La acción es la base de nues­tros pen­sa­mien­tos


Nues­tros pen­sa­mien­tos no son sino puras jus­ti­fi­ca­cio­nes de nues­tros actos, por­que la acción es la base de nues­tros pen­sa­mien­tos

Kar­buts

Eso es lo que hace­mos: jus­ti­fi­ca­mos todos nues­tros actos.

Es el prin­ci­pio de sen­tir­se segu­ro, de estar de acuer­do con uno mis­mo.

Es el ori­gen del indi­vi­dua­lis­mo a ultran­za, del no impor­tar­me abso­lu­ta­men­te nadie, sal­vo aque­llos que sobre mí, osten­tan el poder, y que aque­llos que me siguen estén de acuer­do con­mi­go.

Y, como man­te­nía Mar­tín Fie­rro, la ley es como el cuchi­llo, no ofen­de a quien lo mane­ja.

Eske­rrik asko, Zior­tza Fer­nan­dez, Sen­doa Jura­do y Deia, por lle­var a cabo y publi­ci­tar la per­ma­nen­te ini­cia­ti­va sobre la amnis­tía y la liber­tad, con­tra unos gobier­nos vas­con­ga­dos y espa­ño­les, que lo úni­co que saben rea­li­zar son actos de ven­gan­za con­tra sus opo­nen­tes.

Nota. Nece­si­to pri­me­ro, citar a Fray Bar­to­lo­mé de las Casas, naci­do en Sevi­lla, y, por lo tan­to, no pre­dis­pues­to en con­tra de los gober­nan­tes cató­li­cos espa­ño­les. Lo que no le supu­so nin­gún impe­di­men­to para adhe­rir­se a la ver­dad del tra­to deni­gran­te que estos mis­mos cató­li­cos espa­ño­les tenían fren­te a los nati­vos con­quis­ta­dos: La cegue­ra per­ni­cio­sa que siem­pre han teni­do has­ta hoy –los cató­li­cos espa­ño­les– que han regi­do estas tie­rras, ha lle­ga­do a tan­ta pro­fun­di­dad, que hayan ima­gi­na­do y prac­ti­ca­do y man­da­do que se les hagan a los indios exi­gen­cias y reque­ri­mien­tos, de que ven­gan a la fe y a dar la obe­dien­cia a los reyes de Cas­ti­lla, si no, que les harán que­mar a fue­go y san­gre y les mata­rán y cap­ti­va­rán… sien­do estos reque­ri­mien­tos, ellos, en sí mis­mos, absur­dos, irra­cio­na­les e injus­tí­si­mos.

Tras esta intro­duc­ción, para mí nece­sa­ria, paso al tema.

AMNISTIA TA ASKATASUNA

* * * *

Eñaut: lle­vo dos sema­nas leyen­do una de las fra­ses que pro­nun­cias­te públi­ca­men­te sin piz­ca de reca­to: Lo que tene­mos que hacer, Rufi, yo y otra gen­te, es pre­pa­rar a la gen­te de las nue­vas gene­ra­cio­nes en nues­tros prin­ci­pios y en nues­tros valo­res.

Por­que esta fra­se, la de pre­pa­rar a la gen­te en nues­tros prin­ci­pios y en nues­tros valo­res úni­ca­men­te es emplea­da por polí­ti­cos de la ultra­de­re­cha, que pre­ten­den amaes­trar a un pue­blo, a quien, por defi­ni­ción con­si­de­ran idio­ta, y a quien des­co­no­cen olím­pi­ca­men­te, y más bien des­pre­cian.

Un segun­do pun­to que me ha lla­ma­do, cla­ro que nega­ti­va­men­te, la aten­ción, es tu afir­ma­ción de que Amnis­tia Ta Aska­ta­su­na, no res­pe­tó lo que deci­dió la mayo­ría de la deno­mi­na­da por ti, Izquier­da Aber­tza­le. Y esto mis­mo lo repi­tes tres párra­fos des­pués.

Pero lue­go –diser­tan­do sobre tu mayo­ría– hablas de la refun­da­ción de Sor­tu y de su pro­ce­so que, según tú, ha sido muy intere­san­te, por­que en él han par­ti­ci­pa­do casi 7.000 per­so­nas… casi 7.000.

Dis­po­nes ya de sie­te mil segui­do­res, y las de algu­nos sica­rios más, que cui­dan su ano­ni­ma­to. Y ¿de cuán­tos encar­ce­la­dos, que en su día siguie­ron tus ins­truc­cio­nes y sufren hoy la per­se­cu­ción y tor­tu­ra poli­cial, polí­ti­ca y car­ce­la­ria; y de quie­nes te has olvi­da­do, tan cons­cien­te, como en algu­nos casos ren­co­ro­sa­men­te?

O, ¿aca­so no es cier­to que mani­fes­tas­te que Amnis­tía Ta Aska­ta­su­na, se ha con­ver­ti­do en un enemi­go de la Izquier­da Aber­tza­le?… Y mi pre­gun­ta es ¿sabrías decir­nos, cual es hoy la izquier­da nacio­na­lis­ta vas­ca a la que aspi­ra­mos? ¿Es que sabrías con­cre­tar qué impli­ca, sí, hoy, la expre­sión Eus­ka­di y Liber­tad?

ATA es, son una esci­sión, y hay que decir­lo así… (pues) tenían una posi­ción con­tra­ria al cam­bio de estra­te­gia.

Y eso lo dices tú, tras escu­char y leer que es pre­ci­so supe­rar el para­dig­ma de pas­tor y reba­ño, para impul­sar un mode­lo de mili­tan­cia crí­ti­co y fuer­te (2017.01.23).

¡Cla­ro que el día 11 del mes siguien­te, man­te­nías que Amnis­tia Ta Aska­ta­su­na, se ha situa­do fue­ra del par­ti­do, por no saber aca­tar las deci­sio­nes que ganan.

Y, como afir­ma­ba en el mis­mo perio­do ¡cla­ro que ten­den­cio­sa­men­te y sin sen­ti­do! un cono­ci­do dia­rio,… Ante la nece­dad, con­cen­trar­se en el futu­ro… y no recrear esque­mas.

Eñaut: Toda­vía te veo, en el lago de Sam­pe­re, el día de HERRI URRATS, el dedi­ca­do a las Ikas­to­las en Ipa­rral­de, subi­do en el pre­til del lago. Nos miras­te, sí, con cier­to aire de desa­fío y nos gri­tas­te: ¡Hay que mojar­se!.

Enton­ces pen­sé que eso era pre­ci­sa­men­te lo que debías haber hecho tú. Pero sin espec­tácu­lo, ni dra­ma… y sin sal­pi­car a nadie.

No me resis­to a res­pon­sa­bi­li­zar­te, seria­men­te, de la situa­ción desas­tro­sa, sinies­tra y humi­llan­te de los pre­sos, pro­pia del gobierno del rei­no, y tam­bién de la repú­bli­ca –con minús­cu­las, si– fran­ce­sa, capa­ces de enfren­tar­se a los man­da­tos euro­peos.

Empe­zas­te tu carre­ra en Eus­ka­di y Liber­tad, allá por 1977, con Txo­min, y lo hicis­te mili­tan­do lo mis­mo con los milis que con los poli-milis. No fuis­te el úni­co, como aho­ra tam­po­co lo eres en pedir, en cada momen­to, segui­do­res para cada con­cep­ción polí­ti­ca.

–Es que… tie­nen que adap­tar­se a los tiem­pos, como lo hago yo. ‑Me dirás.

–Sí, pero los jue­ces y car­ce­le­ros tra­tan de muy dis­tin­ta mane­ra a los sol­da­dos rasos que a los gran­des jefes mili­ta­res… Y quie­nes un día os siguie­ron, hoy pre­ci­san de vues­tro, y nues­tro, total apo­yo. Sí, de todo el pue­blo. Es una exi­gen­cia polí­ti­ca. Por­que si un día salis­te de la cár­cel con una fian­za de 400.000 euros, otra con 250.000… y lue­go, al fin, a tra­vés de con­tac­tos inter­na­cio­na­les, eus­kal­du­nes y espa­ño­les, hábil­men­te bus­ca­dos y encon­tra­dos, ¡no tie­nes dere­cho a exi­gir que los actua­les PRESOS POLÍTICOS VASCOS se las apa­ñen indi­vi­dual­men­te como pue­dan, sen­ci­lla­men­te por­que siem­pre han hecho lo que gran­des y ocul­tos diri­gen­tes les habéis exi­gi­do, y lo hacéis aho­ra con des­ca­ro: humil­dad, arre­pen­ti­mien­to y denun­cia.

A esto no le lla­mo yo egoís­mo, sino bes­tia­li­dad y chu­le­ría polí­ti­ca.

* * * *

Pero el pro­ble­ma orga­ni­za­ti­vo de la auto­de­no­mi­na­da izquier­da nacio­na­lis­ta, no está solo en sus máxi­mos diri­gen­tes. Por­que los más direc­tos subor­di­na­dos deben man­te­ner­se fie­les a los jefes y defen­der­les a ultran­za, pase lo que pase, y a pesar de todo.

Y, aho­ra, a ti me diri­jo, atre­vi­do y osa­do vecino. ¿Aca­so no recuer­das cuán­do y cómo nos defen­dis­te el ase­si­na­to del con­ce­jal Gre­go­rio Ordo­ñez, en enero de 1995?

Nos encon­tra­mos jun­to a la esca­le­ra. Mi mujer y yo mis­mo cri­ti­ca­mos dura­men­te fren­te a ti, la acción de ETA.

No pue­do escri­bir todas las defen­sas que hicis­te del acto cri­mi­nal. Pero el final fue algo así como: Ya veréis cómo todos los demás con­ce­ja­les y polí­ti­cos, los más altos car­gos de la dere­cha espa­ño­la, apren­der a tener mie­do y res­pe­tar nues­tros dere­chos.

–Ellos no han apren­di­do, y tú te has ple­ga­do a ellos. Des­de 1995 tu men­te se ha trans­for­ma­do. Has madu­ra­do eco­nó­mi­ca­men­te y, en el silen­cio de la públi­ca dis­cre­ción, defien­des para los PRESOS POLÍTICOS VASCOS una posi­ción de humi­lla­ción nece­sa­ria fren­te al espa­ñol gobierno cen­tra­lis­ta. Tute­las, tam­bién a tu mane­ra, la inde­pen­den­cia del país vas­co, pero man­te­nien­do injus­ta­men­te en la cár­cel a todos los que des­de enton­ces han sido cas­ti­ga­dos con jui­cios que, con toda afa­bi­li­dad, cali­fi­co de ver­gon­zo­sos e inhu­ma­nos. Por­que, ¿aca­so no han defen­di­do a nues­tros pre­sos, otros gran­des jue­ces, inclu­so los tri­bu­na­les euro­peos?

* * * *

Eñaut, no me refie­ro aho­ra a la dere­cha espa­ño­la, ni a la vas­ca espa­ño­li­zan­te. Somos algu­nos de noso­tros mis­mos quie­nes con toda racio­na­li­dad, eso sí, pedi­mos y exi­gi­mos a los jóve­nes que actua­ran para el triun­fo de la libe­ra­ción, y aho­ra, con la cara más dura, y el mayor des­par­pa­jo, les deci­mos que tie­nen que ser res­pon­sa­bles, con­se­cuen­tes, y que todo debie­ron de pen­sar­lo antes de hacer­lo.

Sí, somos noso­tros. Me impor­tan muy poco las ini­cia­les de los gru­pos polí­ti­cos nue­vos o vie­jos, lo mis­mo que sus diri­gen­tes. Pero afir­mo y man­ten­go que no habrá inde­pen­den­cia, sin la liber­tad incon­di­cio­nal de nues­tros pre­sos, opri­mi­dos, degra­da­dos y tor­tu­ra­dos, inclu­so con­tan­do con vues­tro aban­dono.

En la actua­li­dad sois aún muchos, los que a voso­tros mis­mos os lla­máis polí­ti­cos, que pre­ci­sáis de la exis­ten­cia de estos pre­sos, sí pre­sos polí­ti­cos, ofi­cial y públi­ca­men­te degra­da­dos, para poder subir en la pla­ta­for­ma del poder, y esca­quear­se de un tra­ba­jo acti­vo y no tan bien remu­ne­ra­do para el pue­blo. Y esto en todos los ámbi­tos del poder. Por­que al poder lo úni­co que os intere­sa es la per­ma­nen­te sumi­sión de los súb­di­tos.

Amnis­tia Ta Aska­ta­su­na, Amnis­tia y Liber­tad, no se ha escin­di­do de nadie. Al con­tra­rio, no se ha des­pren­di­do de sus com­pa­ñe­ros pre­sos y tor­tu­ra­dos. Nació con la izquier­da nacio­na­lis­ta vas­ca y tal vez no para solu­cio­nar defi­ni­ti­va­men­te todos los pro­ble­mas de Eus­ka­le­rria; pero su mis­ma expre­sión nos indi­ca que no pue­de, de nin­gu­na mane­ra, con­quis­tar­se una liber­tad para todo el pue­blo, si es que, antes, no se con­si­gue que se tra­te a todos nues­tros pre­sos, con res­pe­to jurí­di­co, dig­ni­dad, ecua­ni­mi­dad, y sobre todo con jus­ti­cia, la ver­da­de­ra. Sin enga­ños ni tra­pi­cheos jurí­di­cos, sin la tor­tu­ra per­ma­nen­te.

Por­que la acción es la base de nues­tro pen­sa­mien­to.

Fer­min Gon­ge­ta

6 de mar­zo de 2017

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *