Colom­bia y negociación

Colom­bia ha vis­to nego­ciar y rene­go­ciar cier­tos acuer­dos entre par­te de la gue­rri­lla y repre­sen­tan­tes de su cla­se anta­gó­ni­ca e inter­na­cio­nal con los yan­quis de patro­ci­na­do­res. Segui­da­men­te lo comen­ta­re­mos des­de el res­pe­to y en aras a con­tri­buir modes­ta­men­te al deba­te sobre la Negociación.

Como deci­mos, aca­ba de haber una nego­cia­ción alre­de­dor de una mesa (en un país libre y sobe­rano) pero ¿entre igua­les? No lo cree­mos. Ahí radi­ca el pri­mer pro­ble­ma. Esta­ban en terri­to­rio neu­tral, sí, pero no con­ta­ban con las mis­mas fuer­zas para hacer la gue­rra en el terri­to­rio nacio­nal de ambas partes.

Se decía que nadie podía ganar la gue­rra. En todo caso ¿Quién tie­ne más que per­der? Pen­sa­mos que el Esta­do tie­ne recur­sos ili­mi­ta­dos en lo que se refie­re a Colom­bia. Tie­ne la fuer­za mili­tar nece­sa­ria, tro­pas de refres­co, reta­guar­dia, poder sufi­cien­te, con­trol de la mayor par­te del terri­to­rio colom­biano, dine­ro, medios de comu­ni­ca­ción, entra­ma­do eco­nó­mi­co, jurí­di­co, polí­ti­co, admi­nis­tra­ti­vo y la deci­si­va ayu­da del impe­ria­lis­mo yan­qui. Así y todo el Esta­do no la podía ganar.

Entonces:

  1. ¿Por qué entrar en una mesa de Nego­cia­ción en unos momen­tos en el que no se diri­me, ni por aso­mo, la toma del poder? Si así hubie­ra sido, los perros de la oli­gar­quía se habrían levan­ta­do de la mesa de Nego­cia­ción a hacer la gue­rra en 5 minutos. 
  2. ¿Por qué le intere­sa al Esta­do si tie­ne recur­sos ili­mi­ta­dos? Depen­de del inte­rés que vie­ra en la gue­rri­lla y lo bara­to o caro que le pudie­ra salir el inven­to. Pare­ce cla­ro que podría seguir luchan­do toda la vida o que­mar todas las sel­vas de Colom­bia pues tam­po­co se hubie­ran ras­ga­do las ves­ti­du­ras las bue­nas gen­tes de la ONU. 
  3. ¿Por qué entra la gue­rri­lla a la Nego­cia­ción si ese cam­po de bata­lla es exclu­si­vo del Esta­do? Por­que… Pare­ce muy atre­vi­do el res­pon­der. Así y todo diría­mos que por ago­ta­mien­to, fra­ca­so al inten­tar abrir otros fren­tes apar­te de los de las sel­vas, pre­sio­nes del entorno, pre­sio­nes de padri­nos, fal­ta de con­fian­za en el futu­ro, desgaste (?)… 
  4. ¿Por qué la gue­rri­lla uti­li­za el len­gua­je del enemi­go para carac­te­ri­zar esta y otras nego­cia­cio­nes? (pro­ce­so de paz… y cada vez menos revo­lu­ción, menos…) Ese sue­le ser uno de los indi­cios de que las cosas no van bien. Todo el mun­do quie­re la paz. La gue­rri­lla, el gobierno, la socie­dad, las bue­nas gen­tes que miran con pesar a la pesa­di­lla colom­bia­na, la igle­sia,… Has­ta los para­mi­li­ta­res. Uri­be y sus cole­gas son solo señal de par­te de las con­tra­dic­cio­nes inhe­ren­tes a las dife­ren­tes frac­cio­nes del enemi­go de cla­se. Enton­ces ¿qué demon­tre es la paz? ¿y la gue­rra? ¿y la rique­za con pobre­za? ¿y la pobre­za con rique­za? Negar la lucha de cla­ses es negar la historia. 
  5. ¿Por qué el Esta­do anfi­trión cede su casa sabien­do todo esto? Bue­na pre­gun­ta. La intui­mos pero es pre­fe­ri­ble que la res­pon­dan ellos/​as. Es una cues­tión de cier­to des­co­no­ci­mien­to y tam­bién de respeto. 
  6. ¿Por qué la gue­rri­lla se apres­ta a dar pasos o ha acor­da­do dar pasos como el con­trol de sus com­ba­tien­tes y entre­ga de las armas antes de veri­fi­car el mon­to prin­ci­pal de los acuer­dos? ¿Por qué la entre­ga de las armas comien­za den­tro de unos días y ter­mi­na en junio cuan­do la otra par­te tie­ne todo por hacer? Sín­to­ma de que las cosas no es que no vayan bien sino que van peor. 
  7. ¿Por qué no sabe todo el mun­do, en el len­gua­je más peda­gó­gi­co y sen­ci­llo, qué es lo que se ha acor­da­do y con qué cri­te­rios y pla­zos de veri­fi­ca­ción se ha rubri­ca­do? Nos teme­mos que mucho se habla­rá pero no esta­rá en boca de todo el mun­do qué se acor­dó, qué no… Pues igual las cosas siguen empeo­ran­do más y más. 
  8. Sabien­do que el Esta­do colom­biano no va a cum­plir ¿cómo da por bue­nos los acuer­dos? ¿Por qué ésta entre­ga de las armas antes de final de junio? Si los acuer­dos se incum­plen no les va a dar tiem­po ni a vol­ver al mon­te. Al mon­te sin armas. Señal de que las cosas están peor que fatal. 
  9. ¿Por qué se supo­ne que el res­to de mor­ta­les debe­mos saber por gra­cia divi­na que tie­nen un plan B? ¿Con­fian­za debi­da? ¿Y si no lo tie­nen? En todo caso, a estas altu­ras de la pelea, la con­fian­za se gana cada día y en la prác­ti­ca, con hechos. 
  10. ¿Por qué prác­ti­ca­men­te todo el mun­do aplau­de esta Nego­cia­ción si sabe, intu­ye o sos­pe­cha la situa­ción des­fa­vo­ra­ble en todos los sen­ti­dos para la gue­rri­lla? ¿Por qué la paz es uno de los pro­duc­tos estre­lla desea­ble por cual­quier con­di­ción huma­na de cual­quier con­ti­nen­te? ¿Eso es la glo­ba­li­za­ción de tér­mi­nos del len­gua­je que le intere­san al enemigo? 
  11. ¿Hemos de pen­sar que los bie­nes y rique­za nacio­nal pasa­rán a ser pro­pie­dad del Pue­blo? Si los paras-nar­cos-terra­te­nien­tes, sica­rios varios, las fuer­zas de poli­cía o mili­ta­res siguen ase­si­nan­do a líde­res popu­la­res, mili­tan­tes por los dere­chos huma­nos, etc. ¿Quién pue­de pen­sar que con tama­ña fuer­za de ase­si­nos y dege­ne­ra­dos los oli­gar­cas y nar­cos van a per­mi­tir la pér­di­da de tan­to negocio? 
  12. ¿Hemos de pen­sar que el mode­lo eco­nó­mi­co varia­rá y, su radi­cal cam­bio será pen­sa­do en y para los cam­pe­si­nos y obre­ros de Colom­bia? No cree­mos. Segui­mos pen­san­do que el enemi­go del Pue­blo arra­sa­ría con toda Colom­bia si se die­ra esa tesi­tu­ra des­fa­vo­ra­ble para él. 
  13. ¿Habrá expro­pia­cio­nes? ¿ade­más de nacio­na­li­za­cio­nes de los sec­to­res bási­cos de la eco­no­mía…? No lo cree­mos por las mis­mas razo­nes. Nada estruc­tu­ral, ni de otra índo­le, que per­ju­di­que a la bur­gue­sía será cues­tio­na­do a cam­bio de la lucha armada. 
  14. ¿Se hará o no algo con res­pec­to a la pobre­za extre­ma que afec­ta a millo­nes de colom­bia­nos? Igual admi­ti­rán más ONG con­tro­la­das por la CIA, los ser­vi­cios secre­tos impe­ria­les varios y apa­re­ce­rán más igle­sias evan­ge­lis­tas y otras que se nutren de cam­pe­si­nos que no les es per­mi­ti­do coger las armas para defen­der y libe­rar a su pueblo. 
  15. ¿Se aca­ba­rá con la corrup­ción, el nar­co­trá­fi­co, la nar­co-polí­ti­ca, la impu­ni­dad? Pre­gun­ta y res­pues­ta dia­léc­ti­ca­men­te uni­das con las ante­rio­res. Nada de eso cam­bia­rá si no es a peor. 
  16. ¿Se hará efec­ti­va la supues­ta sobe­ra­nía del pue­blo colom­biano? Los acuer­dos con los yan­quis en cuan­to a bases, segu­ri­dad, coope­ra­ción… pen­sa­mos que no lo permiten. 
  17. ¿Se han acor­da­do estos temas en la mesa de Nego­cia­ción? Humil­de­men­te pen­sa­mos que no. Tra­tar no sabe­mos pero acor­dar no pensamos. 
  18. ¿Han que­da­do afec­ta­das las estruc­tu­ras de la cla­se bur­gue­sa y poder oli­gár­qui­co y nar­co-para-mili­ta­ris­ta? Pen­sa­mos que las estruc­tu­ras prin­ci­pa­les del Esta­do nar­co-bur­gués sal­drán mucho más refor­za­das y legi­ti­ma­das. Y enci­ma con una cues­tión aña­di­da. Pen­sa­mos que la legi­ti­ma­ción no es cual­quier cosa sino otra devas­ta­do­ra bata­lla gana­da por el enemi­go de la cla­se opri­mi­da. Las dos par­tes han fir­ma­do los acuer­dos. Y lo de cum­plir­los o no entra en el jue­go de ver quién mien­te. Ese cam­po, como la Nego­cia­ción, es terreno del enemi­go y sus media, alia­dos varios etc. Vol­ve­mos a con­si­de­rar que no se pue­den librar bata­llas en el terreno favo­ra­ble o en el terreno domi­na­do por el enemigo. 
  19. ¿Segui­rá sien­do Esta­dos Uni­dos de Nor­te­amé­ri­ca quien man­de en Colom­bia? Fun­da­men­tal­men­te, sí. 
  20. Y ¿qué pasa­rá con la segun­da fuer­za gue­rri­lle­ra que recién ha comen­za­do la fase explo­ra­to­ria? Espe­re­mos que no den pasos irre­ver­si­bles que posi­bi­li­ten su derrota. 

En otro momen­to mani­fes­ta­mos la con­vic­ción que la Resis­ten­cia o un Movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio no pue­de situar la Nego­cia­ción como obje­ti­vo tác­ti­co ni, mucho menos, estra­té­gi­co. Y lo deci­mos noso­tros, sí, pero des­de la pers­pec­ti­va de los hechos empí­ri­ca­men­te comprobados.

Al mis­mo tiem­po, en el año 2016 ase­si­na­ron a un líder social, cam­pe­sino, del movi­mien­to popu­lar cada 3 días. Este año lle­va­mos 1 cada dos días. Todo ello mien­tras se acor­da­ba en la mesa de Nego­cia­ción, duran­te la fir­ma de los acuer­dos y con posterioridad.

Oja­lá nos equi­vo­que­mos. Siem­pre adelante.

Juan­jo González
22 de febre­ro de 2017

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

2 respuestas

  1. Des­de el res­pe­to que me mere­ce boltxe, he de decir que una gue­rri­lla que lle­va con­fron­tan­do al gobierno colom­biano por mas de 50 años y ha lle­va­do a cabo varios inten­tos falli­dos de negociacion,tendra sus pro­pios meto­dos para ana­li­zar la situa­cion socio poli­ti­ca del pais y para haber lle­va­do a cabo la nego­cia­cion en los ter­mi­nos realizados.Como inter­na­cio­na­lis­tas creo que es nues­tro deber tra­tar de apo­yar el camino que han empren­di­do lejos de acti­tu­des inge­ren­tis­tas. Oja­la aqui se hubie­ra con­se­gui­do la cen­te­si­ma par­te de lo acor­da­do alli.Aunque la mera com­pa­ra­cion pare­ce irri­so­ria. Un abra­zo fuerte!

  2. Des­de el res­pe­to que me mere­ce boltxe, he de decir que una gue­rri­lla que lle­va con­fron­tan­do al gobierno colom­biano por mas de 50 años y ha lle­va­do a cabo varios inten­tos falli­dos de negociacion,tendra sus pro­pios meto­dos para ana­li­zar la situa­cion socio poli­ti­ca del pais y para haber lle­va­do a cabo la nego­cia­cion en los ter­mi­nos realizados.Como inter­na­cio­na­lis­tas creo que es nues­tro deber tra­tar de apo­yar el camino que han empren­di­do lejos de acti­tu­des inge­ren­tis­tas. Oja­la aqui se hubie­ra con­se­gui­do la cen­te­si­ma par­te de lo acor­da­do alli.Aunque la mera com­pa­ra­cion pare­ce irri­so­ria. Un abra­zo fuerte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *