ETA: Más que una entrega de armas, desarme ideológico paulatino e integración en el sistema

ETA nació para com­ba­tir por la libe­ra­ción nacio­nal y social de Eus­kal Herria. ETA ejer­ció de van­guar­dia de la Resis­ten­cia Vas­ca duran­te los últi­mos casi 60 años.

Par­te de ETA deci­dió el aban­dono de la lucha arma­da en las mejo­res con­di­cio­nes que fue­ra posi­ble bas­tan­te antes del 2004. Diver­sos acon­te­ci­mien­tos coyun­tu­ra­les más la pre­sión del lobby que sur­gió (por cuen­ta exclu­si­va de los que lo crea­ron según se cons­ta­tó en el jui­cio en Madrid de Bate­ra­gu­ne) en la Izquier­da Aber­tza­le (IA) para tomar el papel de direc­ción polí­ti­ca que la Orga­ni­za­ción Socia­lis­ta Revo­lu­cio­na­ria Vas­ca de Libe­ra­ción Nacio­nal iba a aban­do­nar, han lle­va­do a ETA a una espec­ta­cu­lar e inau­di­ta ren­di­ción uni­la­te­ral y sin con­di­cio­nes.

En su expre­sión públi­ca, a par­tir de 2009, ETA comien­za un pro­ce­so de ren­di­ción y desar­me uni­la­te­ral que cul­mi­na el 8 de abril del 2017 con la entre­ga de las armas a las fuer­zas que con­ti­núan ocu­pan­do mili­tar­men­te Eus­kal Herria. Para­le­la­men­te el men­cio­na­do lobby, pri­me­ro por medio de la direc­ción de Bata­su­na y des­pués de la de Sor­tu, se hace con la direc­ción del MLNV que, al mis­mo tiem­po, es pro­gre­si­va y sis­te­má­ti­ca­men­te des­man­te­la­do. Esto es, ETA va dejan­do de lide­rar la van­guar­dia de la Izquier­da Aber­tza­le, y el lobby crea­do para sus­ti­tuir a ETA en esas labo­res va toman­do posi­cio­nes has­ta hacer­se con el man­do abso­lu­to de todo lo que se mue­ve en la IA, tam­bién deno­mi­na­da ya Izquier­da Aber­tza­le Ofi­cial, IAO.

Ahí hay que situar pues la cita­da ren­di­ción y el con­si­guien­te cam­bio de estra­te­gia de la Izquier­da Aber­tza­le Ofi­cial, coman­da­do y ges­tio­na­do en tiem­pos, rit­mos, for­mas y con­te­ni­dos por dicho lobby. Y ahí hay que situar el aban­dono de la lucha arma­da y la entre­ga de las armas al enemi­go; la asun­ción de la ley de par­ti­dos por par­te de Sor­tu; la pre­ten­sión de que el Colec­ti­vo de Pre­sas y Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos, EPPK, adop­te la vía Sor­tu, la tran­qui­la posi­ción social­de­mó­cra­ta y refor­mis­ta de ese par­ti­do polí­ti­co y de todo el entra­ma­do sobre el que hace direc­ción polí­ti­ca; las alian­zas sobe­ra­nis­tas con una frac­ción peque­ño bur­gue­sa vas­ca y otra refor­mis­ta de tin­tes espa­ño­lis­tas que le augu­ran un plá­ci­do pre­sen­te y futu­ro exen­to de enfren­ta­mien­tos que defien­dan a Eus­kal Herria en cual­quier tesi­tu­ra; el des­man­te­la­mien­to de las orga­ni­za­cio­nes más com­ba­ti­vas de la Izquier­da Aber­tza­le y del pro­pio MLNV; la deja­ción de diná­mi­cas acti­vas en los ámbi­tos del movi­mien­to popu­lar, obre­ro y social; la sumi­sa actua­ción en el ámbi­to de los par­la­men­tos espa­ño­les y auto­nó­mi­cos vas­co-espa­ño­les; la cen­su­ra, ais­la­mien­to, mar­gi­na­ción y arrin­co­na­mien­to pro­gre­si­vo, para más tar­de pasar a demo­ni­zar y cri­mi­na­li­zar a los sec­to­res revo­lu­cio­na­rios que no acep­tan la línea refor­mis­ta, paci­fis­ta y cola­bo­ra­cio­nis­ta de Sor­tu; la reduc­ción a tres orga­ni­za­cio­nes (Sor­tu, Ernai, LAB) de lo que fue la Izquier­da Aber­tza­le con la direc­ción supre­ma en el par­ti­do polí­ti­co diri­gen­te lega­li­za­do y elec­to­ra­lis­ta-ins­ti­tu­cio­na­lis­ta. Y ahí tam­bién hay que situar la mayor sin razón de su actual línea polí­ti­ca: su absur­da apues­ta por la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria des­de el cum­pli­mien­to y sumi­sión total a las leyes espa­ño­las y fran­ce­sas y de la Unión Euro­pea.

Y tam­bién se dijo adiós a la Revo­lu­ción Socia­lis­ta Vas­ca. Y no por no desea­ble ni nece­sa­ria (¿o sí?) sino por­que sim­ple­men­te no está tipi­fi­ca­da en las leyes de los ocu­pan­tes fran­ce­ses y espa­ño­les y, por lo tan­to, no es posi­ble. Nada es posi­ble, y por lo tan­to no es obje­ti­vo por el que luchar, sal­vo que esté seña­la­do de algu­na mane­ra en las leyes de nues­tros enemi­gos. La úni­ca excep­ción es la inde­pen­den­cia por­que de algo habría que dife­ren­ciar­se del PNV. A su vez se con­tra­di­ce la cosa cuan­do no se pre­pa­ra a la socie­dad vas­ca para tama­ña pelea y enfren­ta­mien­to, si a la vez se le tran­qui­li­za y anes­te­sia anun­cián­do­le que todo se hará de for­ma pací­fi­ca y en todo caso, y si alguien pre­gun­ta dema­sia­do, se argu­men­ta­rá que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal ven­drá en nues­tra ayu­da como lo hizo con el desar­me de ETA. Ya, como hizo Eisen­ho­wer, el libe­ra­dor de Euro­pa y el artí­fi­ce de la Paz el 21 de diciem­bre de 1959, cuan­do abra­zó a Fran­co en el aero­puer­to de la base mili­tar de Torre­jón de Ardoz.

Con­clu­sión evi­den­te, el lobby deci­dió por todos y todas que no debe haber enfren­ta­mien­to alguno con los Esta­dos. Se argu­men­ta que por mie­do a la ile­ga­li­za­ción pero a estas altu­ras del film ¿cómo vamos a tener tan­to páni­co a la ile­ga­li­za­ción y pre­ten­der enfren­tar­nos a los Esta­dos ocu­pan­tes, uno de ellos poten­cia nuclear y miem­bro per­ma­nen­te del Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU, para con­se­guir la Repú­bli­ca Vas­ca?

La derro­ta ideo­ló­gi­ca de ETA como orga­ni­za­ción de van­guar­dia de la Resis­ten­cia Vas­ca lle­ga a su pun­to final. Esa es la vic­to­ria de los enemi­gos del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co. Pero no por­que le hayan ven­ci­do mili­tar­men­te a su van­guar­dia. Ese tipo de derro­ta o vic­to­ria no esta­ba plan­tea­da ni des­de los Esta­dos ni des­de la Resis­ten­cia Vas­ca. No exis­tía tal cam­po de bata­lla ni para unos ni para otros. La per­ma­nen­te bata­lla se diri­mía tan­to para opri­mi­dos como para opre­so­res en el hecho de seguir man­te­nien­do (o no) vigen­te un pro­yec­to de Revo­lu­ción Socia­lis­ta Vas­ca diri­gi­da por el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co.

Así que, nun­ca darían por derro­ta­da a la Resis­ten­cia Vas­ca si ella mis­ma no lo hace. Inclu­so aun­que la Resis­ten­cia úni­ca­men­te hubie­ra teni­do capa­ci­dad para hacer cua­tro accio­nes al año. Aún en ese caso el enemi­go sabría que no ha ven­ci­do por­que no pue­de inte­grar en su sis­te­ma algo que no con­tro­la, que se les esca­pa, que no entra en sus leyes por­que sim­ple­men­te la Resis­ten­cia Vas­ca no las acep­ta, por­que las nie­ga, por­que no reco­no­ce su auto­ri­dad. Ni hubie­ra ven­ci­do mili­tar­men­te, ni polí­ti­ca­men­te, ni ideo­ló­gi­ca­men­te. Por lo tan­to ETA, como se ha expli­ca­do duran­te déca­das, no era el pro­ble­ma. La madre del cor­de­ro era el dere­cho que le asis­te a Eus­kal Herria para con­quis­tar su libe­ra­ción nacio­nal y social. Ahí es don­de la Resis­ten­cia renun­cia a sus obje­ti­vos y don­de se ha ren­di­do tal y como la hemos cono­ci­do has­ta la fecha. Otra cosa es qué moda­li­da­des y diná­mi­cas se pue­dan estar gene­ran­do ya mis­mo y, de ser así, cómo se con­fi­gu­ra­rían a cor­to, medio y lar­go pla­zo para carac­te­ri­zar la nue­va Resis­ten­cia.

Así pues, si ETA se rin­de y Sor­tu, que le suce­de como direc­ción polí­ti­ca, tam­bién lo hace, y ade­más escan­da­lo­sa­men­te, acep­tan­do y cum­plien­do la ley de par­ti­dos espa­ño­la, ¿qué le que­da al Colec­ti­vo de Pre­sas y Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos, EPPK? ¿Reivin­di­car su carác­ter soli­da­rio para con sus com­pas? ¿Reivin­di­car su uni­dad en lo colec­ti­vo? ¿Reivin­di­car su carác­ter polí­ti­co? Si lo hace deja­rá en evi­den­cia a ETA y a Sor­tu. Así de cla­ri­to. Jodi­do pero de ver­dad. Así, sugie­ren que los pre­sos tie­nen que apor­tar en cla­ve de inde­pen­den­cia. Sí, pero eso no vale para los car­ce­le­ros, sino es para reír­se a car­ca­ja­das de la ocu­rren­cia. Lo cier­to es que les abo­can a apor­tar su par­te de derro­ta. Ellos tam­bién se tie­nen que ren­dir.

Aho­ra solo nos hace fal­ta saber el por­qué de todo esto si los dos obje­ti­vos por los que ETA nació para luchar siguen sin con­se­guir­se. Si esa es una pre­mi­sa cier­ta, y lo es, ¿qué es lo que ha pasa­do? Den­tro de tan­ta sumi­sión, que no entra ni den­tro de los más escan­da­lo­sos casos de ren­di­ción, hay cla­ves que nos indi­can lo que ha ocu­rri­do si bien su exten­sa expli­ca­ción nece­si­ta­ría de más espa­cio del que hoy dis­po­ne­mos.

Habría que remon­tar­se muy atrás para ver la géne­sis de la derro­ta de ETA, que no es sino su derro­ta ideo­ló­gi­ca o la renun­cia a sus obje­ti­vos his­tó­ri­cos. Ten­dría­mos que ir has­ta poco des­pués del ase­si­na­to de Arga­la. Ahí se die­ron entie­rro a las tesis de la V asam­blea y al desa­rro­llo de las mis­mas tan­to en su teo­ría como en su prác­ti­ca. Y entra­ría­mos en los tiem­pos de las con­ver­sa­cio­nes de Argel.

Mesa de nego­cia­ción de Argel. Prin­ci­pio del fin. Pen­sar que el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co obten­dría una posi­ción defi­ni­ti­va­men­te ven­ta­jo­sa para con­se­guir sus obje­ti­vos máxi­mos en una mesa de nego­cia­ción, supo­nía renun­ciar al idea­rio de los últi­mos vein­te años y a toda con­cep­ción mar­xis­ta de la lucha para la toma del poder por par­te del pro­pio Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co. Y si de eso no se tra­ta­ba ¿por y para qué se luchó?

Recor­da­mos que a Arga­la le ase­si­na­ron el 21 de diciem­bre de 1978. Ahí comien­za a esta­bi­li­zar­se la lla­ma­da Refor­ma espa­ño­la, es decir, la II Res­tau­ra­ción de la Monar­quía. El neo­fran­quis­mo. La Cons­ti­tu­ción del Régi­men se rati­fi­ca en refe­rén­dum el 6 de diciem­bre, y entra en vigor el 29. Ahí comien­za a homo­lo­gar­se como joven demo­cra­cia euro­pea. Ahí empe­zó a tomar fuer­za la posi­ción refor­mis­ta. La influen­cia de la peque­ña bur­gue­sía. La filo­so­fía inter­cla­sis­ta, bur­gue­sa. La derro­ta ideo­ló­gi­ca.

Se lucha­ba bajo el pris­ma de un Movi­mien­to de Libe­ra­ción Nacio­nal y Social que pre­ten­día un futu­ro socia­lis­ta para una Eus­kal Herria inde­pen­dien­te de las garras impe­ria­lis­tas de Espa­ña y Fran­cia pero en un cen­tro del capi­ta­lis­mo mun­dial. No en un terri­to­rio colo­nial de ultra­mar. No es cual­quier dile­ma. Así las cosas, pare­ce evi­den­te que no podían per­mi­tir que en las entra­ñas del mons­truo impe­ria­lis­ta flo­re­cie­se un Movi­mien­to de Libe­ra­ción Nacio­nal y enci­ma con posi­cio­nes de cla­se obre­ra que pre­ten­día con­ti­nuar con los pre­su­pues­tos de la V Asam­blea de ETA ade­cuán­do­los a los tiem­pos y coyun­tu­ras con­cre­tas.

Por ahí sí que no podían pasar. La bur­gue­sía, la oli­gar­quía finan­cie­ra, el capi­tal inter­na­cio­nal y el impe­ria­lis­mo no podían arra­sar Eus­kal Herria, ejem­plo de lucha para­dig­má­ti­co en Euro­pa y res­to del mun­do, por su ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca. Tenían que arti­cu­lar otros medios para doble­gar a la Resis­ten­cia y que no cun­die­ra el peli­gro­so ejem­plo, máxi­me cuan­do a pesar de ser un pul­gar­ci­to y no tener reta­guar­dia, ni padri­nos inter­na­cio­na­les no había modo de aca­bar con ella. Y deci­die­ron lle­var ade­lan­te dife­ren­tes zar­pa­zos bien com­bi­na­dos. Cola­bo­ra­ción inter­na­cio­nal con­tra el terro­ris­mo. Plan ZEN. Gue­rra sucia. GAL. BVA. Tor­tu­ras. Extra­di­cio­nes. Depor­ta­cio­nes. Cár­ce­les de exter­mi­nio. Repre­sión. Cie­rre de medios de comu­ni­ca­ción. Ile­ga­li­za­ción de par­ti­dos. Infil­tra­ción. Into­xi­ca­ción infor­ma­ti­va. Barra libre.

De algu­na mane­ra imple­men­ta­ron una gue­rra de baja inten­si­dad con la ayu­da impa­ga­ble e impres­cin­di­ble de la bur­gue­sía cipa­ya, del Par­ti­do Nacio­na­lis­ta Vas­co que ya era vete­rano en la cola­bo­ra­ción con los yan­quis y otros, sio­nis­tas inclui­dos, des­de bas­tan­te antes de los años de la Gue­rra Fría, en ple­na Segun­da Gue­rra Mun­dial.

Y que­ra­mos que no, y a pesar de la heroi­ca lucha de la Resis­ten­cia de Eus­kal Herria en su con­jun­to y prin­ci­pal­men­te en su par­te penin­su­lar, la Refor­ma Espa­ño­la, ter­mi­na por asen­tar­se tam­bién en el sur de nues­tro País. Y lo hace por varias razo­nes. En pri­mer lugar por el resul­ta­do de todas los ata­ques que ha teni­do que sufrir la Resis­ten­cia den­tro de lo que se cono­ce como gue­rra con­tra­in­sur­gen­te de baja inten­si­dad y que veni­mos de men­cio­nar. Otra es la macha­co­na polí­ti­ca de asi­mi­la­ción lle­va­da a cabo por los dos Esta­dos con­tra Eus­kal Herria. Tam­bién el pro­pio des­gas­te que gene­ra la lucha en un núme­ro redu­ci­do de pobla­ción com­pa­ran­do con la de los Esta­dos ocu­pan­tes. Tam­po­co son de obviar los resor­tes que la demo­cra­cia jaco­bi­na fran­ce­sa y la monár­qui­ca y par­la­men­ta­ria espa­ño­la dis­po­nen para dul­ci­fi­car, enmas­ca­rar y hacer dige­ri­ble una vida a la vasco/​española y a la vasco/​francesa.

Y otra es la posi­ción de la bur­gue­sía vas­co espa­ño­la. Esta últi­ma ha sido la vital. El sis­te­ma espa­ñol par­te y divi­de Hego Eus­kal Herria (con el bene­plá­ci­to de la bur­gue­sía vas­ca, PNV) entre los tres herrial­des del oes­te del País, Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa, y la Alta Nava­rra. Le con­ce­de el dere­cho de per­na­da en el case­río de las Vas­con­ga­das al PNV. Y este ha ejer­ci­do la polí­ti­ca pac­ta­da con los pode­res espa­ño­les que a ambos les intere­sa­ba e intere­sa sobre todas las cues­tio­nes deter­mi­nan­tes en y para Eus­kal Herria: ase­gu­rar la hege­mo­nía espa­ño­la sobre la Nación Vas­ca, ase­gu­rar que el teji­do eco­nó­mi­co vas­co no per­mi­tie­ra una futu­ra inde­pen­den­cia, sos­te­ner el entra­ma­do polí­ti­co-admi­nis­tra­ti­vo y cul­tu­ral de Espa­ña, ase­gu­rar el orden de la bur­gue­sía vas­ca con man­da­to últi­mo en Espa­ña, infil­trar ideo­ló­gi­ca­men­te la Resis­ten­cia prin­ci­pal­men­te para que esta no toma­ra una pos­tu­ra fir­me de cla­se. Y, enci­ma, hacer­lo de tal mane­ra que parez­ca que el PNV lucha por los vas­cos y vas­cas y por Eus­ka­di.

Así es. Y nos remon­ta­mos a fina­les de los 80 y los comien­zos de la dis­per­sión car­ce­la­ria des­pués de que el tras­la­do de cár­ce­les de Eus­kal Herria a otras del Esta­do espa­ñol no die­ra los resul­ta­dos ape­te­ci­bles. Ase­so­res de esa per­ver­sa y ase­si­na polí­ti­ca fue­ron los del PNV entre otros. Cues­tión que, por cier­to, no intere­sa sacar a la pales­tra a nadie en abso­lu­to sal­vo para los rifi-rafes de turno mediá­ti­co. Y esos son los que, en cali­dad tam­bién de eje­cu­to­res, ade­más de ase­so­res con­tra­in­sur­gen­tes, han inci­di­do en la lucha con­tra ETA y con­tra el res­to de la Resis­ten­cia en gene­ral.

Sería exten­so ana­li­zar los pasos dados pero si pode­mos decir que el PNV pri­me­ro inten­tó impe­dir que ETA nacie­ra. Pos­te­rior­men­te pre­ten­dió igno­rar­la. Cuan­do no tuvo más reme­dio le acha­có ser el anti­cris­to comu­nis­ta que iba a des­truir el ser y sen­tir vas­co (el orden bur­gués esta­ble­ci­do). En la medi­da que se agu­di­za­ba la pro­pia lucha de cla­ses, el PNV vien­do peli­grar sus pri­vi­le­gios de cla­se, comen­zó a actuar más beli­ge­ran­te­men­te. Cons­ta­ta­ron que ETA no solo luchó con­tra la dic­ta­du­ra fran­quis­ta. Lucha­ba por la libe­ra­ción nacio­nal y social del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co y eso iba total­men­te en con­tra de los intere­ses de la gran bur­gue­sía vas­ca y tam­bién de la peque­ña bur­gue­sía vas­ca. Y para el PNV, ahí, si resul­tó impres­cin­di­ble la deci­sión de aca­bar con ETA como sea.

Y la vía mili­tar no resul­tó. Como decía­mos y repe­ti­mos, ETA no ha sido derro­ta­da por la vía mili­tar. Nun­ca podría haber sido derro­ta­da en esos tér­mi­nos pues el accio­nar arma­do de ETA podría con­tar con una impre­sio­nan­te cifra de jefes del ejér­ci­to espa­ñol a rea­li­zar tres o cua­tro accio­nes al año y tener el mis­mo efec­to desola­dor para los enemi­gos de EH. Tam­po­co ETA les ganó la gue­rra al Esta­do fran­cés y espa­ñol. La cosa es que nun­ca se lo pro­pu­so por­que sim­ple­men­te era impo­si­ble. Lo que ha ocu­rri­do, por el con­tra­rio, es que el últi­mo con­jun­to de mili­tan­tes que per­te­ne­ce o ha per­te­ne­ci­do a ETA, más el lobby men­cio­na­do, en cla­ve y nivel de direc­ción polí­ti­ca de todo el MLNV, se ha ren­di­do. Así, como sue­na.

Y lo ha hecho por­que ha resuel­to que no pue­de some­ter a los Esta­dos a una nego­cia­ción polí­ti­ca por la que pen­sa­ba con­se­guir las sufi­cien­tes posi­cio­nes que le per­mi­tie­ran seguir luchan­do para alcan­zar sus obje­ti­vos. Y podría haber con­ti­nua­do toda la vida si se hubie­se dado ese inte­rés. Y, evi­den­te­men­te, cuan­do se empe­zó a per­der es cuan­do se deci­de nego­ciar con el enemi­go los tér­mi­nos de la alter­na­ti­va KAS pri­me­ro y la mis­ma alter­na­ti­va, pero reba­ja­da, des­pués. Y eso ocu­rre cuan­do se uti­li­za un ins­tru­men­to y cam­po del enemi­go (mesa de Nego­cia­ción) como pro­pio o como cam­po a diri­mir. Cuan­do la Refor­ma espa­ño­la empie­za a asen­tar­se. Piel de cor­de­ro y cabe­za de Esta­do fran­quis­ta sin nin­gu­na depu­ra­ción sal­vo los nece­sa­rios reto­ques coyun­tu­ra­les.

El cam­po de la nego­cia­ción es terreno enemi­go y lo tie­ne com­ple­ta­men­te mina­do. No hay lugar de actua­ción para la Resis­ten­cia Vas­ca. Tar­de o tem­prano lle­va­rá al MLNV a un inter­cam­bio de todo por miga­jas. O como en el caso vas­co, don­de vis­to el CNI y el res­to de ser­vi­cios de inte­li­gen­cia occi­den­ta­les que ETA tenía inte­rés por aca­bar la lucha arma­da y rea­li­zar un cam­bio estra­té­gi­co, los pode­res reales del Esta­do (mas las ines­ti­ma­bles ayu­das cipa­yas), deci­die­ron que no hacía fal­ta pasar por la Nego­cia­ción en cla­ve de pro­ble­ma menor como antes se había hecho en El Sal­va­dor, Gua­te­ma­la, Sudá­fri­ca e Irlan­da, entre otros. ¿Por qué? por­que resul­tó que ya no había pro­ble­ma. Ni mayor ni menor. No exis­tía por­que se había ren­di­do.

Esa es la cues­tión prin­ci­pal. Por una par­te, el hecho de dar­se cuen­ta que por medio de la Nego­cia­ción la Resis­ten­cia Vas­ca no iba a con­se­guir nada pues el enemi­go sabía de sus ínti­mas con­vic­cio­nes inten­cio­na­da­men­te insi­nua­das aquí y allí. Por otra par­te el dete­rio­ro polí­ti­co e ideo­ló­gi­co que lle­va­ba toda la Resis­ten­cia des­de la men­cio­na­da épo­ca de la des­apa­ri­ción de Arga­la. Es decir, los pará­me­tros del enfren­ta­mien­to por la libe­ra­ción nacio­nal y social de Eus­kal Herria se hacían des­de el inter­cla­sis­mo, des­de el popu­lis­mo cor­to­pla­cis­ta y des­de un mar­xis­mo idea­lis­ta. Y, a su vez, todo ello ador­na­do con muchas dosis de moti­va­ción nacional/​patriótica que les bas­ta­ba a no pocos para luchar has­ta sus últi­mas con­se­cuen­cias pero que a otros les faci­li­ta­ba lle­gar al opor­tu­nis­mo, al refor­mis­mo, al pac­to y a pri­mar otros intere­ses par­ti­cu­la­res o de fac­ción de cla­se. Defi­ni­ti­va­men­te no solo se debi­li­ta­ron al extre­mo los plan­tea­mien­tos de la V Asam­blea sino que se les dio sim­ple y lla­na sepul­tu­ra.

Así que para no hablar de la ver­dad, se diva­ga­rá, y mucho, sobre la for­ma del aban­dono de la lucha arma­da y la entre­ga de las armas. Y no se habla­rá tan­to de por qué ele­gir e imple­men­tar la nue­va estra­te­gia tal y como se ha hecho. Ni tam­po­co se acla­ra­rá por qué no se ha imple­men­ta­do el enfren­ta­mien­to desobe­dien­te con los Esta­dos que opri­men y ocu­pan Eus­kal Herria, moda­li­dad de enfren­ta­mien­to que iba a sus­ti­tuir a la lucha arma­da aban­de­ra­da por ETA. Se tra­ta­rá de evi­tar expli­car por qué se les deja col­ga­dos a las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos, depor­ta­dos y exi­lia­dos. Se evi­ta­rá hacer luz sobre el por qué se les sugie­re que se bus­quen la vida o pier­den el últi­mo tren, pues la IAO está enfras­ca­da en traer en menos de 9 años la Repú­bli­ca inde­pen­dien­te para Eus­kal Herria y no pode­mos dis­traer­nos con cues­tio­nes de menor iden­ti­dad…

Se inten­ta­rá pasar de lar­go por el espi­no­so tema de por qué no se acti­va el inima­gi­na­ble poder que sig­ni­fi­ca­ría Udal­bil­tza en pie de gue­rra. Por todos los medios se tra­ta­rá de no expli­car por qué se apa­ci­gua y se des­mo­ti­va a la base mili­tan­te cuan­do más incen­ti­va­da debie­ra estar para el papel que se le adju­di­ca en la lucha por la inde­pen­den­cia, etc.

Dema­sia­das cosas sin expli­car. Se exi­ge dema­sia­da obe­dien­cia debi­da. Mucho acuer­do de país sin nin­gu­na base con­cre­ta. Nos hablan de posi­bles acuer­dos con bur­gue­sía afín al PNV. El PNV dice que no está por la inde­pen­den­cia. Se con­si­de­ran acuer­dos ente ELA y LAB y Elo­rrie­ta anun­cia que eso es impo­si­ble a cau­sa de la vía par­la­men­ta­ria que adop­ta Sor­tu.

Se con­si­de­ran acuer­dos con gen­te de CCOO y de Pode­mos, acuer­dos de país con PNV (que no los quie­re y pac­ta con el PSOE y el PP). Todo esto y más tene­mos des­de el 2009 y su cam­bio de estra­te­gia.

Y entre una decla­ra­ción y otra, una jus­ti­fi­ca­ción y otra, lo que en gran medi­da va a ocu­rrir (y está ocu­rrien­do) es una autén­ti­ca cere­mo­nia de la con­fu­sión. Es más aún escan­da­lo­so en las for­mas que para ese acon­te­ci­mien­to de entre­ga de sus armas, ETA no haya pre­pa­ra­do una decla­ra­ción en toda regla con aná­li­sis de la situa­ción inclui­do. Algo más pro­fun­do y sóli­do que la nota hecha públi­ca. No se entien­de que no haya siquie­ra men­cio­na­do a los años de lucha, a lo sufri­do, al heroi­co valor de tan­tos mili­tan­tes caí­dos en com­ba­te. Que no estén pre­sen­tes los pre­sos polí­ti­cos vas­cos, los depor­ta­dos y refu­gia­dos. Cier­to que todo no era ETA pero ETA ha sido mucho en Eus­kal Herria. Ha sido una par­te que ha lucha­do has­ta la exte­nua­ción, con acier­tos y erro­res pero hacien­do lo que decía y dan­do lo que tenía. Ni una pala­bra. Será para el comu­ni­ca­do de diso­lu­ción. Qui­zá. En cual­quier caso la diso­lu­ción es más que evi­den­te pues ETA hoy en día no es nada des­pués de que Sor­tu se haya hecho con la direc­ción del trío de la IAO, Sor­tu, LAB y Ernai.

En cuan­to a las for­mas, hay una cues­tión que nos tie­ne real­men­te preo­cu­pa­dos. Si es cier­to que miles de per­so­nas han mili­ta­do y más han cola­bo­ra­do con ETA y la mayo­ría de ellas aún vive ¿por qué no se ha hecho una con­sul­ta con todos ellos? ¿Por qué ETA anun­cia públi­ca­men­te una asam­blea con meses de ante­la­ción sin nin­gún reca­to por la segu­ri­dad de sus mili­tan­tes y el con­te­ni­do de la mis­ma y no abre esa con­sul­ta con todos los que han mili­ta­do en ella? ¿Por qué tan­ta pri­sa? ¿Por qué atar todo tan depri­sa? Es como el cam­bio de estra­te­gia. Las cues­tio­nes que en los últi­mos años han sido más fun­da­men­ta­les para el deve­nir de la IA se han resuel­to en un abrir y cerrar de ojos y entre muy pocos aun­que algu­nas de estas cues­tio­nes hayan tar­da­do años en plas­mar­se en la prác­ti­ca. Y tam­bién hay muchos por qué y muchas cosas que no se entien­den.

¿Por qué mien­te ETA ante todo el mun­do? ¿Por qué dice que entre­ga las armas al pue­blo si en cin­co minu­tos están en manos de las fuer­zas que ocu­pan mili­tar­men­te Eus­kal Herria? ¿Por qué se tra­ta a la socie­dad vas­ca y opi­nión públi­ca en gene­ral como si fué­ra­mos dis­mi­nui­dos men­ta­les? ¿Por qué tan­ta des­con­si­de­ra­ción y fal­ta de res­pe­to? Y ya pues­tos a hacer­nos pre­gun­tas ¿por qué la inte­lec­tua­li­dad vas­ca de izquier­da calla como si estu­vie­ra muda e inclu­so sor­da? Le da igual la car­ta diri­gi­da a Trump, como le da igual que iden­ti­fi­quen a 200 jóve­nes por ence­rrar­se una noche en señal de pro­tes­ta, como le da igual que ETA entre­gue las armas a la poli­cía y diga que lo ha hecho al Pue­blo, como que­da impa­si­ble cuan­do pro­pios y extra­ños mani­fies­tan que todo es ATA y que la mis­ma ni se sabe lo que pre­ten­de…, como mira al mon­te cuan­do quie­ren encar­ce­lar a jóve­nes bajo acu­sa­cio­nes de terro­ris­mo por hechos ocu­rri­dos en una mani­fes­ta­ción de pro­tes­ta…

¿Por qué ETA tie­ne que entre­gar las armas? Todo el mun­do sabe que la entre­ga de armas no es con­di­ción para nada. No trae­rá nin­gún bene­fi­cio para nadie sal­vo para los Esta­dos que nos ocu­pan como sím­bo­lo de sumi­sión y derro­ta de su opo­nen­te ¿Cómo se pue­de ven­der una derro­ta como vic­to­ria? ¿Cómo se pue­de ven­der un acto de derro­ta como una for­ma de inter­ven­ción polí­ti­ca en cla­ve sobe­ra­na? ¿Y eso de acu­dir a Baio­na para que la poli­cía no robe las armas que al de minu­tos les serán entre­ga­das?

Los arte­sa­nos por la paz son la socie­dad civil, son la socie­dad vas­ca. Alu­ci­na veci­na. Es decir los coman­dos de ETA son la socie­dad vas­ca por­que son vas­cos… Pero es que ocu­rre lo mis­mo con el Foro Social por la Paz. Son cua­tro y la mitad libe­ra­dos de todo el espec­tro aso­cia­ti­vo y par­ti­dis­ta que par­ti­ci­pa en el entra­ma­do del sis­te­ma. Es como Sare que si no hay dine­ro no fun­cio­na. Y los veri­fi­ca­do­res son otros cua­tro que no sabe­mos quién les paga y que son esos y otros cua­tro los que están en todos los con­flic­tos y son agen­tes del capi­tal inter­na­cio­nal y del impe­ria­lis­mo. Aqué­llos de Aie­te y tal… Y, aquí, todo este coci­do lo han hecho entre 200. Y entre los 200 está la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, los faci­li­ta­do­res, los veri­fi­ca­do­res, los par­ti­dos polí­ti­cos del sis­te­ma, sin­di­ca­tos, medios de comu­ni­ca­ción… Aun­que fue­ran 20.000. Al sis­te­ma le sale gra­tis si de des­ac­ti­var la lucha de eman­ci­pa­ción del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co se tra­ta.

Así y todo hay quien quie­re seña­lar cues­tio­nes a acla­rar y tie­ne muchas sos­pe­chas y dudas acer­ca de lo que ha pasa­do y no ha pasa­do. Y hay quien pien­sa que ETA es una orga­ni­za­ción que no ha sido ven­ci­da ni polí­ti­ca ni mili­tar­men­te. Que en las peo­res con­di­cio­nes inima­gi­na­bles, sin reta­guar­dia, ha sali­do ade­lan­te. En un tea­tro de gue­rra de 20.000 km con 3 millo­nes de habi­tan­tes repar­ti­dos en dos paí­ses fren­te a más de 40 y más de 60 millo­nes y ha actua­do duran­te sesen­ta años.

Tam­bién hay quien pien­sa que tenien­do ETA la opor­tu­ni­dad de hacer un rece­so de x (años) ante el cam­bio de estra­te­gia coman­da­do por el cita­do lobby, se avie­ne a los deseos de los que no pue­den luchar por los dere­chos nacio­na­les de Eus­kal Herria si no es bajo las con­di­cio­nes de sumi­sión a los Esta­dos fran­cés y espa­ñol. Y otra vez la pre­gun­ta ¿por qué?

Habien­do deci­di­do entre­gar las armas años antes de que lo hicie­ra, anun­cia que se sen­ta­rá a nego­ciar las con­se­cuen­cias del con­flic­to con los Esta­dos res­pon­sa­bles. No trans­cu­rre un año has­ta que ETA hace públi­ca la deci­sión de aban­do­nar su pre­sen­cia en la mesa de nego­cia­ción por inasis­ten­cia del con­tra­rio. Has­ta el ana­lis­ta más indo­cu­men­ta­do sabía de ante­mano que ETA había deci­di­do entre­gar las armas. ¿Esto indu­ce a pen­sar que des­de hacía muchos años esta­ba dis­pues­ta a entre­gar las armas? Pues sí. Espa­ña y Fran­cia lo sabían con lo que hacer el ridícu­lo era la úni­ca opción que le que­da­ba a ETA. Esto sí pare­ce estar cla­ro. Para algu­nos, cla­ro.

Y a muchos nos preo­cu­pa la situa­ción de abso­lu­ta inde­fen­sión en la que han que­da­do las Pre­sas y Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos. Dicen que hay que vaciar las cár­ce­les y ponen como con­di­ción 2 pre­mi­sas irre­nun­cia­bles, no dela­tar y no arre­pen­tir­se. Sor­tu sabe, como cual­quier ciu­da­dano que ten­ga un míni­mo inte­rés de infor­mar­se, que sin dela­ción ni arre­pen­ti­mien­to (entre otras con­di­cio­nes) nadie se pue­de aco­ger al regla­men­to peni­ten­cia­rio para poder salir en liber­tad. No es posi­ble tomar una vía indi­vi­dual y salir en liber­tad. Ade­más, hay que dela­tar, cola­bo­rar y arre­pen­tir­te has­ta de haber naci­do. Y mien­tras tan­to, no mues­tres soli­da­ri­dad con otro com­pa­ñe­ro en peor situa­ción pues con­si­de­ra­ran que aún no estás madu­ro. No hay solu­ción dig­na y en cla­ve polí­ti­ca sal­vo por medio de un indul­to o a tra­vés de la amnis­tía. El que ven­da otra cosa mien­te. Mien­te a sabien­das.

Ofer­ta de sál­ve­se quien pue­da de Sor­tu. Vía Sor­tu que no pre­ten­de sino la acep­ta­ción de su plan o la deba­cle. Una deba­cle que podría arra­sar la uni­dad del Colec­ti­vo. Podría des­po­li­ti­zar­lo. Podría pro­pi­ciar con las sali­das indi­vi­dua­les que impe­ra­ra para algu­nos úni­ca­men­te el bene­fi­cio per­so­nal, dejan­do en la esta­ca­da a dece­nas de mili­tan­tes que no están dis­pues­tos a per­der su carác­ter polí­ti­co, soli­da­rio, sobe­rano y digno.

Y hay quien se pre­gun­ta por qué no han fil­ma­do la des­truc­ción de las armas o su inu­ti­li­za­ción de una for­ma verí­di­ca y veri­fi­ca­ble. ¿Por qué mos­trar ese cir­co inso­por­ta­ble de sumi­sión hacien­do la entre­ga a unos volun­ta­rios para pasár­se­las direc­ta­men­te y en minu­tos a los enemi­gos que ocu­pan Eus­kal Herria? O… ¿ya no son enemi­gos? Y de paso, en vez de enfren­ta­mien­to ¿aho­ra pasa­mos a la inte­li­gen­te y nove­do­sa for­ma de con­fron­ta­ción? A la vie­ja fór­mu­la de acuer­dos entre dife­ren­tes. Todo por la paz y la con­cor­dia. Pero de los que de arri­ba y de los que ges­tio­nan las cosas de los de arri­ba. Defi­ni­ti­va­men­te se ha ins­ta­la­do la social­de­mo­cra­cia. Y pen­sa­mos que es una social­de­mo­cra­cia de dere­chas.

Un vie­jo cono­ci­do decía que ETA ha sabi­do actuar, luchar, resis­tir y gol­pear. Bri­llan­te. Fallos, unos cuan­tos reco­no­ci­dos. Y, a su vez, ETA una vez de deci­dir aban­do­nar no ha sabi­do ren­dir­se o no le han deja­do ter­mi­nar como hubie­ra debi­do. Y no ha sido el enemi­go de siem­pre quien no se lo ha per­mi­ti­do. En todo caso, final­men­te, el espec­tácu­lo ha sido deli­ran­te.

Hay quien se rego­ci­ja en Fran­cia pues pien­sa que el Hexá­gono ha esta­do dis­pues­to a ser jaco­bino has­ta con la últi­ma briz­na de hier­ba de Pago­la y ofre­ce una de sus pla­zas, Baio­na, para la baca­nal de la vic­to­ria sobre los vas­cos que cues­tio­na­ban el orden de la Repú­bli­ca una e indi­vi­si­ble. Con el con­cur­so de los Arte­sa­nos de la Paz fran­ce­ses y espa­ño­les. Es decir, todo por la repú­bli­ca fran­ce­sa, todo por la monar­quía par­la­men­ta­ria espa­ño­la, por la paz, el orden y la vio­len­cia de los que nos ocu­pan.

Des­de la IAO se ase­gu­ra que hoy en día hay sufi­cien­tes con­di­cio­nes demo­crá­ti­cas y res­pal­do inter­na­cio­nal para lle­var la lucha por la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria a buen puer­to y por los cau­ces lega­les impues­tos por los Esta­dos que nos opri­men más la ben­di­ción de la Union Euro­pea.

Para noso­tros es evi­den­te. Hay quien tenaz­men­te ha teji­do un plan des­de den­tro y des­de fue­ra de ETA para lle­var a esta y al movi­mien­to que repre­sen­ta­ba a los estric­tos cau­ces del sis­te­ma espa­ñol y fran­cés. Eso es lo que ha triun­fa­do. Eso es lo que ha ocu­rri­do. Ese es el cam­bio de estra­te­gia que ha habi­do. Esa es la pro­me­sa que han teni­do que hacer de no luchar con los medios que la lucha y el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co requi­rie­ran por una Eus­kal Herria inde­pen­dien­te, socia­lis­ta reuni­fi­ca­da y eus­kal­dun. Lo demás son o serán cor­ti­nas de humo, o de fue­go. La bur­gue­sía pue­de admi­tir casi todo. Lo que no pue­de asu­mir es un futu­ro libre y socia­lis­ta para Eus­kal Herria.

Jon Iurre­ba­so Atutxa

16 de abril de 2017

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: