Entre­vis­ta a Boro (lahai​ne​.org): «Des­de la pla­ta­for­ma por la abso­lu­cion a los encau­sa­dos en la ope­ra­ción ara­ña esta­mos pre­pa­ran­do una gran jor­na­da por la liber­tad de expre­sión para este 8 de abril en Bilbo»

Boro, o Boro de La Hai­ne (BHL), ami­go de Boltxe, es un acti­vo mili­tan­te de la con­tra­in­for­ma­ción en Eus­kal Herria. Su tra­ba­jo y sus repor­ta­jes nos recuer­dan lo que nos advir­tió Mal­colm X: Si no andáis pre­ve­ni­dos los medios de comu­ni­ca­ción os harán odiar a los opri­mi­dos y amar a los opre­so­res.

Dete­ni­do en varias oca­sio­nes por rea­li­zar sus labo­res de con­tra­in­for­ma­ción, será juz­ga­do pró­xi­ma­men­te y sobre su cabe­za pen­de la espa­da ame­na­zan­te de la mal lla­ma­da jus­ti­cia española.

Hemos esta­do con él y le hemos plan­tea­do varias preguntas

Boltxe: Boro, nos cono­ce­mos de hace años y nos hemos encon­tra­do asi­dua­men­te en la bre­ga y el tra­ba­jo… Antes de hablar sobre tu situa­ción per­so­nal, ¿se pue­de decir que en el Esta­do espa­ñol pade­ce­mos unos medios de comu­ni­ca­ción domes­ti­ca­dos al ser­vi­cio del capi­ta­lis­mo y con peli­gro­sas ten­den­cias al fas­cis­mo informativo?

BHL: Los medios de comu­ni­ca­ción en el Esta­do espa­ñol son uno de los prin­ci­pa­les sos­te­nes del régi­men sali­do de la mal lla­ma­da tran­si­ción, unos medios al ser­vi­cio del capi­ta­lis­mo, del patriar­ca­do, del poder finan­cie­ro y a los intere­ses de los par­ti­dos que han sos­te­ni­do este régi­men duran­te todos estos años.

Para mí, las ten­den­cias al fas­cis­mo infor­ma­ti­vo que­dan bas­tan­te cla­ras sobre todo cuan­do estos medios se ponen manos a la obra en una de sus prin­ci­pa­les tareas: el seña­la­mien­to y cri­mi­na­li­za­ción. Ejem­plos de esto siem­pre hemos teni­do, sobre todo en Eus­kal Herria, don­de un sec­tor de la pobla­ción siem­pre fue fuer­te­men­te cri­mi­na­li­za­do y los medios ofre­cie­ron una visión total­men­te fal­sa y adoc­tri­nan­te sobre el con­flic­to que este pue­blo man­tie­ne con los Esta­dos espa­ñol y fran­cés. Tam­bién en el res­to del Esta­do hay muchos ejem­plos de esta cri­mi­na­li­za­ción, con­tra acti­vis­tas, oku­pas, mili­tan­tes antifascistas…

Pero en los últi­mos años esta­mos asis­tien­do a una nue­va vuel­ta de tuer­ca más, cuan­do se maxi­mi­zan deter­mi­na­dos casos y se ocul­tan otros. Ejem­plos en el últi­mo año hemos teni­do varios: El encar­ce­la­mien­to de los dos titi­ri­te­ros acu­sa­dos de enal­te­ci­mien­to al terro­ris­mo, el de los jóve­nes altsa­sua­rras por la pelea con dos guar­dias civi­les en un bar del pue­blo, la recien­te agre­sión a una neo­na­zi en Mur­cia… en todos estos casos (y muchos más) la cri­mi­na­li­za­ción por par­te de los medios ha juga­do un papel impor­tan­te a la hora de seña­lar, estig­ma­ti­zar… Huel­ga decir que el tra­ta­mien­to infor­ma­ti­vo es total­men­te dis­tin­to cuan­do se tra­ta de sua­vi­zar o jus­ti­fi­car lo injus­ti­fi­ca­ble ¿ejem­plos? El ase­si­na­to de 14 inmi­gran­tes por par­te de la Guar­dia Civil en el Tara­jal, el ase­si­na­to de Jimmy a manos de neo­na­zis del Fren­te Atlé­ti­co, el ase­si­na­to de Iñi­go Caba­cas, el ase­si­na­to de Juan Andrés Bení­tez a manos de cua­tro mos­sos de esqua­dra… En todos estos casos se ha tra­ta­do repe­ti­da­men­te de ocul­tar infor­ma­ción, de jus­ti­fi­car las dis­tin­tas actua­cio­nes poli­cia­les, o inclu­so de cri­mi­na­li­zar a las víctimas.

Podría­mos hablar tam­bién de medios cómo ABC, La Razón, El Mun­do o tan­tos otros que muchas veces son usa­dos para pre­pa­rar el terreno para pos­te­rio­res deten­cio­nes. Aquí tam­bién pode­mos poner nume­ro­sos ejem­plos: La cri­mi­na­li­za­ción que hizo ABC del medio nava­rro Apur​tu​.org, que meses des­pués fue cerra­do por la Audien­cia Nacio­nal y uno de sus inte­gran­tes pasó un año y medio en pri­sión, o de cómo La RazónEl Mun­do cri­mi­na­li­za­ron a los perio­dis­tas Raul Capín y Adol­fo Luján unos días antes de su deten­ción, o de mi pro­pio caso don­de tam­bién fui seña­la­do por ABC abo­nan­do así el terreno para una de mis deten­ció­nes. En este sen­ti­do, pode­mos afir­mar que exis­te una his­to­ria de amor entre estos pan­fle­tos y los gabi­ne­tes de infor­ma­ción de la Poli­cía Nacio­nal, la Guar­dia Civil…

Son solo unos ejem­plos, pero repre­sen­tan bas­tan­te bien cómo fun­cio­nan la gran mayo­ría de los medios de comu­ni­ca­ción en el Esta­do español.

Boltxe: En este pano­ra­ma ¿qué impor­tan­cia pien­sas que tie­ne la con­tra infor­ma­ción, como la que rea­li­za La Hai­ne en don­de desa­rro­llas tu trabajo?

BHL: Fren­te a todo esto, es impres­cin­di­ble que los movi­mien­tos socia­les anti­ca­pi­ta­lis­tas se doten de sus pro­pias herra­mien­tas de comu­ni­ca­ción, unas herra­mien­tas de comu­ni­ca­ción total­men­te dis­tin­tas de la filo­so­fía de los mass-media, don­de ellos son el emi­sor y se diri­gen a un recep­tor que vee y escu­cha acrí­ti­ca­men­te. Nues­tros medios no pue­den aspi­rar a ser como ese mode­lo, nece­si­ta­mos medios que los movi­mien­tos socia­les, las per­so­nas de la calle, de las cla­ses popu­la­res sien­tan suyos, dón­de pue­dan par­ti­ci­par y no sean sim­ples espec­ta­do­res pasi­vos y acríticos.

Cla­ro está que es un camino difí­cil, por que nues­tros medios son muy limi­ta­dos en com­pa­ra­ción a los mass-media, pero hay muchos medios alter­na­ti­vos que se han con­so­li­da­do (en el caso de La Hai­ne lle­va­mos 16 años en la red) y en los últi­mos años hemos asis­ti­do tam­bién a un auge de este tipo de medios.

Boltxe: ¿Pien­sas que este tra­ba­jo de con­tra­in­for­ma­ción ha con­se­gui­do logros reales, cam­bios en la for­ma de ver las cosas tal y como nos las pre­sen­tan los medios de comu­ni­ca­ción capi­ta­lis­tas y en con­cre­to los del régi­men español?

BHL: Sí, es un tra­ba­jo de hor­mi­ga muchas veces, pero, por un lado hemos con­tri­bui­do a ir for­man­do opi­nión en torno a muchas temá­ti­cas, tan­to en temas esta­ta­les como inter­na­cio­na­les, teó­ri­cos… Esta par­te qui­zás pasa más des­aper­ci­bi­da, y es un tra­ba­jo más de fon­do, de día a día, pero da sus fru­tos y con­tri­bu­ye a crear una con­cien­cia popular.

Y por otro lado están deter­mi­na­das infor­ma­cio­nes que, ante una coyun­tu­ra espe­cial, han con­se­gui­do rom­per con las men­ti­ras de los mass-media. Una vez más tene­mos varios ejem­plos de los que La Hai­ne ha for­ma­do par­te duran­te estos años, por ejem­plo duran­te los aten­ta­dos del 11‑M en Madrid, el ase­si­na­to de Car­los Palo­mino, las Mar­chas de la Dig­ni­dad… Son momen­tos en los que hemos con­se­gui­do rom­per con el dis­cur­so ofi­cial y hacer lle­gar nues­tras infor­ma­cio­nes a mucha gen­te más allá de la militancia

Boltxe: Yen­do a tu situa­ción per­so­nal… ¿Pien­sas que hay una rela­ción direc­ta entre tus deten­cio­nes y tu acti­vis­mo contrainformativo?

BHL: Es bas­tan­te cla­ro que sí, mis dos pri­me­ras deten­cio­nes fue­ron, una mien­tras cubría una pro­tes­ta en Madrid, en la que fui agre­di­do jun­to a otros 7 perio­dis­tas y a mí me detu­vie­ron, la segun­da fue unas sema­nas des­pués de haber cubier­to infor­ma­ti­va­men­te una acción que se hizo en Iru­ña en el mar­co del ani­ver­sa­rio de la oku­pa­ción del Eus­kal Jai y jus­ta­men­te fui­mos dete­ni­das tres per­so­nas, entre los que está­ba­mos otro com­pa­ñe­ro fotó­gra­fo y yo, es decir, de tres dete­ni­dos, dos esta­ban hacien­do un tra­ba­jo periodístico.

La ter­ce­ra deten­ción me vino por la lla­ma­da Ope­ra­ción Ara­ña, como sabéis por comen­ta­rios a tra­vés de las redes socia­les. A prio­ri uno podría pen­sar que esta deten­ción no está rela­cio­na­da con mi tra­ba­jo infor­ma­ti­vo, pero des­de La Hai­ne siem­pre hemos teni­do cla­ro que sí, que en el momen­to en que, tras mi pri­me­ra deten­ción, me iden­ti­fi­can como miem­bro de La Hai­ne, se pone en mar­cha la maqui­na­ria repre­si­va, unas sema­nas des­pués y pasa­da ya la pri­me­ra fase de la ope­ra­ción ara­ña es cuan­do apa­re­ce ese artícu­lo cri­mi­na­li­za­dor en ABC seña­lán­do­me a mí, tene­mos bas­tan­te cla­ro que es a raíz de mi pri­me­ra deten­ción cuan­do se me inclu­ye en la ope­ra­ción araña.

Boltxe: ¿Hay más casos como el tuyo? Per­so­nas dete­ni­das por su mili­tan­cia en la con­tra­in­for­ma­ción, ata­ques a medios alternativos…

BHL: Siem­pre los ha habi­do, pero en los últi­mos años se ha dis­pa­ra­do el núme­ro de jui­cios, nos encon­tra­mos con casos cómo el de Ali­cia Arnes­to, Raul Capín, Adol­fo Luján, Iker Oiz, Pitu, Iraitz Salegi…

Pero tam­bién ha habi­do otro tipo de ata­ques a par­te de los judiciales:

Cri­mi­na­li­za­do­res, como en el caso de Ahot​sa​.info, que fue obje­ti­vo de una cam­pa­ña cri­mi­na­li­za­do­ra por par­te de El Mun­do entre otros medios a raíz de las infor­ma­cio­nes que este por­tal nava­rro estu­vo sacan­do sobre la pelea de Altsa­su en la que esta­ban impli­ca­dos dos Guar­dias Civiles.

Físi­cos, como en el caso de la agre­sión poli­cial a Jesus Rodrí­guez de La Direc­ta mien­tras cubría una movi­li­za­ción, o el ata­que a la redac­ción de La Direc­ta duran­te las pro­tes­tas con­tra el des­alo­jo de Can Vies…

Eco­nó­mi­cos, como la mul­ta con la ley mor­da­za a Axier López, perio­dis­ta de Argia por difun­dir la foto de una deten­ción o al cáma­ra de Ahot​sa​.info Iñi­go Ordu­ña que tam­bién fue mul­ta­do por cubrir una movi­li­za­ción fren­te al Par­la­men­to de Nafarroa.

La lis­ta es lar­ga y no deja de crecer.

Boltxe: ¿Pien­sas que el Esta­do tra­ta de dar un avi­so a nave­gan­tes con tus pró­xi­mos jui­cios y todo lo que ha ocu­rri­do contigo?

BHL: Por un lado, el Esta­do siem­pre ha teni­do a La Hai­ne en el pun­to de mira, infor­ma­cio­nes como las que comen­ta­ba antes han con­se­gui­do muchas veces rom­per el blo­queo infor­ma­ti­vo, y la gen­te ha bus­ca­do en los medios alter­na­ti­vos la infor­ma­ción que no le daban los mass-media ante hechos con­cre­tos. Así que al tener­me iden­ti­fi­ca­do como perio­dis­ta de La Hai­ne pien­san actuar en consecuencia.

Pero por otro lado, sí, el Esta­do quie­re ejem­pla­ri­zar y dar el men­sa­je a los medios de con­tra­in­for­ma­ción de que no va a per­mi­tir que le estro­pee­mos el mono­po­lio infor­ma­ti­vo a los mass-media, ni que cree­mos opi­nión al mar­gen del sistema.

Boltxe: Qui­zá podrías comen­tar­nos de qué mane­ra la gen­te pue­de soli­da­ri­zar­se y denun­ciar esta cam­pa­ña de cri­mi­na­li­za­ción con­tra ti y con­tra el tra­ba­jo de con­tra­in­for­ma­ción en general…

BHL: Lo que hay que tener cla­ro es que este ata­que a los medios alter­na­ti­vos y popu­la­res no es algo ais­la­do, es algo que va en aumen­to y que está ponien­do en serio peli­gro la liber­tad de pren­sa, de infor­ma­ción de opi­nión. Y a su vez, este ata­que a los medios for­ma par­te de un ata­que más gran­de, qué es el que han pues­to en mar­cha con todas las legis­la­cio­nes mor­da­za. Eso es lo que hay que denun­ciar que este ata­que no es con­tra mí o con­tra La Hai­ne sola­men­te, sino con­tra todas las per­so­nas que infor­ma­mos al mar­gen del régimen.

Por otro lado, el tema eco­nó­mi­co siem­pre está pre­sen­te. En La Hai­ne hemos pues­to en mar­cha una cam­pa­ña de reco­gi­da de fon­dos onli­ne con un doble obje­ti­vo: finan­ciar el pro­yec­to y ayu­dar a pagar los cos­tes de los dos procesos.

Ade­más, y en el mar­co de la denun­cia de la ope­ra­ción ara­ña, des­de la Pla­ta­for­ma por la abso­lu­ción de las per­so­nas encau­sa­das esta­mos pre­pa­ran­do una gran jor­na­da por la liber­tad de expre­sión para este 8 de abril en Bil­bo, don­de lle­va­re­mos a cabo una con­cen­tra­ción por la abso­lu­ción, una char­la con varias de las per­so­nas encau­sa­das y un con­cier­to con varios gru­pos, entre ellos Def Con Dos que como sabéis tam­bién tie­nen a un miem­bro en el pun­to de mira de la repre­sión por sus opiniones.

Boltxe: ¿Podrías expli­car­nos qué es la ley mor­da­za y los peli­gros que repre­sen­ta para la liber­tad de pren­sa, de infor­ma­ción, y la liber­tad en las redes sociales?

BHL: Bueno yo siem­pre hablo de leyes mor­da­za, por que son, prin­ci­pal­men­te, la ley de segu­ri­dad ciu­da­da­na, la refor­ma del códi­go penal y el pac­to anti-terrorista.

El obje­ti­vo de toda esta mara­ña de legis­la­cio­nes es tri­ple: por un lado crea una legis­la­ción ad-hoc para cri­mi­na­li­zar y con­de­nar el acti­vis­mo social y todas las herra­mien­tas de las cuá­les se ha dota­do: parar desahu­cios, orga­ni­zar herri harre­siak, pro­tes­tar fren­te a edi­fi­cios públicos…

En segun­do lugar es un ata­que con­tra los medios de comu­ni­ca­ción ponién­do­nos lími­tes de que pode­mos infor­mar y de que no, en este sen­ti­do el tema de las fotos de los poli­cías es san­gran­te, está prohi­bi­do docu­men­tar la bru­ta­li­dad y abu­sos poli­cia­les para así garan­ti­zar su impunidad.

Y la ter­ce­ra pata de este gran ata­que a la socie­dad, el ter­cer obje­ti­vo, es la liber­tad de expre­sión en su más amplia definición.

Para mí el pun­to de infle­xión fue la pri­me­ra ope­ra­ción ara­ña (que fue ante­rior a la entra­da en vigor de las leyes mor­da­za), a par­tir de ahí apre­ta­ron el ace­le­ra­dor de la repre­sión. Antes de esa ope­ra­ción a nadie se le ocu­rría que podrías aca­bar en la Audien­cia Nacio­nal por comen­tar en las redes socia­les, por hacer chis­tes, can­cio­nes o una obra de tea­tro con títe­res. Y a día de hoy es algo a lo que nos esta­mos acos­tum­bran­do peligrosamente.

Boltxe: Como ejem­plos de con­tra­in­for­ma­ción tene­mos el tra­ba­jo rea­li­za­do por Egin, Egin Irra­tia, Eus­kal­du­non Egun­ka­ria y otros medios infor­ma­ti­vos, ¿ves la nece­si­dad de tra­ba­jar para que la con­tra­in­for­ma­ción vuel­va a for­mar par­te del movi­mien­to popu­lar en Eus­kal Herria?

BHL: Por supues­to, la con­tra­in­for­ma­ción siem­pre ha for­ma­do par­te del pai­sa­je de Eus­kal Herria, y a día de hoy son varios los pro­yec­tos que se han con­so­li­da­do o que han sur­gi­do en los últi­mos años.

Es nece­sa­rio crear y for­ta­le­cer medios que estén al lado de las luchas socia­les, de los movi­mien­tos socia­les, del pue­blo que sufre las con­se­cuen­cias del capi­ta­lis­mo sal­va­je que sufri­mos. Medios fuer­tes que infor­men al mar­gen del sis­te­ma y por enci­ma de intere­ses polí­ti­cos partidistas.

Boltxe: Ya para ir ter­mi­nan­do… da la sen­sa­ción de que la adver­ten­cia de Mal­com X se está cum­plien­do, que la polí­ti­ca indi­vi­dua­lis­ta, la alie­na­ción, esa cul­tu­ra glo­bal capi­ta­lis­ta, que nos lle­ga por todos los medios de comu­ni­ca­ción al ser­vi­cio de los opre­so­res, pene­tra entre los opri­mi­dos y que en algu­nos casos estos defien­den opi­nio­nes con­tra­rias a sus intere­ses en tan­to que cla­se opri­mi­da, explo­ta­da, repri­mi­da… ¿Cómo pien­sas que se pue­de rever­tir esta situación?

BHL: Uno de los mayo­res enemi­gos lo tie­ne la mayo­ría de la gen­te en casa, en un lugar pri­vi­le­gia­do: es la tele­vi­sión. Es bas­tan­te obvio que con nues­tros recur­sos limi­ta­dos se nos hace muy difí­cil com­pe­tir con ella, por­que lle­ga al 99% de los hoga­res y por­que ade­más entre su supues­ta plu­ra­li­dad,con tan­tas cade­nas como tene­mos hoy en día, encon­tra­mos líneas rojas que nin­guno de ellos tras­pa­san. Así es fácil lograr, como decía Mal­colm, que gran par­te de la pobla­ción odie a los opri­mi­dos y ame a sus opresores.

Sin embar­go, en los últi­mos años los medios popu­la­res han flo­re­ci­do en todo el Esta­do y muchos de ellos mejo­ran día a día la cali­dad de sus tra­ba­jos, de sus infor­ma­cio­nes, de tra­ba­jos de inves­ti­ga­ción, hacien­do mate­ria­les audio­vi­sua­les cada vez más intere­san­tes. Pue­de que a día de hoy aún no poda­mos com­pe­tir con la tele­vi­sión en muchos aspec­tos, pero esta­mos refor­zán­do­nos, apren­dien­do cada vez más y dan­do pasos cada día. Quién sabe si a medio pla­zo el pano­ra­ma habrá cam­bia­do y halla­mos redu­ci­do con­si­de­ra­ble­men­te esa dis­tan­cia que nos sepa­ra de los mass-media. En esa direc­ción esta­mos trabajando.

Boltxe: Eske­rrik asko, Boro, sien­te el calor y la soli­da­ri­dad de Boltxe, y espe­ra­mos tener noti­cias pron­to de que se solu­cio­nan tus líos con la lla­ma­da jus­ti­cia espa­ño­la, en sen­ti­do posi­ti­vo y en la mayor bre­ve­dad, pero sobre todo espe­ra­mos con­ti­nuar encon­trán­do­nos en la lucha por una infor­ma­ción que defien­da los intere­ses del pue­blo tra­ba­ja­dor vasco.

BHL: Eske­rrik asko zuei!

Boltxe Kolek­ti­boa

14 de febre­ro de 2017

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Una respuesta

  1. Pingback: Operación araña – Errepresioari autodefentsa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *