Venezuela, el deseo imperial y la constituyente

Lo que está en mar­cha en Vene­zue­la es un epi­so­dio deci­si­vo en el pro­yec­to de Esta­dos Uni­dos y las oli­gar­quías de no dejar en pie un solo gobierno inde­pen­dien­te y demo­crá­ti­co en nues­tra Amé­ri­ca. El com­bus­ti­ble prin­ci­pal que ali­men­ta ese pro­yec­to en Vene­zue­la es el apo­yo que reci­be la con­tra­rre­vo­lu­ción endó­ge­na de Washington/​OEA, los más des­pres­ti­gia­dos gobier­nos neo­li­be­ra­les y la dere­cha ado­ra­do­ra del dios mer­ca­do y del asal­to al teso­ro públi­co. Todos enma­ri­da­dos con el uru­gua­yo Luis Alma­gro, agen­te de la CIA asig­na­do a la secre­ta­ría gene­ral de la OEA.

Apar­te del ubé­rri­mo petró­leo de Vene­zue­la, que desea para sí, el impe­rio con­ce­de enor­me prio­ri­dad a derro­car el gobierno de Madu­ro por la impor­tan­cia de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na y Cha­vis­ta en el con­cier­to regio­nal. El rudo gol­pe que ases­ta­ría una con­tra­rre­vo­lu­ción triun­fan­te en la patria de Bolí­var a los pro­ce­sos de cam­bio en Boli­via, Ecua­dor, Nica­ra­gua, El Sal­va­dor, al Alba en su con­jun­to y, por supues­to, a Cuba. Y no solo eso, sino la crea­ción de un ambien­te pro­fun­da­men­te fas­cis­toi­de como el que vemos sur­gir en las dere­chas de la región, que impi­da el acce­so a la pre­si­den­cia de Andrés Manuel López Obra­dor en Méxi­co, Lula da Sil­va en Bra­sil y –si deci­die­ra lan­zar­se– Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner en Argen­ti­na, can­di­da­tos a los que pare­ce impo­si­ble fre­nar por medios lega­les y legí­ti­mos. A nadie esca­pa el vuel­co que estos even­tua­les resul­ta­dos elec­to­ra­les, ope­ra­rían en la corre­la­ción regio­nal –e inter­na­cio­nal– de fuer­zas a favor de la inde­pen­den­cia, la sobe­ra­nía, el con­trol nacio­nal de los recur­sos natu­ra­les, la jus­ti­cia social, la demo­cra­cia, la uni­dad y con­cor­dia latino-cari­be­ña y la paz mun­dial.

Lo ante­rior expli­ca que en una peli­gro­sa y ten­sa situa­ción eco­nó­mi­ca, polí­ti­ca y social como la pro­vo­ca­da por el impe­ria­lis­mo y sus vasa­llos loca­les en Vene­zue­la, estos recha­cen la razo­na­ble, legal y legí­ti­ma con­vo­ca­to­ria a Asam­blea Nacio­nal Constituyente(ANC) del pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro y su ofer­ta de diá­lo­go. Peor aún, han arre­cia­do los actos de vio­len­cia, que ya se cobran más de tres dece­nas de vidas y cien­tos de heri­dos y demos­tra­do no estar dis­pues­tos a otro diá­lo­go que no sea la ren­di­ción del gobierno ante sus exi­gen­cias. Tan cre­yen­tes e ínti­mos de la jerar­quía cató­li­ca de Vene­zue­la como son, han hecho caso omi­so otra vez del lla­ma­do del Papa Fran­cis­co al diá­lo­go.

Insis­to, las accio­nes con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rias en Vene­zue­la siguen las direc­ti­vas de la Ope­ra­ción Vene­zue­la Free­dom 2 del Coman­do Sur yan­qui, que, ade­más de la vas­ta expe­rien­cia del Pen­tá­gono y la CIA en derro­car gobier­nos, toman tam­bién de base al teó­ri­co de los gol­pes blan­dos Gene Sharp. Fun­cio­na­rios de su Ins­ti­tu­to Eins­tein rea­li­za­ron una visi­ta de tra­ba­jo de nue­ve días a Vene­zue­la en 2003, docu­men­ta­da por Eva Golin­ger (http://​www​.radio​la​pri​me​ri​si​ma​.com/​a​r​t​i​c​u​l​o​s​/​5​448), mag­ní­fi­ca sín­te­sis sobre gol­pes blan­dos en Amé­ri­ca Lati­na.

Autor del libroDe la dic­ta­du­ra a la demo­cra­cia, Sharp enu­me­ra los cin­co pasos del gol­pe blan­do, que resu­mo: 1) Pro­mo­ver accio­nes «no vio­len­tas» para gene­rar males­tar en la socie­dad: denun­cias de corrup­ción, pro­mo­ción de intri­gas o divul­ga­ción de fal­sos rumo­res. 2) Desa­rro­llar inten­sas cam­pa­ñas en «defen­sa de la liber­tad de pren­sa y de los dere­chos huma­nos», acom­pa­ña­das de acu­sa­cio­nes de «tota­li­ta­ris­mo» con­tra el gobierno. 3) Lucha acti­va por «reivin­di­ca­cio­nes polí­ti­cas y socia­les» y la mani­pu­la­ción del colec­ti­vo para que empren­da mani­fes­ta­cio­nes y pro­tes­tas vio­len­tas, que ame­na­cen las ins­ti­tu­cio­nes. 4) Ope­ra­cio­nes de gue­rra psi­co­ló­gi­ca y des­es­ta­bi­li­za­ción, que creen un cli­ma de «ingo­ber­na­bi­li­dad». 5) For­zar la renun­cia del Pre­si­den­te, median­te revuel­tas calle­je­ras para con­tro­lar las ins­ti­tu­cio­nes, mien­tras se man­tie­ne la pre­sión en la calle. Pre­pa­rar el terreno para una inter­ven­ción mili­tar, a la vez que se desa­rro­lla una gue­rra civil pro­lon­ga­da y se logra el ais­la­mien­to inter­na­cio­nal del país (http://www.telesurtv.net/news/El-golpe-suave-en-Venezuela-en-cinco-pasos-20140220–0054.html). Nada más pare­ci­do a lo que vie­ne ocu­rrien­do en Vene­zue­la.

Pero mien­tras la con­tra­rre­vo­lu­ción se con­su­me en sus actos vio­len­tos por­que sabe que el tiem­po jue­ga con­tra ella, el cha­vis­mo ha avan­za­do ace­le­ra­da­men­te en el diá­lo­go pre­vio a la ANC que el pre­si­den­te Madu­ro impul­sa den­tro de los sec­to­res popu­la­res, la fuer­za arma­da y con los par­ti­dos opo­si­to­res que se han suma­do. Si el deba­te cons­ti­tu­yen­te se con­vier­te en un fenó­meno de masas, a la vio­len­cia no le que­da mucho.

Ángel Gue­rra Cabre­ra

11 de mayo de 2017

Fuen­te: https://​lapu​pi​lain​som​ne​.word​press​.com/​2​0​1​7​/​0​5​/​1​1​/​v​e​n​e​z​u​e​l​a​-​e​l​-​d​e​s​e​o​-​i​m​p​e​r​i​a​l​-​y​-​l​a​-​c​o​n​s​t​i​t​u​y​e​n​t​e​-​p​o​r​-​a​n​g​e​l​-​g​u​e​r​r​a​-​c​a​b​r​e​ra/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: