El arte de la gue­rra: Tan­ques de asal­to en Polonia

El 12 de enero de 2017, sólo dos días des­pués de su dis­cur­so de adiós, el pre­si­den­te [salien­te] Barack Oba­ma ini­ció el mayor des­plie­gue de fuer­zas terres­tres [esta­dou­ni­den­ses] en el este de Euro­pa des­de el fin de la gue­rra fría. Pro­ve­nien­te de Ale­ma­nia, un lar­go con­voy de tan­ques de asal­to y otros vehícu­los blin­da­dos esta­dou­ni­den­ses entró en Polonia.

Se tra­ta de la 3ª Bri­ga­da Blin­da­da, tras­la­da­da a Euro­pa des­de Fort Car­son, en el Esta­do de Colo­ra­do. Esa fuer­za se com­po­ne de unos 4.000 mili­ta­res, 87 tan­ques, 18 caño­nes auto­pro­pul­sa­dos, 144 vehícu­los de com­ba­te Brad­ley y cien­tos de Hum­vees. Todo ese arma­men­to fue tras­la­da­do a Polo­nia por carre­te­ra y median­te el uso de 900 vago­nes ferroviarios.

En la cere­mo­nia de bien­ve­ni­da, que se desa­rro­lló en la ciu­dad pola­ca de Zagan, el emba­ja­dor de Esta­dos Uni­dos en Polo­nia, Paul W. Jones, dijo que a medi­da que cre­ce la ame­na­za, cre­ce el des­plie­gue mili­tar esta­dou­ni­den­se en Euro­pa. Lo que el emba­ja­dor lla­ma la ame­na­za fue des­cri­to por el gene­ral Cur­tis Sca­pa­rrot­ti, jefe del Man­do de las tro­pas esta­dou­ni­den­ses en Euro­pa (EuCom) y, simul­tá­nea­men­te, Coman­dan­te Supre­mo de las fuer­zas alia­das en Euro­pa (SACEUR):

Nues­tras fuer­zas están lis­tas y posi­cio­na­das en caso de que sean nece­sa­rias para con­tra­rres­tar la agre­sión rusa.

La 3ª Bri­ga­da Blin­da­da esta­dou­ni­den­se se man­ten­drá duran­te nue­ve meses en una base cer­ca­na a Zagan, y será reem­pla­za­da por otra uni­dad pro­ve­nien­te de Esta­dos Unidos.

Siguien­do ese sis­te­ma de rota­ción, habrá per­ma­nen­te­men­te fuer­zas blin­da­das esta­dou­ni­den­ses des­ple­ga­das en sue­lo pola­co. Des­de allí, sus des­ta­ca­men­tos se move­rán hacia otros paí­ses del este de Euro­pa don­de se entre­na­rán y rea­li­za­rán ejer­ci­cios mili­ta­res, fun­da­men­tal­men­te en Esto­nia, Leto­nia, Litua­nia, Bul­ga­ria, Ruma­nia y pro­ba­ble­men­te tam­bién en Ucra­nia. O sea, esas fuer­zas esta­rán des­ple­ga­das de for­ma per­ma­nen­te al bor­de de Rusia.

Un segun­do con­tin­gen­te mili­tar esta­dou­ni­den­se se des­ple­ga­rá en abril de este año en el este de Polo­nia, en el lla­ma­do Suwal­ki Gap (Bor­de de Suwal­ki), una exten­sa lla­nu­ra de un cen­te­nar de kiló­me­tros de lar­go que, según anun­cia la OTAN, sería un paso per­fec­to para los tan­ques de asal­to rusos.

Se des­en­tie­rra así nue­va­men­te el arse­nal pro­pa­gan­dís­ti­co de Esta­dos Uni­dos y la OTAN corres­pon­dien­te a los tiem­pos de la gue­rra fría: la his­to­ria de los tan­ques de asal­to rusos lis­tos a inva­dir Euro­pa. Recu­rrien­do al espec­tro de una inexis­ten­te ame­na­za del este, son los tan­ques de asal­to de Esta­dos Uni­dos los que des­em­bar­can en Europa.

La 3ª Bri­ga­da Blin­da­da se agre­ga a las fuer­zas aéreas y nava­les ya des­ple­ga­das en Euro­pa por Esta­dos Uni­dos, en el mar­co de la ope­ra­ción Atlan­tic Resol­ve, para tran­qui­li­zar a los alia­dos miem­bros de la OTAN y los aso­cia­dos ante la agre­sión rusa. Washing­ton empren­dió la ope­ra­ción Atlan­tic Resol­ve en 2014, des­pués de haber volun­ta­ria­men­te pro­vo­ca­do en Kiev el pustch de la pla­za Mai­dan, ini­cian­do así una nue­va con­fron­ta­ción con Rusia. Den­tro de la admi­nis­tra­ción Oba­ma, Hillary Clin­ton fue la prin­ci­pal artí­fi­ce de esa estra­te­gia, ten­dien­te a rom­per las rela­cio­nes eco­nó­mi­cas y polí­ti­cas de Rusia con la Unión Euro­pea, no con­ve­nien­tes a los intere­ses de Esta­dos Unidos.

Polo­nia desem­pe­ña un papel cen­tral en la esca­la­da anti-rusa. Por eso reci­bi­rá pró­xi­ma­men­te de Esta­dos Uni­dos varios misi­les de cru­ce­ro de lar­go alcan­ce, con capa­ci­da­des pene­tran­tes para garan­ti­zar la des­truc­ción de bún­ke­res y capa­ces de lle­var tam­bién cabe­zas nuclea­res. Tam­bién en Polo­nia ya está en cons­truc­ción una ins­ta­la­ción terres­tre per­te­ne­cien­te al sis­te­ma esta­dou­ni­den­se AEGIS, ins­ta­la­ción simi­lar a la que ya fun­cio­na en Deve­se­lu, Ruma­nia. Tam­bién está dota­da del sis­te­ma Mk-41 de Lockheed Mar­tin, capaz de lan­zar misi­les anti­mi­si­les, pero que pue­de igual­men­te dis­pa­rar misi­les cru­ce­ro con cabe­zas nucleares.

En Var­so­via y en otras capi­ta­les del este de Euro­pa –según escri­be el New York Times– exis­te actual­men­te una fuer­te preo­cu­pa­ción sobre un posi­ble acuer­do del repu­bli­cano Trump con Mos­cú, lo cual soca­va­ría todo el esfuer­zo.

Una pesa­di­lla ator­men­ta a los gober­nan­tes del este de Euro­pa que basan sus for­tu­nas en la hos­ti­li­dad hacia Rusia: que regre­sen a casa los tan­ques de asal­to envia­dos por el demó­cra­ta Obama.

Man­lio Dinucci

12 de enero de 2017

Fuen­te: il mani­fes­to

[Tra­du­ci­do al espa­ñol por la Red Vol­tai­re a par­tir de la ver­sión al fran­cés de Marie-Ange Patrizio.]

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *