Errekaleor, lucha de clases pura y dura

Al igual que hicie­se Azku­na en Bil­bo hace ya varios años, Gor­ka Urta­ran, alcal­de de Gas­teiz, ha deci­di­do liqui­dar un pro­yec­to auto­ges­tio­na­do. Esta vez se tra­ta de un barrio ente­ro, Erre­ka­leor, que está sien­do usa­do por diver­sos colec­ti­vos y per­so­nas que viven en él y le dan vida, plan­tean­do y luchan­do por un mode­lo de vida en con­tra­po­si­ción al que nos impo­ne el sis­te­ma capi­ta­lis­ta.
Para enten­der los pro­ce­sos y los suce­sos hay que escu­char al enemi­go. Uti­li­za­mos con toda con­cien­cia la pala­bra enemi­go. El PNV como par­ti­do de la oli­gar­quía y la bur­gue­sía vas­ca es enemi­go del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co en su lucha por el socia­lis­mo y la inde­pen­den­cia, aun­que esto no lo quie­ran enten­der, y si lo entien­den lo ocul­tan, los actua­les diri­gen­tes de la Izquier­da Aber­tza­le Ofi­cial.
Nos refe­ri­mos a unas decla­ra­cio­nes que hizo el falle­ci­do Azku­na a los pocos días de aca­bar con el pro­yec­to de Kukutza en las que ase­ve­ró que «la pro­pie­dad no se toca».
Y ese es el meo­llo y la cla­ve tan­to de lo ocu­rri­do en Erre­kal­de como lo que ocu­rri­rá en Erre­ka­leor. La defen­sa a san­gre y fue­go, si es nece­sa­rio, de la pro­pie­dad, de los intere­ses de la bur­gue­sía, de los pro­yec­tos de las y los espe­cu­la­do­res… la defen­sa de los valo­res del capi­ta­lis­mo. El sis­te­ma bur­gués que defien­de el PNV no pue­de per­mi­tir en su seno, pro­yec­tos y reali­da­des como los de Kukutza y Erre­ka­leor.
No impor­ta el cos­te. Usa­ran la bru­ta­li­dad poli­cial que haga fal­ta, recu­rri­rán a leyes extran­je­ras y a fis­ca­les espa­ño­les. Deten­drán a cuan­ta gen­te ten­gan que dete­ner, pero tie­nen muy cla­ro que la auto­ges­tión y la libe­ra­ción de espa­cios no tie­ne lugar en este «paraí­so capi­ta­lis­ta-neo­li­be­ral» por el que apues­ta el PNV y los refor­mis­tas de todo pelo.
Defen­de­rán los intere­ses de una com­pa­ñía eléc­tri­ca como Iber­dro­la que está sien­do san­cio­na­da en repe­ti­das oca­sio­nes por sus prác­ti­cas abu­si­vas y sos­pe­cho­sas de sobre­pa­sar inclu­so la pro­pia legis­la­ción que tan­to dicen defen­der. No hace ni diez días la Guar­dia Civil espa­ño­la regis­tró las sedes de dicha com­pa­ñía, acu­sa­da de inflar la fac­tu­ra eléc­tri­ca y cobrar de más a los usua­rios. Esa es la com­pa­ñía que defien­de el PNV y su poli­cía.
La auto­ges­tión y la oku­pa­ción está seve­ra­men­te cas­ti­ga­da por­que es una de las prác­ti­cas que más cues­tio­na el sis­te­ma capi­ta­lis­ta. Toca, como decía­mos al prin­ci­pio la pro­pie­dad pri­va­da, cla­ve y razón de ser de este sis­te­ma.
EH Bil­du es quien ha aupa­do a la alcal­día de Gas­teiz a Urta­ran, que se pre­sen­tó bajo las siglas jel­tza­les del PNV y que en las elec­cio­nes logró ser tan solo la ter­ce­ra fuer­za polí­ti­ca. Bajo el pre­tex­to de reti­rar al PP y empe­zar lo que deno­mi­na­ron «el cam­bio», EH Bil­du rega­ló la alcal­día a este alcal­de que ha pro­me­ti­do exca­va­do­ras y poli­cías para ter­mi­nar con Erre­ka­leor. No nos han lle­ga­do noti­cias de que EH Bil­du vaya a reti­rar el apo­yo a este laca­yo del neo­li­be­ra­lis­mo y la espe­cu­la­ción. El tan cacarea­do «cam­bio» no lo hemos vis­to por nin­gún lado, el úni­co cam­bio que hemos vis­to en Gas­teiz es que las rece­tas neo­li­be­ra­les las apli­ca aho­ra una dere­cha con txa­pe­la. Y la dere­cha, con txa­pe­la o sin ella, dere­cha es.
Seña­lar la res­pon­sa­bi­li­dad del refor­mis­mo, iden­ti­fi­car el PNV como enemi­go del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co, inci­dir en la auto­ges­tión y la oku­pa­ción, en la nece­si­dad de reor­ga­ni­zar nue­va­men­te amplios movi­mien­tos popu­la­res que pon­gan en jaque mate al capi­ta­lis­mo son algu­nas de las lec­cio­nes que tene­mos que sacar de la lucha en Erre­ka­leor. El camino será duro, pero no hay nin­gún otro, el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co tie­ne que orga­ni­zar­se y con­ver­tir­se en la pun­ta de lan­za de la lucha por una Eus­kal Herria femi­nis­ta, socia­lis­ta, eus­kal­dun e inde­pen­dien­te. Es pura lucha de cla­ses.
Des­de Boltxe nos soli­da­ri­za­mos con la lucha de Erre­ka­leor y la apo­ya­mos total­men­te.
Boltxe Kolek­ti­boa
21 de mayo de 2017

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: