Lla­ma­mien­to para el 8 de mar­zo de la Mar­cha Mun­dial de las Muje­res

Que­ri­das com­pa­ñe­ras, ami­gas, acti­vis­tas y lucha­do­ras,

Noso­tras, muje­res de la Mar­cha Mun­dial de las Muje­res, uni­mos nues­tras voces para ren­dir home­na­je a las luchas his­tó­ri­cas y lle­nas de vigor de las muje­res y de los movi­mien­tos femi­nis­tas de todo el mun­do.
Denun­cia­mos el con­tex­to polí­ti­co mun­dial, mar­ca­do por la cre­cien­te toma de con­trol de gobier­nos por par­te de par­ti­dos de dere­chas, que expre­san odio, racis­mo, miso­gi­nia, into­le­ran­cia y demás for­mas de dis­cri­mi­na­ción. Tam­bién afron­ta­mos la agu­di­za­ción y radi­ca­li­za­ción de la vio­len­cia mili­ta­ris­ta que se emplea para con­tro­lar nues­tros terri­to­rios: cuer­po, men­te, tie­rra, agua, bos­ques, cono­ci­mien­to e inclu­so nues­tro pasa­do his­tó­ri­co, nues­tro pre­sen­te y futu­ro, para man­te­ner el patriar­ca­do, el capi­ta­lis­mo neo­li­be­ral y el neo­co­lo­nia­lis­mo como para­dig­mas pre­va­len­tes. Al mis­mo tiem­po, el dis­cur­so del desa­rro­llo pier­de sen­ti­do cuan­do las eli­tes polí­ti­cas acu­mu­lan rique­za, empa­ña­das de corrup­ción e impu­ni­dad y cuan­do las frá­gi­les ins­ti­tu­cio­nes nun­ca rin­den cuen­tas a los pue­blos.

Las injus­ti­cias cli­má­ti­cas tam­bién aumen­tan en todas las regio­nes, des­tru­yen­do for­mas de sub­sis­ten­cia y pro­vo­can­do muer­tes sobre todo en las comu­ni­da­des pobres. Los Esta­dos-nación no logran avan­zar en sus com­pro­mi­sos con la jus­ti­cia cli­má­ti­ca y siguen pro­po­nien­do fal­sas solu­cio­nes. Ins­ta­mos al mun­do a aver­gon­zar al pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos por el retro­ce­so que supo­ne su recha­zo del pro­gra­ma de acción para el cli­ma. Igual­men­te, su dis­cur­so de Esta­dos Uni­dos pri­me­ro con­ce­de más poder a las empre­sas esta­dou­ni­den­ses para que sigan con­ta­mi­nan­do, des­po­jan­do a comu­ni­da­des loca­les y explo­tan­do mano de obra por todo el mun­do, igual que se hizo hace siglos con la escla­vi­tud. Como bien sabe­mos, las muje­res del sur, las migran­tes, las muje­res de color, indi­ge­nas y las que repre­sen­tan una mino­ría sexual pagan con sus pro­pios cuer­pos y con su tra­ba­jo el pre­cio del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, sin nin­gu­na recom­pen­sa.

En este con­tex­to, las muje­res del nor­te y del sur afron­tan hoy en día la mayor agre­sión con­tra sus dere­chos, que reper­cu­te en la cre­cien­te vio­len­cia en for­ma de femi­ni­ci­dio, migra­ción for­za­da (que desem­bo­ca en la explo­ta­ción de las muje­res), trau­mas y muer­te.

Estas razo­nes son sufi­cien­tes para soli­da­ri­zar­nos con nues­tras compañeras y con todas las muje­res que luchan.

  1. En toda Áfri­ca, las muje­res resis­ten a nume­ro­sas for­mas de vio­len­cia neo­co­lo­nial per­pe­tra­das por com­pa­ñías trans­na­cio­na­les del sec­tor extrac­ti­vo y de la agro­in­dus­tria, que inva­den las comu­ni­da­des y des­tru­yen sus medios de sus­ten­to, empo­bre­cién­do­las. Ante estas reali­da­des, las muje­res y niñas sufren vio­la­cio­nes, matri­mo­nios for­za­dos y emba­ra­zos pre­co­ces, lo cual limi­ta su acce­so a la edu­ca­ción y les impi­de lle­var una vida dig­na.
  2. En el Mun­do Ára­be y en Orien­te Medio, las muje­res resis­ten a los gru­pos fun­da­men­ta­lis­tas que siem­bran el terror en las comu­ni­da­des y expo­nen a las muje­res a nume­ro­sas for­mas de vio­len­cia y bru­ta­li­dad, inclui­da la escla­vi­tud. Las muje­res están res­pon­dien­do con meca­nis­mos de auto­de­ter­mi­na­ción y auto­de­fen­sa.
  3. En las Amé­ri­cas, la izquier­da está sien­do reem­pla­za­da por gobier­nos de extre­ma dere­cha que están des­tru­yen­do impor­tan­tes logros de varias déca­das y vuel­ven a traer agen­das neo­li­be­ra­les que sir­ven a los intere­ses capi­ta­lis­tas. Las muje­res resis­ten defen­dien­do los dere­chos fun­da­men­ta­les y los dere­chos de la natu­ra­le­za y los bie­nes comu­nes, y en con­se­cuen­cia se enfren­tan a que se cri­mi­na­li­ce su lucha, muti­la­cio­nes y ase­si­na­tos.
  4. Asia sufre his­tó­ri­ca­men­te los efec­tos del colo­nia­lis­mo y del neo­li­be­ra­lis­mo. En la actua­li­dad, mien­tra la pobre­za aumen­ta a con­se­cuen­cia de que las mul­ti­na­cio­na­les hayan inten­si­fi­ca­do el con­trol terri­to­rial, con la pro­tec­ción de las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les glo­ba­les, las muje­res están mucho más expues­tas a la explo­ta­ción labo­ral, la vio­len­cia sexual y la tra­ta.
  5. En Euro­pa, en dis­tin­tas regio­nes, las muje­res se están opo­nien­do al retro­ce­so en su dere­cho al abor­to, impues­to por fuer­zas cada vez más fun­da­men­ta­lis­tas, sobre todo radi­ca­les que se están hacien­do con el con­trol de los pro­ce­sos de toma de deci­sio­nes en los Esta­dos. Se están uti­li­zan­do las medi­das de aus­te­ri­dad y la segu­ri­dad para jus­ti­fi­car el rena­ci­mien­to de un nacio­na­lis­mo radi­cal que pro­vo­ca into­le­ran­cia hacia las migran­tes y otras mino­rías.

Para cele­brar el Día Inter­na­cio­nal de la Mujer, apo­ya­mos la pro­pues­ta de un Paro Inter­na­cio­nal de Muje­res por­que cree­mos en la nece­si­dad de cons­truir y refor­zar nues­tro movi­mien­to inter­na­cio­nal femi­nis­ta como motor de soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal de muje­res. Valo­ra­mos la auto­ges­tión de muje­res en sus con­tex­tos de lucha loca­les, nacio­na­les y regio­na­les. Nos uni­mos como muje­res glo­ba­les, con la mis­ma voz que alza­mos en nues­tro X Encuen­tro Inter­na­cio­nal muje­res en resis­ten­cia, cons­tru­yen­do alter­na­ti­vas para un mun­do mejor por­que, como diji­mos, nues­tro movi­mien­to es nues­tra alter­na­ti­va. Cree­mos que al unir esfuer­zos con otros movi­mien­tos de muje­res acti­vos en este lla­ma­do, ¡refor­za­re­mos la lucha en torno a preo­cu­pa­cio­nes comu­nes y cobra­re­mos más espe­ran­zas!
No obs­tan­te, segui­mos des­ta­can­do las Accio­nes Glo­ba­les que pla­ni­fi­ca­mos duran­te nues­tro X Encuen­tro Inter­na­cio­nal, como:

  • el 24 de abril, – ¡Rana Pla­za está en todos lados!, Día Inter­na­cio­nal en el calen­da­rio de la MMM, don­de actua­mos sobre la eco­no­mía de las muje­res (ten­den­cias eco­nó­mi­cas mun­dia­les): el mun­do labo­ral, la auto­no­mía eco­nó­mi­ca de las muje­res, etc.;
  • el 3 de junio – Acción Glo­bal: 24 horas de Acción Glo­bal sobre Paz y Migra­ción.

Entre­tan­to, apo­ya­mos los lla­ma­dos a las accio­nes orga­ni­za­das en el con­tex­to regio­nal para abor­dar preo­cu­pa­cio­nes regio­na­les.

¡SEGUIREMOS EN MARCHA HASTA QUE TODAS SEAMOS LIBRES!
MARTXAN JARRAITUKO DUGU, DENAK ASKE IZAN ARTE!
Mar­zo de 2017

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *