La pre­po­ten­cia de los EEUU ten­sa al extre­mo la con­fron­ta­cion en la gue­rra de Siria

Tras el fin de la tre­gua decla­ra­da por el Ejér­ci­to sirio el 19 sep­tiem­bre como con­se­cuen­cia del incum­pli­mien­to masi­vo del acuer­do de Cese de Hos­ti­li­da­des por par­te de los EEUU y sus mer­ce­na­rios, las ten­sio­nes han ido cre­cien­do de for­ma expo­nen­cial. El Ejér­ci­to sirio, Rusia y el res­to de alia­dos, cons­cien­tes de la toma­du­ra de pelo que había sido la tre­gua, reac­ti­va­ron inme­dia­ta­men­te la lucha por el avan­ce en Ale­po y en otros fren­tes de Siria, inclu­yen­do los bom­bar­deos. EEUU y sus alia­dos, por su par­te, ante la impo­ten­cia que sen­tían fren­te a los avan­ces en Ale­po, han recu­rri­do por un lado a un recru­de­ci­mien­to aún mayor de las into­xi­ca­cio­nes mediá­ti­cas, en base a las supues­tas masa­cres de civi­les, y por otro a las ame­na­zas, que se han con­ver­ti­do en pla­nes con­cre­tos de inter­ven­ción mili­tar.

El tono de las into­xi­ca­cio­nes y men­ti­ras ha lle­ga­do a extre­mos deli­ran­tes, has­ta el pun­to de que la ONU ha dicho temer un geno­ci­dio como el de Sre­bre­ni­ca en Ale­po o de que Fran­cia diga que Ale­po se ha con­ver­ti­do en la Ger­ni­ka de Siria, o a que se diga que se han des­tro­za­do hos­pi­ta­les, que se han lan­za­do bom­bas de raci­mo, mata­do civi­les y un sin­fín de bar­ba­ri­da­des y patra­ñas de este esti­lo. Pero la reali­dad es muy dis­tin­ta. El Gobierno sirio no ha prohi­bi­do el acce­so de medi­ca­men­tos ni ali­men­tos al este de Ale­po. Ade­más exis­ten abier­tos cua­tro corre­do­res huma­ni­ta­rios para que la pobla­ción civil pue­da salir y ale­jar­se de los con­flic­tos, e inclu­so para que quie­nes com­ba­ten con­tra el Ejér­ci­to sirio pue­dan entre­gar sus armas y aco­ger­se a una amnis­tía. Pero lo que suce­de es que el terro­ris­mo islá­mi­co fusi­la y bom­bar­dea a los civi­les que tra­tan de salir de la zona de con­flic­to, impi­de que se ale­jen de las zonas don­de se pro­du­cen los con­flic­tos –como les ha pedi­do el Gobierno sirio- man­te­nién­do­los como autén­ti­cos rehe­nes fren­te a los ata­ques del Ejér­ci­to y fren­te a los bom­bar­deos. Y son los terro­ris­tas mer­ce­na­rios los que bom­bar­dean cons­tan­te­men­te con sus obu­ses y misi­les tan­to los barrios resi­den­cia­les del oes­te, como los barrios del este en el que se encuen­tran, y sobre todo los barrios que han pasa­do a manos del Ejér­ci­to sirio y sus alia­dos, a modo de ven­gan­za. Son cien­tos de civi­les los que han mata­do solo en los dos últi­mos meses, sin dis­tin­gos entre ancia­nos, muje­res o niños. No es de extra­ñar que quie­nes han uti­li­za­do el terror y la bar­ba­rie de una for­ma masi­va a lo lar­go de toda la con­tien­da y en todas las par­tes de Siria, lo sigan hacien­do en Ale­po sin el más míni­mo pudor.

Y lo que cla­ma al cie­lo es que las poten­cias occi­den­ta­les, como los EEUU en pri­mer lugar, pero tam­bién Fran­cia, Israel y Rei­no Uni­do entre otros, man­cha­dos con la san­gre de cien­tos de miles y millo­nes de per­so­nas ase­si­na­das en sus múl­ti­ples inva­sio­nes, bom­bar­deos indis­cri­mi­na­dos y matan­zas, direc­ta­men­te con­tra la pobla­ción, en Afga­nis­tán, en Irak, en Libia, en Yemen, Pales­ti­na, Líbano y en un lar­guí­si­mo etcé­te­ra de paí­ses, y res­pon­sa­bles direc­tos de la gue­rra con­tra Siria, de la muer­te de 350.000 ciu­da­da­nos sirios, del des­pla­za­mien­to de 9 millo­nes de per­so­nas y de 5 millo­nes que mal­vi­ven en con­di­ción de refu­gia­dos en diver­sos paí­ses, vayan rei­vin­di­can­do con­di­cio­nes huma­ni­ta­rias. Y máxi­me cuan­do son quie­nes ven­den las armas o finan­cian su com­pra con muchos miles de millo­nes de dóla­res anua­les, a paí­ses como Ara­bia Sau­di­ta, Qatar o Tur­quía, para que lue­go ali­men­ten gue­rras sec­ta­rias y cri­mi­na­les a tra­vés de sus inter­na­cio­na­les del terror, en la supues­ta defen­sa de prin­ci­pios islá­mi­cos –como suce­de en Yemen, en Siria, en Afga­nis­tán, Pakis­tán y bue­na par­te de Afri­ca del nor­te y cen­tral y tan­tos otros países‑, pero en la defen­sa en últi­ma ins­tan­cia de los intere­ses del impe­ria­lis­mo.

La otra res­pues­ta del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano ante las acu­sa­cio­nes de su res­pon­sa­bi­li­dad direc­ta en la rup­tu­ra del Cese de Hos­ti­li­da­des, por la cons­tan­te vio­la­ción del mis­mo, por sus men­ti­ras sobre los supues­tos rebel­des mode­ra­dos que no exis­ten ‑cuan­do su apues­ta real es el apo­yo al ISIS y a Al Qae­da en todas sus varian­tes y fran­qui­cias, empe­zan­do por el Fren­te Al Nus­ra, para derro­car a Assad y rom­per y des­truir Siria‑, y por sus bom­bar­deos pre­me­di­ta­dos sobre el Ejér­ci­to sirio en Der Ezzor y la orga­ni­za­ción del ata­que pos­te­rior del ISIS en coor­di­na­ción con ellos así como por la des­truc­ción del con­voy huma­ni­ta­rio lue­go atri­bui­do a rusos y sirios, han sido las ame­na­zas.

Ame­na­zas de rup­tu­ra de rela­cio­nes con Rusia si pro­se­guían los avan­ces del Ejér­ci­to sirio y alia­dos en Ale­po, lue­go con­ver­ti­das en reali­dad, ame­na­zas de más san­cio­nes eco­nó­mi­cas a Rusia, ame­na­zas de ata­ques terro­ris­tas sobre el Ejér­ci­to ruso e inclu­so en terri­to­rio ruso –lo cual indi­ca con evi­den­cia cómo el terro­ris­mo está al ser­vi­cio y a las órde­nes del imperialismo‑, y ame­na­zas al prin­ci­pio difu­sas sobre otras fór­mu­las de apo­yo a los mer­ce­na­rios –más armas, más finan­cia­ción, más sol­da­dos nor­te­ame­ri­ca­nos- has­ta que final­men­te han adop­ta­do la gra­ví­si­ma y peli­gro­sí­si­ma deci­sión de efec­tos incon­tro­la­bles de poner en mar­cha un plan de lan­zar misi­les de cru­ce­ro sobre Damas­co y Lata­kia y bom­bar­dear al Ejér­ci­to sirio. Soli­ci­ta­ron para ello el apo­yo de los 64 paí­ses miem­bros de la coa­li­ción anti-Daesh, aun­que pare­ce que los úni­cos que han pro­me­ti­do apo­yo han sido Cana­dá, Fran­cia, Holan­da y el Rei­no Uni­do. Este pro­yec­to fue anun­cia­do a los otros miem­bros de la OTAN, en el Con­se­jo atlán­ti­co del 27 de sep­tiem­bre. El sena­dor Mac Cain ha apo­ya­do la idea en el Wall Street Jour­nal.

Pero la cues­tión y el pro­ble­ma con el que se ha enfren­ta­do la pre­po­ten­cia y la abso­lu­ta cegue­ra del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano es la con­tun­den­te y deci­di­da res­pues­ta de Rusia ante tan bru­tal embes­ti­da, sin dejar­se achan­tar por ellos, con­tra­ria­men­te a como posi­ble­men­te pre­veían que suce­die­ra. Así han sido des­ple­ga­dos en Siria nue­vos misi­les S‑300 y S‑400, para defen­der sus bases, Damas­co y en reali­dad todo el espa­cio aéreo sirio, con capa­ci­dad de aba­tir avio­nes, misi­les de cru­ce­ro y cual­quier obje­to no iden­ti­fi­ca­do. Asi­mis­mo Rusia ha incre­men­ta­do su des­plie­gue naval fren­te a la cos­ta siria con varios buques de gue­rra lan­za­mi­si­les y el por­ta­vio­nes Almi­ran­te Kuz­netsov. A ellos se aña­de la pre­sen­cia de otro buque de gue­rra chino.

Por otra par­te la Duma (Cáma­ra Baja de Rusia) ha rati­fi­ca­do el acuer­do para una pre­sen­cia aérea inde­fi­ni­da rusa en Siria y ha acor­da­do sus­pen­der la coope­ra­ción con EEUU sobre inves­ti­ga­cio­nes nuclea­res y ener­gé­ti­cas debi­do a las «accio­nes hos­ti­les de Washing­ton hacia Rusia», como tam­bién por la inca­pa­ci­dad de EEUU de cum­plir con los com­pro­mi­sos asu­mi­dos sobre la des­truc­ción del plu­to­nio de uso mili­tar exce­si­vo. Rusia ha sus­pen­di­do la coope­ra­ción con Washing­ton pero tam­bién ha anun­cia­do la posi­bi­li­dad de reanu­dar­la con cier­tas con­di­cio­nes:

  • Can­ce­la­ción de todas las san­cio­nes esta­dou­ni­den­ses con­tra Rusia
  • Pago de una indem­ni­za­ción por los daños sufri­dos por Rusia a cau­sa de las san­cio­nes y las con­tra­san­cio­nes.
  • Eli­mi­na­ción de la Ley Mag­nitsky con­tra fun­cio­na­rios rusos adop­ta­da en 2013.
  • Reduc­ción de la pre­sen­cia mili­tar esta­dou­ni­den­se en Euro­pa del Este
  • Aban­dono de la polí­ti­ca de con­fron­ta­ción con Mos­cú.

Todo lo cual mues­tra que nos esta­mos acer­can­do a un momen­to extre­ma­da­men­te crí­ti­co. Las ansias de domi­nio impe­rial sobre todo el mun­do por par­te de los EEUU y sus alia­dos-vasa­llos se está encon­tran­do con una resis­ten­cia ines­pe­ra­da en Siria y con el enfren­ta­mien­to deci­di­do de su alia­do ruso que tam­bién se jue­ga su futu­ro en esta con­tien­da por­que está sien­do igual­men­te aco­sa­do y por­que pue­de ser el futu­ro obje­ti­vo a des­truir de los EEUU. Por eso Rusia ha plan­tea­do de hecho a los EEUU un ulti­má­tum: cum­plir sus ame­na­zas y comen­zar una gue­rra nuclear o «acep­tar el hecho de que el mun­do ya no es uni­po­lar y empe­zar a inte­grar­se en el nue­vo for­ma­to». A pesar de que impor­tan­tes cua­dros y excua­dros mili­ta­res y de inte­li­gen­cia nor­te­ame­ri­ca­nos han adver­ti­do de los gra­ves peli­gros de con­ti­nuar con esta esca­la­da, la irres­pon­sa­bi­li­dad y el afán impe­rial de domi­nio de la éli­te liga­da al apa­ra­to mili­tar-indus­trial y finan­cie­ro de los EEUU es capaz de cual­quier cosa y tan­to más si sale ele­gi­da Hillary Clin­ton, la apues­ta pre­fe­ri­da de este sec­tor.

Mien­tras tan­to el últi­mo movi­mien­to de ficha rea­li­za­do por los EEUU ha sido la con­vo­ca­to­ria –vía los tes­ta­fe­rros de Fran­cia y de Espa­ña- de una sesión espe­cial de la Comi­sión Per­ma­nen­te de las Nacio­nes Uni­das el sába­do 8 de octu­bre para tra­tar de fre­nar el avan­ce del Ejér­ci­to sirio y alia­dos en Ale­po y pro­te­ger a Al Nus­ra, crean­do una zona de exclu­sión aérea en esta zona.

En efec­to, el Esta­do sio­nis­ta fran­cés1 y el semi­fas­cis­ta espa­ñol, actuan­do de tes­ta­fe­rros fie­les del gran patrón nor­te­ame­ri­cano que no qui­so dar la cara, con­vo­ca­ron una reu­nión del Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das para votar una reso­lu­ción sobre un alto el fue­go en la ciu­dad siria de Ale­po, pro­pues­ta que impli­ca­ba el cese inme­dia­to de los bom­bar­deos y de los vue­los mili­ta­res sobre la ciu­dad, lo que supo­nía impo­ner la exclu­sión aérea sobre Ale­po. La reso­lu­ción incluía asi­mis­mo la dis­tri­bu­ción urgen­te de ayu­da huma­ni­ta­ria a todas las zonas sitia­das.

La dis­tri­bu­ción de la ayu­da huma­ni­ta­ria, sien­do en sí muy impor­tan­te, se ha con­ver­ti­do en la coar­ta­da sis­te­má­ti­ca de los EEUU para fre­nar los avan­ces del Ejér­ci­to sirio y para dis­po­ner de un tiem­po para poder reor­ga­ni­zar y avi­tua­llar a sus mer­ce­na­rios yiha­dis­tas. Una ayu­da huma­ni­ta­ria que les impor­ta un ble­do, que casi nun­ca lle­ga o lle­ga par­cial­men­te en los terri­to­rios que con­tro­lan, pues es apro­pia­da por ellos mis­mos cuan­do no que­ma­da como recien­te­men­te en Ale­po.

La con­ver­sión de Ale­po en una zona de exclu­sión aérea, sería el sue­ño desea­do por los EEUU para evi­tar la terri­ble losa de los bom­bar­deos sobre sus tro­pas mer­ce­na­rias a las que están debi­li­tan­do muy seria­men­te. Pero hay otra razón de la pro­pues­ta de reso­lu­ción en el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU. Y es que, ante el pre­vi­si­ble veto de Rusia a la pro­pues­ta, esta­ba orques­ta­da una cam­pa­ña mediá­ti­ca para demo­ni­zar, una vez más, a Rusia, acu­sán­do­la, en caso de vetar la reso­lu­ción, de cri­mi­na­les de gue­rra por recha­zar una pro­pues­ta de paz. De hecho, Fran­cia ya había empe­za­do a hacer­lo antes de la reu­nión del Con­se­jo de Segu­ri­dad, El cinis­mo del Esta­do fran­cés meti­do has­ta las ore­jas en sus sal­va­jes bom­bar­deos de Libia, Mali y de la mis­ma Siria –y sin con­sul­tar al Gobierno sirio y piso­tean­do por tan­to su sobe­ra­nía- no tie­ne nom­bre. Y tan­to más cuan­to que con esta pro­po­si­ción está demos­tran­do su apo­yo y com­pli­ci­dad con Al Nus­ra, es decir con el terro­ris­mo islá­mi­co, lo que apun­ta a su vez, a que los aten­ta­dos en Fran­cia eran un mon­ta­je con una deter­mi­na­da estra­te­gia polí­ti­ca.

La res­pues­ta de Rusia ha sido natu­ral­men­te el veto, Pero a su vez, hizo otra pro­pues­ta, en don­de apo­ya­ba el plan lan­za­do por el envia­do espe­cial de la ONU, Stef­fan de Mis­tu­ra, para reti­rar a los miem­bros de la orga­ni­za­ción terro­ris­ta Fren­te Al Nus­ra de Ale­po, aña­dien­do el imple­men­tar los acuer­dos sobre Siria pac­ta­dos con los EEUU, que fue recha­za­da.

Eus­kal Herrian 2016ko urria­ren 11an

Iña­ki Urres­ta­ra­zu

  1. Fran­cia es de hecho un Esta­do en don­de el sio­nis­mo ha pesa­do mucho. Impor­tan­tes figu­ras polí­ti­cas fran­ce­sas han esta­do muy rela­cio­na­das e invo­lu­cra­das con el sio­nis­mo. Así el expre­si­den­te Sar­kozy, el que fue minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res, Lau­rent Fabius y el actual pre­si­den­te Fra­nçois Hollan­de, que ha sido hon­ra­do en el con­tex­to de la Asam­blea Gene­ral de la ONU, como el Hom­bre de Esta­do del año por la Fun­da­ción Appeal of Cons­cien­ce, pre­si­di­da des­de su fun­da­ción por el rabino Arthur Sch­neier, cono­ci­do por su apo­yo al Esta­do hebreo. El pre­mio es siem­pre entre­ga­do por el bien cono­ci­do sio­nis­ta Henry Kis­sin­ger y por John Negro­pon­te (impli­ca­do en el asun­to Iran-Con­tra y gran cere­bro de la gue­rra sucia en Cen­troa­mé­ri­ca e Irak). Lau­rent Fabius es el que decla­ró que «Al Nus­ra, hace un buen tra­ba­jo».

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *