A la dele­ga­ción de paz de las FARC

Apreciados/​as camaradas/​as:

Reci­bí y leí con mucha aten­ción la car­ta cal­za­da por uste­des invi­tán­do­me a «la cere­mo­nia de for­ma­li­za­ción en Car­ta­ge­na de Indias del Acuer­do final para la ter­mi­na­ción del con­flic­to y la cons­truc­ción de una paz esta­ble y dura­de­ra, que se rea­li­za­rá el 26 de sep­tiem­bre de 2016» (*). 

Al tiem­po de valo­rar ese ges­to y sus pala­bras de agra­de­ci­mien­to por lo que uste­des defi­nen como mi “inmen­so res­pal­do” que des­de el prin­ci­pio brin­dé «al pro­ce­so de con­ver­sa­cio­nes entre el Gobierno de Colom­bia y la insur­gen­cia, desa­rro­lla­do en la Haba­na, Cuba», deseo expre­sar­le que la soli­da­ri­dad asu­mi­da des­de las orga­ni­za­cio­nes y espa­cios en que hecho vida y mili­tan­cia polí­ti­ca en mi país, en nues­tro Con­ti­nen­te y en el mun­do ha teni­do el carác­ter de deber y obli­ga­ción inter­na­cio­na­lis­ta; no solo en oca­sión de éste y otros esfuer­zos de cons­truc­ción de paz, sino ‑y sobre todo- a lo lar­go de las haza­ñas y ries­gos de la insur­gen­cia arma­da colom­bia­na, inclui­das en for­ma rele­van­te las epo­pe­yas de las FARC-EP y el ELN.

En esta opor­tu­ni­dad, por múl­ti­ples vías –des­de mi posi­ción soli­da­ria con las FARC-EP, el ELN y todas la fuer­zas insur­gen­tes y de izquier­da colom­bia­nas- he expre­sa­do mi opi­nión con­tra­ria a su desar­me y des­mo­vi­li­za­ción mili­tar uni­la­te­ral en el mar­co del Esta­do cri­mi­nal, gans­te­ri­za­do e inter­ve­ni­do por el Pen­tá­gono y sus bases mili­ta­res que impe­ra en ese her­mano país, cobrán­do­se en días recien­tes nue­vas víc­ti­mas; some­ti­da toda­vía Colom­bia al cruel impe­rio de fuer­zas para­mi­li­ta­res y regu­la­res de cor­te terro­ris­tas, con patro­ci­nio de la CIA y el MOSAAD israe­lí, sin que cons­te un pro­gra­ma pre­ci­so para su pre­vio desmantelamiento.

En adi­ción a esa valo­ra­ción, he sos­te­ni­do que la paz en Colom­bia es inse­pa­ra­ble de la refun­da­ción del Esta­do colom­biano vía Cons­ti­tu­yen­te Popu­lar y Sobe­ra­na y que al com­pás de los acuer­dos anun­cia­dos el impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se evi­den­te­men­te están apli­can­do en for­ma pér­fi­da una estra­te­gia regio­nal y mun­dial con­tra­ria a la paz, la demo­cra­cia, la jus­ti­cia social y la sobe­ra­nía de nues­tros pue­blos; que inclu­ye su deter­mi­na­ción de impo­ner a san­gre y fue­go un des­truc­ti­vo pro­gra­ma mine­ro y de con­trol de valio­sos recur­sos natu­ra­les en Colom­bia, la Ama­zo­nía y toda la región bajo con­trol militar.

Esta impor­tan­te dife­ren­cia no nos colo­ca aho­ra en cam­pos polí­ti­cos anta­gó­ni­cos, pero si impli­can valo­ra­cio­nes dis­tin­tas del pro­ce­so colom­biano y con­ti­nen­tal, que en mi caso le dan fun­da­men­to y sos­tie­nen una pro­fun­da des­con­fian­za res­pec­to a la gran bur­gue­sía local y trans­na­cio­nal, y al régi­men y al gobierno que hacen de con­tra­par­tes de uste­des en la for­ma­li­za­ción de ese acuerdo.

Es cono­ci­do por uste­des que con­tra mi pesa una «orden de cap­tu­ra» del régi­men colom­biano y una «cir­cu­lar azul» de INTERPOL, ali­men­ta­das por el DASS y la CIA, que en cual­quier momen­to pue­den con­ver­tir en «roja».

En tales cir­cuns­tan­cias, como no ten­go infor­ma­ción de uste­des, menos aun segu­ri­da­des de la emba­ja­da colom­bia­na ni tam­po­co de INTERPOL… de que eso haya cam­bia­do, como ade­más la car­ta reci­bi­da no está acom­pa­ña­da de las cer­ti­fi­ca­cio­nes que le den peso y sus­ten­to a cual­quier ges­tión con­su­lar o diplo­má­ti­ca, y como des­con­fío en gran­de del gobierno y del sis­te­ma que pre­si­de Juan Manuel San­tos y de la maqui­na­ria cri­mi­nal que ins­tru­men­ta­li­zan sus “ser­vi­cios” bajo tute­la impe­rial, me he exi­mi­do de hacer esas ges­tio­nes de via­je y he deci­di­do no asis­tir al even­to al que gen­til­men­te uste­des me invitan.

No hay des­pre­cio, sino con­vic­cio­nes dis­tin­tas y cau­sas de fuer­za mayor.

Fra­ter­nal­men­te,

22-09-2016, San­to Domin­go, RD

TEXTO DE INVITACIÓN

(*) La Haba­na, Cuba, Sede de los Diá­lo­gos de Paz, sep­tiem­bre 2016 

Esti­ma­do

Nar­ci­so Isa Conde 

(Repú­bli­ca Dominicana)

En nom­bre de la Dele­ga­ción de Paz de las FARC-EP reci­ba un cor­dial salu­do pleno de espe­ran­za en la recon­ci­lia­ción de los colombianos.

Median­te la pre­sen­te, en pri­mer lugar, que­re­mos agra­de­cer el inmen­so res­pal­do que des­de el prin­ci­pio usted brin­dó al pro­ce­so de con­ver­sa­cio­nes entre el Gobierno de Colom­bia y la insur­gen­cia, desa­rro­lla­do en la Haba­na, Cuba. Y, en segun­do lugar, desea­mos exten­der nues­tra invi­ta­ción para que usted par­ti­ci­pe en la cere­mo­nia de for­ma­li­za­ción en Car­ta­ge­na de Indias, del Acuer­do final para la ter­mi­na­ción del con­flic­to y la cons­truc­ción de una paz esta­ble y dura­de­ra, que se rea­li­za­rá el 26 de sep­tiem­bre de 2016. 

El acom­pa­ña­mien­to inter­na­cio­nal ha sido fun­da­men­tal para ambas par­tes duran­te estos casi cua­tro años de con­ver­sa­cio­nes en La Haba­na, y espe­ra­mos con­tar con el mis­mo nivel de inte­rés y apo­yo para la eta­pa de desa­rro­llo y cum­pli­mien­to de lo acordado.

Suge­ri­mos hacer pre­sen­cia, des­de tem­pra­nas horas, en la men­cio­na­da ciu­dad, a fin de indi­car­les hora­rio y pro­to­co­los. Con tres días de ante­la­ción a la fecha del 26, esta­re­mos ofre­cien­do infor­ma­ción más deta­lla­da en la pági­na ofi­cial de la Dele­ga­ción de Paz de las FARC-EP. www​.paz​farc​-ep​.org

Espe­ra­mos que pue­da acep­tar esta invi­ta­ción y que poda­mos ver­nos en Car­ta­ge­na para cele­brar este momen­to his­tó­ri­co para el pue­blo colom­biano y la paz del continente.

Aten­ta­men­te,

DELEGACION DE PAZ DE LAS FARC-EP

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *