«El capi­ta­lis­mo no tie­ne solu­cio­nes para sal­var su mons­truo­so pro­yec­to. Su ago­nía será len­ta». Boltxe entre­vis­ta a Miguel Urbano, his­tó­ri­co comu­nis­ta por­tu­gues

[alert]
Recien­te­men­te ha fallecido,a los 91 años, en Opor­to el his­tó­ri­co perio­dis­ta, escri­tor y sobre todo comu­nis­ta por­tu­gués Miguel Urbano.

En una vida tan lar­ga y de tenaz mili­tan­cia le dio tiem­po de hacer casi de todo. Ese queha­cer le lle­vó al exi­lio y por ello tuvo que vivir duran­te muchos años en Bra­sil, don­de ade­más de su pro­fe­sión se dedi­có a la mili­tan­cia polí­ti­ca, siem­pre al lado de la cla­se obre­ra y de los pue­blos en lucha por su sobe­ra­nía.

Fue, al igual que el tam­bién recien­te­men­te falle­ci­do Jus­to de la Cue­va, uno de los pri­me­ros comu­nis­tas que enten­dió la impor­tan­cia que ten­drían las nue­vas tec­no­lo­gías e inter­net en la divul­ga­ción del mar­xis­mo. No en vano fun­dó varias webs, cola­bo­ra­ba con dife­ren­tes pági­nas de con­tra infor­ma­ción. Actual­men­te diri­gía el perió­di­co digi­tal comu­nis­ta O Dia­rio, don­de escri­bía sus apor­ta­cio­nes teó­ri­cas.

Miguel fue tam­bién un per­fec­to cono­ce­dor de la lucha por la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo en Eus­kal Herria, lucha que no solo cono­cía, sino que com­par­tía los obje­ti­vos del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co.

Tam­bién fue ami­go de Boltxe. Sor­pren­den­te­men­te nos comen­tó que poseía algún ejem­plar de nues­tra anti­gua revis­ta y que seguía nues­tra web. En una con­ver­sa­ción que tuvi­mos con él en Com­pos­te­la en el mar­co de las Jor­na­das Inde­pen­den­tis­tas Gale­gas, demos­tró unos cono­ci­mien­tos muy amplios de nues­tra lucha.

Le pro­pu­si­mos una entre­vis­ta y no vació en con­ce­dér­nos­la pese a saber que el Par­ti­do Comu­nis­ta Por­tu­gués don­de mili­ta­ba no es espe­cial­men­te sen­si­ble a la lucha de libe­ra­ción nacio­nal y social vas­ca.

A títu­lo de recuer­do y home­na­je publi­ca­mos de nue­vo aque­lla entre­vis­ta. Miguel Agur eta Oho­re!!!!

Boltxe Kolek­ti­boa

3 de junio de 2017
[/​alert]

Real­men­te ha sido un pri­vi­le­gio para Boltxe haber cono­ci­do a Miguel Urbano. No hace fal­ta nin­gu­na pre­sen­ta­ción de este vete­rano comu­nis­ta por­tu­gués, cola­bo­ra­dor de dece­nas de sitios webs, inte­lec­tual y mili­tan­te anti­fas­cis­ta.

No podía­mos des­apro­ve­char la opor­tu­ni­dad de plan­tear­le algu­nas cues­tio­nes y pre­gun­tas, y con ellas os deja­mos.

B- Miguel, para empe­zar, como mili­tan­te comu­nis­ta por­tu­gués nos gus­ta­ría que nos hicie­ses una peque­ña radio­gra­fía de tu país y nos habla­ses del impac­to de la cri­sis capi­ta­lis­ta en Por­tu­gal

M- La Revo­lu­ción del 25 de abril de 1974 fue un acon­te­ci­mien­to his­tó­ri­co. El derrum­be del fas­cis­mo per­mi­tió al pue­blo por­tu­gués rea­li­zar avan­ces revo­lu­cio­na­rios supe­rio­res a todos los ocu­rri­dos en Euro­pa occi­den­tal des­de la Comu­na de Paris.

Las con­quis­tas de la revo­lu­ción demo­crá­ti­ca y nacio­nal fue­ron posi­bles por la alian­za del pue­blo con el Movi­mien­to de las Fuer­zas Arma­das-MFA, la van­guar­dia mili­tar que con­ci­bió y eje­cu­tó el gol­pe del 25 de abril.

El perío­do revo­lu­cio­na­rio fue des­afor­tu­na­da­men­te bre­ve. El Par­ti­do Socia­lis­ta, bajo el lide­raz­go de Mario Soa­res, al sem­brar la divi­sión en el MFA, cam­bio la rela­ción de fuer­zas, crean­do con­di­cio­nes para la con­tra-revo­lu­ción con el gol­pe de 25 de noviem­bre de 1975.

Trans­cu­rri­dos 40 años Por­tu­gal tie­ne uno de los gobier­nos más reac­cio­na­rios de la Unión Euro­pea, tute­la­do por la can­ci­ller Mer­kel y el impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se. Por­tu­gal es hoy una dic­ta­du­ra de la bur­gue­sía con facha­da demo­crá­ti­ca.

B- Esta cri­sis capi­ta­lis­ta de que hablá­ba­mos y que afec­ta a toda Euro­pa y al res­to del mun­do debe­ría hacer reac­cio­nar a la cla­se obre­ra pero pen­sa­mos que no lo ha hecho lo sufi­cien­te­men­te ¿A que crees que es debi­do?

M- Las con­di­cio­nes obje­ti­vas son favo­ra­bles en muchos paí­ses euro­peos para un ascen­so de la lucha de masas. Pero no exis­ten las sub­je­ti­vas.

El con­trol hege­mó­ni­co de los media por el gran capi­tal finan­cie­ro mani­pu­la la con­cien­cia de las gran­des mayo­rías, pro­mo­vien­do la alie­na­ción. La men­ti­ra es trans­for­ma­da en ver­dad y gue­rras impe­ria­les geno­ci­das son pre­sen­ta­das como accio­nes huma­ni­ta­rias en defen­sa de la demo­cra­cia y la liber­tad. No olvi­deis que han atri­bui­do el Nobel de la Paz a Oba­ma, el pre­si­den­te de EEUU cuya polí­ti­ca exte­rior beli­cis­ta ame­na­za la huma­ni­dad.

B- Otra de las con­se­cuen­cias de estos perio­dos de cri­sis es la apa­ri­ción del fas­cis­mo y el nazis­mo ¿Pien­sas que estas odio­sas ten­den­cias pue­den rena­cer con fuer­za y lle­var­nos a la situa­ción del os años 40 del siglo pasa­do?

M- El ascen­so del fas­cis­mo en Euro­pa (y tam­bién en EEEU) es una peli­gro­sa reali­dad. En las pró­xi­mas elec­cio­nes para el Par­la­men­to Euro­peo dece­nas de esca­ños serán con­quis­ta­dos por los par­ti­dos de extre­ma dere­cha de Rei­no Uni­do, Holan­da, Fran­cia, Aus­tria, Dina­mar­ca, Gre­cia y Sue­cia.

Apro­ve­chan­do la deses­pe­ra­ción y frus­tra­ción de las víc­ti­mas de las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les, diri­gen­tes de par­ti­dos fas­cis­tas, como la fran­ce­sa Mari­ne le Pen cam­bia­ron el dis­cur­so y aho­ra cri­ti­can el impe­ria­lis­mo ame­ri­cano y el FMI y res­pon­sa­bi­li­zan al libe­ra­lis­mo orto­do­xo de la cri­sis. Con­si­guen inclu­so cap­tar los votos de muchos tra­ba­ja­do­res explo­ta­dos por el sis­te­ma.

El gobierno Oba­ma y la CIA cum­plie­ron un papel deci­si­vo en los acon­te­ci­mien­tos de Ucra­nia. El gol­pe que des­en­ca­de­nó la vio­len­cia en Kiev fue pre­pa­ra­do por los EEUU. Aho­ra Washing­ton se esfuer­za por crear situa­cio­nes explo­si­vas en el este de Ucra­nia mayo­ri­ta­ria­men­te ruso-par­lan­te. Putin y las tele­vi­sio­nes rusas ya pre­sen­ta­ron prue­bas de la infil­tra­ción en la región de cen­te­nas de mer­ce­na­rios de las orga­ni­za­cio­nes Black­wa­ter (aho­ra rebau­ti­za­da Aca­de­mi) y Greys­to­ne. Ambas siem­bran el terro­ris­mo de Donetsk a Lugansk, come­tien­do crí­me­nes que los media occi­den­ta­les atri­bu­yen a las mili­cias rusó­fo­nas.

No creo, sin embar­go, que el actual repun­te del fas­cis­mo pue­da lle­var­nos a una situa­ción como la ante­rior a la II Gue­rra Mun­dial. Enton­ces Hitler fue apo­ya­do por el gran capi­tal ale­mán, inglés, ame­ri­cano. El con­tex­to his­tó­ri­co es dife­ren­te. Hoy las trans­na­cio­na­les uti­li­zan el fas­cis­mo y el terro­ris­mo (en Siria por ejem­plo) como alia­dos. Pero lo man­tie­nen bajo rela­ti­vo con­trol.

B- Una pelea impres­cin­di­ble de ana­li­zar, los dere­chos nacio­na­les de los pue­blos sin esta­do, no en vano hemos coin­ci­di­do en Gali­za en las Jor­na­das
Inde­pen­den­tis­tas Gale­gas… ¿Qué valo­ra­ción haces de las actua­les luchas de los pue­blos por la auto­de­ter­mi­na­ción y la inde­pen­den­cia?

M- Pos­te­rior­men­te a la segun­da gue­rra mun­dial los impe­rios colo­nia­les enfren­ta­ron luchas de libe­ra­ción nacio­nal que cam­bia­ron el mapa del mun­do, sobre todo en Áfri­ca y Asia. En algu­nas, como la de Arge­lia y Viet­nam, la lucha arma­da fue deter­mi­nan­te para la derro­ta de las poten­cias opre­so­ras. La vic­to­ria del pue­blo viet­na­mi­ta y la defen­sa heroi­ca de la Revo­lu­ción Cuba­na son mar­cos que seña­la­ron el ini­cio de la deca­den­cia de la hege­mo­nía mun­dial de EEUU.
La soli­da­ri­dad de la Unión Sovié­ti­ca con los pue­blos que com­ba­tían por la inde­pen­den­cia con­tri­bu­yó deci­si­va­men­te – caso de las colo­nias por­tu­gue­sas- para el fin de la era colo­nial.

La des­apa­ri­ción de la URSS y la trans­for­ma­ción de Rusia en un país capi­ta­lis­ta fue una tra­ge­dia para la huma­ni­dad que per­mi­tió al impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se desa­rro­llar una estra­te­gia de domi­na­ción mun­dial, inva­dien­do y ocu­pan­do paí­ses del ex-Ter­cer Mun­do en gue­rras de saqueo. Eso ocu­rrió en Iraq, Afga­nis­tán, Libia, hoy colo­nias de nue­vo tipo. En algu­nos casos el ins­tru­men­to de agre­sión fue la OTAN con la com­pli­ci­dad de los alia­dos euro­peos.

Dife­ren­te es la situa­ción de pue­blos sin esta­do que luchan hace siglos por la auto­de­ter­mi­na­ción y la inde­pen­den­cia. En esa situa­ción se encuen­tran los kur­dos, los pales­ti­nos y las nacio­nes opri­mi­das por el Esta­do Espa­ñol: Gali­cia, Eus­kal Herria y Cata­lu­ña. ..

Los kur­dos, más de 20 millo­nes, son hoy mino­rías impor­tan­tes en Tur­quía, Iraq e Irán y hay comu­ni­da­des suyas tam­bién en Siria y Arme­nia.

El impe­ria­lis­mo, que en 1918 se com­pro­me­tió a crear un Kur­dis­tán inde­pen­dien­te, no cum­plió la pro­me­sa y está hoy intere­sa­do en man­te­ner los kur­dos divi­di­dos.
En lo que con­cier­ne a las nacio­nes opri­mi­das de Espa­ña soy obvia­men­te soli­da­rio con su dere­cho a la auto­de­ter­mi­na­ción y la inde­pen­den­cia.

B‑Hablando de Heus­kal Herria, ¿qué pien­sas des­de Por­tu­gal de la lucha por el socia­lis­mo y la inde­pen­den­cia del pue­blo vas­co?

M- Es una lucha heroi­ca y difí­cil que acom­pa­ño con emo­ción, con­de­nan­do con fir­me­za todas las for­mas de repre­sión que se aba­ten sobre vues­tro pue­blo y la hipo­cre­sía de los par­ti­dos del sis­te­ma al negar­se a un diá­lo­go que abra puer­tas a una solu­ción que res­pon­da a las aspi­ra­cio­nes de la nación vas­ca.

B‑Y del esta­do actual de la lucha de cla­ses en Amé­ri­ca Lati­na con Vene­zue­la, Boli­via, Ecua­dor, Bra­sil, Argen­ti­na…

M- Des­truir la Revo­lu­ción boli­va­ria­na es hoy el obje­ti­vo prio­ri­ta­rio para Washing­ton en Amé­ri­ca Lati­na. Una cam­pa­ña de des­in­for­ma­ción mun­dial pre­sen­ta Vene­zue­la como un país al bor­de del caos y de la ban­ca­rro­ta, que repri­me mani­fes­ta­cio­nes pací­fi­cas de la opo­si­ción y per­si­gue la «pren­sa demo­crá­ti­ca».

Esa cam­pa­ña detur­pa gro­se­ra­men­te la reali­dad.

La res­pon­sa­bi­li­dad por la vio­len­cia calle­je­ra es del sec­tor fas­cis­ta de la opo­si­ción. No hay en Suda­mé­ri­ca un gobierno más demo­crá­ti­co que el vene­zo­lano. Gra­cias a la revo­lu­ción boli­va­ria­na el anal­fa­be­tis­mo fue eli­mi­na­do, la expec­ta­ti­va de vida subió enor­me­men­te, millo­nes de vene­zo­la­nos tuvie­ron acce­so a la salud, a ali­men­tos sub­si­dia­dos y a las uni­ver­si­da­des.

Obvia­men­te, la muer­te pre­ma­tu­ra de un revo­lu­cio­na­rio caris­má­ti­co como Hugo Cha­vez es fuen­te de gran­des pro­ble­mas. El Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­do de Vene­zue­la no es el ins­tru­men­to polí­ti­co revo­lu­cio­na­rio ima­gi­na­do por Cha­vez. Pero las enor­mes difi­cul­ta­des que la Revo­lu­ción enfren­ta en vez de gene­rar pesi­mis­mo exi­gen un refuer­zo de la soli­da­ri­dad inter­na­cio­na­lis­ta.

La defen­sa de La Revo­lu­ción Boli­va­ria­na es hoy un deber revo­lu­cio­na­rio. Su derro­ta ten­dría gra­ves con­se­cuen­cias para Los gobier­nos pro­gre­sis­tas de Evo Mora­les en Boli­via o de Rafael Correa en Ecua­dor; ame­na­za­ría inclu­so la con­ti­nui­dad de la revo­lu­ción cuba­na.

Rela­ti­va­men­te a Bra­sil y Argen­ti­na, el mode­lo de neo-desa­rro­llis­mo de los gobier­nos de Dil­ma Rous­sef y Cris­ti­na Kirch­ner es bien tole­ra­do por los EEUU. Las trans­na­cio­na­les no fue­ron afec­ta­das por sus polí­ti­cas asis­ten­cia­lis­tas.
El ex tupa­ma­ro Muji­ca, en Uru­guay, es una decep­ción. Los elo­gios que aca­ba de reci­bir de Oba­ma en su visi­ta a Washing­ton son escla­re­ce­do­res.

Nada hay que espe­rar de posi­ti­vo de los gobier­nos de Méxi­co, del Perú, de Colom­bia y de Chi­le, ali­nea­dos en lo fun­da­men­tal con la estra­te­gia de los EEUU para la Región.

En Colom­bia, sin embar­go, la heroi­ca lucha de las FARC, ya con más de medio siglo, pro­si­gue como desa­fío al impe­ria­lis­mo. Con excep­ción de Israel, nin­gún otro país reci­be «ayu­da» mili­tar tan gran­de. Gra­cias a ella, la oli­gar­quía colom­bia­na pue­de man­te­ner un ejér­ci­to de 500 000 hom­bres, pero ni así con­si­gue eli­mi­nar la heroi­ca gue­rri­lla comu­nis­ta crea­da por Manuel Maru­lan­da

B‑Vamos ter­mi­nan­do y que­re­mos pre­gun­tar­te algo sobre el mar­xis­mo y la lucha por el socia­lis­mo. Tras las derro­tas de los años 90 con la caí­da de la URSS y la vuel­ta al capi­ta­lis­mo del este euro­pea, 25 años des­pués ¿Cómo valo­ras la actua­li­dad del mar­xis­mo-leni­nis­mo y si pien­sas que se están dan­do res­pues­tas ade­cua­das a las luchas de los pue­blos?

M- La tesis del fin de la His­to­ria de Fran­cis Fuku­ya­ma fue rápi­da­men­te des­men­ti­da. El libe­ra­lis­mo, que sería la ideo­lo­gía defi­ni­ti­va, está des­acre­di­ta­do, acu­mu­lan­do derro­ta sobre derro­ta. La implan­ta­ción del capi­ta­lis­mo en Rusia fue apre­su­ra­da­men­te inter­pre­ta­da como pró­lo­go a la muer­te del comu­nis­mo.

¿Y qué vemos? La cri­sis mun­dial demos­tró que el capi­ta­lis­mo atra­vie­sa una cri­sis estruc­tu­ral para la cual bus­ca solu­ción en gue­rras de saqueo.
Al con­tra­rio, asis­ti­mos a un explo­si­vo rena­ci­mien­to del mar­xis­mo. Se mul­ti­pli­can los con­gre­sos sobre el pen­sa­mien­to y la obra de Marx.

En Fran­cia –un ejem­plo – el cur­so sobre Marx en la Sor­bon­ne, del filó­so­fo y his­to­ria­dor Jean Salem, es uno éxi­to abso­lu­to, acom­pa­ña­do en Inter­net por más de 30 000 per­so­nas.

El mar­xis­mo que mani­fies­ta tan­ta vita­li­dad es crea­dor, diná­mi­co, como lo con­ci­bió Marx, un ins­tru­men­to revo­lu­cio­na­rio indis­pen­sa­ble para la com­pren­sión del mun­do del siglo XXI y a la ela­bo­ra­ción de las for­mas de lucha con­tra el capi­ta­lis­mo actual, muy dife­ren­te del que ins­pi­ró El Capi­tal.

Pero hoy como enton­ces la alter­na­ti­va al capi­ta­lis­mo es el socia­lis­mo.

Las lec­cio­nes de la derro­ta de la Unión Sovié­ti­ca traen entre otras la cer­te­za de que no sur­gi­rá en data pre­de­ci­ble un mode­lo úni­co de socia­lis­mo.

En los últi­mos años sur­gie­ron obras muy impor­tan­tes de filó­so­fos mar­xis­tas revo­lu­cio­na­rios como el ita­liano Dome­ni­co Losur­do y el fran­cés Geor­ges Labi­ca (recien­te­men­te falle­ci­do).

Todos coin­ci­den con Marx en la con­clu­sión de que es indis­pen­sa­ble des­truir com­ple­ta­men­te el esta­do bur­gués cuan­do se toma el poder. El des­en­la­ce san­grien­to de la expe­rien­cia chi­le­na con­fir­mó la impo­si­bi­li­dad de uti­li­zar el esta­do crea­do por la bur­gue­sía para impo­ner un sis­te­ma incom­pa­ti­ble con sus obje­ti­vos. Lo que está ocu­rrien­do en Vene­zue­la tam­bién demues­tra que la lla­ma­da «vía pací­fi­ca» al socia­lis­mo es una tesis román­ti­ca.

Mas la des­truc­ción del apa­ra­to del esta­do bur­gués no resuel­ve el pro­ble­ma de la fun­ción y natu­ra­le­za del esta­do pro­le­ta­rio socia­lis­ta.

Losur­do plan­tea con­cre­ta­men­te una cues­tión teó­ri­ca que me pare­ce fun­da­men­tal sobre la tran­si­ción del capi­ta­lis­mo a una socie­dad adul­ta, huma­ni­za­da, sin explo­ra­do­res ni explo­ta­dos.

No cri­ti­ca la tesis mar­xis­ta de la extin­ción del esta­do. Pero lla­ma la aten­ción para las res­pues­tas que la His­to­ria dio en socie­da­des en las cua­les par­ti­dos comu­nis­tas, toma­do el poder, ini­cia­ron la cons­truc­ción del socia­lis­mo como fase tran­si­to­ria, rum­bo al comu­nis­mo.

No hubo una sola de esas expe­rien­cias en que el nue­vo esta­do, ins­ta­la­do por el Par­ti­do sobre las rui­nas del esta­do bur­gués pre-exis­ten­te, haya empe­za­do a per­der pro­ta­go­nis­mo. Al con­tra­rio. Se for­ta­le­ció con­ti­nua­men­te . Eso ocu­rrió con­cre­ta­men­te en la Unión Sovié­ti­ca y en Cuba.

No creo que los erro­res y devia­cio­nes come­ti­dos por los dos Par­ti­dos – y fue­ron muchos y gra­ves- sean la cau­sa deter­mi­nan­te de la no reduc­ción del papel y dimen­sión del esta­do socia­lis­ta.

La expli­ca­ción del fenó­meno social, polí­ti­co y eco­nó­mi­co, la encuen­tro en el hom­bre, la resis­ten­cia del ser humano a trans­for­mar­se aun­que en bene­fi­cio pro­pio.

La huma­ni­dad reali­zó con­quis­tas mara­vi­llo­sas en la cien­cia y la téc­ni­ca. La vida es hoy total­men­te dife­ren­te de lo que era en la Ate­nas de Peri­cles. Mas el hom­bre del siglo XXI no es ni mejor ni más inte­li­gen­te de lo que eran Aris­tó­te­les o Pla­tón.

El homo sapiens actual en sus vir­tu­des y vicios no difie­re mucho en la capa­ci­dad de amar, sen­tir, luchar del ate­nien­se del siglo V a.c o del ciu­da­dano de Jeru­sa­lén con­tem­po­rá­neo de Jesús.

El hom­bre nue­vo es por aho­ra utó­pi­co.

El sur­gi­mien­to rapi­dí­si­mo de millo­nes de hom­bres vie­jos, con todos los estig­mas del capi­ta­lis­mo en la Rusia de Yel­tsin requie­re refle­xión.

La tran­si­ción del socia­lis­mo al comu­nis­mo será muchí­si­mo más len­ta que lo admi­ti­do por Marx.

B- Ter­mi­na­mos Miguel, Rosa Luxem­bur­go hablo de socia­lis­mo o bar­ba­rie, tene­mos cla­ro que acer­tó de lleno con la dis­yun­ti­va que se le plan­tea­ba a la huma­ni­dad ¿Crees que la huma­ni­dad será capaz de huir de esa bar­ba­rie lla­ma­da capi­ta­lis­mo y será capaz de cons­truir el socia­lis­mo por el que tan­ta gen­te ha lucha­do y dado la vida?

M- De mi res­pues­ta ante­rior, podría infe­rir­se, cama­ra­das de Boltxe, que soy pesi­mis­ta. Pero sería erró­nea tal con­clu­sión. Soy al con­ta­rio opti­mis­ta.
La adver­ten­cia de Rosa Luxem­bur­go sobre la anti­no­mia socia­lis­mo o bar­ba­rie no per­dió actua­li­dad.

Está en manos de la Huma­ni­dad optar por su con­ti­nua­ción o extin­ción.
Veo como inge­nua la con­vic­ción de que las revo­lu­cio­nes futu­ras serán obra de movi­mien­tos socia­les. El espon­ta­neis­mo no hace his­to­ria pro­fun­da. La lucha de cla­ses es hoy, como siem­pre lo fue, el motor de la His­to­ria. Y al par­ti­do revo­lu­cio­na­rio de nue­vo tipo cabe lide­rar­la como van­guar­dia.

Por el momen­to, como afir­mé antes, no están crea­das las con­di­cio­nes sub­je­ti­vas para revo­lu­cio­nes socia­lis­tas en paí­ses cen­tra­les.

Pero el capi­ta­lis­mo no tie­ne solu­cio­nes para sal­var su mons­truo­so pro­yec­to. Su ago­nía será len­ta, sin data en el calen­da­rio.

Hay que ser pacien­te. La marea sube .Y la con­ver­gen­cia de muchas luchas en muchos paí­ses será fatal para el capi­ta­lis­mo.

Pues nada más, un gus­to haber­te cono­ci­do, un orgu­llo para noso­tros el que nos hayas res­pon­di­do a esta tan­da de pre­gun­tas y agra­de­cer­te tam­bién esos tex­tos que tan­ta cla­ri­dad apor­tan en esta épo­ca de oscu­ri­dad neo­li­be­ral. Eske­rrik asko!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *