Cada día, no solo cada 17 de Abril

Ten­go sufi­cien­te espí­ri­tu por otros mil años o más. Inclu­so aquí, en pri­sión, veo como arde la lla­ma eter­na: la lla­ma de mi cora­zón y el cora­zón de mis compañ[email protected] que sufren tor­men­tos aquí.

Este párra­fo per­te­ne­ce a los dia­rios de pri­sión del pola­co Félix Dzerz­hins­ki, pre­so polí­ti­co bol­che­vi­que duran­te 11 años en los comien­zos del siglo pasa­do.

Yo no lo cono­cía, ni tam­po­co los frag­men­tos de su dia­rio, has­ta que hace poco un com­pa­ñe­ro me lo envió. Tes­ti­mo­nio, como hay miles de ellos, de dig­ni­dad, de cohe­ren­cia, y de com­pro­mi­so de [email protected] mili­tan­tes [email protected] que han pasa­do y pasan por las maz­mo­rras de los esta­dos y de las cla­ses opre­so­ras.

Lo sin­gu­lar de esta peque­ña anéc­do­ta es que aun­que el com­pa­ñe­ro que me lo envió, lo hizo des­de su casa, la cuen­ta atrás para su encar­ce­la­mien­to ya está en mar­cha, y su futu­ro rima con cár­cel, y él podría pasar a for­mar par­te de la lar­ga lis­ta de presxs poli­ticxs en el Esta­do espa­ñol. Él se lo ha «bus­ca­do» por plas­mar en sus letras una idea, la loca idea de la resis­ten­cia, de la lucha, de la revuel­ta con­tra el fas­cis­mo y la opre­sión, por­que no le da la gana de vivir como un borre­go, por­que no ha ele­gi­do la genu­fle­xión ante el ver­du­go como opción de vida, por­que no quie­re pasar por la vida con los ojos y la boca cerra­dos, y por­que la arma­du­ra de la cohe­ren­cia y la dig­ni­dad la ha lle­va­do pues­ta has­ta delan­te de los jue­ces que le han con­de­na­do, dan­do así un ejem­plo en estos tiem­pos tan esca­sos de ellos.

Por todo ello un fuer­te abra­zo com­pa­ñe­ro, no estás solo, como no lo esta­mos nin­gunx de nosotrxs gra­cias a gen­te como tú. ¡Ven­ce­re­mos!!!.

Hoy, Día Inter­na­cio­nal del [email protected] Polí[email protected], fecha usa­da para difun­dir un gri­to con­jun­to de [email protected] [email protected] que for­ma­mos par­te de ese gru­po de mili­tan­tes pri­va­dos de liber­tad. Pero no el úni­co, si no otro día más para luchar y reivin­di­car. Cen­trán­do­nos en este 17 de Abril, decir que hoy cien­tos de per­so­nas están presxs por moti­vos polí­ti­cos en el Esta­do espa­ñol. [email protected] cuá­les hoy serán recon­ta­dos 2 o 3 veces, que harán cola 3 veces en el come­dor, o les abri­rán las puer­tas de sus cel­das para dar­les de comer entre barro­tes si están en los módu­los de ais­la­mien­to. Que ten­drán con­ta­das las horas en las que pue­den hablar, pasear o hacer depor­te con sus com­pa­ñe­ros, o, no, por­que [email protected] afron­ta­rán este día solos o no acom­pa­ña­do por los que uno quie­re, sin poder hablar o rela­cio­nar­se en eus­ka­ra. Que harán algu­na lla­ma­da de 5 minu­tos con su gen­te, eso sí auto­ri­za­do de ante­mano por IIPP.

Que la gran mayo­ría se des­per­ta­rá y acos­ta­rá hoy a cien­tos de kiló­me­tros de su tie­rra, algu­nos mira­rán por la ven­ta­na y verán pri­me­ro unos barro­tes, detrás un reja metá­li­ca y a 4 o 5 metros un muro de otros tan­tos metros de altu­ra, deco­ra­do con alam­bre de espino. Si recuer­das lo que has soña­do la noche pasa­da, será algo de “den­tro”, algo en don­de te das cuen­ta que no estás libre, por­que has­ta los sue­ños están con­di­cio­na­dos. Muchos pen­sa­rán en la pró­xi­ma visi­ta del fin de sema­na, es mar­tes, por lo tan­to pron­to para poner­se ner­vio­so por el via­je de los fami­lia­res, algu­nos que no han vis­to en años por­que están mayo­res o impe­di­dos para hacer tan­tos kiló­me­tros. A algú[email protected] no les ha des­apa­re­ci­do esa enfer­me­dad que les está matan­do poco a poco, que les está con­di­cio­nan­do el día a día…, otro 17 de Abril, para algú[email protected] serán más de 10, 20, inclu­so 30 17 de Abril, pero tam­bién de los demás días del año, el paso del tiem­po no para.

Del 17 de Abril del año pasa­do a este, han muer­to 2 pre­sos polí­ti­cos vas­cos en pri­sión, uno de ellos en su cel­da, otro en el patio. Tam­bién ha habi­do compañ[email protected] que han per­di­do fami­lia­res y ami­gos, de [email protected] que están [email protected] a hacer miles de kiló­me­tros para poder ver­nos. Ha habi­do acci­den­tes de trá­fi­co en los via­jes, fami­lia­res que se han que­da­do en las puer­tas de la cár­cel por deci­sio­nes arbi­tra­rias o por mos­trar pos­tu­ras dig­nas fren­te a los inten­tos de humi­lla­ción.

Todo esto y más for­ma par­te de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria y las leyes de excep­ción que apli­can al [email protected] polí[email protected] por una vida com­pro­me­ti­da con sus ideas, ideas que hacen daño al sis­te­ma que rige este y los demás esta­dos bur­gue­ses y capi­ta­lis­tas, en don­de la repre­sión es la prin­ci­pal arma con­tra el rebel­de, con­tra el pobre y con­tra el dife­ren­te. Por lógi­ca el [email protected] polí[email protected] no pue­de ser un pre­so mode­lo, nun­ca hemos sido con­si­de­ra­dos por los Esta­dos como ejem­plos de lo que tie­ne que ser un «interno», ni inclu­so un «buen ciu­da­dano». No por nues­tro mal com­por­ta­mien­to sino, por ejem­plo, por nues­tra visión crí­ti­ca de esta, u otra, polí­ti­ca peni­ten­cia­ria, la cual se basa en opri­mir, humi­llar, bus­car nues­tra inso­li­da­ri­dad y no impli­ca­ción en polí­ti­ca y tam­bién en dis­per­sar­nos, ais­lar­nos y mos­trar­nos el camino de la asi­mi­la­ción de sus nor­mas, leyes y ver­sio­nes, así como del arre­pen­ti­mien­to de lo que fui­mos y somos, como for­ma de chan­ta­je. Y esto cada día, no solo cada 17 de Abril.

La eti­que­ta de [email protected] polí[email protected] no es gra­tui­ta, impli­ca muchas cosas, la prin­ci­pal es que somos mili­tan­tes polí­ti­cos [email protected][email protected] que se nos repri­me por ello, y tam­bién por ello debe­mos mos­trar nues­tra impli­ca­ción y res­pon­sa­bi­li­dad en la lucha con­tra esa opre­sión y a favor de nues­tros dere­chos como [email protected] y mili­tan­tes en la lucha por la con­se­cu­ción de unos obje­ti­vos, lo que nos tra­jo aquí y nos hace vivir dia­ria­men­te lo que vivi­mos.

La esen­cia del pre­so polí­ti­co tie­ne que ser revo­lu­cio­na­ria, por lo tan­to soli­da­ria y com­ba­ti­va, tene­mos que enfren­tar­nos a los pro­ble­mas de for­ma colec­ti­va, esta es nues­tra gran fuer­za y el temor del enemi­go, y solo de esta mane­ra se resis­te y se avan­za, lo con­tra­rio, el camino indi­vi­dual, no es el efec­ti­vo, no es el ade­cua­do para que [email protected] mili­tan­tes polí[email protected] lo tran­si­ten.

Tam­po­co se pue­de con­si­de­rar un tipo de lucha, esto es enten­di­ble tan­to a la hora de afron­tar un con­flic­to en una fábri­ca, como en otro con­flic­to polí­ti­co. Esta prác­ti­ca egoís­ta solo podría apor­tar bene­fi­cios indi­vi­dua­les, pero es nula e inclu­so con­tra­pro­du­cen­te para los obje­ti­vos comu­nes. Y no se pue­den ver como for­mas de lucha las diná­mi­cas de des­po­li­ti­za­ción del [email protected] polí[email protected] y sus actos, ni tam­po­co la asi­mi­la­ción de las leyes y ver­sio­nes del enemi­go. Este tipo de accio­nes están den­tro de estra­te­gias que nada tie­nen que ver con la ima­gen his­tó­ri­ca del [email protected] polí[email protected], la cual hoy se reivin­di­ca de mane­ra inter­na­cio­nal, y de las exi­gen­cias que hoy más que nun­ca toman un eco espe­cial.

Es la lucha por la Amnis­tía la que tie­ne que ver­te­brar la acción de [email protected] [email protected] polí[email protected] y la de las orga­ni­za­cio­nes que luchan en ese ámbi­to , cual­quier plan­tea­mien­to que no lo ten­ga en cuen­ta no es váli­do, sobre todo cuan­do en la acción des­apa­re­ce esa reivin­di­ca­ción ya que es ella, la prác­ti­ca, la que vali­da todo el con­jun­to. Difí­cil de enten­der pues, la exis­ten­cia de [email protected] polí[email protected] y a la vez la des­apa­ri­ción de la lucha por la Amnis­tía, vali­dar esto es empu­jar al abis­mo lo que fui­mos y somos, es refor­zar la pos­tu­ra del enemi­go, del opre­sor.

Todo méto­do de lucha tie­ne su aná­li­sis, su teo­ría y su pues­ta en prác­ti­ca, la guía para la acción que da vida a cual­quier estra­te­gia, impres­cin­di­ble su apli­ca­ción para avan­zar por el camino idó­neo usan­do las for­mas de lucha y pro­tes­ta nece­sa­rias para acer­car­nos en cada paso a nues­tros obje­ti­vos. La liqui­da­ción de la Amnis­tía como obje­ti­vo estra­té­gi­co en la prac­ti­ca apun­ta a un aná­li­sis y una teo­ría erró­nea , en don­de el suje­to del [email protected] polí[email protected] pier­de su esen­cia, es decir, la des­apa­ri­ción de la Amnis­tía en la pra­xis es la des­apa­ri­ción de la figu­ra de [email protected] polí[email protected]

De [email protected] depen­de man­te­ner viva e intac­ta nues­tra esen­cia, nues­tra natu­ra­le­za, de esta for­ma nues­tras accio­nes si apor­ta­rán en el camino por la lucha de los obje­ti­vos que tene­mos. No nos eman­ci­pa­re­mos como pue­blo y como cla­se invir­tien­do la reali­dad, dan­do terreno al opre­sor ocu­pan­te, bus­can­do ata­jos a nin­gu­na par­te. Esto es un con­flic­to polí­ti­co, somos mili­tan­tes polí­ti­cos y nues­tra lucha ha sido, es y será polí­ti­ca.

Hoy, como todos los días, el gri­to más sono­ro tie­ne que ser el de la Amnis­tía, tie­ne que ser el de la denun­cia de las leyes de excep­ción que nos apli­can por ser mili­tan­tes polí­ti­cos incó­mo­dos para el sis­te­ma, y tie­ne que ser el de la soli­da­ri­dad, el colec­ti­vis­mo, la dig­ni­dad y la cohe­ren­cia.

Para aca­bar, un fuer­te abra­zo revo­lu­cio­na­rio para [email protected] [email protected] [email protected] polí[email protected], anar­quis­tas, comu­nis­tas, catalá[email protected], [email protected], [email protected], anda­lu­ces, [email protected], irlandé[email protected], [email protected], saha­rauis, mapu­ches…

Mucha fuer­za y resis­ten­cia. ¡¡¡Ven­ce­re­mos!!!
Ezi­na eki­nez egi­na!!!
Pre­soak kale­ra, Amnis­tia osoa!!!

Cór­do­ba 17 de Abril de 2018

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: