo­lu­cio­na­ria han mani­fes­ta­do la inten­ción de vota­ros, inclu­so algu­nas de esas per­so­nas ven en lis­tas… ¿Cómo valo­ráis este hecho ? ¿Ten­drá con­ti­nui­dad ?

Lo valo­ra­mos muy posi­ti­va­men­te. Aun­que los colec­ti­vos a los que me refe­ría más arri­ba no qui­sie­ron orgá­ni­ca­men­te impli­car­se en el pro­ce­so de dichas can­di­da­tu­ras, lo cier­to es que per­so­nas inte­gran­tes de los mis­mos, a títu­lo indi­vi­dual, lo están hacien­do, y apo­yan­do a Nación Anda­lu­za en esta cam­pa­ña de muy diver­sas for­mas. Es algo que nos lle­na de satis­fac­ción y que vie­ne a demos­trar que –con las dife­ren­cias que pue­da haber sobre algu­nas cues­tio­nes pro­gra­má­ti­cas– pode­mos tra­ba­jar jun­tas de mane­ra efi­caz y efec­ti­va en un sen­ti­do revo­lu­cio­na­rio. Están sien­do unos meses de tra­ba­jo muy inten­so pero, per­so­nal­men­te, me que­do con esta expe­rien­cia uni­ta­ria tan satis­fac­to­ria.

Hay tam­bién una cier­ta cam­pa­ña en las redes socia­les que dife­ren­tes per­so­nas, empe­zan­do por Willy Tole­do que han pedi­do en voto para Nación Anda­lu­za… ¿Pen­sáis que estos apo­yos pue­den ser­vir para ani­mar el voto para vues­tra can­di­da­tu­ra ?

Sí, esta­mos muy agra­de­ci­das por todos los apo­yos inter­na­cio­na­les reci­bi­dos de orga­ni­za­cio­nes e indi­vi­dua­li­da­des : Willy Tole­do, Ago­ra Gali­za, MªJº Lecha (CUP), Che­ma Cla­ve­ro, Eduar­do Cáliz (CUP), Iña­ki Gil de San Vicen­te, Boltxe… Así como algu­nos que pare­ce se van a mate­ria­li­zar en los pró­xi­mos días. Hemos cons­ta­ta­do que la cau­sa nacio­nal de Anda­lu­cía tie­ne muchas alia­das más allá de nues­tras fron­te­ras. Ya lo sabía­mos, por­que par­ti­ci­pa­mos en espa­cios inter­na­cio­na­lis­tas –como el Mani­fies­to Inter­na­cio­na­lis­ta de Com­pos­te­la – , y nues­tras rela­cio­nes inter­na­cio­na­les son abun­dan­tes. Está sien­do bello vol­ver a com­pro­bar­lo. Y, ade­más, estos apo­yo vie­nen a refor­zar unas com­pli­ci­da­des ya pre-exis­ten­tes y a inci­dir en la idea de que, por enci­ma del Esta­do espa­ñol, sub­ya­cen la soli­da­ri­dad inter­na­cio­na­lis­ta entre los dis­tin­tos pue­blos tra­ba­ja­do­res que nos cono­ce­mos y reco­no­ce­mos en nues­tras luchas coti­dia­nas y en nues­tras ansias de eman­ci­pa­ción.

Sean como sean los resul­ta­dos… ¿Cómo os plan­teáis el día siguien­te a la cita elec­to­ral ? Por­que supo­ne­mos que el tra­ba­jo para cons­truir una izquier­da revo­lu­cio­na­ria es inmen­so…

Efec­ti­va­men­te, hay mucho camino por hacer. Aho­ra, el 2D absor­ve bue­na par­te de nues­tra acti­vi­dad mili­tan­te, pero ya esta­mos tra­ba­jan­do en movi­li­za­ció­nes y acti­vi­da­des para diciem­bre, enero y febre­ro pró­xi­mos. Sean los que sean los resul­ta­dos, la lucha va a seguir sien­do difí­cil, aun­que cada voto va a sumar y a refor­zar el espa­cio polí­ti­co de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta anda­lu­za.

A par­tir del 3D vamos a con­ti­nuar tra­ba­jan­do para con­so­li­dar y ampliar, tan­to orga­ni­za­ti­va como pro­gra­má­ti­ca­men­te, la izquier­da inde­pen­den­tis­ta anda­lu­za. Este va a ser uno de los retos más impor­tan­tes de la eta­pa futu­ra. Otro ele­men­to será inter­ve­nir más amplia­men­te en el movi­mien­to obre­ro y sin­di­cal. Una inter­ven­ción que reque­ri­rá de un refor­za­mien­tos entre un pro­gra­ma de míni­mos y las orien­ta­cio­nes estra­té­gi­cas. Y, por supues­to, con­so­li­dar el movi­mien­to cul­tu­ral-popu­lar anda­luz que veni­mos ali­men­tan­do des­de hace años y que ha des­bor­da­do con cre­ces el limi­ta­do tra­ba­jo que el regio­na­lis­mo había rea­li­za­do en déca­das ante­rio­res.

Vamos ter­mi­nan­do, ima­gi­na­mos que ten­drás mucho tra­ba­jo…. ¿Con qué obje­ti­vos logra­dos y no solo habla­mos de votos, sino tam­bién de incor­po­ra­cio­nes al pro­yec­to os daríais por satis­fe­chos ?

Noso­tras tra­ba­ja­mos con el techo de 9.500 votos que con­se­gui­mos en las elec­cio­nes anda­lu­zas de 1994. Tene­mos la sen­sa­ción de que vamos a supe­rar amplia­men­te este máxi­mo, aun­que no tene­mos estu­dios demos­có­pi­cos que pue­dan orien­tar­nos al res­pec­to.

Más allá de lo cuan­ti­ta­ti­vo, aspi­ra­mos a cre­cer como par­ti­do polí­ti­co y a ampliar los már­ge­nes orga­ni­za­ti­vos de la izquier­da inde­pen­den­tis­ta anda­lu­za. Y, como decía antes, a reorien­tar en la medi­da de lo posi­ble a la izquier­da sobe­ra­nis­ta anda­lu­za –que esta­ba des­orien­ta­da entre las pro­me­sas del refor­mis­mo– en una direc­ción de tra­ba­jo sin ambi­güe­da­des inde­pen­den­tis­ta, socia­lis­ta y femi­nis­ta.

Para ter­mi­nar, ¿Qué le dirías al pue­blo tra­ba­ja­dor anda­luz de cara al día 2 de diciem­bre ?

Le diría que haga una valo­ra­ción de estos cua­ren­ta años de PSOE, de su apli­ca­ción des­pia­da­da de polí­ti­cas neo­li­be­ra­les, de su esca­so apre­cio por el pue­blo tra­ba­ja­dor anda­luz, sus inquie­tu­des y nece­si­da­des. Le diría que haga balan­ce de quié­nes han sido los com­pa­ñe­ros de via­je de este PSOE. Le pre­gun­ta­ría, en defi­ni­ti­va, si cree que votan­do a los de siem­pre va a con­se­guir que Anda­lu­cía deje de ser el vagón de cola en el mar­co esta­tal y euro­peo. Es hora de cami­nar hacia la libe­ra­ción de Anda­lu­cía.

Bueno, pues nada más, suer­te y que el tra­ba­jo y tiem­po inver­ti­do en estas elec­cio­nes os dé sus fru­tos… y agra­de­cer­te el tiem­po dedi­ca­do a nues­tra entre­vis­ta.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *