Inter­net y la izquier­da

Ver las imá­ge­nes, videos y foto­gra­fías de la Dia­da Nacio­nal de Cata­lun­ya de ayer, de hace un año, solo te trae a la men­te una refle­xión… Cata­lun­ya es un pue­blo en mar­cha…

No cabe duda que para­fra­sean­do a Sal­va­dor Allen­de «La his­to­ria es nues­tra y la escri­ben los pue­blos». Y así es. Solo un pue­blo orga­ni­za­do, movi­li­za­do y sacri­fi­ca­do pue­de con­se­guir sus obje­ti­vos. Cata­lun­ya está orga­ni­za­da y por eso mis­mo, aun­que fue apa­lea­do hace casi un año, el pasa­do 1 de octu­bre, tan solo se tra­ta de lamer­se las heri­das, levan­tar­se y seguir andan­do. Vol­ve­rá a ser apa­lea­da, segui­rá sufrien­do pero tene­mos la sen­sa­ción, que con sus con­tra­dic­cio­nes, este pue­blo, no va a des­an­dar lo anda­do. La inde­pen­den­cia nacio­nal de Cata­lun­ya es cues­tión de tiem­po.

Y así ocu­rre en Vene­zue­la, Pales­ti­na y otros luga­res de nues­tro pla­ne­ta. La vic­to­ria cues­ta y cons­ta­rá mucho sudor y san­gre… pero lle­ga­rá.

Y vie­nen a mi men­ta­li­dad inter­na­cio­na­lis­ta (por comu­nis­ta) Don­bas, Siria, Saha­ra… la mis­ma Eus­kal Herria que pue­de pare­cer a más de uno que ha baja­do los bra­zos, pero lo cier­to es que cada vez más colec­ti­vos, jóve­nes y no tan jóve­nes, gaz­tetxes y un lar­go etc., se orga­ni­zan al mar­gen del ofi­cia­lis­mo y ade­más de luchar y pelear por la sobe­ra­nía, plan­tean un camino dis­tin­to al capi­ta­lis­mo, plan­tean la vía vas­ca al socia­lis­mo revo­lu­cio­na­rio. Si quie­ren algún ejem­plo ahí está Mara­vi­llas… don­de la gen­te joven de Iru­ñea plan­tó cara al des­alo­jo.

Es cues­tión de tiem­po que una orga­ni­za­ción revo­lu­cio­na­ria reco­ja estas expe­rien­cias y Eus­kal Herria vuel­va a ser refe­ren­te de lucha. Como los pue­blos antes men­cio­na­dos.

Solo men­tes obtu­sas se nie­gan a ver lo que se ve con tan­ta niti­dez. Solo quie­nes des­de su mez­quin­dad ideo­ló­gi­ca no acier­tan a ver­lo. O no quie­ren ver­lo. O lo ven y no dicen nada, no vaya a ser que dejen de ser la «guía lumi­no­sa que con­du­ce a sus pue­blos a la revo­lu­ción».

Con los años uno se da cuen­ta que en polí­ti­ca hay que ser muy gene­ro­so y saber escu­char. Más impor­tan­te de que te escu­chen, es saber escu­char. Saber cuál es el esta­do de opi­nión de tu mili­tan­cia, de tu pue­blo. Esa es la cla­ve para cons­truir amplios colec­ti­vos que pue­dan lle­var a su pue­blo a la vic­to­ria. Y esa ha sido la cla­ve de la Esque­rra Inde­pen­den­tis­ta Cata­la­na. Con sus con­tra­dic­cio­nes, deján­do­se pelos en la gate­ra… pero esa es la cla­ve. Los maxi­ma­lis­mos y las pure­zas ideo­ló­gi­cas que­dan bien en post de inter­net en redes socia­les, pero no van más allá.

Hablan­do de inter­net, es cier­to que con­tri­bu­ye muy posi­ti­va­men­te en las luchas de los pue­blos y en las luchas socia­les. El enemi­go lo sabe y por eso ha «meti­do mano» a pági­nas alter­na­ti­vas y a cier­tos twi­te­ros.

Pero tie­ne otro aspec­to que no ayu­da a las luchas, antes al con­tra­rio, con­tri­bu­ye a la con­fu­sión. Y es que orga­ni­za­cio­nes y colec­ti­vos que no lle­gan ni a vein­te mili­tan­tes (repe­ti­mos vein­te mili­tan­tes…) encuen­tran en inter­net un alta­voz que quien no conoz­ca la reali­dad de esos colec­ti­vos pue­dan pen­sar que esta­mos ante par­ti­dos más o menos con cier­to peso, y no es así.

Y no se pue­de o no se debe ter­gi­ver­sar la reali­dad. La reali­dad en este terreno no es inter­pre­ta­ble. Colec­ti­vos de vein­te mili­tan­tes pue­den ser de todo menos la van­guar­dia polí­ti­ca de su pue­blo.

Y los pue­blos nece­si­tan como el comer… van­guar­dias polí­ti­cas…

Ando­ni Base­rri­go­rri

12 de sep­tiem­bre de 2018

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *