Balan­ce del año

Este, ha sido un año espe­cial­men­te duro para noso­tras, fami­lia­res de pre­sos polí­ti­cos vascos.

Hemos sufri­do las enves­ti­das típi­cas de los Car­ce­le­ros. Y, cuan­do habla­mos de Car­ce­le­ros, habla­mos del Sis­te­ma, ese que tor­tu­ra y ase­si­na; del sis­te­ma peni­ten­cia­rio, lo mis­mo en el Esta­do Espa­ñol, Fran­cés, Por­tu­gués, Sui­zo, o de cual­quier lugar don­de haya un pre­so polí­ti­co. Sis­te­ma, en el que el obje­ti­vo es aca­bar con los nues­tros, con la opo­si­ción permanente.

Hemos sufri­do los ata­ques de quie­nes nos tie­nen como rehe­nes a todos noso­tros, muje­res y hom­bres. Pero hemos sufri­do algo que due­le mucho más, como es la mar­gi­na­ción, el vacío y la difa­ma­ción de los que has­ta hace poco eran com­pa­ñe­ros de lucha. Eso sí ha sido real­men­te duro.

Y, hable­mos cla­ro. Hemos sufri­do en silen­cio las men­ti­ras y humi­lla­cio­nes de Sor­tu y de Etxe­rat. Si, sus disi­mu­los y men­ti­ras; sus humi­lla­cio­nes e ignominias.

Algu­nas de las nues­tras, han des­apa­re­ci­do ya de sus lis­tas, de pro­tes­tas y rei­vin­di­ca­cio­nes. No vamos a decir de las calles, por­que afor­tu­na­da­men­te hay quie­nes se encar­gan de que no se con­vier­tan en invi­si­bles. Tam­po­co se les da nin­gún tipo de res­pal­do. Pero en esto, tam­bién tene­mos que decir que, el pue­blo no deja tira­do a sus hijas.

Un año en el que las cosas no han mejo­ra­do ni un poqui­to para noso­tras, al revés, hemos sufri­do lo que se espe­ra­ba y más. Hemos per­di­do com­pa­ñe­ros, varios, hoy, espe­cial­men­te, que­re­mos recor­dar a Daniel Pas­tor, aita de Danitxu. Agur eta Oho­re Kamarada!

Igual que se nos fue Daniel, antes se fue­ron, o nos mata­ron, a otros, a los nues­tros. Y aun­que sea deli­to recor­dar, noso­tras los tene­mos pre­sen­tes, no los olvidamos.

Un año más que muchos de los nues­tros siguen a miles de kiló­me­tros, sin iden­ti­dad, sin recur­sos. Otros depor­ta­dos, sufrien­do con­de­na, sin que esto cuen­te para jue­ces y políticos.

Pero a pesar de todo y de todos, noso­tras tene­mos la deter­mi­na­ción de seguir hacia ade­lan­te, le pese a quien le pese. Por­que tene­mos cla­ro nues­tro camino, y por­que esta­mos orgu­llo­sas de los nues­tros. Esta­re­mos con ellos has­ta el final, por­que ellos y las que ya no están se lo merecen.

Mai­te Zaituztegu!!!

Amnis­tia Osoa!!!

Elvi­ra Rome­ro, Jon Zoba­ran, Sal­va Alon­so , Mai­te Leke­ri­ka, Zior­tza Fdez Larra­za­bal, Mari­je Guinea

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *