El cha­vis­mo reto­ma la ini­cia­ti­va: hacia la Asam­blea Nacio­nal Constituyente

Polí­ti­ca­men­te el lla­ma­do fue de alto impac­to: ape­ló al ori­gen del pro­ce­so cha­vis­ta que tuvo la ANC de 1999 como un ele­men­to fun­dan­te, y puso en mar­cha una ini­cia­ti­va pro­pia tan gran­de como lo es refor­mar una Cons­ti­tu­ción, en un momen­to de resis­ten­cia a los ata­ques golpistas.

El cha­vis­mo reto­mó la ini­cia­ti­va lue­go de un mes con­tra las cuer­das: se pon­drá en mar­cha un pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te ciu­da­dano para con­vo­car una Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te (ANC). Lo anun­ció el pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro fren­te a la movi­li­za­ción masi­va reu­ni­da el pri­me­ro de mayo en Cara­cas. Ya lo había deja­do entre­ver en su pro­gra­ma de tele­vi­sión En con­tac­to con Madu­ro, era par­te de las hipó­te­sis en medio de un esce­na­rio de incer­ti­dum­bre mar­ca­do por la esca­la­da de vio­len­cia sos­te­ni­da de la derecha.

Legal­men­te la con­vo­ca­to­ria se basó en los artícu­los 347 y 348 de la Cons­ti­tu­ción: «El pue­blo de Vene­zue­la es el depo­si­ta­rio del poder cons­ti­tu­yen­te ori­gi­na­rio. En ejer­ci­cio de dicho poder, pue­de con­vo­car una ANC con el obje­to de trans­for­mar el Esta­do, crear un nue­vo orde­na­mien­to jurí­di­co y redac­tar una nue­va Cons­ti­tu­ción (…) La ini­cia­ti­va a la ANC podrá tomar­la el Pre­si­den­te o Pre­si­den­ta de la Repú­bli­ca en Con­se­jo de Ministros».

Polí­ti­ca­men­te el lla­ma­do fue de alto impac­to: ape­ló al ori­gen del pro­ce­so cha­vis­ta que tuvo la ANC de 1999 como un ele­men­to fun­dan­te, y puso en mar­cha una ini­cia­ti­va pro­pia tan gran­de como lo es refor­mar una Cons­ti­tu­ción, en un momen­to de resis­ten­cia a los ata­ques gol­pis­tas. Defen­der­se con una res­pues­ta demo­crá­ti­ca y par­ti­ci­pa­ti­va, de eso se tra­tó, con una línea para todo el cha­vis­mo que debe­rá agru­par­se en torno al obje­ti­vo común, y sobre todo con­vo­car a la mayo­ría de la socie­dad para cons­truir­lo. El pro­ce­so, lo sub­ra­yó Madu­ro, será de ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas, no de par­ti­dos políticos.

La elec­ción de los cons­ti­tu­yen­tes, que serán 500, ten­drá lugar de mane­ra direc­ta y secre­ta. Ellos enca­be­za­rán la ANC que, seña­ló Madu­ro en el Con­se­jo de Minis­tros rea­li­za­do en la noche del domin­go, debe­rá deba­tir, entre otros temas, sobre: la paz; la cons­truc­ción de un sis­te­ma eco­nó­mi­co post-petro­le­ro; la cons­ti­tu­cio­na­li­za­ción de las misio­nes socia­les; la segu­ri­dad, jus­ti­cia y pro­tec­ción del pue­blo; las nue­vas for­mas de demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va y pro­ta­gó­ni­ca; la defen­sa de la sobe­ra­nía nacio­nal; la iden­ti­dad cul­tu­ral; los dere­chos socia­les, cul­tu­ra­les, labo­ra­les, tec­no­ló­gi­cos de la juven­tud; y el cam­bio cli­má­ti­co. Como indi­ca la Cons­ti­tu­ción, el pre­si­den­te no podrá obje­tar las modi­fi­ca­cio­nes y amplia­cio­nes que serán hechas a la Car­ta Magna.

La dere­cha

Ya lo había lo anun­cia­do Julio Bor­ges el mis­mo domin­go: «Cual­quier paso para con­vo­car una Cons­ti­tu­yen­te comu­nal no es otra cosa que la con­ti­nua­ción del gol­pe de Esta­do que se vive en Vene­zue­la». Capri­les Radons­ki escri­bió una vez rea­li­za­do el anun­cio: «Fren­te al frau­de cons­ti­tu­cio­nal de cons­ti­tu­yen­te que aca­ba de anun­ciar el dic­ta­dor. ¡Pue­blo a la calle y a des­obe­de­cer seme­jan­te locura!».

Era pre­de­ci­ble. El plan que man­tie­ne la dere­cha es el de gene­rar una agu­di­za­ción de la vio­len­cia calle­je­ra para lograr un quie­bre des­de el fren­te externo o interno. En el pri­mer caso los resul­ta­dos no han sido los espe­ra­dos has­ta el momen­to: las alian­zas inter­na­cio­na­les han hecho decla­ra­cio­nes, pre­sio­nes comu­ni­ca­cio­na­les, pero no han dado un paso mayor des­de nin­guno de los ámbi­tos. Ade­más, Vene­zue­la se ha reti­ra­do de la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos ante la evi­den­te par­cia­li­dad del orga­nis­mo con­du­ci­do por los Esta­dos Uni­dos, y ten­drá lugar una reu­nión de la Con­fe­de­ra­ción de Esta­dos Lati­no­ame­ri­ca­nos y del Cari­be. En cuan­to al gobierno ha reci­bi­do apo­yos de Rusia, Chi­na, e indi­rec­ta­men­te del Papa Fran­cis­co quien ha dicho que los diá­lo­gos no han pros­pe­ra­do por cul­pa de las divi­sio­nes de la derecha.

Res­pec­to al fren­te interno la situa­ción no ha evo­lu­cio­na­do como lo tenían pre­vis­to. Las barria­das no se han suma­do al lla­ma­do a derro­car al pre­si­den­te, y la Fuer­za Arma­da Nacio­nal Boli­va­ria­na no se ha hecho eco de los lla­ma­dos reite­ra­dos que le ha hecho la dere­cha ‑Julio Bor­ges vol­vió a con­vo­car­la el domin­go. En cuan­to a su capa­ci­dad de movi­li­za­ción ha baja­do. Esto lo con­fir­man los núme­ros de la encues­ta­do­ra Hin­ter­la­ces: 57% de quie­nes se defi­nen como opo­si­to­res están en des­acuer­do con las mani­fes­ta­cio­nes vio­len­tas, al igual que el 83% de los independientes.

Esto lle­va a la tác­ti­ca gol­pis­ta a su peor esce­na­rio, el del des­gas­te y ais­la­mien­to, como le había suce­di­do en el 2014 con accio­nes simi­la­res. En el actual esce­na­rio eso pue­de con­du­cir­los a una mayor radi­ca­li­dad, es decir a la bús­que­da de más muer­tos, accio­nes de alto impac­to, focos para­mi­li­ta­res noc­tur­nos en los barrios o arte­rias de Cara­cas. Ya son 29 víc­ti­mas des­de el 6 de abril. El últi­mo, Juan Per­na­le­te, fue ase­si­na­do den­tro de la movi­li­za­ción de la dere­cha con un dis­pa­ro de pis­to­la de perno. Ahí está el video, la cáma­ra que gra­bó lo que no debía gra­bar. La dere­cha ‑con­tra imá­ge­nes y autop­sias- dice que murió por cau­sa de un impac­to de bom­ba lacri­mó­ge­na y lo ha con­ver­ti­do en mártir.

Lo que sigue

La dere­cha se encuen­tra ante la ini­cia­ti­va plan­tea­da por el cha­vis­mo. Pue­de des­co­no­cer­la y dar un nue­vo paso en la esca­la­da: sin diá­lo­go, con menos gen­te y más vio­len­cia. ¿Has­ta dón­de pue­den avan­zar con esos ele­men­tos? ¿Has­ta qué nive­les se man­ten­drán uni­das las diri­gen­cias de la dere­cha? Se sabe que las ten­sio­nes inter­nas son gran­des. Prue­ba de eso es el audio fil­tra­do de la espo­sa de Hen­ri Ramos Allup, quien reco­no­ció su preo­cu­pa­ción por el «van­da­lis­mo» de las movi­li­za­cio­nes, y afir­mó que, si Lilian Tin­to­ri y Freddy Gue­va­ra «pudie­ran que­mar hoy a Vene­zue­la, lo harían».

El cha­vis­mo tie­ne por su par­te dos tareas que podrían estar con­te­ni­das den­tro del lla­ma­do de Madu­ro a la ANC. En pri­mer lugar, man­te­ner la paz, es decir evi­tar que se des­aten los hilos de una gue­rra civil que bus­ca la dere­cha. Esta hipó­te­sis ha sido pues­ta blan­co y negro sobre la mesa por un ana­lis­ta de dere­cha, Luis Vicen­te León, quien afir­mó que: «Este esce­na­rio se pue­de pro­lon­gar por un tiem­po impre­de­ci­ble, lo que lle­va al país a la con­for­ma­ción de gru­pos para­mi­li­ta­res y gue­rri­lle­ros que pasan a for­mar par­te de la vida coti­dia­na del país, pero con el gobierno man­te­nien­do el poder». Por eso la reso­lu­ción del con­flic­to a tra­vés de una pro­pues­ta de demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va pue­de ser una for­ma de des­com­pri­mir, obli­gar a cana­li­zar la dispu­ta a tra­vés de ese espacio.

En segun­do lugar, el cha­vis­mo debe revi­ta­li­zar la fuer­za pro­pia y vol­ver a cons­truir mayo­ría. Para eso es nece­sa­rio una línea polí­ti­ca cla­ra, uni­fi­ca­do­ra, que rear­ti­cu­le el blo­que pro­pio con una meta amplia y estra­té­gi­ca. En esa direc­ción la con­vo­ca­to­ria de Madu­ro pue­de ser cla­ve. Pero es tam­bién impres­cin­di­ble, en par­ti­cu­lar para rear­mar una mayo­ría polí­ti­ca y elec­to­ral, dar res­pues­ta a los pro­ble­mas eco­nó­mi­cos que caen sobre los hom­bros de los más humil­des y las cla­ses medias. Uno de ellos es el aumen­to de los pre­cios. Hoy el pre­si­den­te anun­ció que los pre­cios serán con­ge­la­dos, una medi­da urgen­te. Sin esa mejo­ra eco­nó­mi­ca resul­ta difí­cil pen­sar en un cam­bio de las ten­den­cias polí­ti­cas. Y los tiem­pos, en Vene­zue­la, se achican.

Mar­co Teruggi 

2 de mayo de 2017

Fuen­te: http://​www​.tele​surtv​.net/​i​n​d​e​x​.​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.