Las muje­res pales­ti­nas, bas­tión de lucha y de dignidad

Las muje­res pales­ti­nas son resis­ten­tes a una tri­ple opre­sión: prin­ci­pal­men­te, la gene­ra­da por la ocu­pa­ción israe­lí pero, tam­bién, por la cau­sa­da por el patriar­ca­do y, de for­ma muy rele­van­te, la opre­sión gene­ra­da por la mira­da occi­den­tal que las reclu­ye a su papel más domés­ti­co, negán­do­les todos los espa­cios públi­cos que, de hecho, tra­di­cio­nal­men­te han veni­do ocupando.

Bas­tión de lucha y de dig­ni­dad, las muje­res pales­ti­nas son una ins­pi­ra­ción y un ejem­plo para las muje­res y los hom­bres que soña­mos con un mun­do mejor.

“Femi­nis­mo es la idea radi­cal de que las muje­res somos per­so­nas” Ange­la Davis

Las muje­res pales­ti­nas son resis­ten­tes a una tri­ple opre­sión: prin­ci­pal­men­te, la gene­ra­da por la ocu­pa­ción israe­lí pero, tam­bién, por la cau­sa­da por el patriar­ca­do y, de for­ma muy rele­van­te, la opre­sión gene­ra­da por la mira­da occi­den­tal que las reclu­ye a su papel más domés­ti­co, negán­do­les todos los espa­cios públi­cos que, de hecho, tra­di­cio­nal­men­te han veni­do ocu­pan­do. Ellas han esta­do pre­sen­tes en todos los sec­to­res de la socie­dad: en las aso­cia­cio­nes, en el tra­ba­jo, en los par­ti­dos polí­ti­cos, en las mani­fes­ta­cio­nes, en los mercados…

Ante la nece­si­dad de cam­bio del mode­lo social patriar­cal actual a uno más jus­to e equi­ta­ti­vo, son nece­sa­rias accio­nes que nos apar­ten de la mira­da andro­cén­tri­ca y colo­nial que ha infra­re­pre­sen­ta­do, ocul­ta­do y des­va­lo­ri­za­do a las muje­res a lo lar­go de la his­to­ria, a tra­vés de este­reo­ti­pos que han per­pe­tua­do la des­igual­dad entre hom­bres y mujeres.

Con el pro­yec­to Muje­res Rum­bo a Gaza pre­ten­de­mos visi­bi­li­zar a las muje­res pales­ti­nas como agen­tes acti­vos, a lo lar­go de la his­to­ria, en la resis­ten­cia y en la lucha con­tra la ocu­pa­ción de Palestina.

Las muje­res pales­ti­nas pro­mue­ven y pro­te­gen el patri­mo­nio cul­tu­ral de su pue­blo. Ellas desa­fían el toque de que­da, el blo­queo y las balas. Ellas orga­ni­zan y pres­tan ser­vi­cios de edu­ca­ción y salud en aldeas y cam­pos de pobla­ción refu­gia­da. Ellas cons­tru­yen casas para los niños y las niñas huér­fa­nas. Ellas con­du­cen el boi­cot a la enti­dad sio­nis­ta. Ellas orga­ni­zan cocen­tra­cio­nes y mar­chas para exi­gir la libe­ra­ción de sus fami­lia­res y ami­gas de las cár­ce­les israe­líes. Ellas salen a las calles en pro­tes­ta por la bru­ta­li­dad de la ocu­pa­ción mili­tar israe­lí y del blo­queo; resis­te a la fuer­za ocu­pan­te y se nie­ga a per­ma­ne­cer en silencio.

Las muje­res pales­ti­nas son todas las muje­res que plan­tan sus cam­pos, todas las que defien­den sus tie­rras. Son las miles de muje­res pales­ti­nas que con­ti­núan fir­mes a pesar de las opre­sio­nes. Son el gran núme­ro de muje­res que sue­ñan con el regre­so a Pales­ti­na. Son las muchas lucha­do­ras que nun­ca des­can­san. Son las com­pa­ñe­ras de la resis­ten­cia, lucha­do­ras y el sím­bo­lo de la cons­tan­cia. Son las hijas de Palestina.

Sólo quie­ro morir en mi tie­rra, que me entie­rren en ella; fun­dir­me y des­va­ne­cer­me en su fer­ti­li­dad, para resu­ci­tar sien­do hier­ba en mi tie­rra; resu­ci­tar sien­do flor, que des­ho­je un niño cre­ci­do. En mi país. Sólo quie­ro estar en el seno de mi patria. Sien­do tie­rra. Hier­ba. O flor. (Fad­wa Tuqan)

Por esos y tan­tos otros moti­vos, muje­res libres y com­ba­ti­vas de todo el mun­do sal­dre­mos a nave­gar para rom­per el blo­queo a Gaza.

20 de junio de 2016

Fuen­te: Pales​ti​na​li​bre​.org

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *