El cha­vis­mo reto­ma la ini­cia­ti­va: hacia la Asam­blea Nacio­nal Constituyente

Polí­ti­ca­men­te el lla­ma­do fue de alto impac­to: ape­ló al ori­gen del pro­ce­so cha­vis­ta que tuvo la ANC de 1999 como un ele­men­to fun­dan­te, y puso en mar­cha una ini­cia­ti­va pro­pia tan gran­de como lo es refor­mar una Cons­ti­tu­ción, en un momen­to de resis­ten­cia a los ata­ques golpistas.

El cha­vis­mo reto­mó la ini­cia­ti­va lue­go de un mes con­tra las cuer­das: se pon­drá en mar­cha un pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te ciu­da­dano para con­vo­car una Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te (ANC). Lo anun­ció el pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro fren­te a la movi­li­za­ción masi­va reu­ni­da el pri­me­ro de mayo en Cara­cas. Ya lo había deja­do entre­ver en su pro­gra­ma de tele­vi­sión En con­tac­to con Madu­ro, era par­te de las hipó­te­sis en medio de un esce­na­rio de incer­ti­dum­bre mar­ca­do por la esca­la­da de vio­len­cia sos­te­ni­da de la derecha.

Legal­men­te la con­vo­ca­to­ria se basó en los artícu­los 347 y 348 de la Cons­ti­tu­ción: «El pue­blo de Vene­zue­la es el depo­si­ta­rio del poder cons­ti­tu­yen­te ori­gi­na­rio. En ejer­ci­cio de dicho poder, pue­de con­vo­car una ANC con el obje­to de trans­for­mar el Esta­do, crear un nue­vo orde­na­mien­to jurí­di­co y redac­tar una nue­va Cons­ti­tu­ción (…) La ini­cia­ti­va a la ANC podrá tomar­la el Pre­si­den­te o Pre­si­den­ta de la Repú­bli­ca en Con­se­jo de Ministros».

Polí­ti­ca­men­te el lla­ma­do fue de alto impac­to: ape­ló al ori­gen del pro­ce­so cha­vis­ta que tuvo la ANC de 1999 como un ele­men­to fun­dan­te, y puso en mar­cha una ini­cia­ti­va pro­pia tan gran­de como lo es refor­mar una Cons­ti­tu­ción, en un momen­to de resis­ten­cia a los ata­ques gol­pis­tas. Defen­der­se con una res­pues­ta demo­crá­ti­ca y par­ti­ci­pa­ti­va, de eso se tra­tó, con una línea para todo el cha­vis­mo que debe­rá agru­par­se en torno al obje­ti­vo común, y sobre todo con­vo­car a la mayo­ría de la socie­dad para cons­truir­lo. El pro­ce­so, lo sub­ra­yó Madu­ro, será de ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas, no de par­ti­dos políticos.

La elec­ción de los cons­ti­tu­yen­tes, que serán 500, ten­drá lugar de mane­ra direc­ta y secre­ta. Ellos enca­be­za­rán la ANC que, seña­ló Madu­ro en el Con­se­jo de Minis­tros rea­li­za­do en la noche del domin­go, debe­rá deba­tir, entre otros temas, sobre: la paz; la cons­truc­ción de un sis­te­ma eco­nó­mi­co post-petro­le­ro; la cons­ti­tu­cio­na­li­za­ción de las misio­nes socia­les; la segu­ri­dad, jus­ti­cia y pro­tec­ción del pue­blo; las nue­vas for­mas de demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va y pro­ta­gó­ni­ca; la defen­sa de la sobe­ra­nía nacio­nal; la iden­ti­dad cul­tu­ral; los dere­chos socia­les, cul­tu­ra­les, labo­ra­les, tec­no­ló­gi­cos de la juven­tud; y el cam­bio cli­má­ti­co. Como indi­ca la Cons­ti­tu­ción, el pre­si­den­te no podrá obje­tar las modi­fi­ca­cio­nes y amplia­cio­nes que serán hechas a la Car­ta Magna.

La dere­cha

Ya lo había lo anun­cia­do Julio Bor­ges el mis­mo domin­go: «Cual­quier paso para con­vo­car una Cons­ti­tu­yen­te comu­nal no es otra cosa que la con­ti­nua­ción del gol­pe de Esta­do que se vive en Vene­zue­la». Capri­les Radons­ki escri­bió una vez rea­li­za­do el anun­cio: «Fren­te al frau­de cons­ti­tu­cio­nal de cons­ti­tu­yen­te que aca­ba de anun­ciar el dic­ta­dor. ¡Pue­blo a la calle y a des­obe­de­cer seme­jan­te locura!».

Era pre­de­ci­ble. El plan que man­tie­ne la dere­cha es el de gene­rar una agu­di­za­ción de la vio­len­cia calle­je­ra para lograr un quie­bre des­de el fren­te externo o interno. En el pri­mer caso los resul­ta­dos no han sido los espe­ra­dos has­ta el momen­to: las alian­zas inter­na­cio­na­les han hecho decla­ra­cio­nes, pre­sio­nes comu­ni­ca­cio­na­les, pero no han dado un paso mayor des­de nin­guno de los ámbi­tos. Ade­más, Vene­zue­la se ha reti­ra­do de la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos ante la evi­den­te par­cia­li­dad del orga­nis­mo con­du­ci­do por los Esta­dos Uni­dos, y ten­drá lugar una reu­nión de la Con­fe­de­ra­ción de Esta­dos Lati­no­ame­ri­ca­nos y del Cari­be. En cuan­to al gobierno ha reci­bi­do apo­yos de Rusia, Chi­na, e indi­rec­ta­men­te del Papa Fran­cis­co quien ha dicho que los diá­lo­gos no han pros­pe­ra­do por cul­pa de las divi­sio­nes de la derecha.

Res­pec­to al fren­te interno la situa­ción no ha evo­lu­cio­na­do como lo tenían pre­vis­to. Las barria­das no se han suma­do al lla­ma­do a derro­car al pre­si­den­te, y la Fuer­za Arma­da Nacio­nal Boli­va­ria­na no se ha hecho eco de los lla­ma­dos reite­ra­dos que le ha hecho la dere­cha ‑Julio Bor­ges vol­vió a con­vo­car­la el domin­go. En cuan­to a su capa­ci­dad de movi­li­za­ción ha baja­do. Esto lo con­fir­man los núme­ros de la encues­ta­do­ra Hin­ter­la­ces: 57% de quie­nes se defi­nen como opo­si­to­res están en des­acuer­do con las mani­fes­ta­cio­nes vio­len­tas, al igual que el 83% de los independientes.

Esto lle­va a la tác­ti­ca gol­pis­ta a su peor esce­na­rio, el del des­gas­te y ais­la­mien­to, como le había suce­di­do en el 2014 con accio­nes simi­la­res. En el actual esce­na­rio eso pue­de con­du­cir­los a una mayor radi­ca­li­dad, es decir a la bús­que­da de más muer­tos, accio­nes de alto impac­to, focos para­mi­li­ta­res noc­tur­nos en los barrios o arte­rias de Cara­cas. Ya son 29 víc­ti­mas des­de el 6 de abril. El últi­mo, Juan Per­na­le­te, fue ase­si­na­do den­tro de la movi­li­za­ción de la dere­cha con un dis­pa­ro de pis­to­la de perno. Ahí está el video, la cáma­ra que gra­bó lo que no debía gra­bar. La dere­cha ‑con­tra imá­ge­nes y autop­sias- dice que murió por cau­sa de un impac­to de bom­ba lacri­mó­ge­na y lo ha con­ver­ti­do en mártir.

Lo que sigue

La dere­cha se encuen­tra ante la ini­cia­ti­va plan­tea­da por el cha­vis­mo. Pue­de des­co­no­cer­la y dar un nue­vo paso en la esca­la­da: sin diá­lo­go, con menos gen­te y más vio­len­cia. ¿Has­ta dón­de pue­den avan­zar con esos ele­men­tos? ¿Has­ta qué nive­les se man­ten­drán uni­das las diri­gen­cias de la dere­cha? Se sabe que las ten­sio­nes inter­nas son gran­des. Prue­ba de eso es el audio fil­tra­do de la espo­sa de Hen­ri Ramos Allup, quien reco­no­ció su preo­cu­pa­ción por el «van­da­lis­mo» de las movi­li­za­cio­nes, y afir­mó que, si Lilian Tin­to­ri y Freddy Gue­va­ra «pudie­ran que­mar hoy a Vene­zue­la, lo harían».

El cha­vis­mo tie­ne por su par­te dos tareas que podrían estar con­te­ni­das den­tro del lla­ma­do de Madu­ro a la ANC. En pri­mer lugar, man­te­ner la paz, es decir evi­tar que se des­aten los hilos de una gue­rra civil que bus­ca la dere­cha. Esta hipó­te­sis ha sido pues­ta blan­co y negro sobre la mesa por un ana­lis­ta de dere­cha, Luis Vicen­te León, quien afir­mó que: «Este esce­na­rio se pue­de pro­lon­gar por un tiem­po impre­de­ci­ble, lo que lle­va al país a la con­for­ma­ción de gru­pos para­mi­li­ta­res y gue­rri­lle­ros que pasan a for­mar par­te de la vida coti­dia­na del país, pero con el gobierno man­te­nien­do el poder». Por eso la reso­lu­ción del con­flic­to a tra­vés de una pro­pues­ta de demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va pue­de ser una for­ma de des­com­pri­mir, obli­gar a cana­li­zar la dispu­ta a tra­vés de ese espacio.

En segun­do lugar, el cha­vis­mo debe revi­ta­li­zar la fuer­za pro­pia y vol­ver a cons­truir mayo­ría. Para eso es nece­sa­rio una línea polí­ti­ca cla­ra, uni­fi­ca­do­ra, que rear­ti­cu­le el blo­que pro­pio con una meta amplia y estra­té­gi­ca. En esa direc­ción la con­vo­ca­to­ria de Madu­ro pue­de ser cla­ve. Pero es tam­bién impres­cin­di­ble, en par­ti­cu­lar para rear­mar una mayo­ría polí­ti­ca y elec­to­ral, dar res­pues­ta a los pro­ble­mas eco­nó­mi­cos que caen sobre los hom­bros de los más humil­des y las cla­ses medias. Uno de ellos es el aumen­to de los pre­cios. Hoy el pre­si­den­te anun­ció que los pre­cios serán con­ge­la­dos, una medi­da urgen­te. Sin esa mejo­ra eco­nó­mi­ca resul­ta difí­cil pen­sar en un cam­bio de las ten­den­cias polí­ti­cas. Y los tiem­pos, en Vene­zue­la, se achican.

Mar­co Teruggi 

2 de mayo de 2017

Fuen­te: http://​www​.tele​surtv​.net/​i​n​d​e​x​.​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *