Lla­ma­mien­to para el 8 de mar­zo de la Mar­cha Mun­dial de las Mujeres

Que­ri­das com­pa­ñe­ras, ami­gas, acti­vis­tas y luchadoras,

Noso­tras, muje­res de la Mar­cha Mun­dial de las Muje­res, uni­mos nues­tras voces para ren­dir home­na­je a las luchas his­tó­ri­cas y lle­nas de vigor de las muje­res y de los movi­mien­tos femi­nis­tas de todo el mundo.
Denun­cia­mos el con­tex­to polí­ti­co mun­dial, mar­ca­do por la cre­cien­te toma de con­trol de gobier­nos por par­te de par­ti­dos de dere­chas, que expre­san odio, racis­mo, miso­gi­nia, into­le­ran­cia y demás for­mas de dis­cri­mi­na­ción. Tam­bién afron­ta­mos la agu­di­za­ción y radi­ca­li­za­ción de la vio­len­cia mili­ta­ris­ta que se emplea para con­tro­lar nues­tros terri­to­rios: cuer­po, men­te, tie­rra, agua, bos­ques, cono­ci­mien­to e inclu­so nues­tro pasa­do his­tó­ri­co, nues­tro pre­sen­te y futu­ro, para man­te­ner el patriar­ca­do, el capi­ta­lis­mo neo­li­be­ral y el neo­co­lo­nia­lis­mo como para­dig­mas pre­va­len­tes. Al mis­mo tiem­po, el dis­cur­so del desa­rro­llo pier­de sen­ti­do cuan­do las eli­tes polí­ti­cas acu­mu­lan rique­za, empa­ña­das de corrup­ción e impu­ni­dad y cuan­do las frá­gi­les ins­ti­tu­cio­nes nun­ca rin­den cuen­tas a los pueblos.

Las injus­ti­cias cli­má­ti­cas tam­bién aumen­tan en todas las regio­nes, des­tru­yen­do for­mas de sub­sis­ten­cia y pro­vo­can­do muer­tes sobre todo en las comu­ni­da­des pobres. Los Esta­dos-nación no logran avan­zar en sus com­pro­mi­sos con la jus­ti­cia cli­má­ti­ca y siguen pro­po­nien­do fal­sas solu­cio­nes. Ins­ta­mos al mun­do a aver­gon­zar al pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos por el retro­ce­so que supo­ne su recha­zo del pro­gra­ma de acción para el cli­ma. Igual­men­te, su dis­cur­so de Esta­dos Uni­dos pri­me­ro con­ce­de más poder a las empre­sas esta­dou­ni­den­ses para que sigan con­ta­mi­nan­do, des­po­jan­do a comu­ni­da­des loca­les y explo­tan­do mano de obra por todo el mun­do, igual que se hizo hace siglos con la escla­vi­tud. Como bien sabe­mos, las muje­res del sur, las migran­tes, las muje­res de color, indi­ge­nas y las que repre­sen­tan una mino­ría sexual pagan con sus pro­pios cuer­pos y con su tra­ba­jo el pre­cio del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, sin nin­gu­na recompensa.

En este con­tex­to, las muje­res del nor­te y del sur afron­tan hoy en día la mayor agre­sión con­tra sus dere­chos, que reper­cu­te en la cre­cien­te vio­len­cia en for­ma de femi­ni­ci­dio, migra­ción for­za­da (que desem­bo­ca en la explo­ta­ción de las muje­res), trau­mas y muerte.

Estas razo­nes son sufi­cien­tes para soli­da­ri­zar­nos con nues­tras compañeras y con todas las muje­res que luchan.

  1. En toda Áfri­ca, las muje­res resis­ten a nume­ro­sas for­mas de vio­len­cia neo­co­lo­nial per­pe­tra­das por com­pa­ñías trans­na­cio­na­les del sec­tor extrac­ti­vo y de la agro­in­dus­tria, que inva­den las comu­ni­da­des y des­tru­yen sus medios de sus­ten­to, empo­bre­cién­do­las. Ante estas reali­da­des, las muje­res y niñas sufren vio­la­cio­nes, matri­mo­nios for­za­dos y emba­ra­zos pre­co­ces, lo cual limi­ta su acce­so a la edu­ca­ción y les impi­de lle­var una vida digna. 
  2. En el Mun­do Ára­be y en Orien­te Medio, las muje­res resis­ten a los gru­pos fun­da­men­ta­lis­tas que siem­bran el terror en las comu­ni­da­des y expo­nen a las muje­res a nume­ro­sas for­mas de vio­len­cia y bru­ta­li­dad, inclui­da la escla­vi­tud. Las muje­res están res­pon­dien­do con meca­nis­mos de auto­de­ter­mi­na­ción y autodefensa. 
  3. En las Amé­ri­cas, la izquier­da está sien­do reem­pla­za­da por gobier­nos de extre­ma dere­cha que están des­tru­yen­do impor­tan­tes logros de varias déca­das y vuel­ven a traer agen­das neo­li­be­ra­les que sir­ven a los intere­ses capi­ta­lis­tas. Las muje­res resis­ten defen­dien­do los dere­chos fun­da­men­ta­les y los dere­chos de la natu­ra­le­za y los bie­nes comu­nes, y en con­se­cuen­cia se enfren­tan a que se cri­mi­na­li­ce su lucha, muti­la­cio­nes y asesinatos. 
  4. Asia sufre his­tó­ri­ca­men­te los efec­tos del colo­nia­lis­mo y del neo­li­be­ra­lis­mo. En la actua­li­dad, mien­tra la pobre­za aumen­ta a con­se­cuen­cia de que las mul­ti­na­cio­na­les hayan inten­si­fi­ca­do el con­trol terri­to­rial, con la pro­tec­ción de las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les glo­ba­les, las muje­res están mucho más expues­tas a la explo­ta­ción labo­ral, la vio­len­cia sexual y la trata. 
  5. En Euro­pa, en dis­tin­tas regio­nes, las muje­res se están opo­nien­do al retro­ce­so en su dere­cho al abor­to, impues­to por fuer­zas cada vez más fun­da­men­ta­lis­tas, sobre todo radi­ca­les que se están hacien­do con el con­trol de los pro­ce­sos de toma de deci­sio­nes en los Esta­dos. Se están uti­li­zan­do las medi­das de aus­te­ri­dad y la segu­ri­dad para jus­ti­fi­car el rena­ci­mien­to de un nacio­na­lis­mo radi­cal que pro­vo­ca into­le­ran­cia hacia las migran­tes y otras minorías. 

Para cele­brar el Día Inter­na­cio­nal de la Mujer, apo­ya­mos la pro­pues­ta de un Paro Inter­na­cio­nal de Muje­res por­que cree­mos en la nece­si­dad de cons­truir y refor­zar nues­tro movi­mien­to inter­na­cio­nal femi­nis­ta como motor de soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal de muje­res. Valo­ra­mos la auto­ges­tión de muje­res en sus con­tex­tos de lucha loca­les, nacio­na­les y regio­na­les. Nos uni­mos como muje­res glo­ba­les, con la mis­ma voz que alza­mos en nues­tro X Encuen­tro Inter­na­cio­nal muje­res en resis­ten­cia, cons­tru­yen­do alter­na­ti­vas para un mun­do mejor por­que, como diji­mos, nues­tro movi­mien­to es nues­tra alter­na­ti­va. Cree­mos que al unir esfuer­zos con otros movi­mien­tos de muje­res acti­vos en este lla­ma­do, ¡refor­za­re­mos la lucha en torno a preo­cu­pa­cio­nes comu­nes y cobra­re­mos más esperanzas!
No obs­tan­te, segui­mos des­ta­can­do las Accio­nes Glo­ba­les que pla­ni­fi­ca­mos duran­te nues­tro X Encuen­tro Inter­na­cio­nal, como:

  • el 24 de abril, – ¡Rana Pla­za está en todos lados!, Día Inter­na­cio­nal en el calen­da­rio de la MMM, don­de actua­mos sobre la eco­no­mía de las muje­res (ten­den­cias eco­nó­mi­cas mun­dia­les): el mun­do labo­ral, la auto­no­mía eco­nó­mi­ca de las muje­res, etc.; 
  • el 3 de junio – Acción Glo­bal: 24 horas de Acción Glo­bal sobre Paz y Migración. 

Entre­tan­to, apo­ya­mos los lla­ma­dos a las accio­nes orga­ni­za­das en el con­tex­to regio­nal para abor­dar preo­cu­pa­cio­nes regionales.

¡SEGUIREMOS EN MARCHA HASTA QUE TODAS SEAMOS LIBRES!
MARTXAN JARRAITUKO DUGU, DENAK ASKE IZAN ARTE!
Mar­zo de 2017

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.