Amar a los opresores

La vio­len­cia, tan­to físi­ca como sim­bó­li­ca y ver­bal, que hemos sufri­do en Eus­kal Herria en los últi­mos días, a raíz de la lle­ga­da de gru­pos de fas­cis­tas rusos afi­cio­na­dos al Spar­tak, no es la pri­me­ra vez que la sufri­mos. Cada cier­to tiem­po y con diver­sas excu­sas se desata esta vio­len­cia con­tra el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co. Unas veces debi­do […]