De Com­pos­te­la a Bar­ce­lo­na, hacien­do camino

Ape­nas ha pasa­do un mes des­de que en el mar­co del Dia da Patria Gale­ga y jun­to a otras orga­ni­za­cio­nes y colec­ti­vos revo­lu­cio­na­rios del Esta­do espa­ñol y de Por­tu­gal, fir­ma­mos el Mani­fies­to Inter­na­cio­na­lis­ta de Com­pos­te­la.

La lec­tu­ra de dicho mani­fies­to no deja lugar a dudas. El Esta­do espa­ñol es un Esta­do opre­sor, una cár­cel de pue­blos y solo libe­rán­do­nos de dichas cade­nas nues­tras nacio­nes pue­den ser libres, ejer­cer el dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción y avan­zar en nues­tras res­pec­ti­vas libe­ra­cio­nes nacio­na­les, de géne­ro y socia­les. En ese sen­ti­do se plan­tea­ba la crí­ti­ca a la fase poli­ca actual, la lla­ma­da del régi­men del 78 y su urgen­te rup­tu­ra, que para noso­tros es el comien­zo en el camino a la libe­ra­ción, para segui­do avan­zar en la crí­ti­ca de la base de ese régi­men, es decir en la explo­ta­ción del tra­ba­jo por el capi­tal. No pen­sa­mos que la sali­da sea un nue­vo pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te, eso haría que nos que­dá­ra­mos en el refor­mis­mo, tan de moda hoy en día, sino que, tal como dice Iña­ki Gil de San Vicen­te, tene­mos que «ela­bo­rar una estra­te­gia de lar­go alcan­ce basa­da en el inter­na­cio­na­lis­mo y en la cer­ti­dum­bre de que nin­gu­na opre­sión será supe­ra­da mien­tras per­du­re la pro­pie­dad pri­va­da de las fuer­zas pro­duc­ti­vas, mien­tras que el blo­que de cla­ses domi­nan­te se crea pro­pie­ta­rio de las cla­ses y nacio­nes explo­ta­das».

Tam­bién plan­tea­mos en la capi­tal gale­ga, que el refor­mis­mo, el elec­to­ra­lis­mo, la social­de­mo­cra­cia y el ciu­da­da­nis­mo nada podría apor­tar en nues­tros obje­ti­vos de libe­ra­ción. Solo la apues­ta por la movi­li­za­ción, la acti­va­ción de los dife­ren­tes movi­mien­tos popu­la­res, ganar­nos la calle y sobre todo orga­ni­zar­nos podría desem­bo­car en la tan anhe­la­da liber­tad. Con­fron­tar con los medios a nues­tro alcan­ce con los Esta­dos que nos opri­men tenien­do en cuen­ta como decía Karl Marx que: «ante dere­chos igua­les y con­tra­rios deci­de la fuer­za». Actual­men­te el Esta­do espa­ñol ade­más de la fuer­za de las armas de gue­rra, tie­ne las armas eco­nó­mi­cas, de pro­pa­gan­da y de mani­pu­la­ción, de cer­co eco­nó­mi­co y finan­cie­ro, etc. Debe­mos de ser cons­cien­tes de esta situa­ción para saber ana­li­zar cuá­les son nues­tra fuer­zas, nues­tras armas, y plan­tar cara a todas las manio­bras del Esta­do espa­ñol.

Por ello plan­teá­ba­mos la nece­si­dad del inter­na­cio­na­lis­mo. El inter­na­cio­na­lis­mo no es una boni­ta pala­bra para pro­nun­ciar y sobre la que escri­bir boni­tos tex­tos e inter­ven­cio­nes. Es una acti­tud revo­lu­cio­na­ria que si no se posee, cae la des­le­gi­ti­mi­dad para quie­nes la pro­nun­cian pero no la prac­ti­can. En ese sen­ti­do, las orga­ni­za­cio­nes y colec­ti­vos fir­man­tes tenía­mos cla­ro que debe­mos coor­di­nar nues­tras luchas, apo­yar­nos en nues­tras peleas coti­dia­nas. Tener cla­ro que para un anda­luz o un vas­co, lo que ocu­rre en Cas­ti­lla o en Cata­lun­ya, por ejem­plo, le impor­ta y debe impli­car­se… Como hemos dicho, una acti­tud revo­lu­cio­na­ria, here­da­da de las mejo­res tra­di­cio­nes de las luchas revo­lu­cio­na­rias de la his­to­ria. Sir­va como ejem­plo el Che Gue­va­ra de quien se cum­plen cin­cuen­ta años de su ase­si­na­to por el impe­ria­lis­mo.

Tuvi­mos que demos­trar esa acti­tud y la demos­tra­mos soli­da­ri­zán­do­nos con el pue­blo tra­ba­ja­dor cata­lán que sufrió el abo­mi­na­ble ata­que de Esta­do Islá­mi­co. Res­pon­di­mos a eso pero tam­bién a la isla­mo­fo­bia y al racis­mo que no sur­gen tras un hecho como el de Bar­ce­lo­na y Cam­brils. Son fenó­me­nos ins­ta­la­dos en nues­tra coti­dia­ni­dad en esta Euro­pa capi­ta­lis­ta y cada vez más cer­ca­na al fas­cis­mo.

Esta­mos a las puer­tas de la Dia­da y no hace fal­ta expli­car la impor­tan­cia que tie­ne. Los colec­ti­vos fir­man­tes del Mani­fies­to debe­mos estar a la altu­ra del momen­to his­tó­ri­co.

De nue­vo nos vere­mos, esta vez en Cata­lun­ya y aho­ra para res­pal­dar con nues­tra pre­sen­cia y acti­tud revo­lu­cio­na­ria el dere­cho del pue­blo cata­lán a ejer­cer su dere­cho a la inde­pen­den­cia, a poder cons­ti­tuir­se en repú­bli­ca cata­la­na. Esta­re­mos en Bar­ce­lo­na apo­yan­do a la CUP como herra­mien­ta del pue­blo tra­ba­ja­dor para la cons­truc­ción de la patria socia­lis­ta y femi­nis­ta, tan­to si avan­za el pro­cés en su fase actual bur­gue­sa como si el Esta­do espa­ñol deci­de actuar por la fuer­za, ya sea reti­ran­do las urnas el 1 de octu­bre o repri­mien­do a la CUP, par­te más cons­cien­te que pue­de ase­gu­rar unos Paï­sos Cata­lans socia­lis­tas y femi­nis­tas. Por inter­na­cio­na­lis­mo y por­que sabe­mos que los avan­ces del pue­blo tra­ba­ja­dor cata­lán, son los avan­ces del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co, por­tu­gués, cas­te­llano y de todos los pue­blos que luchan por su liber­tad.

Boltxe esta­rá allí en Bar­ce­lo­na. Por cohe­ren­cia revo­lu­cio­na­ria, por inter­na­cio­na­lis­mo y por leal­tad a un pro­yec­to, recién naci­do pero que tie­ne que desa­rro­llar­se y ser una herra­mien­ta de nues­tros pue­blos en el camino de la cons­truc­ción de patrias femi­nis­tas, libe­ra­das y socia­lis­tas.

Ese es el camino y lo vamos a reco­rrer.

Boltxe Kolek­ti­boa

6 de sep­tiem­bre de 2017

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *