Las muje­res pales­ti­nas, bas­tión de lucha y de dignidad

Las muje­res pales­ti­nas son resis­ten­tes a una tri­ple opre­sión: prin­ci­pal­men­te, la gene­ra­da por la ocu­pa­ción israe­lí pero, tam­bién, por la cau­sa­da por el patriar­ca­do y, de for­ma muy rele­van­te, la opre­sión gene­ra­da por la mira­da occi­den­tal que las reclu­ye a su papel más domés­ti­co, negán­do­les todos los espa­cios públi­cos que, de hecho, tra­di­cio­nal­men­te han veni­do ocupando.

Bas­tión de lucha y de dig­ni­dad, las muje­res pales­ti­nas son una ins­pi­ra­ción y un ejem­plo para las muje­res y los hom­bres que soña­mos con un mun­do mejor.

“Femi­nis­mo es la idea radi­cal de que las muje­res somos per­so­nas” Ange­la Davis

Las muje­res pales­ti­nas son resis­ten­tes a una tri­ple opre­sión: prin­ci­pal­men­te, la gene­ra­da por la ocu­pa­ción israe­lí pero, tam­bién, por la cau­sa­da por el patriar­ca­do y, de for­ma muy rele­van­te, la opre­sión gene­ra­da por la mira­da occi­den­tal que las reclu­ye a su papel más domés­ti­co, negán­do­les todos los espa­cios públi­cos que, de hecho, tra­di­cio­nal­men­te han veni­do ocu­pan­do. Ellas han esta­do pre­sen­tes en todos los sec­to­res de la socie­dad: en las aso­cia­cio­nes, en el tra­ba­jo, en los par­ti­dos polí­ti­cos, en las mani­fes­ta­cio­nes, en los mercados…

Ante la nece­si­dad de cam­bio del mode­lo social patriar­cal actual a uno más jus­to e equi­ta­ti­vo, son nece­sa­rias accio­nes que nos apar­ten de la mira­da andro­cén­tri­ca y colo­nial que ha infra­re­pre­sen­ta­do, ocul­ta­do y des­va­lo­ri­za­do a las muje­res a lo lar­go de la his­to­ria, a tra­vés de este­reo­ti­pos que han per­pe­tua­do la des­igual­dad entre hom­bres y mujeres.

Con el pro­yec­to Muje­res Rum­bo a Gaza pre­ten­de­mos visi­bi­li­zar a las muje­res pales­ti­nas como agen­tes acti­vos, a lo lar­go de la his­to­ria, en la resis­ten­cia y en la lucha con­tra la ocu­pa­ción de Palestina.

Las muje­res pales­ti­nas pro­mue­ven y pro­te­gen el patri­mo­nio cul­tu­ral de su pue­blo. Ellas desa­fían el toque de que­da, el blo­queo y las balas. Ellas orga­ni­zan y pres­tan ser­vi­cios de edu­ca­ción y salud en aldeas y cam­pos de pobla­ción refu­gia­da. Ellas cons­tru­yen casas para los niños y las niñas huér­fa­nas. Ellas con­du­cen el boi­cot a la enti­dad sio­nis­ta. Ellas orga­ni­zan cocen­tra­cio­nes y mar­chas para exi­gir la libe­ra­ción de sus fami­lia­res y ami­gas de las cár­ce­les israe­líes. Ellas salen a las calles en pro­tes­ta por la bru­ta­li­dad de la ocu­pa­ción mili­tar israe­lí y del blo­queo; resis­te a la fuer­za ocu­pan­te y se nie­ga a per­ma­ne­cer en silencio.

Las muje­res pales­ti­nas son todas las muje­res que plan­tan sus cam­pos, todas las que defien­den sus tie­rras. Son las miles de muje­res pales­ti­nas que con­ti­núan fir­mes a pesar de las opre­sio­nes. Son el gran núme­ro de muje­res que sue­ñan con el regre­so a Pales­ti­na. Son las muchas lucha­do­ras que nun­ca des­can­san. Son las com­pa­ñe­ras de la resis­ten­cia, lucha­do­ras y el sím­bo­lo de la cons­tan­cia. Son las hijas de Palestina.

Sólo quie­ro morir en mi tie­rra, que me entie­rren en ella; fun­dir­me y des­va­ne­cer­me en su fer­ti­li­dad, para resu­ci­tar sien­do hier­ba en mi tie­rra; resu­ci­tar sien­do flor, que des­ho­je un niño cre­ci­do. En mi país. Sólo quie­ro estar en el seno de mi patria. Sien­do tie­rra. Hier­ba. O flor. (Fad­wa Tuqan)

Por esos y tan­tos otros moti­vos, muje­res libres y com­ba­ti­vas de todo el mun­do sal­dre­mos a nave­gar para rom­per el blo­queo a Gaza.

20 de junio de 2016

Fuen­te: Pales​ti​na​li​bre​.org

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.