«Unión de Jóve­nes Comu­nis­tas, 55 años de cele­bra­ción y de lucha»

En diciem­bre de 1959, el mis­mo año del triun­fo de la Revo­lu­ción, el Depar­ta­men­to de Ins­truc­ción del Ejér­ci­to Rebel­de, diri­gi­do por el Che, fun­dó la orga­ni­za­ción juve­nil revo­lu­cio­na­ria Aso­cia­ción de Jóve­nes Rebel­des (AJR). Antes del año, el 21 de octu­bre de 1960, esta for­ma­ción se fusio­nó con otros gru­pos de jóve­nes revo­lu­cio­na­rios, y el 4 de abril de 1962 la AJR adop­tó el nom­bre de Unión de Jóve­nes Comu­nis­tas (UJC). Cum­ple, pues, 55 años de impor­tan­te existencia.

El obje­ti­vo fun­da­men­tal de la orga­ni­za­ción siem­pre ha sido garan­ti­zar la uni­dad de los jóve­nes cuba­nos, bus­can­do su movi­li­za­ción en torno a la Revo­lu­ción Socia­lis­ta y con­tri­bu­yen­do a su edu­ca­ción en la pri­me­ra y cru­da mitad de la déca­da de los noven­ta, por ejem­plo, jugó un papel muy impor­tan­te, ya que, con el pro­pó­si­to de sal­var las con­quis­tas de la Revo­lu­ción, edu­có a la juven­tud en una cul­tu­ra de resis­ten­cia y la movi­li­zó median­te nume­ro­sas acti­vi­da­des que logra­ron man­te­ner alta su moral. El tra­ba­jo de la UJC no se limi­ta a su mili­tan­cia, sino que ésta repre­sen­ta y vela por los intere­ses de toda la juventud.

El Che decía que todo Joven Comu­nis­ta debe ser esen­cial­men­te humano, y que se acer­que a lo mejor de lo humano. Que puri­fi­que lo mejor del hom­bre a tra­vés del tra­ba­jo, del ejer­ci­cio de la soli­da­ri­dad con­ti­nua­da con el pue­blo y con todos los pue­blos del mun­do. Que se desa­rro­lle al máxi­mo la sen­si­bi­li­dad para sen­tir­se angus­tia­do cuan­do se ase­si­ne a un hom­bre en otro rin­cón del mun­do y para sen­tir­se entu­sias­ma­do cuan­do en algún rin­cón del mun­do se alza una nue­va ban­de­ra de liber­tad.

Decía tam­bién el Gue­rri­lle­ro Heroi­co que la UJC tenía que defi­nir­se por una sola pala­bra: Van­guar­dia. Por eso mis­mo, y como no podía ser de otra mane­ra, su mili­tan­cia defien­de la liber­tad y la dig­ni­dad de toda la pobla­ción cuba­na, enar­bo­la el socia­lis­mo como úni­co sis­te­ma capaz de per­mi­tir el desa­rro­llo sin que la jus­ti­cia social, la demo­cra­cia y la sobe­ra­nía del país se vean cer­ce­na­das; asu­men el prin­ci­pio de no clau­di­car jamás ante las cons­tan­tes ame­na­zas del impe­ria­lis­mo y los enemi­gos inter­nos; res­pe­tan las dis­tin­tas opi­nio­nes tan­to den­tro como fue­ra de sus filas, siem­pre que estas sean hones­tas y la obje­ti­vi­dad de los aná­li­sis refle­jen la lucha, los valo­res y las con­di­cio­nes de la socie­dad cuba­na; la UJC es una orga­ni­za­ción inter­na­cio­na­lis­ta y, obvia­men­te, es soli­da­ria con todas las cau­sas jus­tas del mun­do. Con estas señas de iden­ti­dad no es extra­ño que, jun­to a las pala­bras de estu­dio, tra­ba­jo y fusil, el emble­ma de la orga­ni­za­ción cuen­te con la ima­gen de Julio Anto­nio Mella, Cami­lo Cien­fue­gos y, tras su ase­si­na­to hace ya casi cin­cuen­ta años, el pro­pio Che Guevara.

Igual que al Par­ti­do Comu­nis­ta de Cuba, el ingre­so a la UJC es volun­ta­rio, pero tam­bién selec­ti­vo, ya que no se tra­ta de prio­ri­zar la can­ti­dad sino su cali­dad. Actual­men­te cuen­ta con más de 600.000 mili­tan­tes, de entre 15 y 30 años, y más de 50.000 orga­ni­za­cio­nes de base.

Afi­lia­da a la Fede­ra­ción Mun­dial de Juven­tu­des Demo­crá­ti­cas, la UJC man­tie­ne rela­cio­nes con 218 orga­ni­za­cio­nes de todo el mun­do, y su órgano de pren­sa, fun­da­do el 21 de octu­bre de 1965, es el dia­rio Juven­tud Rebelde.

Hoy, en Cuba y con 55 años de esplen­do­ro­sa exis­ten­cia, los jóve­nes comu­nis­tas están de cele­bra­ción, y de lucha.

Paco Azan­za Telletxiki

3 de abril de 2017

Fuen­te: https://​bara​gua​.word​press​.com/​c​a​t​e​g​o​r​y​/​c​u​a​d​e​r​n​o​-​d​e​-​l​a​-​r​e​s​i​s​t​e​n​c​i​a​-​e​s​c​r​i​ta/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.