Erre­ka­leor, lucha de cla­ses pura y dura

Al igual que hicie­se Azku­na en Bil­bo hace ya varios años, Gor­ka Urta­ran, alcal­de de Gas­teiz, ha deci­di­do liqui­dar un pro­yec­to auto­ges­tio­na­do. Esta vez se tra­ta de un barrio ente­ro, Erre­ka­leor, que está sien­do usa­do por diver­sos colec­ti­vos y per­so­nas que viven en él y le dan vida, plan­tean­do y luchan­do por un mode­lo de vida en con­tra­po­si­ción al que nos impo­ne el sis­te­ma capitalista.
Para enten­der los pro­ce­sos y los suce­sos hay que escu­char al enemi­go. Uti­li­za­mos con toda con­cien­cia la pala­bra enemi­go. El PNV como par­ti­do de la oli­gar­quía y la bur­gue­sía vas­ca es enemi­go del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co en su lucha por el socia­lis­mo y la inde­pen­den­cia, aun­que esto no lo quie­ran enten­der, y si lo entien­den lo ocul­tan, los actua­les diri­gen­tes de la Izquier­da Aber­tza­le Oficial.
Nos refe­ri­mos a unas decla­ra­cio­nes que hizo el falle­ci­do Azku­na a los pocos días de aca­bar con el pro­yec­to de Kukutza en las que ase­ve­ró que «la pro­pie­dad no se toca».
Y ese es el meo­llo y la cla­ve tan­to de lo ocu­rri­do en Erre­kal­de como lo que ocu­rri­rá en Erre­ka­leor. La defen­sa a san­gre y fue­go, si es nece­sa­rio, de la pro­pie­dad, de los intere­ses de la bur­gue­sía, de los pro­yec­tos de las y los espe­cu­la­do­res… la defen­sa de los valo­res del capi­ta­lis­mo. El sis­te­ma bur­gués que defien­de el PNV no pue­de per­mi­tir en su seno, pro­yec­tos y reali­da­des como los de Kukutza y Errekaleor.
No impor­ta el cos­te. Usa­ran la bru­ta­li­dad poli­cial que haga fal­ta, recu­rri­rán a leyes extran­je­ras y a fis­ca­les espa­ño­les. Deten­drán a cuan­ta gen­te ten­gan que dete­ner, pero tie­nen muy cla­ro que la auto­ges­tión y la libe­ra­ción de espa­cios no tie­ne lugar en este «paraí­so capi­ta­lis­ta-neo­li­be­ral» por el que apues­ta el PNV y los refor­mis­tas de todo pelo.
Defen­de­rán los intere­ses de una com­pa­ñía eléc­tri­ca como Iber­dro­la que está sien­do san­cio­na­da en repe­ti­das oca­sio­nes por sus prác­ti­cas abu­si­vas y sos­pe­cho­sas de sobre­pa­sar inclu­so la pro­pia legis­la­ción que tan­to dicen defen­der. No hace ni diez días la Guar­dia Civil espa­ño­la regis­tró las sedes de dicha com­pa­ñía, acu­sa­da de inflar la fac­tu­ra eléc­tri­ca y cobrar de más a los usua­rios. Esa es la com­pa­ñía que defien­de el PNV y su policía.
La auto­ges­tión y la oku­pa­ción está seve­ra­men­te cas­ti­ga­da por­que es una de las prác­ti­cas que más cues­tio­na el sis­te­ma capi­ta­lis­ta. Toca, como decía­mos al prin­ci­pio la pro­pie­dad pri­va­da, cla­ve y razón de ser de este sistema.
EH Bil­du es quien ha aupa­do a la alcal­día de Gas­teiz a Urta­ran, que se pre­sen­tó bajo las siglas jel­tza­les del PNV y que en las elec­cio­nes logró ser tan solo la ter­ce­ra fuer­za polí­ti­ca. Bajo el pre­tex­to de reti­rar al PP y empe­zar lo que deno­mi­na­ron «el cam­bio», EH Bil­du rega­ló la alcal­día a este alcal­de que ha pro­me­ti­do exca­va­do­ras y poli­cías para ter­mi­nar con Erre­ka­leor. No nos han lle­ga­do noti­cias de que EH Bil­du vaya a reti­rar el apo­yo a este laca­yo del neo­li­be­ra­lis­mo y la espe­cu­la­ción. El tan cacarea­do «cam­bio» no lo hemos vis­to por nin­gún lado, el úni­co cam­bio que hemos vis­to en Gas­teiz es que las rece­tas neo­li­be­ra­les las apli­ca aho­ra una dere­cha con txa­pe­la. Y la dere­cha, con txa­pe­la o sin ella, dere­cha es.
Seña­lar la res­pon­sa­bi­li­dad del refor­mis­mo, iden­ti­fi­car el PNV como enemi­go del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co, inci­dir en la auto­ges­tión y la oku­pa­ción, en la nece­si­dad de reor­ga­ni­zar nue­va­men­te amplios movi­mien­tos popu­la­res que pon­gan en jaque mate al capi­ta­lis­mo son algu­nas de las lec­cio­nes que tene­mos que sacar de la lucha en Erre­ka­leor. El camino será duro, pero no hay nin­gún otro, el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co tie­ne que orga­ni­zar­se y con­ver­tir­se en la pun­ta de lan­za de la lucha por una Eus­kal Herria femi­nis­ta, socia­lis­ta, eus­kal­dun e inde­pen­dien­te. Es pura lucha de clases.
Des­de Boltxe nos soli­da­ri­za­mos con la lucha de Erre­ka­leor y la apo­ya­mos totalmente.
Boltxe Kolek­ti­boa
21 de mayo de 2017

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *