ETA: Más que una entre­ga de armas, desar­me ideo­ló­gi­co pau­la­tino e inte­gra­ción en el sistema

ETA nació para com­ba­tir por la libe­ra­ción nacio­nal y social de Eus­kal Herria. ETA ejer­ció de van­guar­dia de la Resis­ten­cia Vas­ca duran­te los últi­mos casi 60 años.

Par­te de ETA deci­dió el aban­dono de la lucha arma­da en las mejo­res con­di­cio­nes que fue­ra posi­ble bas­tan­te antes del 2004. Diver­sos acon­te­ci­mien­tos coyun­tu­ra­les más la pre­sión del lobby que sur­gió (por cuen­ta exclu­si­va de los que lo crea­ron según se cons­ta­tó en el jui­cio en Madrid de Bate­ra­gu­ne) en la Izquier­da Aber­tza­le (IA) para tomar el papel de direc­ción polí­ti­ca que la Orga­ni­za­ción Socia­lis­ta Revo­lu­cio­na­ria Vas­ca de Libe­ra­ción Nacio­nal iba a aban­do­nar, han lle­va­do a ETA a una espec­ta­cu­lar e inau­di­ta ren­di­ción uni­la­te­ral y sin condiciones.

En su expre­sión públi­ca, a par­tir de 2009, ETA comien­za un pro­ce­so de ren­di­ción y desar­me uni­la­te­ral que cul­mi­na el 8 de abril del 2017 con la entre­ga de las armas a las fuer­zas que con­ti­núan ocu­pan­do mili­tar­men­te Eus­kal Herria. Para­le­la­men­te el men­cio­na­do lobby, pri­me­ro por medio de la direc­ción de Bata­su­na y des­pués de la de Sor­tu, se hace con la direc­ción del MLNV que, al mis­mo tiem­po, es pro­gre­si­va y sis­te­má­ti­ca­men­te des­man­te­la­do. Esto es, ETA va dejan­do de lide­rar la van­guar­dia de la Izquier­da Aber­tza­le, y el lobby crea­do para sus­ti­tuir a ETA en esas labo­res va toman­do posi­cio­nes has­ta hacer­se con el man­do abso­lu­to de todo lo que se mue­ve en la IA, tam­bién deno­mi­na­da ya Izquier­da Aber­tza­le Ofi­cial, IAO.

Ahí hay que situar pues la cita­da ren­di­ción y el con­si­guien­te cam­bio de estra­te­gia de la Izquier­da Aber­tza­le Ofi­cial, coman­da­do y ges­tio­na­do en tiem­pos, rit­mos, for­mas y con­te­ni­dos por dicho lobby. Y ahí hay que situar el aban­dono de la lucha arma­da y la entre­ga de las armas al enemi­go; la asun­ción de la ley de par­ti­dos por par­te de Sor­tu; la pre­ten­sión de que el Colec­ti­vo de Pre­sas y Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos, EPPK, adop­te la vía Sor­tu, la tran­qui­la posi­ción social­de­mó­cra­ta y refor­mis­ta de ese par­ti­do polí­ti­co y de todo el entra­ma­do sobre el que hace direc­ción polí­ti­ca; las alian­zas sobe­ra­nis­tas con una frac­ción peque­ño bur­gue­sa vas­ca y otra refor­mis­ta de tin­tes espa­ño­lis­tas que le augu­ran un plá­ci­do pre­sen­te y futu­ro exen­to de enfren­ta­mien­tos que defien­dan a Eus­kal Herria en cual­quier tesi­tu­ra; el des­man­te­la­mien­to de las orga­ni­za­cio­nes más com­ba­ti­vas de la Izquier­da Aber­tza­le y del pro­pio MLNV; la deja­ción de diná­mi­cas acti­vas en los ámbi­tos del movi­mien­to popu­lar, obre­ro y social; la sumi­sa actua­ción en el ámbi­to de los par­la­men­tos espa­ño­les y auto­nó­mi­cos vas­co-espa­ño­les; la cen­su­ra, ais­la­mien­to, mar­gi­na­ción y arrin­co­na­mien­to pro­gre­si­vo, para más tar­de pasar a demo­ni­zar y cri­mi­na­li­zar a los sec­to­res revo­lu­cio­na­rios que no acep­tan la línea refor­mis­ta, paci­fis­ta y cola­bo­ra­cio­nis­ta de Sor­tu; la reduc­ción a tres orga­ni­za­cio­nes (Sor­tu, Ernai, LAB) de lo que fue la Izquier­da Aber­tza­le con la direc­ción supre­ma en el par­ti­do polí­ti­co diri­gen­te lega­li­za­do y elec­to­ra­lis­ta-ins­ti­tu­cio­na­lis­ta. Y ahí tam­bién hay que situar la mayor sin razón de su actual línea polí­ti­ca: su absur­da apues­ta por la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria des­de el cum­pli­mien­to y sumi­sión total a las leyes espa­ño­las y fran­ce­sas y de la Unión Europea.

Y tam­bién se dijo adiós a la Revo­lu­ción Socia­lis­ta Vas­ca. Y no por no desea­ble ni nece­sa­ria (¿o sí?) sino por­que sim­ple­men­te no está tipi­fi­ca­da en las leyes de los ocu­pan­tes fran­ce­ses y espa­ño­les y, por lo tan­to, no es posi­ble. Nada es posi­ble, y por lo tan­to no es obje­ti­vo por el que luchar, sal­vo que esté seña­la­do de algu­na mane­ra en las leyes de nues­tros enemi­gos. La úni­ca excep­ción es la inde­pen­den­cia por­que de algo habría que dife­ren­ciar­se del PNV. A su vez se con­tra­di­ce la cosa cuan­do no se pre­pa­ra a la socie­dad vas­ca para tama­ña pelea y enfren­ta­mien­to, si a la vez se le tran­qui­li­za y anes­te­sia anun­cián­do­le que todo se hará de for­ma pací­fi­ca y en todo caso, y si alguien pre­gun­ta dema­sia­do, se argu­men­ta­rá que la comu­ni­dad inter­na­cio­nal ven­drá en nues­tra ayu­da como lo hizo con el desar­me de ETA. Ya, como hizo Eisenho­wer, el libe­ra­dor de Euro­pa y el artí­fi­ce de la Paz el 21 de diciem­bre de 1959, cuan­do abra­zó a Fran­co en el aero­puer­to de la base mili­tar de Torre­jón de Ardoz.

Con­clu­sión evi­den­te, el lobby deci­dió por todos y todas que no debe haber enfren­ta­mien­to alguno con los Esta­dos. Se argu­men­ta que por mie­do a la ile­ga­li­za­ción pero a estas altu­ras del film ¿cómo vamos a tener tan­to páni­co a la ile­ga­li­za­ción y pre­ten­der enfren­tar­nos a los Esta­dos ocu­pan­tes, uno de ellos poten­cia nuclear y miem­bro per­ma­nen­te del Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU, para con­se­guir la Repú­bli­ca Vasca?

La derro­ta ideo­ló­gi­ca de ETA como orga­ni­za­ción de van­guar­dia de la Resis­ten­cia Vas­ca lle­ga a su pun­to final. Esa es la vic­to­ria de los enemi­gos del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co. Pero no por­que le hayan ven­ci­do mili­tar­men­te a su van­guar­dia. Ese tipo de derro­ta o vic­to­ria no esta­ba plan­tea­da ni des­de los Esta­dos ni des­de la Resis­ten­cia Vas­ca. No exis­tía tal cam­po de bata­lla ni para unos ni para otros. La per­ma­nen­te bata­lla se diri­mía tan­to para opri­mi­dos como para opre­so­res en el hecho de seguir man­te­nien­do (o no) vigen­te un pro­yec­to de Revo­lu­ción Socia­lis­ta Vas­ca diri­gi­da por el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vasco.

Así que, nun­ca darían por derro­ta­da a la Resis­ten­cia Vas­ca si ella mis­ma no lo hace. Inclu­so aun­que la Resis­ten­cia úni­ca­men­te hubie­ra teni­do capa­ci­dad para hacer cua­tro accio­nes al año. Aún en ese caso el enemi­go sabría que no ha ven­ci­do por­que no pue­de inte­grar en su sis­te­ma algo que no con­tro­la, que se les esca­pa, que no entra en sus leyes por­que sim­ple­men­te la Resis­ten­cia Vas­ca no las acep­ta, por­que las nie­ga, por­que no reco­no­ce su auto­ri­dad. Ni hubie­ra ven­ci­do mili­tar­men­te, ni polí­ti­ca­men­te, ni ideo­ló­gi­ca­men­te. Por lo tan­to ETA, como se ha expli­ca­do duran­te déca­das, no era el pro­ble­ma. La madre del cor­de­ro era el dere­cho que le asis­te a Eus­kal Herria para con­quis­tar su libe­ra­ción nacio­nal y social. Ahí es don­de la Resis­ten­cia renun­cia a sus obje­ti­vos y don­de se ha ren­di­do tal y como la hemos cono­ci­do has­ta la fecha. Otra cosa es qué moda­li­da­des y diná­mi­cas se pue­dan estar gene­ran­do ya mis­mo y, de ser así, cómo se con­fi­gu­ra­rían a cor­to, medio y lar­go pla­zo para carac­te­ri­zar la nue­va Resistencia.

Así pues, si ETA se rin­de y Sor­tu, que le suce­de como direc­ción polí­ti­ca, tam­bién lo hace, y ade­más escan­da­lo­sa­men­te, acep­tan­do y cum­plien­do la ley de par­ti­dos espa­ño­la, ¿qué le que­da al Colec­ti­vo de Pre­sas y Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos, EPPK? ¿Rei­vin­di­car su carác­ter soli­da­rio para con sus com­pas? ¿Rei­vin­di­car su uni­dad en lo colec­ti­vo? ¿Rei­vin­di­car su carác­ter polí­ti­co? Si lo hace deja­rá en evi­den­cia a ETA y a Sor­tu. Así de cla­ri­to. Jodi­do pero de ver­dad. Así, sugie­ren que los pre­sos tie­nen que apor­tar en cla­ve de inde­pen­den­cia. Sí, pero eso no vale para los car­ce­le­ros, sino es para reír­se a car­ca­ja­das de la ocu­rren­cia. Lo cier­to es que les abo­can a apor­tar su par­te de derro­ta. Ellos tam­bién se tie­nen que rendir.

Aho­ra solo nos hace fal­ta saber el por­qué de todo esto si los dos obje­ti­vos por los que ETA nació para luchar siguen sin con­se­guir­se. Si esa es una pre­mi­sa cier­ta, y lo es, ¿qué es lo que ha pasa­do? Den­tro de tan­ta sumi­sión, que no entra ni den­tro de los más escan­da­lo­sos casos de ren­di­ción, hay cla­ves que nos indi­can lo que ha ocu­rri­do si bien su exten­sa expli­ca­ción nece­si­ta­ría de más espa­cio del que hoy disponemos.

Habría que remon­tar­se muy atrás para ver la géne­sis de la derro­ta de ETA, que no es sino su derro­ta ideo­ló­gi­ca o la renun­cia a sus obje­ti­vos his­tó­ri­cos. Ten­dría­mos que ir has­ta poco des­pués del ase­si­na­to de Arga­la. Ahí se die­ron entie­rro a las tesis de la V asam­blea y al desa­rro­llo de las mis­mas tan­to en su teo­ría como en su prác­ti­ca. Y entra­ría­mos en los tiem­pos de las con­ver­sa­cio­nes de Argel.

Mesa de nego­cia­ción de Argel. Prin­ci­pio del fin. Pen­sar que el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co obten­dría una posi­ción defi­ni­ti­va­men­te ven­ta­jo­sa para con­se­guir sus obje­ti­vos máxi­mos en una mesa de nego­cia­ción, supo­nía renun­ciar al idea­rio de los últi­mos vein­te años y a toda con­cep­ción mar­xis­ta de la lucha para la toma del poder por par­te del pro­pio Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co. Y si de eso no se tra­ta­ba ¿por y para qué se luchó?

Recor­da­mos que a Arga­la le ase­si­na­ron el 21 de diciem­bre de 1978. Ahí comien­za a esta­bi­li­zar­se la lla­ma­da Refor­ma espa­ño­la, es decir, la II Res­tau­ra­ción de la Monar­quía. El neo­fran­quis­mo. La Cons­ti­tu­ción del Régi­men se rati­fi­ca en refe­rén­dum el 6 de diciem­bre, y entra en vigor el 29. Ahí comien­za a homo­lo­gar­se como joven demo­cra­cia euro­pea. Ahí empe­zó a tomar fuer­za la posi­ción refor­mis­ta. La influen­cia de la peque­ña bur­gue­sía. La filo­so­fía inter­cla­sis­ta, bur­gue­sa. La derro­ta ideológica.

Se lucha­ba bajo el pris­ma de un Movi­mien­to de Libe­ra­ción Nacio­nal y Social que pre­ten­día un futu­ro socia­lis­ta para una Eus­kal Herria inde­pen­dien­te de las garras impe­ria­lis­tas de Espa­ña y Fran­cia pero en un cen­tro del capi­ta­lis­mo mun­dial. No en un terri­to­rio colo­nial de ultra­mar. No es cual­quier dile­ma. Así las cosas, pare­ce evi­den­te que no podían per­mi­tir que en las entra­ñas del mons­truo impe­ria­lis­ta flo­re­cie­se un Movi­mien­to de Libe­ra­ción Nacio­nal y enci­ma con posi­cio­nes de cla­se obre­ra que pre­ten­día con­ti­nuar con los pre­su­pues­tos de la V Asam­blea de ETA ade­cuán­do­los a los tiem­pos y coyun­tu­ras concretas.

Por ahí sí que no podían pasar. La bur­gue­sía, la oli­gar­quía finan­cie­ra, el capi­tal inter­na­cio­nal y el impe­ria­lis­mo no podían arra­sar Eus­kal Herria, ejem­plo de lucha para­dig­má­ti­co en Euro­pa y res­to del mun­do, por su ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca. Tenían que arti­cu­lar otros medios para doble­gar a la Resis­ten­cia y que no cun­die­ra el peli­gro­so ejem­plo, máxi­me cuan­do a pesar de ser un pul­gar­ci­to y no tener reta­guar­dia, ni padri­nos inter­na­cio­na­les no había modo de aca­bar con ella. Y deci­die­ron lle­var ade­lan­te dife­ren­tes zar­pa­zos bien com­bi­na­dos. Cola­bo­ra­ción inter­na­cio­nal con­tra el terro­ris­mo. Plan ZEN. Gue­rra sucia. GAL. BVA. Tor­tu­ras. Extra­di­cio­nes. Depor­ta­cio­nes. Cár­ce­les de exter­mi­nio. Repre­sión. Cie­rre de medios de comu­ni­ca­ción. Ile­ga­li­za­ción de par­ti­dos. Infil­tra­ción. Into­xi­ca­ción infor­ma­ti­va. Barra libre.

De algu­na mane­ra imple­men­ta­ron una gue­rra de baja inten­si­dad con la ayu­da impa­ga­ble e impres­cin­di­ble de la bur­gue­sía cipa­ya, del Par­ti­do Nacio­na­lis­ta Vas­co que ya era vete­rano en la cola­bo­ra­ción con los yan­quis y otros, sio­nis­tas inclui­dos, des­de bas­tan­te antes de los años de la Gue­rra Fría, en ple­na Segun­da Gue­rra Mundial.

Y que­ra­mos que no, y a pesar de la heroi­ca lucha de la Resis­ten­cia de Eus­kal Herria en su con­jun­to y prin­ci­pal­men­te en su par­te penin­su­lar, la Refor­ma Espa­ño­la, ter­mi­na por asen­tar­se tam­bién en el sur de nues­tro País. Y lo hace por varias razo­nes. En pri­mer lugar por el resul­ta­do de todas los ata­ques que ha teni­do que sufrir la Resis­ten­cia den­tro de lo que se cono­ce como gue­rra con­tra­in­sur­gen­te de baja inten­si­dad y que veni­mos de men­cio­nar. Otra es la macha­co­na polí­ti­ca de asi­mi­la­ción lle­va­da a cabo por los dos Esta­dos con­tra Eus­kal Herria. Tam­bién el pro­pio des­gas­te que gene­ra la lucha en un núme­ro redu­ci­do de pobla­ción com­pa­ran­do con la de los Esta­dos ocu­pan­tes. Tam­po­co son de obviar los resor­tes que la demo­cra­cia jaco­bi­na fran­ce­sa y la monár­qui­ca y par­la­men­ta­ria espa­ño­la dis­po­nen para dul­ci­fi­car, enmas­ca­rar y hacer dige­ri­ble una vida a la vasco/​española y a la vasco/​francesa.

Y otra es la posi­ción de la bur­gue­sía vas­co espa­ño­la. Esta últi­ma ha sido la vital. El sis­te­ma espa­ñol par­te y divi­de Hego Eus­kal Herria (con el bene­plá­ci­to de la bur­gue­sía vas­ca, PNV) entre los tres herrial­des del oes­te del País, Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa, y la Alta Nava­rra. Le con­ce­de el dere­cho de per­na­da en el case­río de las Vas­con­ga­das al PNV. Y este ha ejer­ci­do la polí­ti­ca pac­ta­da con los pode­res espa­ño­les que a ambos les intere­sa­ba e intere­sa sobre todas las cues­tio­nes deter­mi­nan­tes en y para Eus­kal Herria: ase­gu­rar la hege­mo­nía espa­ño­la sobre la Nación Vas­ca, ase­gu­rar que el teji­do eco­nó­mi­co vas­co no per­mi­tie­ra una futu­ra inde­pen­den­cia, sos­te­ner el entra­ma­do polí­ti­co-admi­nis­tra­ti­vo y cul­tu­ral de Espa­ña, ase­gu­rar el orden de la bur­gue­sía vas­ca con man­da­to últi­mo en Espa­ña, infil­trar ideo­ló­gi­ca­men­te la Resis­ten­cia prin­ci­pal­men­te para que esta no toma­ra una pos­tu­ra fir­me de cla­se. Y, enci­ma, hacer­lo de tal mane­ra que parez­ca que el PNV lucha por los vas­cos y vas­cas y por Eus­ka­di.

Así es. Y nos remon­ta­mos a fina­les de los 80 y los comien­zos de la dis­per­sión car­ce­la­ria des­pués de que el tras­la­do de cár­ce­les de Eus­kal Herria a otras del Esta­do espa­ñol no die­ra los resul­ta­dos ape­te­ci­bles. Ase­so­res de esa per­ver­sa y ase­si­na polí­ti­ca fue­ron los del PNV entre otros. Cues­tión que, por cier­to, no intere­sa sacar a la pales­tra a nadie en abso­lu­to sal­vo para los rifi-rafes de turno mediá­ti­co. Y esos son los que, en cali­dad tam­bién de eje­cu­to­res, ade­más de ase­so­res con­tra­in­sur­gen­tes, han inci­di­do en la lucha con­tra ETA y con­tra el res­to de la Resis­ten­cia en general.

Sería exten­so ana­li­zar los pasos dados pero si pode­mos decir que el PNV pri­me­ro inten­tó impe­dir que ETA nacie­ra. Pos­te­rior­men­te pre­ten­dió igno­rar­la. Cuan­do no tuvo más reme­dio le acha­có ser el anti­cris­to comu­nis­ta que iba a des­truir el ser y sen­tir vas­co (el orden bur­gués esta­ble­ci­do). En la medi­da que se agu­di­za­ba la pro­pia lucha de cla­ses, el PNV vien­do peli­grar sus pri­vi­le­gios de cla­se, comen­zó a actuar más beli­ge­ran­te­men­te. Cons­ta­ta­ron que ETA no solo luchó con­tra la dic­ta­du­ra fran­quis­ta. Lucha­ba por la libe­ra­ción nacio­nal y social del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co y eso iba total­men­te en con­tra de los intere­ses de la gran bur­gue­sía vas­ca y tam­bién de la peque­ña bur­gue­sía vas­ca. Y para el PNV, ahí, si resul­tó impres­cin­di­ble la deci­sión de aca­bar con ETA como sea.

Y la vía mili­tar no resul­tó. Como decía­mos y repe­ti­mos, ETA no ha sido derro­ta­da por la vía mili­tar. Nun­ca podría haber sido derro­ta­da en esos tér­mi­nos pues el accio­nar arma­do de ETA podría con­tar con una impre­sio­nan­te cifra de jefes del ejér­ci­to espa­ñol a rea­li­zar tres o cua­tro accio­nes al año y tener el mis­mo efec­to deso­la­dor para los enemi­gos de EH. Tam­po­co ETA les ganó la gue­rra al Esta­do fran­cés y espa­ñol. La cosa es que nun­ca se lo pro­pu­so por­que sim­ple­men­te era impo­si­ble. Lo que ha ocu­rri­do, por el con­tra­rio, es que el últi­mo con­jun­to de mili­tan­tes que per­te­ne­ce o ha per­te­ne­ci­do a ETA, más el lobby men­cio­na­do, en cla­ve y nivel de direc­ción polí­ti­ca de todo el MLNV, se ha ren­di­do. Así, como suena.

Y lo ha hecho por­que ha resuel­to que no pue­de some­ter a los Esta­dos a una nego­cia­ción polí­ti­ca por la que pen­sa­ba con­se­guir las sufi­cien­tes posi­cio­nes que le per­mi­tie­ran seguir luchan­do para alcan­zar sus obje­ti­vos. Y podría haber con­ti­nua­do toda la vida si se hubie­se dado ese inte­rés. Y, evi­den­te­men­te, cuan­do se empe­zó a per­der es cuan­do se deci­de nego­ciar con el enemi­go los tér­mi­nos de la alter­na­ti­va KAS pri­me­ro y la mis­ma alter­na­ti­va, pero reba­ja­da, des­pués. Y eso ocu­rre cuan­do se uti­li­za un ins­tru­men­to y cam­po del enemi­go (mesa de Nego­cia­ción) como pro­pio o como cam­po a diri­mir. Cuan­do la Refor­ma espa­ño­la empie­za a asen­tar­se. Piel de cor­de­ro y cabe­za de Esta­do fran­quis­ta sin nin­gu­na depu­ra­ción sal­vo los nece­sa­rios reto­ques coyunturales.

El cam­po de la nego­cia­ción es terreno enemi­go y lo tie­ne com­ple­ta­men­te mina­do. No hay lugar de actua­ción para la Resis­ten­cia Vas­ca. Tar­de o tem­prano lle­va­rá al MLNV a un inter­cam­bio de todo por miga­jas. O como en el caso vas­co, don­de vis­to el CNI y el res­to de ser­vi­cios de inte­li­gen­cia occi­den­ta­les que ETA tenía inte­rés por aca­bar la lucha arma­da y rea­li­zar un cam­bio estra­té­gi­co, los pode­res reales del Esta­do (mas las ines­ti­ma­bles ayu­das cipa­yas), deci­die­ron que no hacía fal­ta pasar por la Nego­cia­ción en cla­ve de pro­ble­ma menor como antes se había hecho en El Sal­va­dor, Gua­te­ma­la, Sudá­fri­ca e Irlan­da, entre otros. ¿Por qué? por­que resul­tó que ya no había pro­ble­ma. Ni mayor ni menor. No exis­tía por­que se había rendido.

Esa es la cues­tión prin­ci­pal. Por una par­te, el hecho de dar­se cuen­ta que por medio de la Nego­cia­ción la Resis­ten­cia Vas­ca no iba a con­se­guir nada pues el enemi­go sabía de sus ínti­mas con­vic­cio­nes inten­cio­na­da­men­te insi­nua­das aquí y allí. Por otra par­te el dete­rio­ro polí­ti­co e ideo­ló­gi­co que lle­va­ba toda la Resis­ten­cia des­de la men­cio­na­da épo­ca de la des­apa­ri­ción de Arga­la. Es decir, los pará­me­tros del enfren­ta­mien­to por la libe­ra­ción nacio­nal y social de Eus­kal Herria se hacían des­de el inter­cla­sis­mo, des­de el popu­lis­mo cor­to­pla­cis­ta y des­de un mar­xis­mo idea­lis­ta. Y, a su vez, todo ello ador­na­do con muchas dosis de moti­va­ción nacional/​patriótica que les bas­ta­ba a no pocos para luchar has­ta sus últi­mas con­se­cuen­cias pero que a otros les faci­li­ta­ba lle­gar al opor­tu­nis­mo, al refor­mis­mo, al pac­to y a pri­mar otros intere­ses par­ti­cu­la­res o de fac­ción de cla­se. Defi­ni­ti­va­men­te no solo se debi­li­ta­ron al extre­mo los plan­tea­mien­tos de la V Asam­blea sino que se les dio sim­ple y lla­na sepultura.

Así que para no hablar de la ver­dad, se diva­ga­rá, y mucho, sobre la for­ma del aban­dono de la lucha arma­da y la entre­ga de las armas. Y no se habla­rá tan­to de por qué ele­gir e imple­men­tar la nue­va estra­te­gia tal y como se ha hecho. Ni tam­po­co se acla­ra­rá por qué no se ha imple­men­ta­do el enfren­ta­mien­to des­obe­dien­te con los Esta­dos que opri­men y ocu­pan Eus­kal Herria, moda­li­dad de enfren­ta­mien­to que iba a sus­ti­tuir a la lucha arma­da aban­de­ra­da por ETA. Se tra­ta­rá de evi­tar expli­car por qué se les deja col­ga­dos a las y los pre­sos polí­ti­cos vas­cos, depor­ta­dos y exi­lia­dos. Se evi­ta­rá hacer luz sobre el por qué se les sugie­re que se bus­quen la vida o pier­den el últi­mo tren, pues la IAO está enfras­ca­da en traer en menos de 9 años la Repú­bli­ca inde­pen­dien­te para Eus­kal Herria y no pode­mos dis­traer­nos con cues­tio­nes de menor identidad…

Se inten­ta­rá pasar de lar­go por el espi­no­so tema de por qué no se acti­va el inima­gi­na­ble poder que sig­ni­fi­ca­ría Udal­bil­tza en pie de gue­rra. Por todos los medios se tra­ta­rá de no expli­car por qué se apa­ci­gua y se des­mo­ti­va a la base mili­tan­te cuan­do más incen­ti­va­da debie­ra estar para el papel que se le adju­di­ca en la lucha por la inde­pen­den­cia, etc.

Dema­sia­das cosas sin expli­car. Se exi­ge dema­sia­da obe­dien­cia debi­da. Mucho acuer­do de país sin nin­gu­na base con­cre­ta. Nos hablan de posi­bles acuer­dos con bur­gue­sía afín al PNV. El PNV dice que no está por la inde­pen­den­cia. Se con­si­de­ran acuer­dos ente ELA y LAB y Elo­rrie­ta anun­cia que eso es impo­si­ble a cau­sa de la vía par­la­men­ta­ria que adop­ta Sortu.

Se con­si­de­ran acuer­dos con gen­te de CCOO y de Pode­mos, acuer­dos de país con PNV (que no los quie­re y pac­ta con el PSOE y el PP). Todo esto y más tene­mos des­de el 2009 y su cam­bio de estrategia.

Y entre una decla­ra­ción y otra, una jus­ti­fi­ca­ción y otra, lo que en gran medi­da va a ocu­rrir (y está ocu­rrien­do) es una autén­ti­ca cere­mo­nia de la con­fu­sión. Es más aún escan­da­lo­so en las for­mas que para ese acon­te­ci­mien­to de entre­ga de sus armas, ETA no haya pre­pa­ra­do una decla­ra­ción en toda regla con aná­li­sis de la situa­ción inclui­do. Algo más pro­fun­do y sóli­do que la nota hecha públi­ca. No se entien­de que no haya siquie­ra men­cio­na­do a los años de lucha, a lo sufri­do, al heroi­co valor de tan­tos mili­tan­tes caí­dos en com­ba­te. Que no estén pre­sen­tes los pre­sos polí­ti­cos vas­cos, los depor­ta­dos y refu­gia­dos. Cier­to que todo no era ETA pero ETA ha sido mucho en Eus­kal Herria. Ha sido una par­te que ha lucha­do has­ta la exte­nua­ción, con acier­tos y erro­res pero hacien­do lo que decía y dan­do lo que tenía. Ni una pala­bra. Será para el comu­ni­ca­do de diso­lu­ción. Qui­zá. En cual­quier caso la diso­lu­ción es más que evi­den­te pues ETA hoy en día no es nada des­pués de que Sor­tu se haya hecho con la direc­ción del trío de la IAO, Sor­tu, LAB y Ernai.

En cuan­to a las for­mas, hay una cues­tión que nos tie­ne real­men­te preo­cu­pa­dos. Si es cier­to que miles de per­so­nas han mili­ta­do y más han cola­bo­ra­do con ETA y la mayo­ría de ellas aún vive ¿por qué no se ha hecho una con­sul­ta con todos ellos? ¿Por qué ETA anun­cia públi­ca­men­te una asam­blea con meses de ante­la­ción sin nin­gún reca­to por la segu­ri­dad de sus mili­tan­tes y el con­te­ni­do de la mis­ma y no abre esa con­sul­ta con todos los que han mili­ta­do en ella? ¿Por qué tan­ta pri­sa? ¿Por qué atar todo tan depri­sa? Es como el cam­bio de estra­te­gia. Las cues­tio­nes que en los últi­mos años han sido más fun­da­men­ta­les para el deve­nir de la IA se han resuel­to en un abrir y cerrar de ojos y entre muy pocos aun­que algu­nas de estas cues­tio­nes hayan tar­da­do años en plas­mar­se en la prác­ti­ca. Y tam­bién hay muchos por qué y muchas cosas que no se entienden.

¿Por qué mien­te ETA ante todo el mun­do? ¿Por qué dice que entre­ga las armas al pue­blo si en cin­co minu­tos están en manos de las fuer­zas que ocu­pan mili­tar­men­te Eus­kal Herria? ¿Por qué se tra­ta a la socie­dad vas­ca y opi­nión públi­ca en gene­ral como si fué­ra­mos dis­mi­nui­dos men­ta­les? ¿Por qué tan­ta des­con­si­de­ra­ción y fal­ta de res­pe­to? Y ya pues­tos a hacer­nos pre­gun­tas ¿por qué la inte­lec­tua­li­dad vas­ca de izquier­da calla como si estu­vie­ra muda e inclu­so sor­da? Le da igual la car­ta diri­gi­da a Trump, como le da igual que iden­ti­fi­quen a 200 jóve­nes por ence­rrar­se una noche en señal de pro­tes­ta, como le da igual que ETA entre­gue las armas a la poli­cía y diga que lo ha hecho al Pue­blo, como que­da impa­si­ble cuan­do pro­pios y extra­ños mani­fies­tan que todo es ATA y que la mis­ma ni se sabe lo que pre­ten­de…, como mira al mon­te cuan­do quie­ren encar­ce­lar a jóve­nes bajo acu­sa­cio­nes de terro­ris­mo por hechos ocu­rri­dos en una mani­fes­ta­ción de protesta…

¿Por qué ETA tie­ne que entre­gar las armas? Todo el mun­do sabe que la entre­ga de armas no es con­di­ción para nada. No trae­rá nin­gún bene­fi­cio para nadie sal­vo para los Esta­dos que nos ocu­pan como sím­bo­lo de sumi­sión y derro­ta de su opo­nen­te ¿Cómo se pue­de ven­der una derro­ta como vic­to­ria? ¿Cómo se pue­de ven­der un acto de derro­ta como una for­ma de inter­ven­ción polí­ti­ca en cla­ve sobe­ra­na? ¿Y eso de acu­dir a Baio­na para que la poli­cía no robe las armas que al de minu­tos les serán entregadas?

Los arte­sa­nos por la paz son la socie­dad civil, son la socie­dad vas­ca. Alu­ci­na veci­na. Es decir los coman­dos de ETA son la socie­dad vas­ca por­que son vas­cos… Pero es que ocu­rre lo mis­mo con el Foro Social por la Paz. Son cua­tro y la mitad libe­ra­dos de todo el espec­tro aso­cia­ti­vo y par­ti­dis­ta que par­ti­ci­pa en el entra­ma­do del sis­te­ma. Es como Sare que si no hay dine­ro no fun­cio­na. Y los veri­fi­ca­do­res son otros cua­tro que no sabe­mos quién les paga y que son esos y otros cua­tro los que están en todos los con­flic­tos y son agen­tes del capi­tal inter­na­cio­nal y del impe­ria­lis­mo. Aqué­llos de Aie­te y tal… Y, aquí, todo este coci­do lo han hecho entre 200. Y entre los 200 está la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, los faci­li­ta­do­res, los veri­fi­ca­do­res, los par­ti­dos polí­ti­cos del sis­te­ma, sin­di­ca­tos, medios de comu­ni­ca­ción… Aun­que fue­ran 20.000. Al sis­te­ma le sale gra­tis si de des­ac­ti­var la lucha de eman­ci­pa­ción del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co se trata.

Así y todo hay quien quie­re seña­lar cues­tio­nes a acla­rar y tie­ne muchas sos­pe­chas y dudas acer­ca de lo que ha pasa­do y no ha pasa­do. Y hay quien pien­sa que ETA es una orga­ni­za­ción que no ha sido ven­ci­da ni polí­ti­ca ni mili­tar­men­te. Que en las peo­res con­di­cio­nes inima­gi­na­bles, sin reta­guar­dia, ha sali­do ade­lan­te. En un tea­tro de gue­rra de 20.000 km con 3 millo­nes de habi­tan­tes repar­ti­dos en dos paí­ses fren­te a más de 40 y más de 60 millo­nes y ha actua­do duran­te sesen­ta años.

Tam­bién hay quien pien­sa que tenien­do ETA la opor­tu­ni­dad de hacer un rece­so de x (años) ante el cam­bio de estra­te­gia coman­da­do por el cita­do lobby, se avie­ne a los deseos de los que no pue­den luchar por los dere­chos nacio­na­les de Eus­kal Herria si no es bajo las con­di­cio­nes de sumi­sión a los Esta­dos fran­cés y espa­ñol. Y otra vez la pre­gun­ta ¿por qué?

Habien­do deci­di­do entre­gar las armas años antes de que lo hicie­ra, anun­cia que se sen­ta­rá a nego­ciar las con­se­cuen­cias del con­flic­to con los Esta­dos res­pon­sa­bles. No trans­cu­rre un año has­ta que ETA hace públi­ca la deci­sión de aban­do­nar su pre­sen­cia en la mesa de nego­cia­ción por inasis­ten­cia del con­tra­rio. Has­ta el ana­lis­ta más indo­cu­men­ta­do sabía de ante­mano que ETA había deci­di­do entre­gar las armas. ¿Esto indu­ce a pen­sar que des­de hacía muchos años esta­ba dis­pues­ta a entre­gar las armas? Pues sí. Espa­ña y Fran­cia lo sabían con lo que hacer el ridícu­lo era la úni­ca opción que le que­da­ba a ETA. Esto sí pare­ce estar cla­ro. Para algu­nos, claro.

Y a muchos nos preo­cu­pa la situa­ción de abso­lu­ta inde­fen­sión en la que han que­da­do las Pre­sas y Pre­sos Polí­ti­cos Vas­cos. Dicen que hay que vaciar las cár­ce­les y ponen como con­di­ción 2 pre­mi­sas irre­nun­cia­bles, no dela­tar y no arre­pen­tir­se. Sor­tu sabe, como cual­quier ciu­da­dano que ten­ga un míni­mo inte­rés de infor­mar­se, que sin dela­ción ni arre­pen­ti­mien­to (entre otras con­di­cio­nes) nadie se pue­de aco­ger al regla­men­to peni­ten­cia­rio para poder salir en liber­tad. No es posi­ble tomar una vía indi­vi­dual y salir en liber­tad. Ade­más, hay que dela­tar, cola­bo­rar y arre­pen­tir­te has­ta de haber naci­do. Y mien­tras tan­to, no mues­tres soli­da­ri­dad con otro com­pa­ñe­ro en peor situa­ción pues con­si­de­ra­ran que aún no estás madu­ro. No hay solu­ción dig­na y en cla­ve polí­ti­ca sal­vo por medio de un indul­to o a tra­vés de la amnis­tía. El que ven­da otra cosa mien­te. Mien­te a sabiendas.

Ofer­ta de sál­ve­se quien pue­da de Sor­tu. Vía Sor­tu que no pre­ten­de sino la acep­ta­ción de su plan o la deba­cle. Una deba­cle que podría arra­sar la uni­dad del Colec­ti­vo. Podría des­po­li­ti­zar­lo. Podría pro­pi­ciar con las sali­das indi­vi­dua­les que impe­ra­ra para algu­nos úni­ca­men­te el bene­fi­cio per­so­nal, dejan­do en la esta­ca­da a dece­nas de mili­tan­tes que no están dis­pues­tos a per­der su carác­ter polí­ti­co, soli­da­rio, sobe­rano y digno.

Y hay quien se pre­gun­ta por qué no han fil­ma­do la des­truc­ción de las armas o su inu­ti­li­za­ción de una for­ma verí­di­ca y veri­fi­ca­ble. ¿Por qué mos­trar ese cir­co inso­por­ta­ble de sumi­sión hacien­do la entre­ga a unos volun­ta­rios para pasár­se­las direc­ta­men­te y en minu­tos a los enemi­gos que ocu­pan Eus­kal Herria? O… ¿ya no son enemi­gos? Y de paso, en vez de enfren­ta­mien­to ¿aho­ra pasa­mos a la inte­li­gen­te y nove­do­sa for­ma de con­fron­ta­ción? A la vie­ja fór­mu­la de acuer­dos entre dife­ren­tes. Todo por la paz y la con­cor­dia. Pero de los que de arri­ba y de los que ges­tio­nan las cosas de los de arri­ba. Defi­ni­ti­va­men­te se ha ins­ta­la­do la social­de­mo­cra­cia. Y pen­sa­mos que es una social­de­mo­cra­cia de derechas.

Un vie­jo cono­ci­do decía que ETA ha sabi­do actuar, luchar, resis­tir y gol­pear. Bri­llan­te. Fallos, unos cuan­tos reco­no­ci­dos. Y, a su vez, ETA una vez de deci­dir aban­do­nar no ha sabi­do ren­dir­se o no le han deja­do ter­mi­nar como hubie­ra debi­do. Y no ha sido el enemi­go de siem­pre quien no se lo ha per­mi­ti­do. En todo caso, final­men­te, el espec­tácu­lo ha sido delirante.

Hay quien se rego­ci­ja en Fran­cia pues pien­sa que el Hexá­gono ha esta­do dis­pues­to a ser jaco­bino has­ta con la últi­ma briz­na de hier­ba de Pago­la y ofre­ce una de sus pla­zas, Baio­na, para la baca­nal de la vic­to­ria sobre los vas­cos que cues­tio­na­ban el orden de la Repú­bli­ca una e indi­vi­si­ble. Con el con­cur­so de los Arte­sa­nos de la Paz fran­ce­ses y espa­ño­les. Es decir, todo por la repú­bli­ca fran­ce­sa, todo por la monar­quía par­la­men­ta­ria espa­ño­la, por la paz, el orden y la vio­len­cia de los que nos ocupan.

Des­de la IAO se ase­gu­ra que hoy en día hay sufi­cien­tes con­di­cio­nes demo­crá­ti­cas y res­pal­do inter­na­cio­nal para lle­var la lucha por la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria a buen puer­to y por los cau­ces lega­les impues­tos por los Esta­dos que nos opri­men más la ben­di­ción de la Union Europea.

Para noso­tros es evi­den­te. Hay quien tenaz­men­te ha teji­do un plan des­de den­tro y des­de fue­ra de ETA para lle­var a esta y al movi­mien­to que repre­sen­ta­ba a los estric­tos cau­ces del sis­te­ma espa­ñol y fran­cés. Eso es lo que ha triun­fa­do. Eso es lo que ha ocu­rri­do. Ese es el cam­bio de estra­te­gia que ha habi­do. Esa es la pro­me­sa que han teni­do que hacer de no luchar con los medios que la lucha y el Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co requi­rie­ran por una Eus­kal Herria inde­pen­dien­te, socia­lis­ta reuni­fi­ca­da y eus­kal­dun. Lo demás son o serán cor­ti­nas de humo, o de fue­go. La bur­gue­sía pue­de admi­tir casi todo. Lo que no pue­de asu­mir es un futu­ro libre y socia­lis­ta para Eus­kal Herria.

Jon Iurre­ba­so Atutxa

16 de abril de 2017

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *