Agen­cias descalificadas

Exis­ten 3 gran­des Agen­cias de Cali­fi­ca­ción de Cré­di­to en la eco­no­mía mun­dial que con­tro­lan el 95% del mercado.

¿Quié­nes son?

Exis­ten 3 gran­des Agen­cias de Cali­fi­ca­ción de Cré­di­to en la eco­no­mía mun­dial que con­tro­lan el 95% del mer­ca­do: 1) Moody´s Inves­tors, 2) Stan­dard & Poor´s, 3) Fitch Ratings.

Son empre­sas pri­va­das, que figu­ran en el catas­tro empre­sa­rial como perio­dis­ta finan­cie­ro; y se ampa­ran por las leyes de liber­tad de expre­sión de Esta­dos Unidos.

Los pro­pie­ta­rios de Moody´s, Stan­dard & Poor´s y Fitch, for­man par­te de impor­tan­tes entra­ma­dos del poder ban­ca­rio, empre­sa­rial, polí­ti­co y mediático.

  1. Uno de los prin­ci­pa­les pro­pie­ta­rios de la agen­cia Moody´s es Berkshi­re Hatha­way, un con­glo­me­ra­do eco­nó­mi­co pre­si­di­do por el mul­ti­mi­llo­na­rio Warren Buf­fet e inte­gra­do por otros mag­na­tes como Bill Gates. Berkshi­re Hath­way con­tro­la un amplio espec­tro de nego­cios vin­cu­la­dos a ener­gía, tele­co­mu­ni­ca­cio­nes, trans­por­tes, mate­ria­les de cons­truc­ción, segu­ros y pro­duc­tos financieros.
  • Stan­dard & Poor´s (S&P) está con­tro­la­da por la com­pa­ñía McGraw-Hill, que se dedi­ca a ser­vi­cios finan­cie­ros y aná­li­sis de bonos y stocks. Y ade­más tie­ne nego­cios en el mun­do edu­ca­ti­vo, edi­to­rial y en medios de comu­ni­ca­ción. Su pre­si­den­te es Harold Terry McGraw Hill III, que fue pre­si­den­te tam­bién de Bus­si­ness Round­ta­ble, un pode­ro­so y con­ser­va­dor lobby patro­nal de los Esta­dos Uni­dos que ha pre­sio­na­do con éxi­to para evi­tar una mayor regu­la­ción de las agen­cias. Este lobby tam­bién pre­sio­nó a la Unión Euro­pea para que die­ran mar­cha atrás con la mul­ta de 13.000 millo­nes de euros impues­ta a Apple por bene­fi­ciar­se de ayu­das fis­ca­les ile­ga­les en Irlanda.
  • La agen­cia Fitch es la más peque­ña de las tres gran­des y está fuer­te­men­te vin­cu­la­da al gru­po Fima­lac S.A, con sede en Fran­cia. Ade­más de los ser­vi­cios finan­cie­ros, Fima­lac se dedi­ca a acti­vi­da­des inmo­bi­lia­rias y a diver­sos empren­di­mien­tos cul­tu­ra­les. El pre­si­den­te es Marc Ladreit de Lacaha­rrié­re, una de las for­tu­nas más gran­des de Fran­cia (L´Oreál, Renault o Casino).
  • 12 ejem­plos de insol­ven­cia analítica

    1. A media­dos de 2006 sólo había nue­ve empre­sas en el mun­do con la cali­fi­ca­ción máxi­ma de tri­ple A (máxi­ma nota); en enero de 2008, el núme­ro de ins­tru­men­tos finan­cie­ros con esa nota pasa­ron a ser 64.000. En ple­na cri­sis, las agen­cias de cali­fi­ca­ción daban la máxi­ma nota al mun­do financiero.
    2. Antes de la cri­sis de los bonos de hipo­te­cas basu­ra (sub­pri­me) de 2008, estas agen­cias les die­ron la máxi­ma cali­fi­ca­ción cre­di­ti­cia a estas mis­mas hipo­te­cas basu­ra y a ban­cos que resul­ta­ron sub­sis­tir de esta­fas, entre ellos a Leh­man Brothers.
    3. La gigan­te esta­dou­ni­den­se Enron tuvo la más alta cali­fi­ca­ción a pesar de que lle­vó una con­ta­bi­li­dad ocul­tan­do deu­das. Man­tu­vo la alta cali­fi­ca­ción aún des­pués que sus accio­nes caye­ran de 70 a 3 dólares.
    4. Un caso que resul­tó muy escan­da­lo­so fue el de la ase­gu­ra­do­ra ale­ma­na Han­no­ver Rück. Esta empre­sa decli­nó la ofer­ta de Moody’s de ser cali­fi­ca­da de for­ma gra­tui­ta pero la agen­cia deci­dió cali­fi­car­la igual­men­te. Ante la nega­ti­va de Han­no­ver de pagar unos ser­vi­cios no soli­ci­ta­dos, Moody’s cali­fi­có los bonos de la empre­sa al nivel de bono basu­ra. Esto alar­mó a los inver­so­res pro­vo­can­do que en unas horas la empre­sa per­die­ra casi 200 millo­nes de dólares.
    5. El pro­pio Depar­ta­men­to de Jus­ti­cia de Esta­dos Uni­dos ha veni­do inves­ti­gan­do el com­por­ta­mien­to frau­du­len­to de estas agen­cias. Por ejem­plo, se está inves­ti­gan­do a Moody’s por inflar la cali­dad de los acti­vos hipo­te­ca­rios que die­ron lugar a la cri­sis finan­cie­ra de 2008. Ya exis­te sen­ten­cia por un valor de 1.300 millo­nes de dóla­res con­tra S&P por come­ter frau­de en rela­ción a la cali­fi­ca­ción de bonos hipo­te­ca­rios antes de la cri­sis financiera.
    6. El pro­pio Con­gre­so de Esta­dos Uni­dos dic­ta­mi­nó en el 2011 que el trío Fitch, S&P y Moody´s fue­ron corres­pon­sa­bles de la gran cri­sis finan­cie­ra 2007 – 2008.
    7. En el caso de Islan­dia, se le con­ce­dió una nota de AAA debi­do a su nue­va legis­la­ción ban­ca­ria libe­ral, y lue­go, en 2008, el sis­te­ma ban­ca­rio islan­dés entró en quiebra.
    8. Por­tu­gal, Ita­lia, Espa­ña y Gre­cia tam­bién fue­ron ata­ca­das por estas agen­cias reba­ján­do­le la nota a pesar de haber empren­di­do las refor­mas neo­li­be­ra­les que man­da­ron des­de la Unión Europea.
    9. En diciem­bre de 2013, la Auto­ri­dad Euro­pea de Mer­ca­dos y Valo­res puso de mani­fies­to la exis­ten­cia de con­flic­tos de intere­ses y la fal­ta de con­fi­den­cia­li­dad en rela­ción con estas agen­cias de calificación.
    10. La poca inde­pen­den­cia de una de estas agen­cias, con­cre­ta­men­te Moody’s, se demos­tró en una decla­ra­ción del pro­pio vice­pre­si­den­te de la agen­cia tras dejar la com­pa­ñía ante la Comi­sión Fede­ral de EEUU. El ex vice­pre­si­den­te reco­no­ció que lo más impor­tan­te para tal agen­cia no era la obje­ti­vi­dad y vera­ci­dad de los estu­dios, sino la satis­fac­ción de sus clien­tes que finan­cia­ban tales estu­dios.
    11. Para el caso de Vene­zue­la, En mar­zo de 2013, Fitch y Mood­y’s mani­fes­ta­ron lo siguien­te: Vene­zue­la enfren­ta una difí­cil tran­si­ción a una nue­va era de gobierno des­pués de la muer­te del líder izquier­dis­ta Hugo Chá­vez, y por ello, ame­na­za­ron con una reba­ja futu­ra en la cali­fi­ca­ción del país. Ame­na­za que cum­plie­ron meses des­pués, por ejem­plo, Moody’s redu­jo la cali­fi­ca­ción de Vene­zue­la en diciem­bre de 2013 de B2 (nega­ti­va) a Caa1 (nega­ti­va). Por el con­tra­rio, Vene­zue­la siguió pagan­do su deu­da exter­na sin caer en default.
    12. Recien­te­men­te, cuan­do la petro­le­ra vene­zo­la­na PDVSA anun­ció la ofer­ta de can­je de bonos para octu­bre de 2016, Fitch y S&P reba­ja­ron sus­tan­cial­men­te la cali­fi­ca­ción de la empre­sa esta­tal. S&P reba­jó los bonos de PDVSA a CC con pano­ra­ma nega­ti­vo y Fitch anun­ció que lo reba­ja­ría a CCC nega­ti­va. Sin embar­go, el can­je se reali­zó con una par­ti­ci­pa­ción exi­to­sa supe­rior al 50% en muy pocas sema­nas de plazo.

    Alfre­do Serrano Man­ci­lla /​CELAG

    13 de noviem­bre de 2016

    Fuen­te: http://​www​.tele​surtv​.net/

    Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

    Share on facebook
    Share on Facebook
    Share on twitter
    Share on Twitter

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *