Agen­cias descalificadas

Exis­ten 3 gran­des Agen­cias de Cali­fi­ca­ción de Cré­di­to en la eco­no­mía mun­dial que con­tro­lan el 95% del mercado.

¿Quié­nes son?

Exis­ten 3 gran­des Agen­cias de Cali­fi­ca­ción de Cré­di­to en la eco­no­mía mun­dial que con­tro­lan el 95% del mer­ca­do: 1) Moody´s Inves­tors, 2) Stan­dard & Poor´s, 3) Fitch Ratings.

Son empre­sas pri­va­das, que figu­ran en el catas­tro empre­sa­rial como perio­dis­ta finan­cie­ro; y se ampa­ran por las leyes de liber­tad de expre­sión de Esta­dos Unidos.

Los pro­pie­ta­rios de Moody´s, Stan­dard & Poor´s y Fitch, for­man par­te de impor­tan­tes entra­ma­dos del poder ban­ca­rio, empre­sa­rial, polí­ti­co y mediático.

  1. Uno de los prin­ci­pa­les pro­pie­ta­rios de la agen­cia Moody´s es Berkshi­re Hatha­way, un con­glo­me­ra­do eco­nó­mi­co pre­si­di­do por el mul­ti­mi­llo­na­rio Warren Buf­fet e inte­gra­do por otros mag­na­tes como Bill Gates. Berkshi­re Hath­way con­tro­la un amplio espec­tro de nego­cios vin­cu­la­dos a ener­gía, tele­co­mu­ni­ca­cio­nes, trans­por­tes, mate­ria­les de cons­truc­ción, segu­ros y pro­duc­tos financieros.
  • Stan­dard & Poor´s (S&P) está con­tro­la­da por la com­pa­ñía McGraw-Hill, que se dedi­ca a ser­vi­cios finan­cie­ros y aná­li­sis de bonos y stocks. Y ade­más tie­ne nego­cios en el mun­do edu­ca­ti­vo, edi­to­rial y en medios de comu­ni­ca­ción. Su pre­si­den­te es Harold Terry McGraw Hill III, que fue pre­si­den­te tam­bién de Bus­si­ness Round­ta­ble, un pode­ro­so y con­ser­va­dor lobby patro­nal de los Esta­dos Uni­dos que ha pre­sio­na­do con éxi­to para evi­tar una mayor regu­la­ción de las agen­cias. Este lobby tam­bién pre­sio­nó a la Unión Euro­pea para que die­ran mar­cha atrás con la mul­ta de 13.000 millo­nes de euros impues­ta a Apple por bene­fi­ciar­se de ayu­das fis­ca­les ile­ga­les en Irlanda.
  • La agen­cia Fitch es la más peque­ña de las tres gran­des y está fuer­te­men­te vin­cu­la­da al gru­po Fima­lac S.A, con sede en Fran­cia. Ade­más de los ser­vi­cios finan­cie­ros, Fima­lac se dedi­ca a acti­vi­da­des inmo­bi­lia­rias y a diver­sos empren­di­mien­tos cul­tu­ra­les. El pre­si­den­te es Marc Ladreit de Lacaha­rrié­re, una de las for­tu­nas más gran­des de Fran­cia (L´Oreál, Renault o Casino).
  • 12 ejem­plos de insol­ven­cia analítica

    1. A media­dos de 2006 sólo había nue­ve empre­sas en el mun­do con la cali­fi­ca­ción máxi­ma de tri­ple A (máxi­ma nota); en enero de 2008, el núme­ro de ins­tru­men­tos finan­cie­ros con esa nota pasa­ron a ser 64.000. En ple­na cri­sis, las agen­cias de cali­fi­ca­ción daban la máxi­ma nota al mun­do financiero.
    2. Antes de la cri­sis de los bonos de hipo­te­cas basu­ra (sub­pri­me) de 2008, estas agen­cias les die­ron la máxi­ma cali­fi­ca­ción cre­di­ti­cia a estas mis­mas hipo­te­cas basu­ra y a ban­cos que resul­ta­ron sub­sis­tir de esta­fas, entre ellos a Leh­man Brothers.
    3. La gigan­te esta­dou­ni­den­se Enron tuvo la más alta cali­fi­ca­ción a pesar de que lle­vó una con­ta­bi­li­dad ocul­tan­do deu­das. Man­tu­vo la alta cali­fi­ca­ción aún des­pués que sus accio­nes caye­ran de 70 a 3 dólares.
    4. Un caso que resul­tó muy escan­da­lo­so fue el de la ase­gu­ra­do­ra ale­ma­na Han­no­ver Rück. Esta empre­sa decli­nó la ofer­ta de Moody’s de ser cali­fi­ca­da de for­ma gra­tui­ta pero la agen­cia deci­dió cali­fi­car­la igual­men­te. Ante la nega­ti­va de Han­no­ver de pagar unos ser­vi­cios no soli­ci­ta­dos, Moody’s cali­fi­có los bonos de la empre­sa al nivel de bono basu­ra. Esto alar­mó a los inver­so­res pro­vo­can­do que en unas horas la empre­sa per­die­ra casi 200 millo­nes de dólares.
    5. El pro­pio Depar­ta­men­to de Jus­ti­cia de Esta­dos Uni­dos ha veni­do inves­ti­gan­do el com­por­ta­mien­to frau­du­len­to de estas agen­cias. Por ejem­plo, se está inves­ti­gan­do a Moody’s por inflar la cali­dad de los acti­vos hipo­te­ca­rios que die­ron lugar a la cri­sis finan­cie­ra de 2008. Ya exis­te sen­ten­cia por un valor de 1.300 millo­nes de dóla­res con­tra S&P por come­ter frau­de en rela­ción a la cali­fi­ca­ción de bonos hipo­te­ca­rios antes de la cri­sis financiera.
    6. El pro­pio Con­gre­so de Esta­dos Uni­dos dic­ta­mi­nó en el 2011 que el trío Fitch, S&P y Moody´s fue­ron corres­pon­sa­bles de la gran cri­sis finan­cie­ra 2007 – 2008.
    7. En el caso de Islan­dia, se le con­ce­dió una nota de AAA debi­do a su nue­va legis­la­ción ban­ca­ria libe­ral, y lue­go, en 2008, el sis­te­ma ban­ca­rio islan­dés entró en quiebra.
    8. Por­tu­gal, Ita­lia, Espa­ña y Gre­cia tam­bién fue­ron ata­ca­das por estas agen­cias reba­ján­do­le la nota a pesar de haber empren­di­do las refor­mas neo­li­be­ra­les que man­da­ron des­de la Unión Europea.
    9. En diciem­bre de 2013, la Auto­ri­dad Euro­pea de Mer­ca­dos y Valo­res puso de mani­fies­to la exis­ten­cia de con­flic­tos de intere­ses y la fal­ta de con­fi­den­cia­li­dad en rela­ción con estas agen­cias de calificación.
    10. La poca inde­pen­den­cia de una de estas agen­cias, con­cre­ta­men­te Moody’s, se demos­tró en una decla­ra­ción del pro­pio vice­pre­si­den­te de la agen­cia tras dejar la com­pa­ñía ante la Comi­sión Fede­ral de EEUU. El ex vice­pre­si­den­te reco­no­ció que lo más impor­tan­te para tal agen­cia no era la obje­ti­vi­dad y vera­ci­dad de los estu­dios, sino la satis­fac­ción de sus clien­tes que finan­cia­ban tales estu­dios.
    11. Para el caso de Vene­zue­la, En mar­zo de 2013, Fitch y Mood­y’s mani­fes­ta­ron lo siguien­te: Vene­zue­la enfren­ta una difí­cil tran­si­ción a una nue­va era de gobierno des­pués de la muer­te del líder izquier­dis­ta Hugo Chá­vez, y por ello, ame­na­za­ron con una reba­ja futu­ra en la cali­fi­ca­ción del país. Ame­na­za que cum­plie­ron meses des­pués, por ejem­plo, Moody’s redu­jo la cali­fi­ca­ción de Vene­zue­la en diciem­bre de 2013 de B2 (nega­ti­va) a Caa1 (nega­ti­va). Por el con­tra­rio, Vene­zue­la siguió pagan­do su deu­da exter­na sin caer en default.
    12. Recien­te­men­te, cuan­do la petro­le­ra vene­zo­la­na PDVSA anun­ció la ofer­ta de can­je de bonos para octu­bre de 2016, Fitch y S&P reba­ja­ron sus­tan­cial­men­te la cali­fi­ca­ción de la empre­sa esta­tal. S&P reba­jó los bonos de PDVSA a CC con pano­ra­ma nega­ti­vo y Fitch anun­ció que lo reba­ja­ría a CCC nega­ti­va. Sin embar­go, el can­je se reali­zó con una par­ti­ci­pa­ción exi­to­sa supe­rior al 50% en muy pocas sema­nas de plazo.

    Alfre­do Serrano Man­ci­lla /​CELAG

    13 de noviem­bre de 2016

    Fuen­te: http://​www​.tele​surtv​.net/

    Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

    Share on Facebook
    Share on Twitter

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.